EL ARTICULO DEL FIN DE SEMANA

 


























Este de abajo para mayores de 18 años


EL OCÉANO Y SUS RECURSOS


Dentro de el orden de los cetáceos y concretamente del de los cetaceos misticetos se encuentran las ballenas, las cuales conforman la familia de los balaénidos o de las ballenas barbadas. Estas están clasificados en tan solo cuatro especies divididas en dos géneros, Balaena y Eubalaena. Estos animales pueden llegar a medir entre 25 y 32 metros y los ejemplares más grandes pueden llegar a pesar hasta 180 toneladas. De hecho, una de estas especies de balaenidos, la ballena azul, es el animal más grande del mundo en la actualidad.

  
Estos mamíferos, a diferencia de los peces, tienen la cola dispuesta en horizontal, lo que les facilita la ascensión a la superficie, donde deben subir para respirar. Pueden permanecer bajo el agua aproximadamente una hora. Con grandes requerimientos energéticos, las ballenas se alimentan generalmente de pequeños crustáceos y de krill, que obtienen por la filtración del agua del mar a través de sus barbas. Habitan en todos los océanos en los que se desplazan en largos viajes migraciones desde los mares fríos, donde se alimentan, a los más cálidos, donde se aparean y reproducen. Después de una gestación de casi doce meses, dan a luz a una sola cría, cuya esperanza de vida está en torno a los 30 años.

  
Cetáceos (del latín : Cetus , lit.  ' ballena ', del griego antiguo : κῆτος , romanizado : Ketos , lit.  'gran pez', monstruo de mar) son mamíferos acuáticos que constituyen el infraorden Cetacea ( / s ɪ t eɪ ʃ ə /). Las características clave son su estilo de vida totalmente acuático, su forma corporal aerodinámica, a menudo de gran tamaño y una dieta exclusivamente carnívora. Se impulsan a través del agua con un poderoso movimiento hacia arriba y hacia abajo de su cola que termina en una aleta similar a una paleta, usando sus patas delanteras en forma de aleta para maniobrar.
Si bien la mayoría de los cetáceos vive en ambientes marinos, un pequeño número reside exclusivamente en agua salobre o agua dulce. Al tener una distribución cosmopolita , se pueden encontrar en algunos ríos y en todos los océanos de la tierra y muchas especies habitan vastas áreas de distribución donde migran con el cambio de estaciones.
Los cetáceos son famosos por su alta inteligencia y comportamiento social complejo, así como por el enorme tamaño de algunos de sus miembros, como la ballena azul que alcanza una longitud máxima confirmada de 29,9 metros (98 pies) y un peso de 173 toneladas (190 toneladas cortas). convirtiéndolo en el animal más grande que se sepa que haya existido.

Los cetáceos muestran una evolución convergente con los peces y reptiles acuáticos

Hay aproximadamente 86 especies vivas divididas en dos parvorders : Odontoceti o ballenas dentadas (que contienen marsopas , delfines , otras ballenas depredadoras como la beluga y el cachalote , y los zifios poco conocidos ) y el filtro que alimenta a Mysticeti o ballenas barbadas. (que incluye especies como la ballena azul , la ballena jorobada y la ballena de Groenlandia ).


Los cetáceos han sido ampliamente cazados por su carne, grasa y aceite tanto por los pueblos indígenas como por las operaciones comerciales. Aunque la Comisión Ballenera Internacional ha acordado poner fin a la caza comercial de ballenas, algunas naciones continúan haciéndolo. También se enfrentan a peligros ambientales como la contaminación acústica bajo el agua , la acumulación de plástico y el cambio climático continuo, pero la cantidad de afectados varía ampliamente de una especie a otra, desde mínimamente en el caso de la ballena nariz de botella del sur hasta el baiji. (o delfín de río chino) que se considera funcionalmente extinto debido a la actividad humana.


Ballenas barbadas.- Se cree que los dos parvorders, ballenas barbadas (Mysticeti) y ballenas dentadas (Odontoceti), divergieron hace unos treinta y cuatro millones de años. Las ballenas barbadas tienen cerdas hechas de queratina en lugar de dientes . Las cerdas filtran el krill y otros pequeños invertebrados del agua de mar. Las ballenas grises se alimentan de moluscos que habitan en el fondo. La familia Rorqual (balaenopterids) usa pliegues en la garganta para expandir la boca para absorber alimentos y tamizar el agua. Balaenids ( ballenas francas y ballenas de Groenlandia) tienen cabezas masivas que pueden representar el 40% de su masa corporal. La mayoría de las misticetas prefieren las frías aguas ricas en alimentos de los hemisferios norte y sur, y migran al ecuador para dar a luz. Durante este proceso, son capaces de ayunar durante varios meses, confiando en sus reservas de grasa.


Historia evolutiva.- Las ballenas barbadas pertenecen a un linaje monofilético de Mysticeti . Mysticeti son grandes cetáceos que se alimentan por filtración y que también incluyen algunos de los animales más grandes de la tierra, así como algunos de los más amenazados. Según la morfología y los datos moleculares, se reconocen cuatro clados existentes a nivel familiar dentro de Mysticeti: ​​Balaenidae (ballenas francas y de Groenlandia), Neobalaenidae (ballenas francas pigmeas), Eschirichtiidae (ballenas grises) y Balaenopteridae (rorcuales). . Las relaciones filogenéticas de la orden mysticeti siguen sin estar claras debido a desafíos legales y logísticos. Sin embargo, análisis morfológicos recientes apoyan a Balaenidae como un grupo monofilético que es el grupo hermano de Neobalaenidae.



Ballenas dentadas.- El parvorder de Odontocetes, las ballenas dentadas, incluye cachalotes, zifios, orcas, delfines y marsopas. Generalmente los dientes están diseñados para capturar peces, calamares u otros invertebrados marinos , no para masticarlos, por lo que la presa se traga entera. Los dientes tienen forma de conos (delfines y cachalotes), espadas ( marsopas ), clavijas ( belugas ), colmillos ( narvales) o variable (machos de ballena picuda). Los dientes de las ballenas picudas hembras están ocultos en las encías y no son visibles, y la mayoría de las ballenas picudas machos tienen sólo dos colmillos cortos. Los narvales tienen dientes vestigiales además del colmillo, que está presente en los machos y en el 15% de las hembras y tiene millones de nervios para detectar la temperatura, la presión y la salinidad del agua. Algunas ballenas dentadas, como algunas orcas , se alimentan de mamíferos, como pinnípedos y otras ballenas.


  
Las ballenas dentadas tienen sentidos bien desarrollados: su vista y oído están adaptados tanto para el aire como para el agua, y tienen capacidades avanzadas de sonar utilizando su melón . Su audición está tan bien adaptada tanto para el aire como para el agua que algunos ejemplares ciegos pueden sobrevivir. Algunas especies, como los cachalotes, están bien adaptadas para bucear a grandes profundidades. Varias especies de ballenas dentadas muestran dimorfismo sexual , en el que los machos se diferencian de las hembras, generalmente con fines de exhibición o agresión sexual.



Anatomía.- Los cuerpos de los cetáceos son generalmente similares a los de los peces, lo que se puede atribuir a su estilo de vida y las condiciones del hábitat. Su cuerpo está bien adaptado a su hábitat, aunque comparten características esenciales con otros mamíferos superiores ( Eutheria ). Tienen una forma aerodinámica y sus extremidades anteriores son aletas. Casi todos tienen una aleta dorsal en la espalda que puede adoptar muchas formas dependiendo de la especie. Algunas especies, como la ballena beluga , carecen de ellos. Tanto la aleta como la aleta sirven para estabilizar y conducir en el agua. Los genitales masculinos y las glándulas mamarias de las mujeres están hundidos en el cuerpo. El cuerpo está envuelto en una gruesa capa de grasa, conocida como grasa , que se utiliza como aislamiento térmico y le da a los cetáceos su forma corporal suave y aerodinámica. En especies más grandes, puede alcanzar un grosor de hasta medio metro (1,6 pies). Tienen una platija cartilaginosa al final de la cola que se utiliza para la propulsión. La platija se coloca horizontalmente sobre el cuerpo, a diferencia de los peces, que tienen colas verticales.



El dimorfismo sexual evolucionó en muchas ballenas dentadas. Cachalotes, narvales , muchos miembros de la familia de los zifios , varias especies de la familia de las marsopas , orcas, ballenas piloto , delfines giradores orientales y delfines ballena franca septentrional muestran esta característica. Los machos de estas especies desarrollaron características externas ausentes en las hembras que son ventajosas en combate o exhibición. Por ejemplo, los cachalotes machos son hasta un 63% más grandes que las hembras, y muchas ballenas picudas poseen colmillos que se utilizan en la competencia entre machos. Las patas traseras no están presentes en los cetáceos, ni tampoco ningún otro accesorio externo del cuerpo, como el pabellón auricular y el pelo .



