VAMOS A PESCAR PEZ LEÓN

Pterois es un género de peces marinos venenosos encontrados principalmente en el Indo-Pacífico. Los peces del género Pteroistienen un par de aletas en forma de abanico en las aletas pectorales y una punzante primera aleta dorsal. Estas aletas dan al pescado la impresión de melena del león, lo que le da al pez león su nombre común. La forma y la coloración de su cuerpo le proporcionará la capacidad para mezclarse con el entorno, que normalmente se llama camuflaje.

Pterois tiene varias espinas dorsales venenosas; este veneno se dice que es doloroso, pero la picadura de un pez león no es fatal para los seres humanos. Tanto la mímica como el veneno son una defensa importante. Cuando un depredador identifica cualquier Pterois disfrazado con el hábitat, la picadura de la espalda la mantendrá alejado a los depredadores por un tiempo bastante largo.
El cuerpo de la mayoría de Pterois está dominado por el color marrón, o, a veces, marrón con franjas blancas a lo largo del cuerpo y las aletas. Pterois vive en los océanos Indico y Pacífico, especialmente en los arrecifes de coral, es popular como un pez de acuario marino. Pteropterus ha sido reclasificado como Pterois.

Casi todo en el venenoso pez león (sus rayas rojas y blancas, sus largas y llamativas aletas pectorales y su comportamiento irritable) parece decir “¡No tocar!”

El veneno del pez león, que expulsa a través de 18 aletas dorsales punzantes, es una herramienta defensiva. Este pez caza a sus presas, principalmente peces y camarones, gracias a su camuflaje y a sus rapidísimos reflejos. La picadura del pez león es extremadamente dolorosa para los humanos y puede provocar náuseas y problemas respiratorios, pero normalmente no es mortal.

El pez león, también llamado pez escorpión, es originario de los arrecifes y grietas del Indo-Pacífico, aunque se ha extendido a océanos cálidos de todo el mundo. El pez león puede llegar a medir hasta 0,4 metros, pero la media se acerca más a los 0,3 metros.

En algunas regiones del mundo, el pez león tiene mucha fama como alimento, pero son especialmente buscados para el comercio de las mascotas (para acuarios). Es una especie abundante y su distribución va en aumento, lo que ha creado preocupación en Estados Unidos, donde algunos opinan que el éxito de esta especie no nativa representa un peligro para el hombre y el medioambiente.

ESPECIES.- Los peces león Indo-Pacífico Pterois volitans y P. millas (en la familia cabracho, Scorpaenidae ) en un tiempo no se distinguian entre sí, pero hoy en día son ampliamente reconocidos como especies distintas en base a los análisis de ADN mitocondrial (morfométricas y Hamner et al 2007;... Betancur-R et al 2011 ; Eschmeyer 2012). Ambos de estos depredadores, las especies venenosas han logrado notoriedad durante la década pasada, ya que han invadido el Atlántico occidental con extraordinaria velocidad, levantando una gran preocupación por su impacto en fondo duro, manglares, pastos marinos y arrecifes de coral de las comunidades nativas.
Estos peces león han sido estudiados más a fondo en el Atlántico occidental que en su área de distribución natural. En un estudio de las Bahamas, se encontró que la abundancia del pez león ha aumentado rápidamente entre 2004 y 2010, por el que el pez león representaron casi el 40% de la biomasa total de depredadores en el sistema. Este aumento en la abundancia de peces león coincidió con un 65% de disminución rápida (más de dos años) en la biomasa de los peces del Atlántico 42 registrados como presa del pez león.

La invasión del pez león se ha extendido a lo largo de la costa de la Península de Yucatán, incluyendo todo el arrecife de coral mesoamericano, y en el Caribe en cuanto a Venezuela. Pez León se registraron por primera vez en el Atlántico occidental en el 2000. Estableciendose desde Miami a Carolina del Norte (EE.UU.) desde el año 2002, alrededor de las Antillas Mayores desde 2007, y alrededor de los Cayos de la Florida y el Golfo de México desde el año 2009. Eran numerosos en torno Bermuda en 2004 y establecidos en las Bahamas en 2005. Desde 2009, el pez león ha ampliado su gama para incluir a las costas caribeñas de México y América Central y del Sur a Venezuela.
No está claro si serán capaces de difundirse al sur de Brasil y Uruguay.Los juveniles se encuentran tan al norte como Rhode Island (EE.UU.), pero en las condiciones actuales del clima que, aparentemente, no pueden resistir temperaturas de invierno al norte de Carolina del Norte. Son los primeros peces marinos nativos que se establecen en el Atlántico Norte occidental y el Caribe, aunque en un momento u otro decenas de peces marinos no nativos (la mayor parte del Indo-Pacífico) se han documentado en las aguas costeras de Florida.
El área de distribución natural de P. volitans es el Indo-Pacífico Occidental: Christmas y Cocos (Keeling) en el Océano Índico y en el Pacífico occidental de la Polinesia Francesa y las Islas de la Línea a Australia y Japón. El área de distribución natural de P. millas se encuentra en el Mar Rojo y el Océano Índico: Este y Sur de África, Madagascar y el Mascareñas al este de Indonesia, P. millas ha llegado al mar Mediterráneo desde el Mar Rojo a través del Canal de Suez.

