LA PESCA DEL LENGUADO Y OTROS PECES PLANOS

Estos peces, como quedo claro a través de los sucesivos artículos dedicados al orden de los Pleuronectiformes, se caracterizan primeramente por tener una forma plana y con los dos ojos en un mismo lado (llamado lado ocular), al contrario de los demás peces que tienen uno en cada lado. Viven en el fondo, sobre todo cuando este es de arena o fango, a distintas profundidades, que varían según la especie, el tamaño o la época del año.. Generalmente son muy sabrosos para el consumo humano, siendo de un alto valor y rendimiento comercial. Son carnívoros y pican muy bien a pequeños cebos, como a ciertos moluscos (navajas, chirlas, berberechos, etc.) y en especial a todos tipos de gusanos y anélidos marinos.
Entre las especies más destacables de peces planos para la pesca deportiva, encontramos al rodaballo, el rémol, la platija, la solla, y como no el propio lenguado.

Todos estos peces se pescan con aparejos muy finos y anzuelos cebados en su mayoría con gusanos marinos o sardina, lanzando a fondo en playas o puertos y dejando que el cebo yazca sobre el lecho de arena o fango. Su pesca se lleva a cabo en los meses de primera y verano, que es cuando se acercan a la costa, siguiendo las pautas de su comportamiento reproductivo, ya que en invierno permanecen en mar abierto sobre fondos de mucha profundidad.

PESCANDO EN LA PLAYA.- Lanzaremos directamente desde la orilla (surf casting); podremos conseguir buenas capturas en verano, a condición de que la playa que elijamos no sea excesivamente frecuentada por el género humano. Además con los aparejos destinados a los peces planos, también podremos capturar, salmonetes, herreras, salvarios, gobios de arena y otros peces que se muevan en este mismo hábitat y todos ellos de parecidas costumbres alimenticias.
Lo mejor será tentarlos de noche, que es cuando estos peces despliegan toda su actividad, ya que de día acostumbran a quedarse quietos en el fondo, camuflados permanentemente, técnica en la que están especializados y suelen hacer muy bien.

PESCANDOLO DESDE LOS ROMPEOLAS Y ESPIGONES. Lo mismo que desde la playa; el único requisito es que el lecho sea blando o sea de arena o fango.
Salvo en los casos en los que lancemos a un punto concreto, (por ejemplo a una hondonada o una barra o cualquier lugar favorable que supongamos abundancia de peces), lo normal será lanzar nuestro aparejo cuanto más lejos mejor.

Para ello debemos ejecutar el lanzado con fuerza y habilidad para conseguir distancias largas. Además es conveniente que el plomo sea lo suficientemente pesado y la caña lo suficientemente larga. Del mismo modo no debemos descuidar el estado del sedal y que la bobina del carrete se encuentre totalmente llena. Sobra decir que las anillas deben estar perfectamente alineadas y pulidas y así ofrecer el mínimo rozamiento posible. A fin de aumentar unos metros de distancia alcanzada por el aparejo; si estamos en una playa nos adentraremos en el agua desde la orilla hasta donde nos sea posible. Para ello es muy aconsejable estar provistos de altas botas de goma, siendo mucho mejor, a ser posible, de pantalones de vadear.

Una vez efectuado el lance, mantendremos abierto el carrete y situaremos la caña en su correspondiente soporte que habremos fijado anteriormente, (os indico que mi preferencia es fijar el soporte de la caña en la orilla, pero como un metro dentro del agua). Solo entonces cerraremos el carrete y tensaremos el sedal.
Si al poco tiempo de haberlo tensado, observamos que el seno del hilo cae flácido, procederemos a tensarlo de nuevo, si repetida esta operación el resultado es el mismo, esto significa que la corriente es demasiada para nuestro lastre y mueve

Tras la noción general de la pesca de los peces planos, nos adentraremos a la pesca de, según mi perecer, las dos especies más representativas de los Pleuronectiformes.
He leído en la red una serie de artículos sobre la pesca del lenguado y creo que es tiempo de aportar un poco con mi experiencia sobre el tema, dejando en claro que no pretendo tener la verdad absoluta y solo representa mi forma de pescarlo de manera que sirva como guía para los que se inicien en esta pesca.
Lo primero que habría que indicar es que la pesca del lenguado puede resultar muy frustrante para el que se inicia debido a que es sin lugar a dudas una de las técnicas más difíciles de dominar de la pesca de orilla y muy distinta al resto de las especies, por lo que hay que tener paciencia en conocer las artes necesarias para lograr capturar este preciado pez.

¿Como es el lenguado? Sin entrar es demasía en detalles técnicos, pues en los artículos dedicados al orden Pleuronectiformes con sus familias, sus géneros y sus respectivas especies, podemos comentar que el lenguado es un pez del tipo Paralichthys, de cuerpo ovalado y comprimido, al nacer tiene la forma de un pez común, nada en postura vertical y a medida que crece, se apoya en el fondo del mar, siempre del mismo lado, adoptando su característica posición horizontal. Debido a eso, el ojo que corresponde al lado que está en contacto con el fondo se va desplazando hasta ubicarse junto al otro, en la parte superior para tener una visión hacia arriba. El lado que se apoya en el fondo carece de pigmentación y es absolutamente blanco, mientras que el otro costado tiene la capacidad de mimetizarse con el entorno. Otra característica importante del lenguado es su boca retractil que le permite alargar el hocico para atacar con mayor eficiencia, dotado de grandes dientes para afirma la presa es su ataque.
¿Qué equipo utilizar? Según mi experiencia en el tema podría recomendar el siguiente equipamiento básico:
Caña.- Debe tener una longitud entre 3 y 5 metros con capacidad para lanzar entre 40 y 80 gramos. Una caña de menor tamaño nos dificultaría cargar plomos de más de 50 gramos y con ello la distancia de lanzamiento se reduciría mucho y una caña mayor nos haría perder sensibilidad en la picada y principalmente nos cansaría más rápido ya que como veremos la pesca del lenguado requiere cierto esfuerzo físico.