Cabeza.- Las ballenas tienen una cabeza alargada, especialmente las ballenas barbadas , debido a la amplia mandíbula que sobresale. Las placas de ballena de Groenlandia pueden tener 9 metros (30 pies) de largo. Sus fosas nasales forman el orificio nasal , con una en ballenas dentadas y dos en ballenas barbadas. Las fosas nasales están ubicadas en la parte superior de la cabeza por encima de los ojos para que el resto del cuerpo pueda permanecer sumergido mientras sale a la superficie en busca de aire. La parte posterior del cráneo se acorta y deforma significativamente. Al mover las fosas nasales a la parte superior de la cabeza, los conductos nasales se extienden perpendicularmente a través del cráneo. Los dientes o barbas de la mandíbula superior se asientan exclusivamente en el maxilar . La caja craneana se concentra a través del pasaje nasal hacia el frente y es correspondientemente más alta, con huesos craneales individuales que se superponen. En las ballenas dentadas, el tejido conectivo existe en el melón como una hebilla en la cabeza. Este está lleno de sacos de aire y grasa que ayudan en la flotabilidad y el biosonar . El cachalote tiene un melón particularmente pronunciado; esto se llama el órgano espermaceti y contiene el espermaceti del mismo nombre, de ahí el nombre "cachalote". Incluso el colmillo largo del narval es un diente deformado. En muchas ballenas dentadas, la depresión en su cráneo se debe a la formación de un melón grande y múltiples bolsas de aire asimétricas. Los delfines de río , a diferencia de la mayoría de los otros cetáceos, pueden girar la cabeza 90 °. La mayoría de los otros cetáceos tienen las vértebras del cuello fusionadas y no pueden girar la cabeza en absoluto. Las barbas de las ballenas barbas consisten en hebras largas y fibrosas de queratina. Ubicado en el lugar de los dientes, tiene la apariencia de una franja enorme y se usa para tamizar el agua en busca de plancton y krill.



Cerebro.- El neocórtex de muchos cetáceos alberga neuronas fusiformes alargadas que, antes de 2019, solo se conocían en homínidos . En los humanos, se cree que estas células están involucradas en la conducta social, las emociones, el juicio y la teoría de la mente. Las neuronas del huso de los cetáceos se encuentran en áreas del cerebro homólogas a donde se encuentran en los humanos, lo que sugiere que realizan una función similar. El tamaño del cerebro se consideraba anteriormente un indicador importante de inteligencia . Dado que la mayor parte del cerebro se utiliza para mantener las funciones corporales, mayores proporciones de masa cerebral a masa corporal pueden aumentar la cantidad de masa cerebral disponible para tareas cognitivas. El análisis alométrico indica que el tamaño del cerebro de los mamíferos se escala en aproximadamente dos tercios o tres cuartos del exponente de la masa corporal. La comparación del tamaño del cerebro de un animal en particular con el tamaño esperado del cerebro basado en tal análisis proporciona un cociente de encefalización que puede usarse como una indicación de la inteligencia animal. Los cachalotes tienen la mayor masa cerebral de cualquier animal en la tierra, con un promedio de 8.000 cm cubicos (490 en cubico) y 7,8 kg (17 lb) en machos maduros. La proporción de masa de cerebro a cuerpo en algunos odontocetos, como belugas y narvales, es superada solo por los humanos. En algunas ballenas, sin embargo, es menos de la mitad que la de los humanos: 0,9% frente a 2,1%.


Esqueleto.- El esqueleto de los cetáceos está compuesto en gran parte por hueso cortical , que estabiliza al animal en el agua. Por esta razón, los huesos compactos terrestres habituales, que son hueso esponjoso finamente tejido , se sustituyen por un material más ligero y elástico. En muchos lugares, los elementos óseos son reemplazados por cartílago e incluso grasa, mejorando así sus cualidades hidrostáticas . La oreja y el hocico contienen una forma de hueso que es exclusiva de los cetáceos con una alta densidad, parecida a la porcelana . Este conduce suena mejor que otros huesos, ayudando así al biosonar. El número de vértebras que componen la columna varía según la especie, oscilando entre cuarenta y noventa y tres. La columna cervical , que se encuentra en todos los mamíferos, consta de siete vértebras que, sin embargo, están reducidas o fusionadas. Esta fusión proporciona estabilidad durante la natación a expensas de la movilidad. Las aletas son transportadas por las vértebras torácicas , que van de nueve a diecisiete vértebras individuales. El esternón es cartilaginoso. Los últimos dos o tres pares de nervaduras no están conectados y cuelgan libremente en la pared del cuerpo. La columna lumbar estable y la cola incluyen las otras vértebras. Debajo de las vértebras caudales está el hueso de chevron. Las extremidades delanteras tienen forma de paleta con brazos acortados y huesos de los dedos alargados, para apoyar el movimiento. Están conectados por cartílago. El segundo y tercer dedo muestran una proliferación de los miembros del dedo, lo que se denomina hiperfalangia. La articulación del hombro es la única articulación funcional en todos los cetáceos excepto en el delfín del río Amazonas . La clavícula está completamente ausente.


Circulación.- Los cetáceos tienen corazones poderosos. El oxígeno sanguíneo se distribuye eficazmente por todo el cuerpo. Son de sangre caliente, es decir, mantienen una temperatura corporal casi constante.

Fotografías propiedad de National Geographic
Respiración.- Los cetáceos tienen pulmones, lo que significa que respiran aire. Un individuo puede durar sin respirar desde unos minutos hasta más de dos horas, dependiendo de la especie. Los cetáceos son respiradores deliberados que deben estar despiertos para inhalar y exhalar. Cuando se exhala aire viciado, calentado por los pulmones, se condensa al encontrarse con el aire externo más frío. Al igual que ocurre con un mamífero terrestre que exhala en un día frío, aparece una pequeña nube de "vapor". Esto se llama "pico" y varía según la especie en forma, ángulo y altura. Las especies se pueden identificar a distancia utilizando esta característica. La estructura de los sistemas respiratorio y circulatorio es de particular importancia para la vida de los mamíferos marinos . El balance de oxígeno es efectivo. Cada respiración puede reemplazar hasta el 90% del volumen pulmonar total. Para los mamíferos terrestres, en comparación, este valor suele ser de alrededor del 15%. Durante la inhalación, el tejido pulmonar absorbe aproximadamente el doble de oxígeno que en un mamífero terrestre. Como ocurre con todos los mamíferos, el oxígeno se almacena en la sangre y los pulmones, pero en los cetáceos también se almacena en varios tejidos, principalmente en los músculos. El pigmento muscular, la mioglobina., proporciona una unión eficaz. Este almacenamiento adicional de oxígeno es vital para el buceo profundo, ya que más allá de una profundidad de alrededor de 100 m (330 pies), el tejido pulmonar está casi completamente comprimido por la presión del agua.



Órganos.- El estómago consta de tres cámaras. La primera región está formada por una glándula suelta y un estómago muscular (ausente en los zifios), que luego es seguido por el estómago principal y el píloro . Ambos están equipados con glándulas para ayudar a la digestión. Un intestino linda con los estómagos, cuyas secciones individuales solo pueden distinguirse histológicamente . El hígado es grande y está separado de la vesícula biliar. Los riñones son largos y aplanados. La concentración de sal en la sangre de los cetáceos es menor que en el agua de mar, lo que requiere que los riñones excreten sal. Esto permite que los animales beban agua de mar.


  
Sentidos.- Los ojos de los cetáceos se colocan a los lados en lugar de al frente de la cabeza. Esto significa que solo las especies con 'picos' puntiagudos (como los delfines) tienen una buena visión binocular hacia adelante y hacia abajo. Las glándulas lagrimales secretan lágrimas grasosas que protegen los ojos de la sal del agua. La lente es casi esférica, que es más eficiente para enfocar la luz mínima que llega a las aguas profundas. Se sabe que los cetáceos poseen una excelente audición. Al menos una especie, el tucuxi o delfín de Guayana, es capaz de utilizar la electrorrecepción para detectar presas.



Orejas.- El oído externo ha perdido el pabellón auricular (oído visible), pero aún conserva un meato auditivo externo estrecho . En cambio, para registrar los sonidos, la parte posterior de la mandíbula tiene una pared lateral delgada (el hueso de la cacerola) frente a una concavidad que alberga una almohadilla de grasa. La almohadilla pasa en sentido anterior al agujero mandibular muy agrandado para llegar debajo de los dientes y posteriormente para alcanzar la delgada pared lateral del ectotimpánico . El ectotimpánico ofrece un área de unión reducida para la membrana timpánica . La conexión entre este complejo auditivo y el resto del cráneo se reduce a un solo cartílago pequeño en los delfines oceánicos. En los odontocetos, el complejo está rodeado por tejido esponjoso lleno de espacios de aire, mientras que en los mysticetes, está integrado en el cráneo como en los mamíferos terrestres. En los odontocetos, la membrana timpánica (o ligamento) tiene la forma de un paraguas plegado que se extiende desde el anillo ectotimpánico y se estrecha hasta el martillo (muy diferente a la membrana circular plana que se encuentra en los mamíferos terrestres). forma una gran protuberancia (conocida como "dedo de guante"), que se extiende hacia el meato externo y el estribo es más grande que en los odontocetos. En algunos pequeños cachalotes , el martillo se fusiona con el ectotimpánico.