Las espinas veneno de embalaje de pez león representan un peligro para cualquiera que trate con ellos. Nos informaron de una técnica no descrita anteriormente utilizado por P. volitans para capturar peces. Al acercarse lentamente la presa, el pez león producen chorros de agua dirigidos hacia su presa. Estos jets pueden confundir o distraer a la presa y, a menudo como resultado que la presa atacada, quede presa en las fauces lo que aumenta la probabilidad de la captura y la deglución.
Pterois andover

Pterois antennata .- El pez león, erróneamente llamado pez escorpión, es un pez de la familia Scorpaenidae. Su hábitat natural son los Lagoon y arrecifes del Océano Índico tropical y el Pacífico occidental. Se refugia durante el día y caza camarones y cangrejos durante la noche. Crece un máximo de 20 cm.

Su picadura es venenosa: los radios de la aleta dorsal, dos de los radios de la aleta ventral, y dos de la aleta anal están equipados con glándulas venenosas. Estas picaduras pueden provocar dolorosas heridas a buzos, mientras que la toxina que inocula puede causar parálisis respiratoria humana, insuficiencia circulatoria, y fiebre. Los síntomas generalmente desaparecen después de uno o dos días.
Es solitario y es más probable encontrarlo en el fondo, donde nadando lentamente conduce y arrincona con sus aletas a su presa.

COMO RECONOCERLO.- El Pterois antennata se caracteriza por sus asombrosos y diferentes rayos de sus aletas pectorales y sus largas antenas, blancas y negras. Carece de tejido entre los rayos de sus aletas dorsales. Las aletas pectorales están conectadas parcialmente hasta la mitad y esta área membranosa tiene uno o más puntos oscuros que parecen ojos, y su cuerpo está engalanado con líneas alternadamente rojas, blancas y cafés. Arriba de los ojos poseen unas largas antenas adornadas con bandas oscuras. Dorsales espinas 13; dorsales radios blandos 11-12; Anal espinas : 3; Anal Radios blandos : 6.

DONDE VIVE.- Durante el día se esconde en las grietas y recovecos debajo de rocas o de formaciones coralinas y por las noches caza. Frecuentemente cazan con la cabeza dirigida hacia la seguridad de su escondite, o cerca de un pasaje que dé a él. Se alimentan de camarones y de cangrejos. En cautiverio necesita ser alimentado con peces vivos al ser introducido al acuario, pero poco a poco podemos acostumbrarlo a comer comidas congeladas o frescas como trozos de camarón, pescado, calamar o carne de otro tipo de crustáceos. 

En la naturaleza se encuentra al este de África, en las islas Marquesan y Mangarava, al norte y el sureste de Japón, al sur de Queensland, Australia y Kermadec y las islas Australes. Vive en arrecifes de las lagunas marinas.Indo-Pacífico: Este África Marquesas e islas Mangareva, del norte al sur de Japón, al sur de Queensland, Australia y Kermadec y las islas australes.

EL VENENO.- Según lo estipulado en artículos científicos publicados por especialistas del Acuario nacional de Cuba, las lesiones causadas por las partes venenosas del pez, aunque indoloras al comienzo, son demasiado dolorosas después de un tiempo, todo esto dependiendo de la cantidad de veneno introducida a la víctima, la zona de contacto, y el sistema inmune de la víctima.

Los síntomas causados por el pez león incluyen inflamación de la zona afectada, sangrado, nauseas, entumecimiento de la parte corporal, convulsiones, así como efectos cardiovasculares. Es una teoría bastante generalizada que, en caso de ser herido por el pez, se debe sumergir la zona afectada en agua caliente, mantenerla ahí por más o menos 30 minutos, y consultar a su médico.

Se ha comprobado que las glándulas productoras de veneno en las espinas del animal se desactivan 30 minutos después de ser pescado. Sin embargo, el veneno existente en las espinas persiste en ellas incluso después de los 30 minutos.

A pesar del peligro que representa una herida causada por este animal para los humanos, estudios científicos muestran que el veneno del pez león puede ser tratado para medios medicinales y es prometedor para las investigaciones con respecto al cáncer, ya que muestra efectos antitumorales y hepatoprotectores.