Carrete.- Enfocándonos de que se trata de un equipo básico utilizaremos un carrete común de spinning o frontal que nos permita almacenar al menos 100 metros. de lienza para unos 10 kg. de resistencia, con eso bastaría aunque a continuación relato las características que debemos buscar en un carrete concreto para el lenguado.
La cantidad de rodamientos que utiliza el carrete determina la suavidad de giro lo que ayuda a lograr mayor sensibilidad y permite una mayor duración del equipo, debe disponer de al menos tres.
El peso del carrete no debe sobrepasar los 300 gr para permitirnos pescar durante largas jornadas sin castigarnos físicamente.
Que este diseñado para agua salada lo que nos garantiza una mayor duración.
No obstante a lo anterior, un equipo algo más profesional podría estar formado por una caña de grafito, línea multifilamento y carretes de casting tipo Abu Garcia ambassadeur para lograr una máxima sensibilidad, potencia de frenado y mayor distancia de casting o lanzado de señuelos.

Tanza.- De la mejor calidad posible con una resistencia ara de 10 kilos, en monofilamento equivalente a un grosor de 0.40 mm y en líneas trenzadas multifilamento en 0.25 mm

Anzuelos.- Dependiendo del tamaño del cebo debemos contar con anzuelos del 5, 6 y 7.
Plomos.- Desde los 30 a 80 gramos en forma de torpedo o gota de acuerdo a la armada a utilizar y estado de la mar.
Señuelos.- Más adelante veremos en extenso este tema.
Botas de agua o vadeador.- Casi indispensable para la pesca.
Complementos.- Alicates, destorcedores, caja de carnada, hilo elasticado y alfileres (más adelante veremos para que).

¿Dónde encontramos al lenguado? En general el lenguado debiera estar presente en cualquier playa de arena que tenga un oleaje moderado, pero a diferencia de lo que se podría creer es mucho más común encontrarlo en los bordes de playa entre la primera piedras lo que presenta mayor dificultad ya que se corre el riego de trabar nuestros equipos, de todas formas nos vamos a centrar en la pesca clásica en playa abierta. Lo primero a comentar es que el lenguado habita entre los 10 y los 40 metros de profundidad y sale a cazar hasta el mismo borde playa, por ello debemos saber que no siempre el lenguado se acercara a la orilla, de hecho si el mar esta movido no se acercara ya que su presa no estarían cerca de la orilla con esas condiciones, entonces el primer consejo es no intentar pescar lenguado con el mar revuelto, en esas condiciones es mejor probar con otras especies sin olvidarnos de los lenguados.

La pesca del lenguado no depende de la hora como es habitual con otras especies (al amanecer o al atardecer) si no de las mareas, recordemos que durante el día tenemos dos mareas altas y dos bajas (Pleamar y bajamar en términos náuticos), estadísticamente he podido comprobar que la mejor hora para pescar al lenguado es cuando se alcanza el punto más bajo de bajamar hasta pleamar (o el punto más alto de la marea alta), para saber a qué hora esta la bajamar consultaremos nuestra tabla de mareas u otros medios disponibles; sin embargo esto no es una regla sagrada y se puede probar durante todo el día ya que va a depender de cada escenario de pesca si los pozones están al alcance en marea alta o si la playa queda muy seca en baja, yo habitualmente pesco de las 8 de la mañana al mediodía y la incidencia de piques generalmente esta en el horario comentado. Dentro de la playa es importante identificar los distintos lugares donde se encontrara el lenguado, aprender a leer una playa requiere tiempo, ya que cada playa presenta niveles de corriente y profundidad distintos, pero como normal general podría intentar identificar algunos lugares comunes.


Pozones: La mayor parte del día el lenguado se dirige a estos pozones que son zonas algo lejanos de la orilla de mayor profundidad en donde la corriente generada por el oleaje no es tan intensa (debido precisamente a su profundidad) y permite el refugio de pequeños peces que son precisamente su alimento, para distinguir donde hay uno de estos pozones tenemos dos referencias, una dada por las propias olas que al reventar adentro se dirigen a la orilla de forma uniforme pero hay ciertos lugares donde la línea de espuma generadas por la ola se empieza a retrasar o simplemente desaparece indicando que hay mayor profundidad en esa zona, además estos pozones tienden a tener una coloración más oscura que el resto del agua, por otro lado la otra referencia nos la entrega la arena que esta frente al pozón ya que esta generalmente presenta un marcado desnivel hacia la orilla. Muchas veces cuando nos encontramos con marea alta nos resultara muy difícil alcanzar la distancia necesaria de lanzamiento para llegar a estos pozos pero es el primer lugar donde probar

Pozos de Orilla: Estos son más fáciles de identificar, ya que al ingresar caminando al agua no daremos cuenta que hay zonas cercanas a la orilla en donde existen grandes hoyos en la arena, más de alguna vez cuando nos bañamos nos hemos encontrado con esto, en esos lugares cuando la marea esta alta generalmente se presenta el lenguado aunque casi siempre de menor tamaño, pero es un buen lugar para practicar. De todas formas les comento que el lenguado más grande que he logrado capturar fue precisamente en uno de estos pocitos a escasos dos metros de la orilla.