  
Los huesecillos de las orejas son paquiosteoscleróticos (densos y compactos) y tienen una forma diferente a la de los mamíferos terrestres (otros mamíferos acuáticos, como los sirenios y las focas sin orejas, también han perdido sus pinnas). Los canales semicirculares en T son mucho más pequeños en relación con el tamaño corporal que en otros mamíferos. La bulla auditiva está separada del cráneo y compuesta por dos huesos compactos y densos (el periótico y el timpánico) denominados complejo timpanoperiótico. Este complejo se encuentra en una cavidad en el oído medio, que, en el Mysticeti, está dividido por una proyección ósea y comprimido entre el exoccipital y el escamoso, pero en el odontoceti, es grande y rodea completamente a la bulla (de ahí llamado "peribullar" ), que, por lo tanto, no está conectado al cráneo excepto en physeterids . En el Odontoceti, la cavidad se llena con una espuma densa en la que la bulla cuelga suspendida en cinco o más conjuntos de ligamentos. Los senos pterigoideos y peribulares que forman la cavidad tienden a estar más desarrollados en aguas poco profundas y especies ribereñas que enpelágico Mysticeti. En Odontoceti, se cree que la estructura auditiva compuesta sirve como aislante acústico, análogo a la construcción laminar que se encuentra en el hueso temporal de los murciélagos. Los cetáceos utilizan el sonido para comunicarse , mediante gemidos, gemidos, silbidos, clics o el 'canto' de la ballena jorobada.

  
Ecolocalización.- Los odontoceti son generalmente capaces de ecolocalización . Pueden discernir el tamaño, la forma, las características de la superficie, la distancia y el movimiento de un objeto. Pueden buscar, perseguir y atrapar presas que nadan rápidamente en la oscuridad total. La mayoría de los Odontoceti pueden distinguir entre presas y no presas (como humanos o barcos); Odontoceti cautivo se puede entrenar para distinguir, por ejemplo, entre bolas de diferentes tamaños o formas. Los clics de ecolocalización también contienen detalles característicos únicos de cada animal, lo que puede sugerir que las ballenas dentadas pueden discernir entre su propio clic y el de los demás. Mysticeti tiene membranas basilares excepcionalmente delgadas y anchas en sus cócleas sin agentes endurecedores, lo que hace que sus oídos estén adaptados para procesar frecuencias bajas a infrasónicas.

  
Cromosomas.- El cariotipo inicial incluye un conjunto de cromosomas de 2n = 44. Tienen cuatro pares de cromosomas telocéntricos (cuyos centrómeros se encuentran en uno de los telómeros ), de dos a cuatro pares de cromosomas subtelocéntricos y uno o dos pares grandes de cromosomas submetacéntricos. Los cromosomas restantes son metacéntricos (el centrómero está aproximadamente en el medio) y son bastante pequeños. Cachalotes, zifios y ballenas francas convergen en una reducción en el número de cromosomas a 2n = 42.

  
Dormir.- Los cetáceos que respiran conscientemente duermen, pero no pueden permitirse permanecer inconscientes por mucho tiempo, porque pueden ahogarse. Si bien el conocimiento del sueño en los cetáceos silvestres es limitado, se ha registrado que los cetáceos dentados en cautiverio exhiben un sueño unihemisférico de ondas lentas (USWS), lo que significa que duermen con un lado de su cerebro a la vez, para que puedan nadar, respirar conscientemente y evite tanto a los depredadores como al contacto social durante su período de descanso. Un estudio de 2008 encontró que los cachalotes duermen en posturas verticales justo debajo de la superficie en 'inmersiones a la deriva' pasivas y poco profundas, generalmente durante el día, durante las cuales las ballenas no responden a los barcos que pasan a menos que estén en contacto, lo que lleva a la sugerencia de que las ballenas posiblemente dormir durante tales inmersiones.

  Fotografías propiedad de National Geographic
Buceo.- Mientras bucean, los animales reducen su consumo de oxígeno al disminuir la actividad cardíaca y la circulación sanguínea; los órganos individuales no reciben oxígeno durante este tiempo. Algunos rorcuales pueden bucear hasta 40 minutos, los cachalotes entre 60 y 90 minutos y los rorcuales durante dos horas. Las profundidades de buceo promedian unos 100 m (330 pies). Especies como los cachalotes pueden sumergirse a 3.000 m (9.800 pies), aunque más comúnmente 1.200 metros (3.900 pies).

  Fotografías propiedad de National Geographic
Relaciones sociales.- La mayoría de los cetáceos son animales sociales, aunque algunas especies viven en parejas o son solitarias. Un grupo, conocido como manada, generalmente consta de diez a cincuenta animales, pero en ocasiones, como la disponibilidad masiva de alimentos o durante la temporada de apareamiento, los grupos pueden abarcar más de mil individuos. Puede ocurrir socialización entre especies. Las vainas tienen una jerarquía fija, con las posiciones de prioridad determinadas por morder, empujar o embestir. El comportamiento en el grupo es agresivo solo en situaciones de estrés como la falta de comida, pero generalmente es pacífico. La natación de contacto, las caricias mutuas y los empujones son comunes. El comportamiento lúdico de los animales, que se manifiesta en saltos aéreos, saltos mortales, surf o golpes con las aletas, ocurre con mayor frecuencia en cetáceos más pequeños, como delfines y marsopas.

  Fotografías propiedad de National Geographic
Canción de ballena.- Los machos de algunas especies de barbas se comunican a través del canto de las ballenas , secuencias de sonidos agudos. Estas "canciones" se pueden escuchar a cientos de kilómetros. Cada población generalmente comparte una canción distinta, que evoluciona con el tiempo. A veces, un individuo puede ser identificado por sus voces distintivas, como la ballena de 52 hercios que canta a una frecuencia más alta que otras ballenas. Algunas personas son capaces de generar más de 600 sonidos distintos. En especies de barbas como jorobadas, azules y aletas, se cree que el canto específico de los machos se usa para atraer y mostrar aptitud a las hembras.

Fotografías propiedad de National Geographic  
Caza.- Los grupos de manadas también cazan, a menudo con otras especies. Muchas especies de delfines acompañan a los grandes atunes en las expediciones de caza, siguiendo grandes cardúmenes de peces. La orca caza en manadas y tiene como objetivo belugas e incluso ballenas más grandes. Las ballenas jorobadas, entre otras, forman en colaboración alfombras de burbujas para arrear krill o plancton en bolas de cebo antes de lanzarse contra ellas.

 Fotografías propiedad de National Geographic 

Reproducción y crianza.- La mayoría de los cetáceos maduran sexualmente entre los siete y los diez años. Una excepción a esto es el delfín de La Plata , que alcanza la madurez sexual a los dos años, pero vive solo hasta unos 20. El cachalote alcanza la madurez sexual en unos 20 años y una vida útil de entre 50 y 100 años. Para la mayoría de las especies, la reproducción es estacional. La ovulación coincide con la fertilidad masculina . Este ciclo suele ir acompañado de movimientos estacionales que se pueden observar en muchas especies. La mayoría de las ballenas dentadas no tienen enlaces fijos. En muchas especies, las hembras eligen varias parejas durante una temporada. Las ballenas barbadas son en gran parte monógamas dentro de cada período reproductivo. La gestación varía de 9 a 16 meses. La duración no es necesariamente una función del tamaño. Las marsopas y las ballenas azules se gestan durante unos 11 meses. Como ocurre con todos los mamíferos que no sean marsupiales y monotremas, el embrión es alimentado por la placenta , un órgano que extrae nutrientes del torrente sanguíneo de la madre. Los mamíferos sin placentas ponen huevos minúsculos (monotremas) o tienen crías minúsculas (marsupiales). Los cetáceos suelen tener una cría. En el caso de los gemelos, uno suele morir, porque la madre no puede producir suficiente leche para ambos. El feto está posicionado para un parto con la cola primero, de modo que el riesgo de ahogamiento durante el parto sea mínimo. Después del nacimiento, la madre lleva al bebé a la superficie para que respire por primera vez. Al nacer, tienen aproximadamente un tercio de su longitud adulta y tienden a ser independientes, comparables a los mamíferos terrestres .

Fotografías propiedad de National Geographic
Mamón.- Al igual que otros mamíferos placentarios, los cetáceos dan a luz terneros bien desarrollados y los alimentan con leche de sus glándulas mamarias . Al amamantar, la madre salpica activamente leche en la boca del ternero, utilizando los músculos de sus glándulas mamarias, ya que el ternero no tiene labios. Esta leche suele tener un alto contenido de grasa, que oscila entre el 16 y el 46%, lo que hace que el ternero aumente rápidamente de tamaño y peso. En muchos cetáceos pequeños, la lactancia dura unos cuatro meses. En especies grandes, dura más de un año e implica un fuerte vínculo entre la madre y la descendencia. La madre es la única responsable de la crianza. En algunas especies, las llamadas "tías" amamantan ocasionalmente a las crías. Esta estrategia reproductiva proporciona algunas crías que tienen una alta tasa de supervivencia.

Fotografías propiedad de National Geographic
Esperanza de vida.- Entre los cetáceos, las ballenas se distinguen por una longevidad inusual en comparación con otros mamíferos superiores. Algunas especies, como la ballena de Groenlandia ( Balaena mysticetus ), pueden alcanzar más de 200 años. Con base en los anillos anuales de la cápsula ósea ósea , la edad del espécimen más antiguo conocido es un macho que se determina en 211 años en el momento de la muerte.

