EL DUDONGO

El Dugongo , o Dugon - Es un sirenio un mamífero herbívoro, de ahí que se lo llame vaca marina, es el único, y la mas pequeña imagen de la familia Dugongigae. Su nombre deriva del malasio Duyong.
Es el sirenio actual de tamaño más pequeño, único representante de su género y el único miembro sobreviviente de la familia Dugongidae, que incluía también a la vaca marina de Steller.
Este enorme animal marino vegetariano se encuentra en aguas costeras cálidas desde África Oriental hasta Australia, entre ellas las del Mar Rojo, el Océano Índico y el Pacífico.

Está emparentado con el manatí y se parece a él, tanto en aspecto físico como en comportamiento, con la diferencia de que la cola del dugongo tiene forma de aleta, como la de la ballena. Ambos animales guardan parentesco con el elefante, aunque éste no se parece en absoluto a ellos, ni en aspecto físico ni en comportamiento.
El dugongo pasa día y noche pastando hierbas subacuáticas, hozando entre ellas con su hocico lleno de cerdas sensibles y masticándolas con sus duros labios.
Este mamífero puede permanecer bajo el agua durante seis minutos antes de salir a respirar a la superficie. En ocasiones respira «poniéndose de pie» sobre su cola y asomando la cabeza por encima del agua.
Los dugongos pasan la mayor parte del tiempo solos o en parejas, aunque a veces se reúnen en grandes manadas de un centenar de animales.

Las hembras paren una cría tras un embarazo de un año y ayudan al recién nacido a alcanzar la superficie y dar su primera bocanada de aire. El joven dugongo permanece junto a su madre durante unos 18 meses, montándose a veces sobre su ancho lomo.
Estos animales melancólicos son presa fácil para los cazadores costeros y han sido perseguidos durante mucho tiempo por su carne, su grasa, su piel, sus huesos y sus dientes. En la actualidad, el dugongo está protegido en todo su territorio, pero su población continúa en un estado delicado.
Se cree que los dugongos sirvieron de inspiración para las antiguas leyendas marineras sobre sirenas y nereidas.

COMO RECONOCERLO.- Tienen el cuerpo fusiforme y las extremidades transformadas en aletas, además de otras interesantes adaptaciones al medio acuático. Además del tamaño menor (3 metros de longitud y 200 kilogramos de peso) se diferencia de los manatíes en la forma bilobulada de su aleta caudal, semejante a la de un cetáceo, la presencia de restos rudimentarios de las extremidades posteriores en el esqueleto (no visibles desde el exterior), su pelvis más primitiva y su peculiar dentición.

Los adultos carecen de molares y usan unas placas córneas para triturar el alimento; además de ello, los machos presentan un par de incisivos salientes análogos a los de los elefantes. Tienen los ojos pequeños y los oídos sin protuberancias externas. Sus huesos son pesados, lo que facilita la inmersión. No tienen médula, tampoco tienen costillas ni aletas frontales. Los pulmones se sitúan en posición dorsal, funcionando como boyas. Es de color gris oscuro y cabeza redondeada

REPRODUCCIÓN.- Alcanzan la madurez sexual entre los 9 y los 15 años de edad, y la esperanza de vida máxima de los individuos es de 50 a (en casos excepcionales) 70 años.
El apareamiento ocurre en cualquier época del año, si bien la mayoría de los partos se producen entre julio y septiembre. Las hembras paren su primera cría a partir de los diez años de edad, produciéndose sus siguientes partos a intervalos de entre 3 a 5 años.
 Las hembras amamantan sus crías durante un año y medio como máximo (aunque también comen algas durante este periodo) de forma muy "humana": las madres, con la cabeza y hombros fuera del agua, suelen sujetar a sus crías mientras maman de los dos pezones que tienen entre las aletas. No es de extrañar, pues, que se considere a los dugongos como los animales que dieron lugar al mito de las sirenas. La propia palabra dugongo deriva del malayo duyong, que significa precisamente eso, sirena.

Los machos, que se pelean frecuentemente durante la época de celo, están provistos de buenas defensas, constituidas por los incisivos superiores, que alcanzan una longitud de veinticinco centímetros.

QUE COME.- Los dugongo son herbívoros, y en general se alimentan de hierbas marinas. Prefieren las especies serales inferiores o "pioneras", en particular las del género Halophila y Halodule. La selección de la dieta está relacionada con la composición química y estructural de las hierbas marinas. las especies seleccionadas con mayor frecuencia son las que tienen menos fibra y más nitrógeno, en las zonas costeras, donde suele pastar por las noches. No obstante hay informes de cangrejos que se han encontrado en los estómagos de los dugongos. Su capacidad natatoria no es asombrosa, pues suele pasar 15 minutos entre una inmersión y otra, y rara vez se sumerge a más de 10 metros de profundidad. Necesita subir a la superficie para respirar, y el tiempo máximo de inmersión es de 20 minutos.

Cuando una manada de estas vacas u ovejas marinas se ha comido totalmente una zona de pastoreo submarina , emigra a otra nueva zona.
Una particularidad con respecto a su comida ; acostumbran a apilar la hierba , que previamente cortan con sus rudimentarios dientes , para dejarla reposar por un tiempo ; mas adelante , libre de parasitos , la ingieren casi sin masticar.

DONDE VIVE.- Se trata de un pacífico herbívoro que se alimenta únicamente de algas en las zonas costeras, donde suele pastar por las noches. Su capacidad natatoria no es asombrosa, pues suele pasar 15 minutos entre una inmersión y otra y rara vez se sumerge a más de 10 metros de profundidad.
Al igual que los manatíes, no se adentran en aguas con temperaturas inferiores a los 20 °C, pero al contrario que éstos, no lo hacen en agua dulce. Los dugongos viven de forma solitaria, en parejas o en pequeños grupos familiares, aunque en algunos casos excepcionales se ha documentado la presencia de hasta 100 individuos alimentándose en una misma zona.

Se distribuye por zonas costeras de los océanos Índico y Pacífico. Zonas costeras del este de África, desde el Sinaí al sur de Mozambique, aguas de Madagascar, varias islas del océano Índico, India, Sri Lanka, la península de Indochina, Indonesia,Filipinas, Nueva Guinea y norte de Australia. Por el este llegan hasta las islas Salomón y la Polinesia Francesa, y por el norte alcanzan las islas de Hainan (China),Taiwán y las islas Ryukyu del Japón.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Son dulces e inofensivos , no temen ni atacan al ser humano , si alguno se acerca a ellos , juegan y nadan a su alrededor ;de ahí que son cazados despiadadamente por su comestible carne ; su aceite y su piel, lo que lo esta llevando irremediablemente a su extinción. La destrucción de su hábitat , por la contaminación en las zonas costeras, es otro motivo que incide en su paulatina destrucción. 

Su carne y grasa son muy apreciados en los mercados del Océano Índico, razón por la cual ha sido perseguido despiadadamente en muchas zonas. A esto hay que añadir los accidentes con las hélices de las barcas motoras y los casos en que quedan enredados en las redes de arrastre. Debido a esto, su población se ha resentido en muchas zonas y sólo ha mejorado en aguas cercanas a Australia debido a una protección gubernamental más eficaz. 
Aparte del hombre, los dugongos cuentan con los tiburones y orcas como únicos depredadores. Las principales fuentes identificadas de mortalidad no natural son las causadas por las redes de enmalle, la caza tradicional por aborígenes e insuleños, y la pérdida de hábitat a causa del desarrollo costero. Esta en la Lista Negra de las mas de 2.500 especies en Peligro de Extinción.