Zona de cruce de aguas: Con esto me refiero a ciertos lugares en donde convergen la resaca de dos olas que se juntan e ingresan juntas al mar generando una fuerte corriente (Muy peligrosa por lo demás) que arrastra mucha arena hacia el fondo, esta remoción de arena levanta muchos crustáceos como la pulga de mar, en estos lugares es habitual encontrar sargos, corvinas y también lenguados por lo que se debe intentar en esa zona, especialmente si se utilizan señuelos tipo rapala.
Al principio puede resultar un poco difícil identificar todas estas zonas por lo que la recomendación seria simplemente peinar la playa, esto no es otra cosa que probar lanzado de manera regular en toda la playa hasta sentir la primera picada y detenerse en ese lugar. De todas formas hay que tener presente que en una buena mañana de pesca es habitual que no se superen las 5 ó 6 picadas por lo que la efectividad que debe alcanzar un pescador de lenguados es muy superior a uno normal dado las pocas chances que nos ofrece el pez.

Zonas Planas : Esto escapa un poco a todo lo que he leído, pero me refiero a esas zonas planas que prácticamente no tiene profundidad y en donde uno puede adentrarse en el mar varios metros sin ganar mucha profundidad, estas zonas me han sido muy productivas últimamente pero solamente a las horas más cercanas a pleamar.
Al principio puede resultar un poco difícil identificar todas estas zonas por lo que la recomendación seria simplemente peinar la playa, esto no es otra cosa que probar lanzado de manera regular en toda la playa hasta sentir la primera picada y detenerse en ese lugar. De todas formas hay que tener presente que en una buena mañana de pesca es habitual que no se superen las 5 ó 6 picadas por lo que la efectividad que debe alcanzar un pescador de lenguados es muy superior a uno normal dado las pocas chances que nos ofrece el pez.

Cebo a utilizar.- El lenguado es un pez cazador por excelencia al mimetizarse con el entorno genera una emboscada mortal para los peces que circulan en su radio de acción, dentro de los alimentos que he podido identificar al revisar su estomago están las anchoas, las pequeñas jibias, pulgas de mar, camarones y diferentes gusanos marinos. Una diferencia fundamental con el resto de los peces es que el lenguado no recorre un área de costa en busca de comida si no que como hemos visto se entierra en una zona propicia a esperar que esta pase frente a él, por lo tanto resultara muy difícil que el lenguado tome nuestra carnada si la dejamos anclada en la arena, salvo que esta quede muy cerca de el, entonces lo que debemos procurar es nosotros recorrer toda la zona de pesca con nuestra carnada en busca del lenguado, haciéndole creer que nuestro cebo está vivo y nadando con cierta dificultad, si logramos posicionar nuestra carnada cerca de un lenguado a la profundidad correcta y con la velocidad adecuada este la atacara sin piedad.

Tipos de aparejos.- Existen varias armada para el lenguado, las he probado todas y cada una tiene sus ventajas y desventajas, todo depende de la profundidad de la playa, pero lo que si noto es que habitualmente el pescador de lenguados es muy temeroso de utilizar plomos de más de 40 gramos, lo que a mi modo de ver es un error porque hay que presentar la carnada en el rango de acción del pez que es precisamente en el fondo y por lo tanto hay que manejar tanto el peso de la armada como la velocidad de trabajo para llegar a ese radio de acción, de lo contrario solo en algunas zonas de baja profundidad tendría reales opciones de captura, a continuación presento las tres armadas más utilizadas.

Aparejo de superficie: Este tipo de armada permite un movimiento más natural del cebo, ofrece poca resistencia al viento pero por la posición del plomo no permite lances muy largos, es más sensible a la picada pero no alcanza mucha profundidad por lo que recomiendo utilizarla solo cuando el oleaje está tranquilo. Por el hecho de tener poco peso esta armada tiende a subir mucho por lo que es necesario recogerla con la puntera de la caña muy pegado a la arena para ganar profundidad, además resulta ideal para trabajarla en zonas de riesgo de trabas debido a que por su forma es más difícil perderla.

Aparejo de Profundidad: Este tipo de armada permite alcanzar mayor profundidad pero se pierde sensibilidad en la picada, ofrece más resistencia al viento pero al poder cargarla con mas plomo se alcanzan mayores distancia, el movimiento del cebo se muestra más tosco.
Este tipo de armada se debe utilizar cuando el oleaje esta fuerte y la cantidad de plomo a utilizar dependerá de la velocidad de la corriente, es muy importante utilizar un nudo de empalme o rotor para evitar que el plomo se enrede en la lienza, abajo presento las ilustraciones de ambos elementos.

Aparejo Doble: Esta armada permite alcanzar dos niveles de profundidad, pero presenta el mayor grado de dificultad al utilizarla ya que se pierde mucha sensibilidad en la picada, ofrece muchísima resistencia al viento con lo cual rara vez se sobrepasa los 20 metros de distancia en el lanzamiento y requiere experiencia en el manejo para evitar enredar entre si los dos anzuelos, por lo que no la recomendaría para el que se inicia en este tipo de pesca.

Como colocar la sardina en el anzuelo.- Colocar correctamente la sardina en nuestra armada es vital para intentar pescar al lenguado ya que debemos generar la impresión que la carnada está viva y para ello debemos procurar que nuestra sardina nade de la forma más natural posible. En primer lugar hay que aclarar que lo optimo es utilizar sardinas pequeñas de entre los 12 y 15 cm. lo cual nos ayudara a imprimir un nado más libre y a la vez acortara el tiempo que se toma el lenguado en tragárselo. De no tener sardinas pequeñas, se puede hacer un corte a la altura del orificio anal y cortarlo de manera perpendicular en dirección a la cabeza procurando retirar todo el vientre, luego se amarra al anzuelo como se muestra en la siguiente imagen.