Fotografías propiedad de National Geographic
Muerte.- Tras la muerte, los cadáveres de ballenas caen a las profundidades del océano y proporcionan un hábitat sustancial para la vida marina. La evidencia de caídas de ballenas en los registros fósiles y actuales muestra que las caídas de ballenas en aguas profundas albergan un rico conjunto de criaturas, con una diversidad global de 407 especies, comparable a otros puntos críticos de biodiversidad nerítica , como filtraciones frías y respiraderos hidrotermales. El deterioro de los cadáveres de ballenas pasa por tres etapas. Inicialmente, organismos como los tiburones y las brujas hurgan en los tejidos blandos a un ritmo rápido durante un período de meses y hasta dos años. A esto le sigue la colonización de huesos y sedimentos circundantes (que contienen materia orgánica) por oportunistas de enriquecimiento, como crustáceos y poliquetos , a lo largo de un período de años. Finalmente, las bacterias sulfofílicas reducen los huesos liberando sulfuro de hidrógeno permitiendo el crecimiento de quimioautótrofos.organismos, que a su vez, sostienen organismos como mejillones, almejas, lapas y caracoles marinos. Esta etapa puede durar décadas y es compatible con un rico conjunto de especies, con un promedio de 185 por sitio.

Fotografías propiedad de National Geographic

Enfermedad.- La brucelosis afecta a casi todos los mamíferos. Se distribuye en todo el mundo, mientras que la pesca y la contaminación han provocado bolsas de densidad de población de marsopas, lo que corre el riesgo de una mayor infección y propagación de enfermedades. Se ha demostrado que Brucella ceti , más prevalente en los delfines, causa enfermedades crónicas , lo que aumenta la posibilidad de abortos espontáneos y fallidos , infertilidad masculina , neurobrucelosis, cardiopatías , lesiones óseas y cutáneas , varamientos y muerte. Hasta 2008, nunca se había notificado ningún caso en marsopas, pero las poblaciones aisladas tienen un mayor riesgo y, en consecuencia, una alta tasa de mortalidad.

Fotografías propiedad de National Geographic

Inteligencia.- Se sabe que los cetáceos enseñan, aprenden, cooperan, planean y sufren. Los cetáceos más pequeños, como los delfines y las marsopas, se involucran en un comportamiento de juego complejo, que incluye cosas tales como producir anillos de vórtice de núcleo de aire toroidales estables bajo el agua o " anillos de burbujas ". Los dos métodos principales de producción de anillos de burbujas son insuflar aire rápidamente en el agua y permitir que suba a la superficie, formar un anillo o nadar repetidamente en círculo y luego detenerse para inyectar aire en las corrientes de vórtice helicoidales así formadas. También parecen disfrutar mordiendo los anillos de vórtice, de modo que estallan en muchas burbujas separadas y luego ascienden rápidamente a la superficie. Las ballenas producen redes de burbujas para ayudar a pastorear a sus presas. También se cree que las ballenas más grandes participan en el juego. La ballena franca austral eleva su aleta de cola por encima del agua, permaneciendo en la misma posición durante un tiempo considerable. Esto se conoce como "navegar". Parece ser una forma de juego y se ve más comúnmente frente a las costas de Argentina y Sudáfrica. Las ballenas jorobadas también muestran este comportamiento. La autoconciencia parece ser un signo de pensamiento abstracto. Se cree que la autoconciencia, aunque no está bien definida, es un precursor de procesos más avanzados como el razonamiento metacognitivo (pensar sobre el pensamiento) que los humanos explotan. Los cetáceos parecen poseer conciencia de sí mismos.

Fotografías propiedad de National Geographic

La prueba más utilizada para la autoconciencia en los animales es la prueba del espejo , en la que se coloca un tinte temporal en el cuerpo de un animal y luego se le presenta un espejo. Luego, los investigadores exploran si el animal muestra signos de autorreconocimiento. Los críticos afirman que los resultados de estas pruebas son susceptibles al efecto Clever Hans . Esta prueba es mucho menos definitiva que cuando se usa para primates . Los primates pueden tocar la marca o el espejo, mientras que los cetáceos no pueden, lo que hace que su supuesto comportamiento de autorreconocimiento sea menos seguro. Los escépticos argumentan que los comportamientos que se dice que identifican la autoconciencia se parecen a los comportamientos sociales existentes, por lo que los investigadores podrían estar malinterpretando la autoconciencia como respuestas sociales. Los defensores responden que los comportamientos son diferentes de las respuestas normales a otra persona. Los cetáceos muestran un comportamiento menos definitivo de autoconciencia, porque no tienen capacidad para señalar. En 1995, Marten y Psarakos utilizaron videos para probar la autoconciencia de los delfines. Mostraron a los delfines imágenes en tiempo real de ellos mismos, imágenes grabadas y otro delfín. Llegaron a la conclusión de que su evidencia sugería conciencia de sí mismos en lugar de comportamiento social. Si bien este estudio en particular no se ha replicado, los delfines luego "pasaron" la prueba del espejo.

Fotografías propiedad de National Geographic

Migración de ballenas.- Muchas especies de ballenas migran por latitud para moverse entre hábitats estacionales. Por ejemplo, la ballena gris migra 10,000 millas de ida y vuelta. El viaje comienza en las zonas de parto en invierno en las cálidas lagunas a lo largo de Baja California, y atraviesa entre 5,000 y 7,000 millas de costa hasta las áreas de alimentación de verano en los mares de Bering, Chuckchi y Beaufort frente a la costa de Alaska.

  Fotografías propiedad de National Geographic
Rango y hábitat.- Los cetáceos se encuentran en muchos hábitats acuáticos. Si bien muchas especies marinas, como la ballena azul , la ballena jorobada y la orca , tienen un área de distribución que incluye casi todo el océano, algunas especies se encuentran solo localmente o en poblaciones fragmentadas. Estos incluyen la vaquita , que habita una pequeña parte del golfo de California y el delfín de Héctor , que vive en algunas aguas costeras de Nueva Zelanda. Las especies de delfines de río viven exclusivamente en agua dulce. Muchas especies habitan latitudes específicas, a menudo en aguas tropicales o subtropicales, como la ballena de Bryde o el delfín de Risso . Otros se encuentran solo en un cuerpo de agua específico. El delfín ballena franca austral y el delfín reloj de arena viven únicamente en el Océano Austral . El narval y la beluga viven solo en el Océano Ártico. La ballena picuda de Sowerby y el delfín de Clymene existen solo en el Atlántico y el delfín de lados blancos del Pacífico y el delfín recto del norte viven solo en el Pacífico norte. Las especies cosmopolitas se pueden encontrar en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. Sin embargo, las poblaciones del norte y del sur se separan genéticamente con el tiempo. En algunas especies, esta separación conduce finalmente a una divergencia de las especies, como la ballena franca austral , la ballena franca del Pacífico norte y la ballena franca del Atlántico norte. Los sitios de reproducción de las especies migratorias a menudo se encuentran en los trópicos y sus zonas de alimentación en las regiones polares. Treinta y dos especies se encuentran en aguas europeas, incluidas veinticinco especies dentadas y siete barbas.

  
Los balénidos (Balaenidae) son una familia de cetáceos misticetos que incluye solo cuatro especies, distribuidas en dos géneros, Balaena y Eubalaena. Sin embargo el término ballena es usado en sentido amplio para referirse a todos los grandes cetáceos incluidos en el parvorden Mysticeti (cetáceos con barbas) como el rorcual azul (Balaenoptera musculus) y a varias especies del parvorden Odontoceti (cetáceos dentados), por ejemplo el cachalote (Physeter macrocephalus).


Etimología.- El término ballena, del latín ballaena, emparentado con el griego φάλαινα (phalaina), es de etimología incierta. Sería de significado desconocido si proviniera de alguna lengua previa mediterránea, o en caso de ser de origen indoeuropeo, quizás ilirio, podría referirse a la forma cilíndrica o hinchada característica de esta familia​ Estos animales también eran conocidos como Cetus, el gran pez, el Leviatán o el monstruo marino. Las barbas, que corresponden a láminas queratinosas que les permiten filtrar el alimento del agua también reciben el nombre de ballenas, son conocidas en inglés como baleens.


Fotografías propiedad de National Geographic
Taxonomía.- La familia Balaenidae incluye dos géneros y cuatro especies actuales:


Género Especie (binomial) Nombre común Imagen
Balaena Balaena mysticetus Ballena de Groenlandia
Ballena de Groenlandia.png
Eubalaena Eubalaena australis Ballena franca austral
Eubalaena glacialis Ballena franca glacial
Eubalaena glacialis3.jpg
Eubalaena japonicaBallena franca del Pacífico
Eubalaena japonica3.jpg

 

Fotografías propiedad de National Geographic

Características.- Estos mamíferos tienen un largo cráneo de hasta un tercio de la longitud total de su cuerpo, que en edad adulta mide de quince a diecisiete metros y pesa de cincuenta a ochenta toneladas.​ Poseen un estrecho y arqueado maxilar, lo que da a estos animales un perfil convexo. Esta forma permite la presencia de largas barbas, las cuales miden de cinco a veinticinco metros de longitud. A diferencia de los peces, las ballenas tienen la cola dispuesta en un plano horizontal, lo que les facilita la ascensión a la superficie, donde tienen que subir a respirar, aunque pueden aguantar hasta una hora bajo el agua, además, duermen la mitad de su cerebro para no hundirse. Tienen dos espiráculos, orificios nasales, situados en la cima de la cabeza, por los que expulsan vapor de agua acompañado a menudo de mucosidades. Presentan una construcción robusta en comparación con los rorcuales, y carecen de pliegues gulares y aleta dorsal.

