TÉCNICA DEL CEBADO

La técnica básica para el cebado y la de efectuar al principio lanzamientos de consistencia mas solida es semejante a la utilizada después en el anzuelo.Se cebara en uno,dos o tres lugares cercanos entre si,y se aguarda su efecto;se empieza por pescar procurando tirar de vez en cuando algo de grumeo,de modo que se retengan en el lugar los peces que han llegado atraídos por el mismo,manteniendo vivo su excitación y su apetito.De vez en cuando se añadirá algo de agua para licuarla un poco mas.En el caso que los peces muestren apetito y piquen con cierta facilidad,se ira disminuyendo el numero de las inmersiones del cebado,así como su cantidad,y si se nota una disminución de la actividad de los peces,se aumentara la dosis y la frecuencia.Si esta actitud cesa por completo,se cambiara de lugar para reanudarla en ora de las otras dos o tres zonas preparadas con anterioridad Si se pretende efectuar un cebado de costumbre,sera de tipo mas solido,y estará constituido por albóndigas mezcladas con tierra,para que vaya al fondo conservandose intacto hasta llegar a este lugar.

A falta de cebado previamente preparado se puede recurrir a echar leche simplemente,pero si tampoco se dispusiera de este alimento lo mejor sera tirar al agua puñados de arena y lodo;si bien no se conseguirán resultados parecidos a los que obtendrían con una verdadera pasta a base de ingredientes sabrosos y alimenticios,por lo menos se obtendrá el poder atraer a los peces.

En caso de que las provisiones de gusanos de mar se hubieran estropeado,es decir,si aun conservando este cebo con todos los cuidados oportunos se hubiesen muerto y estuviesen en descomposición,en lugar de tirarlos a la basura se utilizaran como cebado.Verdaderamente se trata de cebos muy costosos,y no es aconsejable adquirir grandes cantidades para cebado con ellos.

A continuación intentare resumir la técnica del cebado

1º Preparación de la pasta.-Contendrá básicamente pan(miga remojada en agua o pan rallado) y otros materiales diversos de aglutinación,como la harina,la tierra o el barro,añadiéndole ingredientes agradables constituidos por queso blando o duro rallado,salazon o pasta de anchoa, resto de sardinas,restos de pescaderías,líquidos de pescaderías o matadero,leche (que además puede servir para empapar el pan),un poco de aceite,incluso semillas y ajos machacados.


2ºLas proporciones.-Para el pasto de costumbre se usa una pasta mas bien consistente,a base de pan remojado con agua,algo de leche,harina,queso rallado,pasta de anchoa y tierra,de modo que se consiga una mezcla suficientemente sabrosa que incluso pueda ser utilizada como cebo si se coloca sobre pequeñas tripletas o sobre anzuelos simples.

Como pasto de reclamo se debe añadir bastante leche,el aceite y los diversos líquidos,con el fin de conseguir una mezcla mas liquida que tenga siempre como base el pan.

El éxito de la operación,es decir,los resultados de la misma,depende del modo en que se ha preparado el cebado,el cual debe ser hecho con anterioridad,reduciendo todos sus componentes a partículas menudísimas que no pueden llegar a satisfacer el apetito de los peces pero si sirven para estimular su sentido del olfato y sus jugos gástricos


3ºEl suministro.-Se tiran al agua en dos o tres puntos elegidos previamente,pelotas del tamaño de una manzana,bastante apretadas,comenzando a lanzarlas en semicirlulos,primero a distancia, para ir acercándose a la orilla en los próximos lanzamientos,de modo que se realice una distribución concéntrica en la que la mayor cantidad de alimento se encuentre en el centro,es decir,bajo los pies del pescador.Esta operación se realizará durante algunos días seguidos,a ser posible durante las horas mas cercanas a la subida de la marea,la cual difiere aproximadamente una hora de un día a otro.

El día que se desee realizar la pesca,esta se iniciara con el comienzo de la marea,cebando con la misma pasta o con uno de los ingredientes que esta contenga(según el tipo de pesca preferido), como filetes de caballa,pan y queso,gusanos,etc.Debo recordar que estos últimos pueden estar mezclados con la pasta(aunque reducidos a tamaño muy pequeño),ser en estado de descomposición o sustituir completamente la pasta y ser empleados como comida que atraiga durante algunos días,empleándose una parte en pasta y el resto en cambio intacto y fresco,de modo que los peces se habitúen a la idea de que en aquel punto podrán encontrar gusanos.Y lo mismo diremos de la masa de mejillón de roca triturado,o bien mejillones frescos y enteros,una parte de los mismos con su concha y la otra sin esta,de modo que los peces y en especial la dorada,se habitué a frecuentar aquel lugar,donde saben que podrán hallar su cebo preferido.