En caso de tener la sardina del tamaño adecuado, es importante que al colocar el anzuelo a la sardina quede completamente estirado porque en caso contrario al recoger la lienza este empezara a girar sobre si mismo ocasionando el enredo inmediato del reinal. Básicamente hay dos formar de encarnar el pejerrey que ilustro a continuación:

Modo clásico.- Se pasa el anzuelo por el hocico de la sardina y se saca completamente por las agallas.
Luego se pasa cuidadosamente por la parte inferior del ojo del lado por donde se saco el anzuelo y se saca completamente el anzuelo por el otro lado.

Luego se pone el ojal del anzuelo a la altura del término del ojo y se mide hasta el punto en donde comienza la curvatura del anzuelo que es donde debemos clavar de lado a lado el anzuelo.

Finalmente tiramos suavemente de la lienza para ajustar el anzuelo, debemos comprobar que la sardina quede completamente estirado,
porque como vimos en caso de quedar con una curvatura producto de clavar muy atrás el anzuelo, nuestra carnada empezara a girar y enredara el reinal,
del mismo modo si clavamos muy adelante la cabeza de la sardina tendera a doblarse con lo cual obtendremos el mismo efecto indeseado.

Modo refinado.- En esta modalidad se le agrega al anzuelo un trozo de hilo elástico con una alfiler que nos servirá para afirmar el pejerrey al anzuelo.

El procedimiento parte igual que en el proceso anterior, se pasa el anzuelo por el hocico de la sardina y se saca completamente por la agalla

A continuación se mide el largo del anzuelo colocando el ojal en el centro del ojo y se mide hasta el termino del anzuelo, en ese punto se debe clavar a la sardina, luego se introduce la cabeza del anzuelo dentro de las agallas y tiramos suavemente la lienza hasta dejar el anzuelo bien fijado al cuerpo de la sardina.
Finalmente se amara fuertemente a la altura de las agallas con el hilo elástico y se clava el alfiler para fijarlo a la sardina. Al igual que en el método de encarne anterior se debe procurar que la sardina quede completamente estirado para evitar que gira sobre sí misma.

En ambos casos es importante traspasar la sardina a la altura de la columna vertebral o un poco mas arriba hacia el lomo (La parte mas oscura visto lateralmente) para lograr una mayor dureza ya que si clavamos en la parte inferior es muy probable que se parta la sardina al cabo de unos pocos lances.

Ya estamos listo ¿Ahora que? Antes de lanzar nuestra carnada al agua se debe ajustar la tensión del freno del carrete para evitar que ante un tirón fuerte se nos corte y perdamos nuestra pieza, para ello basta con activar el freno antireversa del carrete y girar el rotor de ajuste (ya sea el que aprieta la bobina o el de cola si lo tuviera) hasta lograr sacar lienza sin aplicar mucha presión, luego soltamos el freno antireversa y estamos en condiciones de lanzar.

Una vez que nuestra carnada este en el agua se debe recoger la lienza de forma continua tratando de encontrar el ritmo adecuado, si recogemos muy lento es posible que nuestro plomo se arrastre por el fondo lo cual no seria adecuado en cambio si recogemos muy rápido nuestra carnada trabajara muy cerca de la superficie lo cual tampoco es correcto. sin embargo siempre debemos sentir nuestra lienza, algunas veces cuando la corriente esta fuerte nos devolverá la carnada a la orilla por lo que debemos recoger con mayor rapidez para siempre tener cierta tensión aplicada, de lo contrario no sentiremos la picada del lenguado.
Otro punto importante es que debemos recoger hasta la misma orilla, porque como comente anteriormente muchas veces el lenguado esta a escasos metros del borde de playa, de todas formas lo ideal es ir variando la velocidad de recogida de acuerdo a la profundidad que suponemos en que esta nuestra carnada, las corrientes a las que nos enfrentamos y otros factores que se nos pudieran presentar como por ejemplo la turbiedad del agua, si hay suficiente claridad la recogida debe ser más rápida que lo habitual y si por el contrario existe presencia de algas flotando o mucha espuma el ritmo debe ser mucho más pausado.

¿Cómo pica el lenguado? Existen diversas formas en que sentiremos la picada del lenguado dependiendo fundamentalmente de la profundidad en que pique, del tamaño del lenguado y del método y velocidad en que estemos recogiendo nuestra carnada, a continuación presento las principales formas en que se presenta.

Picada en Pozo Profundo.- Esta es quizás la picada mas emocionante ya que el lenguado se despega del suelo y alcanza la sardina a media altura para luego volver a caer al fondo de arena, nosotros sentiremos un fuerte tirón que nos bajara la caña de forma muy notoria, en ese momento debemos procurar soltar toda la tensión a la lienza ya que si el lenguado nota resistencia simplemente soltara la carnada de inmediato, esta acción se logra soltando el carrete para que gire en sentido contrario y bajando la caña de forma muy rápida. Muchas veces el lenguado nada persiguiendo la sardina por algunos metros y una vez que lo atrapa se devuelve al pozo donde estaba, nosotros sentiremos que una vez que nos bajo la caña se llevara unos metros de lienza en su retirada, trataremos por lo tanto de dar lienza sin que esta llegué a tensarse, al cabo de unos segundo se detendrá.