Fotografías propiedad de National Geographic
Reproducción.- La gestación dura unos doce meses y casi siempre tienen un único ballenato, que en el momento de nacer mide cinco metros y medio y pesa alrededor de tres mil kilogramos, por lo general, ocurre una vez cada tres años, el cual alimentan con una leche especialmente nutritiva. Su esperanza de vida es de unos treinta años. Hacen grandes migraciones desde los mares fríos, donde se alimentan, a los cálidos, donde se aparean y reproducen. Son cosmopolitas y también se encuentran en el Mediterráneo.

Fotografías propiedad de National Geographic
Alimentación.- Su dieta consiste de pequeños crustáceos, principalmente copépodos, aunque algunas especies también comen importante cantidad de kril. Su principal característica distintiva es su mandíbula superior estrecha y arqueada, que le da a los animales una mandíbula profundamente curvada. Esta forma permite placas con barbas especialmente largas. Esto les permite ir nadando en la superficie o cerca de ella con la boca abierta durante minutos y sacando la comida del agua, que luego raspan de las barbas con la lengua, un método de alimentación que contrasta con los de los rorcuales y la ballena gris. Se han señalado similitudes en términos de apariencia física de las líneas de la mandíbula y usos entre balaenidae y flamencos como resultado de una posible evolución convergente.

Fotografías propiedad de National Geographic
Distribución.- Las cuatro especies de Balaenidae se encuentran en aguas templadas y polares; Eubalaena glacialis (ballena franca del Atlántico norte), Eubalaena japonica ( ballena franca del Pacífico norte), Eubalaena australis (ballena franca austral) y Balaena mysticetus (ballena de Groenlandia). Las ballenas de Groenlandia y la franca pueden alcanzar hasta 18 metros de longitud y más de 100 toneladas en la madurez.

Fotografías propiedad de National Geographic
 Amenazas.- Las principales amenazas para los cetáceos provienen de las personas, tanto directamente de la caza de ballenas como de la caza impulsada y las amenazas indirectas de la pesca y la contaminación.

  Fotografías propiedad de National Geographic
Pescar.- Las manadas de delfines a menudo residen cerca de grandes bancos de atún. Esto es conocido por los pescadores, que buscan delfines para pescar atún. Los delfines son mucho más fáciles de detectar desde la distancia que el atún, ya que respiran con regularidad. Los pescadores tiran sus redes de cientos de metros de ancho en un círculo alrededor de los grupos de delfines, con la expectativa de atrapar un banco de atún. Cuando se juntan las redes, los delfines se enredan bajo el agua y se ahogan. Las pesquerías de línea en los ríos más grandes son una amenaza para los delfines de río. Una amenaza mayor que la captura fortuita para los pequeños cetáceos es la caza selectiva. En el sudeste asiático, se venden como reemplazo de pescado a los lugareños, ya que el pescado comestible de la región promete mayores ingresos por exportaciones. En el Mediterráneo, los pequeños cetáceos están destinados a aliviar la presión sobre el pescado comestible.

Fotografías propiedad de National Geographic
Varamientos.- Un varamiento es cuando un cetáceo deja el agua para acostarse en una playa. En algunos casos, grupos de ballenas se juntan. Los más conocidos son los varamientos masivos de calderones y cachalotes. Los cetáceos varados generalmente mueren porque su peso corporal de hasta 90 toneladas métricas (99 toneladas cortas) comprime sus pulmones o les rompe las costillas. Las ballenas más pequeñas pueden morir de insolación debido a su aislamiento térmico. Las causas no están claras. Las posibles razones de los varamientos masivos son:
* contaminantes tóxicos
* parásitos debilitantes (en el tracto respiratorio, el cerebro o el oído medio)
* infecciones (bacterianas o virales)
* huida de los depredadores (incluidos los humanos)
* lazos sociales dentro de un grupo, de modo que la manada sigue a un animal varado
* perturbación de sus sentidos magnéticos por anomalías naturales en el campo magnético de la Tierra
* lesiones

Fotografías propiedad de National Geographic
Contaminación acústica por tráfico marítimo, estudios sísmicos y experimentos de sonar militar. Desde 2000, los varamientos de ballenas ocurrieron con frecuencia después de las pruebas de sonar militares . En diciembre de 2001, la Marina de los Estados Unidos admitió una responsabilidad parcial por el varado y la muerte de varios mamíferos marinos en marzo de 2000. El coautor del informe provisional afirmó que los animales muertos por el sonar activo de algunos barcos de la Marina resultaron heridos. En general, el ruido submarino, que sigue aumentando, está cada vez más vinculado a los varamientos; porque perjudica la comunicación y el sentido de la orientación.

Fotografías propiedad de National Geographic  
El cambio climático influye en los principales sistemas de viento y corrientes oceánicas, que también provocan varamientos de cetáceos. Los investigadores que estudiaron los varamientos en la costa de Tasmania entre 1920 y 2002 encontraron que se producían varamientos más grandes en determinados intervalos de tiempo. Los años con un aumento de varamientos se asociaron con tormentas severas, que iniciaron flujos de agua fría cerca de la costa. En agua fría rica en nutrientes, los cetáceos esperan grandes presas, por lo que siguen las corrientes de agua fría hacia aguas menos profundas, donde el riesgo de varamientos es mayor. Las ballenas y los delfines que viven en manadas pueden acompañar a los miembros de las manadas enfermos o debilitados a aguas poco profundas, dejándolos varados durante la marea baja.

Fotografías propiedad de National Geographic
Peligros ambientales.- Los metales pesados, residuos de muchos venenos de plantas e insectos y los residuos de plástico restos flotantes no son biodegradables. A veces, los cetáceos consumen estos materiales peligrosos y los confunden con alimentos. Como resultado, los animales son más susceptibles a las enfermedades y tienen menos crías. El daño a la capa de ozono reduce la reproducción del plancton debido a la radiación resultante. Esto reduce el suministro de alimentos para muchos animales marinos, pero las ballenas barbadas que se alimentan por filtración son las más afectadas. Incluso el Nekton está, además de una explotación intensiva, dañado por la radiación. Los suministros de alimentos también se reducen a largo plazo por la acidificación de los océanos debido a una mayor absorción de dióxido de carbono atmosférico. 

Fotografías propiedad de National Geographic
El CO 2 reacciona con el agua para formar ácido carbónico , lo que reduce la construcción de los esqueletos de carbonato de calcio de los suministros de alimentos para el zooplancton del que dependen las ballenas barbadas. Las industrias militares y de extracción de recursos operan potentes operaciones de sonar y voladuras. Los estudios sísmicos marinos utilizan sonidos fuertes y de baja frecuencia que muestran lo que se encuentra debajo de la superficie de la Tierra. El tráfico de barcos también aumenta el ruido en los océanos. Dicho ruido puede alterar el comportamiento de los cetáceos, como su uso de biosonar para orientación y comunicación. Los casos graves pueden causarles pánico y llevarlos a la superficie. Esto genera burbujas en los gases en sangre y puede causar enfermedad por descompresión . Los ejercicios navales con sonar dan como resultado regularmente cetáceos caídos que se lavan con descompresión fatal. Los sonidos pueden ser perturbadores a distancias de más de 100 kilómetros (62 millas). El daño varía según la frecuencia y la especie.


Ballenero.- La caza de ballenas es la práctica de la caza de ballenas, principalmente ballenas barbadas y cachalotes. Esta actividad ha continuado desde la Edad de Piedra. En la Edad Media , los motivos de la caza de ballenas incluían su carne , el aceite utilizable como combustible y la mandíbula, que se utilizaba en la construcción de viviendas. A finales de la Edad Media, las flotas balleneras temprana dirigidos a barbadas ballenas , tales como ballenas de cabeza arqueada . En los siglos XVI y XVII, la flota holandesa tenía alrededor de 300 barcos balleneros con 18.000 tripulantes. En los siglos XVIII y XIX, las ballenas barbadas se cazaban especialmente por sus barbas , que se usaban como reemplazo de la madera, o en productos que requerían resistencia y flexibilidad, como corsés y faldas de crinolina . Además, el espermaceti que se encuentra en el cachalote se utilizó como lubricante para máquinas y el ámbar gris como material para las industrias farmacéutica y de perfumes. En la segunda mitad del siglo XIX, se inventó el arpón explosivo , lo que provocó un aumento masivo del tamaño de la captura. Los barcos grandes se utilizaron como barcos "nodriza" para los manipuladores de ballenas. En la primera mitad del siglo XX, las ballenas fueron de gran importancia como proveedoras de materias primas. Las ballenas fueron cazadas intensamente durante este tiempo; en la década de 1930, se mataron 30.000 ballenas. Esto aumentó a más de 40.000 animales por año hasta la década de 1960, cuando colapsaron las poblaciones de grandes ballenas barbadas.

  
La mayoría de las ballenas cazadas están ahora amenazadas, con algunas grandes poblaciones de ballenas explotadas al borde de la extinción. Las poblaciones de ballenas grises del Atlántico y de Corea fueron completamente erradicadas y la población de ballenas francas del Atlántico Norte se redujo a unas 300-600. Se estima que la población de ballenas azules es de alrededor de 14.000. Los primeros esfuerzos para proteger a las ballenas se produjeron en 1931. Algunas especies particularmente amenazadas, como la ballena jorobada (que entonces contaba con unos 100 animales), fueron puestas bajo protección internacional y se establecieron las primeras áreas protegidas. En 1946, se estableció la Comisión Ballenera Internacional (CBI) para monitorear y asegurar las poblaciones de ballenas. La caza de ballenas de 14 especies grandes con fines comerciales fue prohibida en todo el mundo por esta organización desde 1985 hasta 2005, aunque algunos países no respetan la prohibición.