Para el pasto de reclamo la mezcla recogida en un cubo tendrá una consistencia algo mas liquida,o por lo menos la pasta blanda estará inmersa en abundante caldo.Al llegar a la orilla se tiran las pelotas en dos o tres lugares de la misma manera expuesta anteriormente,guardando algo de reserva;aproximadamente media hora después se comenzara a pescar,tirando de vez en cuando alguna cantidad y sobre todo se echara parte del liquido (con un cazo u otro recipiente con mango),que se extenderá por el agua atrayendo peces de zonas mas alejadas y reteniendo en el lugar los peces que se encuentran en el mismo.

En todo caso se debe procurar no abusar nunca en lo referente a la cantidad,pues podría producir resultados contraproducentes,especialmente cuando se advierta que los peces están picando bien.


EL CEBADO EN EL MAR.-Hay dos tipos de cebado,según el tiempo que se le dedica,la forma de realizarlo y las aguas:el primero es prolongado y sistemático,en aguas lentas,mientras que el segundo se efectúa poco antes de la pesca,tanto en aguas quietas como corrientes.A lo largo de los siglos el hombre ha acostumbrado ir a pescar cerca de su lugar de residencia.El hecho de pescar siempre en los mismos lugares sugirió la idea de "cultivar" dichos lugares con comida para aumentar las capturas.Esta costumbre se ha extendido hasta nuestros días,debido a su gran eficacia;es lo que se conoce como cebado.

Durante muchos días,incluso semanas,se va acostumbrando al pez a determinados alimentos:para ello se lanza al agua una cantidad apropiada,procurando que las proporciones sean del mismo tamaño que las que se van a colocar en el anzuelo.Esto ultimo es valido no solo para las frutas enteras como las cerezas,las uvas,sino también para el pan,las pastas,las patatas y otros alimentos que,a pesar de su escaso valor nutritivo.son muy atractivos para los ciprinidos.

Cuando se ceban las aguas es conveniente no dejar restos por el suelo ni ser vistos,para evitar que otros pescadores se aprovechen de nuestro paciente trabajo

Tras un periodo adecuado de cebado,que nunca debe ser inferior a cuatro días,se empieza a pescar:inmediatamente los peces mas famélico y menos confiados se dejan atrapar.Una vez terminada la pesca los restos del cebo se echan al agua,para mantener las aguas cebadas.
Como es natural,el cebado de las aguas durante un periodo prolongado es un previlegio que hoy todavía esta reservado a los que tienen la suerte de vivir cerca de un curso de agua o del mar.El puesto se tiene que elegir basándose en unos criterios objetivos,tomando ciertas precauciones.No tiene que estar demasiado concurrido porque en este caso se corre el riesgo de encontrarlo ocupado,que pueden utilizar técnica y cebos diferentes,pero pescan bien,gracias a la labor llevada del cebado en la puesta.Por otra parte los pescadores que van llegando mientras se pesca pueden ver los peces que se logran y que cebos utilizas,y el lugar deja de ser interesante.De ahí la conveniencia de buscar un lugar solitario,a ser posible de difícil acceso sin que llegue a ser peligroso.Las condiciones del agua,tienen que ser tan buenas como difícil el acceso,la profundidad tiene que ser lo suficiente para que los peces grandes acudan.Cuando se trata de un rió,canal o torrente la corriente no debe ser demasiado rápida.Lo mejor es cebar en aguas quietas o lentas y así el pez lo puede encontrar con facilidad
Es conveniente cebar de forma metódica dos o tres lugares a la vez que no estén muy alejados entre si y que tengan características semejantes.De esta forma se puede elegir entre unos u otros si las variaciones de nivel y velocidad del agua alteran la abundancia de peces en alguno de ellos.
El cebo escogido no debe ser muy corriente,pero por razones practicas tampoco puede ser demasiado difícil de conseguir ni de preparar.Naturalmente,en gran medida dependerán de la especie que se quiera tentar.Por ejemplo,para el cacho no tendremos ningún problema durante las estación favorable:cualquier fruto carnoso es un excelente reclamo.La crisálida del gusano de seda es un cebo muy bueno,tanto por sus dimensiones como por su rendimiento.El cebado sistemático da unos resultados muy buenos.
Otro tipo de cebado consiste en lanzar al agua sustancias que reclamen al pez justo antes de que comience a pescar.
Es valido para todos los ciprínidos,y en las corrientes sirven para atraer a los que mas se mueven
Además de servir de reclamo,este tipo de cebado también excita al pez.Las sustancias que se lanzan al agua tienen que despertar su apetito,pero nunca saciarlo porque entonces no picaría


1 comentarios:

esteban davila

17 de diciembre de 2016, 9:18
Permalink this comment

1

dijo...

muy buena
informacion. gracias