Independiente del modo en que pique el lenguado el procedimiento para clavar el anzuelo es el mismo. Una vez que se detuvo debemos darle tiempo para que se trague la sardina, siempre el lenguado da vueltas a la sardina para tragarse la cabeza primero, ello debiera tomarlo unos 20 ó 30 segundos, luego de esperar ese tiempo recobraremos la lienza lentamente hasta sentir cierta tensión, si el lenguado aún no se traga la sardina sentiremos unos pequeñísimos tironcitos en ese caso le damos más tiempo, una vez aguardado lo prudente tensamos la línea, activamos el freno antireversa del carrete y procedemos a clavar levantando la caña y tirándola hacia atrás una o dos veces, inmediatamente deberíamos sentir al pez en el otro extremo.
Picada en zonas de baja profundidad.- En este caso la carnada pasa muy cerca del lenguado por lo que este solamente tiene que moverse levemente para alcanzarla, cuando ocurre esta situación nosotros sentiremos simplemente que nos detienen la lienza, es como una parada en seco. Aquí es muy importante reaccionar a tiempo y proceder a soltar la resistencia de la lienza y esperar según lo indicado arriba.
Muchas veces nuestra armada tendrá resistencia al chocar con algas, piedras o simplemente golpeara en la arena y nosotros sentiremos algo similar a este tipo de picada, debemos ante cualquier duda proceder como si lo fuera, soltando la lienza y esperando algunos segundos, luego tensamos con mucho cuidado y si observamos que la ola mueve nuestra carnada quiere decir que era falsa alarma, si por el contrario al pasar la ola no sentimos que nuestra armada se desplace es que seguramente tenemos un lenguado en el otro extremo.

Otra recomendación importante que se presenta con cualquier tipo de picada es que en algunas ocasiones dependiendo de la forma de la playa, el lenguado atrapa la sardina en zonas de mucha corriente o poco profundidad y antes de comérselo se desplaza a una zona más profunda, esto generalmente es hacia el fondo con lo cual sentiremos que el lenguado nos roba lienza para finalmente detenerse, pero en algunos casos esas zonas más profundas se encuentran en pozos cercanos a la orilla por lo que el lenguado una vez que tome la sardina avanzara hacia nosotros y se detendrá en el pozo de orilla, en ese caso nosotros sentiremos como si se nos hubiese cortado la lienza pero debemos actuar con mucho cuidado ya que generalmente ello indica la presencia de un lenguado de mayor tamaño, entonces debemos con mucho cuidado recuperar lienza hasta sentir cierta presión sobre ella, esperamos el tiempo indicado y procedemos a clavar de manera suave ya que tendremos muy pocos metros de distancia entre el lenguado y nosotros y la resistencia de la lienza es menor por ese motivo.

Picada del Lenguado pequeño.- Habitualmente en los pozos de orillas encontraremos lenguado de pequeño tamaño (200 a 800 gr.), estos peces son muy voraces y poco sutiles a la hora de comer, a diferencia de las formas tradicionales en que pica el lenguado adulto, estos atacaran sin piedad las sardinas que hasta lo igualan en tamaño, la forma de sentirlos en que cuando la carnada esta casi por salir del agua sentiremos dos o tres picadas al estilo tradicional, esto es como si estuviéramos pescado cualquier pez de roca para luego arrastrar la sardina un par de metros más atrás y proceder a tragárselo, en este caso yo les pediría reducir el tiempo de espera a solo 10 segundos con el fin de intentar clavarlos en el hocico y no desde su estomago con cual ya no podríamos devolverlo al agua con vida.

Picada con carnada anclada.- Con esto me refiero a cuando dejamos nuestra carnada inmovilizada en el fondo, esto se da cuando realizamos pausas largas mientras recogemos para darle profundidad a nuestra armado o simplemente cuando no estamos pescando específicamente lenguado (Recordemos que no solo come sardina, también jibia, pieure, pejerrey. etc). En estos casos sentiremos una leve llevada de lienza de aproximadamente un metro de distancia, ante lo cual ya sabemos que no debemos oponer resistencia y debemos esperar cerca del 30 segundos para clavar nuestra pieza.

Finalmente para redondear el tema de como pica el lenguado debo comentar que muchas veces he sentido picadas muy sutiles, casi imperceptibles en la lienza que han resultado ser lenguados de gran tamaño por lo que me atrevería a afirmar que entre mayor es el tamaño del lenguado más difícil es lograr que pique, me imagino que ello se debe en parte a que un lenguado grande reacciona mas lento al momento de la emboscada y es mas cauteloso ante los elementos extraños, otro punto importante es que es habitual que en el mismo habitad del lenguado también existan otras especies como los sargos y las corvinillas, estos no atacaran nuestras sardinas si recogemos con cierta velocidad, pero si la recogida es lenta no perderán la oportunidad y sentiremos fuertes tirones y llevadas que nos harán dudar pero al momento de intentar clavar nos daremos cuenta que no tenemos al pez al otro extremo, para salir de dudas bastara con revisar lo que queda de nuestra sardina ya que estos peces lo devoran con fuerza pero no se comen la cabeza, por lo tanto debemos intentar recoger más rápido en esa zona o irnos a otro sector de lo contrario lo único que lograremos es quedarnos sin sardinas.