  
Las poblaciones de especies como las ballenas jorobadas y azules se han recuperado, aunque siguen amenazadas. El Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley de Protección de Mamíferos Marinos de 1972 para mantener la población de mamíferos marinos. Prohíbe la captura de mamíferos marinos, excepto varios cientos por año capturados en Alaska. Los barcos balleneros japoneses pueden cazar ballenas de diferentes especies con fines aparentemente científicos. La caza de ballenas aborígenes todavía está permitida. Aproximadamente 1200 ballenas piloto fueron capturadas en las Islas Feroe en 2017, y alrededor de 900 narvales y 800 belugas por año se capturan en Alaska, Canadá, Groenlandia y Siberia. Aproximadamente 150 minke se capturan en Groenlandia por año, 120 ballenas grises en Siberia y 50 ballenas de Groenlandia en Alaska, como caza de ballenas aborígenes, además de los 600 minke capturados comercialmente por Noruega, 300 minke y 100 sei capturados por Japón y hasta 100 rorcuales de aleta capturados por Islandia. Islandia y Noruega no reconocen la prohibición y practican la caza comercial de ballenas. Noruega y Japón se han comprometido a poner fin a la prohibición. Los delfines y otros cetáceos más pequeños a veces se cazan en una actividad conocida como caza de delfines. Esto se logra conduciendo una cápsula junto con botes, generalmente en una bahía o en una playa. Su escape se evita cerrando la ruta hacia el océano con otros botes o redes. Los delfines son cazados de esta manera en varios lugares del mundo, incluidas las Islas Salomón , las Islas Feroe , Perú y Japón (el practicante más conocido). Los delfines se cazan principalmente por su carne , aunque algunos terminan en delfinarios . A pesar de la controversia, miles de delfines son capturados en cacerías cada año.


Preservación y conservación.- Para la conservación y la preservación de ballenas se creó en el año 1948 un organismo denominado la Comisión Ballenera Internacional (CBI) como organismo para la regulación del funcionamiento de la Convención Internacional para la Regulación de la Caza Ballenera (firmada el 2 de diciembre de 1946 en Washington D. C.). El objetivo de esta convención era garantizar “la conservación de las poblaciones balleneras, y hacer posible el desarrollo apropiado de esta industria”. Formada por catorce países en principio, tiene ahora alrededor de ochenta y cuatro miembros y ha optado más por en enfoque de la conservación de la especie. Desafortunadamente diferentes puntos de vista entre los países han causado impedimentos en el establecimiento de diferentes iniciativas como el santuario ballenero del Océano Índico y del Pacífico sur.

Fotografías propiedad de National Geographic  
Los objetivos que se plantearon principalmente para esta organización fueron establecer las políticas de conservación y preservación de los pequeños y grandes cetáceos, regulación de la pesca voluntaria y reducir la pesca accidental de los mismos, así como el cuidado de los ecosistemas marinos en los que estos organismos se desenvuelven. Sumado a esto hay un problema de fondo en la organización, tres países miembros poseen industria ballenera (Noruega, Japón e Islandia) que continúan con las matanzas a gran escala de ballenas, que se basan en programas de caza científica. Japón se ha caracterizado por financiar económicamente a otros países miembros y con la posibilidad de serlo a cambio de su voto en la organización, por lo cual se hace imposible obtener la mayoría de los tres cuartos necesaria para introducir cambios significativos en las políticas actuales, generando una situación de parálisis.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Explotación comercial.- La caza de la ballena comenzó en el siglo XI en el golfo de Vizcaya por pescadores vascos y hasta el siglo XIX se limitó a la "ballena franca" (right whale en inglés) llamada así por la facilidad con que se capturaba, ya que sus movimientos son lentos y al tener mucha grasa flotaba una vez muerta y podían ser arrastradas fácilmente. La mejora tecnológica en las embarcaciones y el invento, en 1877 del arpón explosivo, dio lugar a una caza excesiva que llevó a muchas especies de cetáceos al borde de la extinción. En 1949 fue creada la Comisión Ballenera Internacional que intentó limitar las capturas y desde 1985 estableció la suspensión de la caza comercial. Sin embargo Japón y Noruega se oponen y continúan con esta actividad con las especies que consideran que no están en peligro de extinción. De los productos que se aprovechan de la ballena, especialmente el aceite, hay ahora sustitutos sintéticos. Con la nueva sensibilidad ambiental se ha desarrollado el turismo de avistamiento de cetáceos especialmente en lugares de concentración de estos animales como la Patagonia Argentina.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Las ballenas son mamíferos marinos especialmente adaptados a la vida acuática, a tal extremo que no pueden vivir fuera de ellas; pertenecen al orden de los cetáceos (Cetacea) y son conocidas con el nombre vulgar de "sopladores". Son tan grandes que entre ellos se encuentran los mayores animales que existen en la actualidad; tienen cuerpo fusiforme, del que ha desaparecido completamente el cuello; la cola está sustituida por una nadadera o "aleta caudal" que difiere de la de los peces porque está extendida en el plano horizontal, en lugar del sagital; estas características hacen que los cetáceos presenten un aspecto pisciforme, sobre todo porque carecen de extremidades posteriores, mientras que las anteriores, por alargamiento de sus huesos, se han transformado en unas "aletas pectorales" grandes, fuertes y alargadas, con forma de paleta triangular. 

Fotografías propiedad de National Geographic
No tienen orejas; sus mamas son ventrales y presentan un solo par; su piel no tiene pelo, y debajo de ella llevan capas de grasa que les ayuda a conservar su temperatura constante, por lo que se les considera como animales homeotermos. Aunque existen especies de agua dulce, los cetáceos son eminentemente marinos y su distribución es cosmopolita; sin embargo, algunas especies viven en zonas restringidas.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Las "narices", que no funcionan como órganos olfatorios, se abren en la parte superior de la cabeza, en forma de uno o dos orificios, facilitándoles la respiración; además, se obturan para que estos animales puedan permanecer bajo el agua por diferentes lapsos ; los delfines llegan regularmente a dos minutos, las ballenas a 20 y el cachalote puede durar hasta una hora.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
La mayor parte de los cetáceos actuales tienen dientes iguales, pequeños y numerosos por lo que pertenecen al suborden odontoceti; sólo las ballenas y rorcuales no presentan estos dientes, en su lugar tienen alargadas láminas córneas con apariencia de flecos adheridos al paladar llamadas "barbas" o "ballenas" y por ello pertenecen al suborden mysticeti.

Fotografías propiedad de National Geographic  
En el grupo de los odontocetos se encuentran los delfines, los cachalotes, los calderones y las orcas; a estas últimas, por su tamaño, se les confunde con las ballenas y se les han adjudicado los diferentes nombres de "espartón", "gladiador" y "ballena asesina"; una de las más conocidas es Orcinus orca que vive en el Atlántico, Índico y Pacífico; llega a medir 6 o 9 metros, dependiendo del sexo (las hembras son más pequeñas). Su piel es completamente negra en la región dorsal de la cabeza, cuerpo, cola y aletas, mientras que el vientre es totalmente blanco.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Otro odontoceto que también es confundido con las ballenas es el cachalote o "ballena de esperma" (Physeter macrocephalus); tiene cuerpo coniforme, con una enorme cabeza achatada que presenta la mandíbula inferior con numerosos dientes, faltando por completo la superior; sus aletas pectorales y caudal son pequeñas en relación con el tamaño de su cuerpo que llega a medir hasta 18 metros. En su región cefálica se acumula una grasa de gran valor comercial, que forma un "almohadón rostral"; a esta grasa, llamada "blanco de ballena" o "espermaceti", erróneamente se le conoce como "esperma de ballena".

  Fotografías propiedad de National Geographic
Los cachalotes realizan extensos recorridos durante el verano para llegar hasta los mares polares, acercándose a las costas europeas y americanas. En el invierno prefieren las aguas intertropicales y tropicales del Golfo de México y Caribe. A pesar de su gran peso, son ágiles y acostumbran saltar fuera del agua, elevándose varios metros y produciendo un gran ruido cuando se zambullen.

Fotografías propiedad de National Geographic 
El grupo de los misticetos comprende a las verdaderas ballenas y a los rorcuales que son de gran tamaño y algunos, verdaderos gigantes. Tienen cuerpo fusiforme y la cabeza corta en relación con su longitud; su piel está recorrida por numerosos y profundos surcos que se inician en la garganta y se prolongan por el pecho y vientre; de acuerdo con esta característica se diferencian tres familias de ballenas: las ballenas de "garganta surcada" (Balaenopteridae), las ballenas de "garganta arrugada" (Eschrichtiidae) y las ballenas de "garganta lisa" (Balaenidae).

  Fotografías propiedad de National Geographic
A la primera familia pertenecen los rorcuales que presentan las mayores dimensiones de los cetáceos en la actualidad, como el "rorcual gigante" o "ballena azul" (Balaenoptera musculus) cuya longitud llega a superar los 30 metros y su peso las 120 toneladas. Se localizan en los Océanos Ártico y Antártico, pasan el invierno en aguas intertropicales; el "rorcual común" (Balaenoptera physalus) mide 24 metros, se encuentra en los Océanos Atlántico y Pacifico; el "rorcual de Rudolphi" (Balaenoptera borealis) mide 16 metros y vive en aguas frías aunque puede llegar a las Antillas y costas de México, así como a las del norte de Sudamérica y, por último, el "rorcual pequeño" (Balaenoptera acutorostrata) que sólo mide 11 metros, vive en los Océanos Atlántico y Pacífico y puede penetrar en golfos y bahías.