¿Como lo saco del agua? Una vez que tengo clavado al lenguado debo actuar con calma ya que como pocas especies de orilla me puedo enfrentar a grandes contrincantes de varios kilos de peso y bastante fuerza. Lo primero es intentar medir al pez, con esto me refiero a sentir la fuerza que me opone como resistencia, si lo puedo manejar lo empiezo a recoger de manera constante, en cambio si es demasiada la fuerza que tiene bastara con aguantar la caña y el carrete lo cansara solo ya que recordemos que ajustamos el freno y en la medida que el lenguado tira el carrete cederá lienza generándole un gran cansancio al pez,
 una vez que note que pierde fuerza recién empiezo a recoger (Esto no debiera tomar mas de dos o tres minutos). si espero lo recomendado antes de clavar el anzuelo, el lenguado vendrá clavado prácticamente del estomago lo cual a los pocos minutos lo asfixiara aliviándonos el trabajo, una vez que este cerca de la orilla debo bajar la punta de la caña a la altura de la arena con esto consigo que el lenguado se pegue a la arena y ejerza menos presión en la resaca, si por el contrario intento sacar a un lenguado con la caña en alto cerca de la orilla este se levantara ofreciendo su ancho cuerpo muchísima resistencia a la resaca de la ola lo que generaría que la lienza se rompa.
 De acuerdo al tamaño del lenguado y a la velocidad de la ola es muy posible que sea muy pesado sacar el lenguado en el último tramo, para ello debemos tener nervios de acero y actuar inteligentemente, primero intentaremos recoger hasta que notemos que la lienza llega a un limite peligroso de presión, ante eso simplemente esperaremos con la caña a la altura de la arena a que venga la siguiente ola, la cual nos ayudara levantando al lenguado de la arena y empajándolo hacia afuera, sin aún así no alcanzamos a sacarlo del agua, simplemente lo aguantaremos y volvemos a esperar con la caña baja hasta la siguiente ola.
Cualquier apresuramiento por sacar rápido el pez del agua puede terminar con que la lienza se rompa, por lo que tenemos que aprender a controlarnos en este instante y actuar como se ha descrito, aquí es fundamental el uso del freno del carrete ya que este nos cuidara de no exigir al máximo la lienza y evitara la rotura, luego cuando ya lo tenemos cerca de nuestro alcance tomamos con la mano la bobina del carrete impidiendo que ceda lienza y corremos hacia atrás para dejar nuestra presa fuera del agua y en un lugar seguro.

La pesca con Señuelos.- La pesca del lenguado con señuelos difiere mucho de pescarlo con sardina, lo primero que hay que tener en cuenta es que por muy eficiente que sea el señuelo nunca voy a igualar la eficacia de pescarlo con sardina (Cuando logro aprender la técnica claro esta) pero por contrapartida generalmente me va a ofrecer capturas de mejor tamaño junto con tener la posibilidad de atrapar otras especies como corvinas, sierras y cabrillas. Como regla general tendría que partir diciendo que señuelo en la caja no pesca, con esto me refiero a que la pesca con artificiales de cualquier especie requiere constancia y entre mayor cantidad de veces mi señuelo este en el agua más probabilidades de lograr el objetivo tendremos, además en el caso particular del lenguado después de mucha prueba y error he logrado identificar solo un pequeño rango de señuelos que nos sirven, ya que soy de los piensan que existen muchos artificiales que están destinados a pescar pescadores mas que peces.

El Sedal.- Un elemento opcional pero muy útil resulta el lider, que es una adición de línea que va desde unos pocos cm. 50 a 60, hasta unos 5 ó 6 metros de acuerdo a la preferencia del pescador, se utiliza por dos razones, la primera es para tener una línea de mayor resistencia en los metros finales que permita arrastras con seguridad una presa (lider largos) y la segunda es darle invisibilidad a la línea al unirse al señuelo, cuestión muy importante especialmente en días soleados y de aguas claras.
Para los lider largos se utiliza monofilamento de 0.60 mm y para efectos de los lider cortos (invisibilidad) lo ideal es utilizar fluorocarbono o monofilamento blanco o rosado.

¿Como trabajar el señuelo? En primer lugar antes de lanzar el señuelo al agua hay que tener presente el peso de este y el grado de acción de caña que utilicemos, para los que le resulte extraño este concepto fijémonos en la información que nos entrega la caña y que aparece escrito en la base de esta, en ella nos indica el largo, la acción (liviana, media, Fuerte, ultra fuerte, etc.) lo que va relacionado con la cantidad de peso para la que esta fabricada, esto es importante porque si ocupo un señuelo de apenas 30 gramos difícilmente lo voy a manipular con una caña de más de tres metros para pesos de 60 - 120 gramos ya que no lo sentiría, por el contrario si tengo una caña pequeña para 30 - 50 gramos y ocupo una chispa metálica de 80 gr. seguramente terminare quebrando la puntera de la caña. Al igual que en la peca con sardina debo ajustar el freno hasta que ceda lienza de forma suave pero esta vez trabajaremos con el sistema de freno antireversa activado, finalmente hay que tener presente que muchos señuelos están diseñados para ser trabajados desde un bote y que por su peso y nivel profundidad que alcanzan no nos servirán para pesca de orilla. 
Ante la enorme cantidad de señuelos artificiales que se encuentran en el mercado voy a ahorrarles un poco de dinero enseñándoles los que me han dado mejores resultados:

Señuelos de Profundidad (Sinking).- La designación Sinking hace referencia al comportamiento del señuelo al dejar de recuperar línea, en este caso se hundirá por lo que el comportamiento clásico de este tipo de señuelos es a baja velocidad se hunden y a medida que recupero con mas velocidad se mantienen mas arriba de la corriente de agua.

Esta es la clásica chispa cromada de larga data, su efectividad es más bien baja para el lenguado (no así para la corvina) principalmente por que es difícil encontrar la velocidad de trabajo ideal ya que este señuelo no nada, pero de vez en cuando me ha entregado alguna pieza. para lograr mayor efectividad es recomendable cambiar el anzuelo triple de la cola por dos o tres anzuelos libres, en el mercado ofrecen muchos modelos derivados de la original con formas onduladas y en diversos pesos.
Generalmente la utilizo cuando el mar esta muy movido en donde el resto de los señuelos queda fuera de acción o cuando deseo alcanzar grandes distancias de lanzamiento (hasta 100 metros) ya que su forma aerodinámica permite una fácil salida.