  Fotografías propiedad de National Geographic
A la segunda familia pertenecen las ballenas grises (Eschrichtius robustus) que presentan distribución reducida, localizándose en el Polo Norte en el Océano Pacífico. Realizan sorprendentes migraciones en las que recorren miles de millas; miden hasta 15 metros y llegan a pesar, las más grandes, 35 toneladas.
La última familia está formada por especies de tamaño grande, con excepción de la llamada ballena enana" (Caperca marginata) que mide 6 metros o menos y vive al sur de los Océanos Atlántico y Pacífico. Estas ballenas de garganta lisa están representadas en el Atlántico norte por la especie Balaena mysticetus que mide 16 metros y, en el Pacífico norte, por Eubalaena gracilis. También pertenece a este grupo la "ballena austral" (Eubalaena australis) que alcanza los 15 metros y vive en los Océanos Atlántico y Pacífico.

  
La captura de mamíferos marinos se remonta a los orígenes de la humanidad; hay testimonio de ello en pinturas rupestres, así como en la cuevas en donde se han encontrado restos óseos de estos animales. Se piensa que los utilizaban para aprovechar sus pieles, grasa y carne.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Se considera que la captura comercial de ballena se inició en 1868, cuando se habilitaron para este fin, los barcos de acero equipados con máquina de vapor, cañón ballenero y compresor para hinchar a los organismos capturados y llevarlos a flote. Hasta finales del siglo XIX sólo se capturaban en la región septentrional del Atlántico y en el Ártico. Al principio del presente siglo se generalizó esta práctica, capturándose ballenas en el Pacífico y en las aguas del hemisferio austral.


En el siglo pasado, la caza de la ballena era peligrosa y emocionante. Las narraciones de los balleneros dieron origen a innumerables relatos y novelas; la más famosa de todas es Moby Dick. Aunque la ballena es generalmente pacífica y muere sin combatir, algunas especies, entre ellas la de los cachalotes que poseen dientes poderosos, se volvían contra sus verdugos y cobraban víctimas a su vez.

  
Con los barcos modernos, la caza de la ballena es una actividad rutinaria que sólo entraña un riesgo: la extinción de la especie, sobre todo de la ballena azul (Balaenoptera musculus) la más perseguida y escasa. En la captura actual de estos mamíferos se utilizan helicópteros que al localizarlos, avisan por radio a los barcos, auténticas fábricas flotantes en donde se procesan y aprovechan los animales de manera integral.

  
Estos barcos fábrica cuentan con la colaboración de barcos rápidos, en donde se monta el cañón arponero, situado en una plataforma móvil y capaz de disparar un arpón de 70 a 90 kilogramos, armado con una "cabeza" explosiva que estalla al penetrar en la piel del animal; este arpón está sujeto a un cable de acero que se maniobra con una grúa hidráulica. Si el animal no muere por la explosión, el cañonero lleva un segundo arpón sin cable.

  
La tripulación del barco llega hasta la ballena moribunda, le perfora el abdomen y le inyecta aire comprimido para que flote; después la remolca hasta el barco fábrica y en él se inicia su proceso. Se reporta que en el siglo pasado un barco podía cazar un promedio de 35 a 40 ballenas por viaje de tres años, pero a mediados del siglo actual esa misma cantidad la capturaban las modernas flotas en dos semanas; por ello, las distintas especies de ballenas se encontraron en peligro de extinción.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
En el caso de la ballena azul, cuya población se estimaba en 150 mil ejemplares, en la actualidad sólo se encuentran unos 6 mil; en cuanto a la jorobada, ahora hay 3 ó 4 mil especímenes, mientras que anteriormente la población era de cerca de 100 mil ejemplares. Las anormalidades observadas en la captura de ballenas determinaron que la Comisión Internacional para la Industria Ballenera, CIIB que se fundó en 1946 como un organismo internacional para regular la caza de la ballena, realizara un estudio sobre el caso llegando a la conclusión de que las ballenas estaban en serio peligro de extinción.

  Fotografías propiedad de National Geographic
La "ballena de esperma" es la que más se capturaba hasta hace pocos años; los científicos han calculado que su población original era de 2.5 millones de ejemplares y, hasta la fecha, sobrepasa por su número a todas las especies. Dado que esta ballena se captura en el Pacífico norte, en el Atlántico, cerca de Japón, en las Azores, en Chile, en Perú y en Australia occidental, su población actual se estima apenas en más de un millón de ejemplares.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Con la introducción de los barcos fábrica y las flotas con barcos nodriza en las aguas del Antártico, se redujo considerablemente la población de las grandes ballenas. Esto ocasionó cambios en el ecosistema oceánico en dicha región, ya que las ballenas consumían 150 millones de toneladas de krill, crustáceo semejante al camarón que constituye el alimento principal de estos grandes mamíferos. Sin embargo, cuando la biomasa de las ballenas disminuyó de 33 millones de toneladas a 5 millones, el tonelaje de krill aumentó en la misma proporción; esta formidable reproducción del crustáceo ha beneficiado a las aves, los peces y a los calamares de la región. El volumen de krill es tal que, en algunos lugares, ya se procesa industrialmente.

Fotografías propiedad de National Geographic
La ballena se desplaza grandes distancias para su reproducción, hecho que se observa claramente en las "ballenas grises" ya que la mayor parte del año viven en las heladas aguas del Mar de Bering pero al comenzar el otoño, cuando los días empiezan a ser más cortos en las altas latitudes, inician una fenomenal migración de 10 mil kilómetros, a velocidades de 6 a 8 nudos que las llevan hasta las aguas del noroeste Mexicano. El recorrido se prolonga por 3 meses, durante ese lapso las ballenas se enfrentan a una serie de adversidades aunque su objetivo es firme y nada las hace retroceder.
Las primeras en hacer su viaje son las ballenas hembras que el año anterior fueron fecundadas en las aguas bajacalifornianas. Están ansiosas de llegar para dar a luz a sus hijos. Les siguen las hembras jóvenes y los machos que encontrarán pareja.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Parten de las cercanías de la península de Kamchatka, bordean la cadena de las islas Aleutianas, cruzan la inmensidad del Pacífico septentrional y aparecen frente a las costas de Oregon y California E.U.A. De ahí, sin detenerse, siguen un curso paralelo a la costa hasta llegar a las lagunas de Baja California; sin embargo, algunas pueden llegar al extremo meridional de la península, doblan el rocoso Cabo San Lucas y se internan en el Golfo de California, en el que terminan su largo viaje.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
Las ballenas se refugian en los esteros y bahías de la región que acogen a cientos de conjuntos de ballenas; primero entran los machos jóvenes, seguidos por machos viejos y hembras, hasta el final las hembras grávidas; así permanecen desde fines de diciembre hasta bien entrada la primavera, para dar a luz. Las principales concentraciones de ballenas se localizan en la Laguna Ojo de Liebre, en donde se reúnen de 2 a 3 mil ejemplares. Hecho esto, emprenden el viaje de regreso al Mar de Bering.
 Fotografías propiedad de National Geographic 
Todavía faltan argumentos científicos que expliquen por qué la ballena gris realiza esa migración anual. En el Mar de Bering no le falta alimento y está a salvo de enemigos; sin embargo, abandona esa seguridad para exponerse a las fatigas y azares del viaje. Algunos piensan que lo hace porque el clima bajacaliforniano es benigno, además de que sus aguas son ricas en sales, lo cual ayuda a que las crías de ballena o "ballenatos" floten y no se ahoguen, dado que deben respirar aire de la atmósfera inmediatamente después de nacer y obtener un adecuado entrenamiento para nadar antes de emprender su viaje hacia el casquete polar.

  Fotografías propiedad de National Geographic
El reloj con que la naturaleza ha dotado a las ballenas grises es de una exactitud extraordinaria; según estudios científicos, los cetáceos nunca tienen un retraso mayor de 5 días al inicio o al final de su migración que ocurre entre el 20 de diciembre y el 20 de marzo.
No se sabe cómo llegan con tal precisión a su destino. La trayectoria que describen es el camino más corto entre estos dos puntos de la superficie del planeta; para seguir esa ruta tienen que cruzar una enorme extensión del océano en la que no hay puntos de referencia; sin embargo, se sabe que se orientan por el oído, utilizando los sonidos para la navegación y la comunicación. Cada año la ballena gris vuelve a Baja California y ahí se reproduce. Los científicos han determinado que el 90% de la población mundial se reproduce en aguas mexicanas en tanto que el 10% restante lo hace frente a las costas de Corea.

  
Cuando el capitán Charles Melville Scammon, a bordo del bergantín Boston, descubrió en 1855 a las ballenas grises en la laguna actualmente llamada Ojo de Liebre por los mexicanos y laguna Scammon por los norteamericanos, los balleneros supieron sacar provecho de esa circunstancia, por lo que la ballena gris estuvo a punto de extinguirse.
Sabedores del camino que seguían los animales, los balleneros se situaban a lo largo de las costas de Oregon y California para darles caza cuando estaban todavía en camino a la zona de reproducción y no habían perdido peso por los rigores del viaje. Obviamente, el resultado fue una marcada declinación en el número de animales: capturados antes del parto, morían sin dejar descendencia. Así llegó el momento, en 1940, en que se calculó que sólo quedaban unos 100 ejemplares en total.

  
Los científicos, alarmados, lograron convencer a los gobiernos de los países balleneros de que llegaran a un acuerdo internacional para prohibir por completo la caza de la ballena gris, medida que fue aceptada; la veda ha tenido excelentes resultados. Además, el 14 de enero de 1970, México publicó un decreto que declara "zona de refugio para ballenas y ballenatos a las aguas de la laguna Ojo de Liebre, al sur de la bahía de Sebastián Vizcaíno, en el litoral de Baja California" y, el 16 de julio de 1979 extendió la medida a la "laguna de San Ignacio, también en Baja California, declarándola refugio para ballenas grávidas y ballenatos".

Fotografías propiedad de National Geographic 
Estas medidas han dejado fuera del peligro de extinción a la ballena gris. El biólogo mexicano Luis A. Fleischer, del Instituto Nacional de Pesca, quien ha dirigido los programas de protección trabajando con técnicos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, de la Universidad Nacional Autónoma de México y de otras instituciones de educación superior y de investigación científica, ha declarado que "se tiene la información precisa para asegurar que ese riesgo ha desaparecido". En 1985 se realizó un censo aéreo que permitió destacar 1 340 ballenas al final de la temporada, por lo que se calculó que varios miles más ya habían regresado. Además, se observó que habían nacido 280 crías.
 Fotografías propiedad de National Geographic 
La biología de las ballenas es poco conocida, debido a lo difícil que sería colocar un animal de muchos metros de longitud y varias toneladas de peso en un laboratorio; sin embargo, se han aprovechado los cadáveres de los cetáceos que varan en las playas para obtener conocimientos acerca de ellos. En México los doctores Bernardo Villa, Anelio Aguayo y Luis Fleischer han realizado interesantes trabajos sobre estos animales.
Uno de los problemas que intrigan a los científicos, son las causas por las que estos enormes animales llegan y se varan en la arena, lo que a veces sucede a una sola hembra con su cría, o a un grupos de varios individuos. Para explicar el fenómeno, los científicos piensan que puede ser efecto producido por unos parásitos parientes de los Ascaris o lombrices, que llegan al cerebro y al oído, haciendo que el animal pierda su orientación, lo que provoca que encalle; otra teoría es que la presión de la contaminación de las aguas por el hombre es la causa que produce el fenómeno. Otros investigadores estiman que la causa es la perturbación de su sistema de navegación, el cual sufre alteraciones por el magnetismo terrestre y la inclinación de las playas donde los cetáceos se acercan en busca de alimento.

  Fotografías propiedad de National Geographic
La ballena es el coloso más grande que jamás haya existido sobre la faz de la Tierra; algunas llegan a alcanzar 30 metros de largo y un peso de 120 toneladas. Soberana de los mares, sólo perseguida por manadas de orcas, es cazada con gran facilidad por los barcos modernos, dotados de precisos equipos y tripulaciones expertas. Afortunadamente ahora no se le captura y su población se recupera. Un animal de ese peso era destazado en una hora por 150 hombres sobre la cubierta de un gran barco fábrica; el producto primario de este trabajo justifica la cuantiosa inversión ya que se pueden obtener 30 toneladas de aceite, 60 toneladas de carne, 25 de huesos, 4 de vísceras y 3 de lengua. Se procura no desperdiciar nada, aprovechando integralmente al animal, cuyos productos pueden ser utilizados por millones de hombres de todos los países; la Unión Soviética, Japón, Estados Unidos, Perú, Chile y Corea son los que realizaban mayor captura.

Fotografías propiedad de National Geographic
La explotación ballenera japonesa que se originó en las costas del sur del país, tuvo desde sus inicios una orientación diferente a la de las naciones occidentales. Los pescadores, tras la capturar en redes, matan y destazan al animal en la playa, con intención de aprovechar al máximo, su carne, su grasa y sus huesos. Procesan prácticamente todos los órganos de la ballena, desde la piel hasta el hígado y el páncreas para obtener productos tan variados como fertilizantes, glicerina, materias primas para la industria jabonera, hormonas, componentes de zapatos y otras prendas. Algunas partes de la ballena se emplean para preparar especialidades culinarias tradicionales, como el tocino de ballena y el yamatoni, carne cocida en salsa de soya.
Los industriales japoneses idearon interesantes procedimientos para aprovechar la carne y, en 1973, 6 empresas balleneras abastecieron a la población japonesa con 122 mil toneladas de carne. De ese total, 60 500 toneladas se destinaron a la venta directa, 15 000 se emplearon en almuerzos escolares y 46 500 fueron procesadas en enbasadoras y empacadoras.

  Fotografías propiedad de National Geographic
Debido a la elevada cantidad de proteínas que contiene y al hecho de que se vende completamente deshuesada, la carne de ballena es un alimento prácticamente insustituible para los japoneses. En proporción, las toneladas de esta carne que consumen anualmente tendrían que ser sustituidas por el doble de carne de res o el triple de carne de cerdo, con sus respectivos huesos y cartílagos; estas cantidades Japón no las puede producir o importar. También la leche de la ballena "yubarta" es muy nutritiva, cuidadosamente refrigerada posee 50% de grasa y 13 de proteína, lo que la hace superior a la de vaca, que contiene 4 y 3% respectivamente.
Lograr esa captura implicó que los japoneses movilizaran 3 grandes flotas, cada una incluye un barco nodriza, 2 o 3 barcos buscadores arponeros y un buque tanque; ocupa alrededor de 1 000 tripulantes, que han de viajar año tras año hasta la Antártida y otros lugares con clima igualmente inhóspito para buscar a sus presas. La sola operación de una flota ballenera en una temporada de caza cuesta muchos millones de dólares.

  Fotografías propiedad de National Geographic
Cada barco fábrica cuenta con un laboratorio para el control de calidad cuyos técnicos gradúan el aceite por el color, la gravedad específica, la cantidad de yodo, el valor de saponificación, el grado de acidez, las manchas y temperaturas de fluidez y una gran variedad de pruebas. Asimismo, los biólogos que van a bordo comprueban el sexo, la edad y el tamaño de cada ballena izada a bordo, examinan el contenido del estómago, recogen los ovarios, los ojos o cualquier órgano que esté siendo objeto de estudio científico, para obtener más datos sobre su funcionamiento. Se puede considerar que una ballena es una de las fábricas más grandes del mundo: su cuerpo forma moléculas que la industria no pude sintetizar directamente y por esto, el hombre utiliza sus laboratorios para recobrar, refinar y modificar los productos naturales de ese enorme animal.

Fotografías propiedad de National Geographic
Los rorcuales tienen en sus mandíbulas "barbas interiores" o "ballenas" de filamentos córneos que filtran el krill, alimento microscópico que la ballena convierte en 25 o 30 toneladas de grasa pura. Un cachalote, por otra parte, tiene la boca llena de feroces dientes con los que desgarra a calamares gigantes del fondo del océano y esta dieta peculiar la transforma en cera líquida y en aceite de esperma.
Los químicos europeos hidrogenan el aceite de ballena ordinario para elaborar grasas comestibles, extraen vitaminas y hormonas de los hígados y glándulas, congelan y enlatan toneladas de carne para alimento y cuecen el resto para convertirlo en alimento de alto valor proteínico para animales o abono; también parte del aceite se emplea en fabricar jabón y glicerina. Se utiliza, además, un proceso de destilación especial con el fin de obtener ácidos puros para la industria.

 Fotografías propiedad de National Geographic 
En Estados Unidos la mayor parte de estos productos pueden obtenerse de otras fuentes más baratos y con más facilidad aunque han encontrado que el aceite de esperma, solo o mezclado con productos derivados del petróleo, tiene características especiales que exige la maquinaria moderna como lubricante, ya que su viscosidad cambia muy poco con el calor o el frío, funciona bien a altas presiones y altas velocidades, humedece la mayoría de los metales y penetra en los resquicios más pequeños.
A principios del siglo XX la captura de ballenas se incrementó rápidamente, llegando al máximo en 1962, con un total de 66 090 ballenas grandes de diferentes especies: primero fueron los rorcuales de joroba, luego las ballenas azules, posteriormente las ballenas árticas y ballenas de menor tamaño; esto hizo que la opinión pública mundial propusiera la creación de un organismo que regulara la caza de estos animales y así nació, en 1946, la Comisión Internacional Ballenera, a la que México se incorporó en 1949.

  
En años recientes, sobre todo en países como Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, se han intensificado de manera notable las campañas en contra de la captura de ballenas, promovidas principalmente por organizaciones occidentales dedicadas a la protección de la flora y la fauna. Pero en Japón, Unión Soviética, Noruega, Perú y Corea continúan defendiendo la captura por medio de plantas terrestres con un pequeño radio de acción, pues da empleo a varios miles de personas, proporciona alimentos proteínicos a cientos de miles, y representa inversiones productivas de muchos millones de dólares.

  
Sin embargo, los investigadores de estos países han aportado estudios que permiten adoptar medidas para la conservación de las ballenas y entender que los recursos vivos pueden beneficiar al hombre de manera continua, siempre que sean explotados racionalmente dentro de ciertos límites y con bases científicas bien fundamentadas. Como han declarado varios especialistas: si se aplica una política adecuada, las ballenas podrán seguir existiendo.