Este señuelo es marca lobo de fabricación nacional Chilena, aunque existen equivalentes de marcas extranjeras, tiene un peso de 80 gramos y una paleta natatoria ubicada casi de forma vertical en relación al señuelo.
Su peso permite alcanzar fácilmente los 60 metros que junto con la paleta de natación le brindan un trabajo de fondo, especialmente indicado para alcanzar esos pozos profundos lejanos a la orilla, su efectividad no es muy elevada salvo en días soleados donde hay abundante lenguado en la costa.
La velocidad de recogida debe ser relativamente lenta ya que por su paleta al aumentar velocidad se aumenta también la profundidad, pero no demasiado lenta ya que por su peso también tendería a irse al fondo, la idea es encontrar una velocidad en que nade cerca del fondo pero sin tocarlo. El principal inconveniente de este señuelo es que por su peso tienda a generar más cansancio al pescador.

Otro modelo de profundidad de la marca Lobo es este señuelo de 60 gramos que logra un excelente lanzamiento y con su paleta en 90º logra profundizar con gran rapidez pero a diferencia del anterior al detener la recogida sube a superficie por lo cual se puede recorrer con gran dinamismo toda la superficie de pesca, el único inconveniente de este señuelo es que es un tanto pesado de trabajar y tiende a ser un poco lento en sus movimientos por lo que se torna recomendable solo si el agua no está muy clara inconveniente de este señuelo es que por su peso tienda a generar más cansancio al pescador.
Otro competidor dentro de este tipo de señuelos es la línea tormentor de abu Garcia que aunque existen variantes en cuanto a flotabilidad la versión sinking logran un atractivo movimiento de zigzag en la recogida lo que permite trabajarlos a muy baja velocidad por pozos tranquilos siendo muy tentador para los lenguados más grandes. se torna recomendable solo si el agua no está muy clara.

Señuelos de acción Media (Suspending).- La designación suspending hace referencia al comportamiento del señuelo al detener el recobro de línea, en este caso deberían tener un comportamiento neutro, ni subir ni bajar al detenerlo, por lo que el nivel de profundidad de trabajo del señuelos dependerá del tamaño y ángulo de la paleta natatoria.
Hay pocas opciones en el mercado para este tipo de señuelos, los cuales se caracterizan por tener un peso medio (30 - 50 grs.) pero una paleta natatoria proyectada en Angulo de 45º lo cual nos permite manejar la profundidad de trabajo entre superficie o media agua.
El señuelo de la foto corresponden a la línea X-rap 14 de 43 Grs. de Rapala, la profundidad de trabajo se regula de acuerdo a la velocidad de recogida pero oscila entre 1 y 3 metros, si la recogida es lenta el señuelo debido a su flotabilidad tendera a subir y si recogemos rápido se ira mas a fondo lo que nos permite utilizar un mismo señuelo en distintas zonas de la playa, estos señuelos en particular poseen un efecto llamado suspending que permiten mantener una flotabilidad neutra entre pausas en la recogida generando un atractivo único en peces predadores. pero este efecto solo se logra en determinadas condiciones de oleaje. Otra alternativa de los señuelos de esta gama que también tiene variantes en cuanto a la profundidad de trabajo son las Japonesas Yo zury, Tobimaru, que debido a su excelente balance generan movimientos muy realistas y tienen muy buen lanzamiento.

Señuelos de superficie (Flouting).- La designación flouting guarda relación con el comportamiento del señuelos al detener al recogida de línea, en este caso tendera a salir a flote, por lo que el comportamiento del señuelo será a menor velocidad más cerca de la superficie y a medida que gana velocidad profundizara más.
Es tipo de señuelos de marca Lobo, bomber y rebel son los ideales para el lenguado, tienen un peso muy reducido de solo 30 gramos, están armados con tres anzuelos triples, poseen una pequeña paleta natatoria y en su interior tienen una lamina de aluminio que genera el brillo necesario para llamar la atención del lenguado, además cuentan con un pequeño plomo en forma de bola en su interior que emite un sonido en su desplazamiento, todo esto le permite un nado muy similar al de la sardina, su acción es de superficie y por su bajo peso flotan por lo que para darles profundidad hay que recogerlos con la punta de la caña muy cerca del suelo.
El principal inconveniente que presentan es que por su bajo peso la distancia de lanzamiento es muy reducida, para disminuir este inconveniente es fundamental trabajarlos con líneas de bajo grosor, pero cuando hay viento o el oleaje esta fuerte quedan fuera de acción. El grado de efectividad de estos señuelos cuando las condiciones son favorables es óptimo.

siempre en las misma línea están los señuelos mini de 10 hasta 12 cm. de largo que trabajan a flor de superficie ya que poseen una paleta natatoria muy pequeña o directamente no la tienen profundizando solo hasta 1,5 metros siendo muy efectivos para la corvinilla y el lenguado (aunque en este último solo en las salidas de la ola).

Uno de los señuelos más efectivos que han resultado para el lenguado son las yozuri Crystal Minnow, su movimiento de bamboleo sumado a su increíble brillo lateral generan un atractivo irresistible para el lenguado cuando las condiciones del mar permiten un nado lento. Este señuelo se ofrece en 18 y 22 gr. dependiendo de la versión y flotabilidad, aunque presentan el inconveniente de la durabilidad ya que el triple central termina rayando la superficie del señuelo.

Otro de los señuelos exitosos es el Daiwa DB, de solo 11 cm. y 14 gramos, con una similitud exacta con una sardina resulto ser unos muy buenos señuelos en playas razas de oleaje tranquilo. Uno de los problemas que nos enfrentamos al utilizar estos señuelos es que por su poco peso se dificulta el lanzamiento pero en el caso del lenguado no es necesario lanzar mas de 30 metros, si aun así no alcanzamos esa distancia con facilidad recordemos que lo ideal es contar con una caña que trabaje el gramaje adecuado para nuestros señuelos y el uso de línea de bajo grosor, no obstante agregarle al triple de cola un poco de soldadura de estaño ayuda bastante a ordenar el lance.

Señuelos de vinilo (plásticos).- Existen muchos señuelos de plástico con diferentes formas y colores, personalmente no he utilizado estos elementos pero me atrevería a recomendar en base a experiencia de otros pescadores estas replicas de sardina marca strom que nos servirían en caso de quedarnos sin cebo, vienen en distintos tamaños y la cola tiene un movimiento muy llamativo en el agua.
Como podemos apreciar la pesca del lenguado requiere de mucho estudio y paciencia, pero cuando se logra dominar es muy difícil volver a casa con las manos vacías por lo que los invito a tomar este desafió y disfrutar de la pesca y la cocina de este exquisito pez.

LA PESCA DEL RODABALLO. – Como en la del lenguado, la técnica es muy similar ya que los dos entran en el grupo de los peces planos, caracterizados por tener una vida muy similar.
El Rodaballo es un pez plano, por lo que en principio podemos decir que no presentará mucha lucha en su pesca. Ahora bien, en ocasiones podremos tener la suerte de encontrar determinados ejemplares de gran tamaño y ya sólo el hecho de levantarlos con nuestra caña nos proporcionará experiencias únicas.
Por otra parte, el sabor de su carne blanca y las múltiples opciones culinarias que nos ofrece, le convierten en una especie muy comercializada, además de en un objetivo ansiado por cualquier pescador.

Ahora os presentare las características a groso modo para no ser repetitivo en su descripción ya que lo hemos hecho en artículos anteriores.
* Cuerpo redondeado y aplanado.
* Ojos, grandes y saltones, situados en el flanco izquierdo.
* Aleta dorsal larga, que se inicia entre los ojos y la boca. Aletas pélvicas y anal, esta última separada. Aleta caudal con manchas.
* No presentan escamas pero sí una serie de tubérculos óseos de superficie rugosa.
* Boca grande con mandíbula prominente y dentición igual a ambos lados.
* Color superior marrón parduzco, cuya tonalidad varía según el entorno. El flanco inferior está depigmentado.
* Alcanza un tamaño de hasta 100 cm de longitud (12 Kg).
* Las puestas ocurren en primavera, unos 500.000 a 1.000.000 de huevos por kilo de peso de la hembra.

Su alimentación en vida silvestre es carnívora consistente en otros habitantes de los fondos, sobre todo peces, aunque también crustáceos y moluscos. Es un depredador diurno. Habita, como resulta habitual en los peces planos, reposando sobre fondos arenosos, pedregosos o mixtos, entre 20 y 75 m. Prefiere salinidades entre 30 y 35 g/l. No las tolera bajas, inferiores a 15 g/l. Temperatura óptima entre 14º y 18º C. Se distribuye por el Mar Báltico, Mar del Norte, Canal de la Mancha, Atlántico nororiental hasta Marruecos, Mar Mediterráneo y Mar Negro.

Forma de pescarlo.- El rodaballo es, por naturaleza, poco luchador y escasamente nadador, dos cosas que nos pueden llevar a determinar que sin duda su pesca será relativamente sencilla.
En el momento en que logramos clavarlos, la acción se limitará a mantener la tensión que efectuarán sobre la línea, sin efectuar rápidos tirones o carreras, como ocurre con otras especies. Y eso siempre y cuando se trate de un ejemplar de buen tamaño.
También puede pescarse al Volatín o a la espera, utilizando un sedal terminado en plomo y con varios anzuelos, que deberá caer en picado sobre el mar. El objetivo fundamental es el de colocar el cebo lo más cerca posible de la presa perseguida, para que entre al mismo; como ya hemos dicho el Rodaballo no es un gran nadador, así que cuanto más fácil se lo pongamos, mejor.

Equipo de pesca.- Usaremos el mismo que para el lenguado. El Rodaballo se pesca al Surf-casting; el material a utilizar se basa en los siguientes puntos:
* Caña: deberá cumplir las siguientes características:
    Longitud; deben ser largas (oscilando sobre los 4,5 metros).
    Potencia; son enormemente resistentes, con la finalidad de soportar los grandes pesos de algunas piezas que en alguna ocasión tendremos oportunidad de levantar.
    Capacidad de flexionarse en casi toda su longitud.
   Ligereza; para poder realizar los lanzamientos sin esfuerzo.
   Equilibrio, tendiendo en cuenta que los lances deben realizarse a muy largas distancias.
   Anillas de gran tamaño, con el fin de que faciliten el paso del hilo, sin imponerle ningún tipo de resistencia.
Sedal: deberá ser lo bastante fuerte, entendiendo que siempre existe la posibilidad de que nos entre un ejemplar de peso considerable. 50/100 es recomendable.
Anzuelo de gran tamaño. 
Como cebo usaremos un pedazo de pescado, principalmente de sardina, o de molusco pueden valer perfectamente. Consejos útiles para su pesca casi segura. La mejor época para su pesca desde la playa, es durante el comienzo del verano; época en la que se dirige a desovar cerca de las playas. Las desembocaduras de los ríos son también lugares excelentes