La Introducción en el Océano Atlántico Occidental y en el Mar Caribe.- El pez león fue introducido posiblemente de forma accidental en las aguas del Océano Atlántico Occidental y las del Mar Caribe, convirtiéndose en una seria amenaza para la fauna local de peces e invertebrados de los cuales se alimenta y un riesgo para el equilibrio de los ecosistemas marinos de la región debido a que el pez aparentemente no posee enemigos naturales en estas aguas y por reproducirse a un ritmo vertiginoso.
 Las dos hipótesis más aceptadas que explican la aparición de Pterois Antennataen el Océano Atlántico son las siguientes:

En 1992 al menos seis de estos peces fueron liberados en la bahía de Biscayne (EE.UU.) al romperse el acuario que los contenía durante el paso del huracán Andrew.
Migración de especies en los lastres de las embarcaciones mercantes provenientes del Pacífico.

Las Consecuencias de la Aparición - La presencia del pez león puede generar desequilibrio en la cadena trófica del arrecife; debido a su alta tasa alimenticia, puede originar un descenso en la abundancia de pequeños peces y crustáceos herbívoros, que son quienes regulan el crecimiento de algas evitando el deterioro de los arrecifes de coral.

Además, puede desplazar competitivamente a las especies nativas porque:
No posee muchos depredadores naturales, y las poblaciones que lo consumen (como el mero, las chernas y los tiburones) se encuentran reducidas por sobreexplotación pesquera.

Presenta una tasa alimenticia muy alta.
Tiene una alta tasa reproductiva.
Puede disminuir hasta en un 80% el reclutamiento de otras especies.sobre todo

Soluciones a la Aparicion del Pez Leon en las Costas del Mar Caribe.- En las costas colombianas, se organizan a menudo torneos de caza, incentivando a las poblaciones pesqueras a hacer parte de los proyectos que tienen como fin el exterminio de esta especie invasora.

El pez león se puede comer. El veneno de sus espinas se desnaturaliza a la hora de cocción. Sin embargo, tenga en cuenta cuáles son las espinas venenosas.
En caso de un avistamiento, informe a las autoridades competentes el lugar, la hora, cuántos ejemplares, tamaño, etc.
Mantener las poblaciones de predadores saludables (mero, chernas, tiburones, morenas).
Pterois cincta
Pterois cristatus
Pterois ellioti
Pterois geniserra
Pterois kodipungi
Pterois lunulata


Pterois miles.- Pez Leon Comun
Pterois mombasae
Pterois muricata


Pterois radiata.- El pez león Clearfin, Tailbar pez león, pez león o Radiata radial firefish volitans radiata, es un pez carnívoro de aletas con espinas venenosas que vive en los océanos Índico y Pacífico occidental.
Es la única especie de pez león con espinas blancas. Pero también puede ser reconocido por el par de rayas horizontales blancas en la cola.
Pterois rebel
Pterois sphex
Pterois vittata

Pterois volitans.- El Pez León Colorado.- Es un pez venenoso originario de arrecifes de coral del océano Índico y zona occidental delocéano Pacífico, pertenece a la familia Scorpaenidae o peces escorpión.
A partir de mediados de la década de 1990 ha invadido la zona este del océano Atlántico de Estados Unidos y regiones del mar Caribe.

La historia comienza hace unos 18 años, con el paso del Huracán Andrew por la Florida, un pequeño grupo de la especie Pterois volitans (pez león rojo), escapó de los acuarios caseros de la zona de Tampa hasta la Bahía de Biscayne y tomó la corriente del Golfo hasta Carolina del Norte y otras corrientes al este y al sur de Bahamas, Cuba y República Dominicana. Hoy existen reportes de su presencia en Florida, México, Puerto Rico, Cuba, Islas Caimán y muy recientemente en Colombia, en las Islas de San Andrés y Santa Marta.

La mayoría de especies que se introducen en un nuevo hábitat desde otra región no se adaptan y desaparecen. En algunos casos se reproducen y subsisten con el alimento local, e incluso se convierten en una plaga, causando cambios en la composición, estructura y procesos ecológicos de los ecosistemas naturales invadidos. Es el caso del pez león, por ello, todos esos llamados de alerta.” 

El pez león es una amenaza real para nuestros ecosistemas marinos. No posee enemigos naturales en el Atlántico, el mecanismo de defensa con sus púas venenosas parece ser muy efectivo y sus depredadores potenciales en el océano Atlántico y el mar Caribe jamás se han enfrentado a algo similar. Por otro lado, su naturaleza es voraz, no tiene preferencias por una especie en particular y se alimenta tanto de peces pequeños, como de juveniles de otros peces más grandes. También lo puede hacer de larvas de crustáceos, como la langosta espinosa panulirus argus. Su técnica de caza es eficaz, acorrala a sus presas en cavidades del arrecife, extiende sus aletas como una atarraya y las engulle enteras.

Estudios realizados por la Oregon State University aseguran que en un arrecife, este pez es capaz de disminuir en un 79% la población de juveniles de otros peces. Más aún, al acabar con otras especies que son herbívoras, las macroalgas crecen sin proporción, cubriendo y matando a los corales, que a su vez albergan numerosos crustáceos, moluscos y peces.

COMO RECONOCERLO.- El cuerpo del pez león se distingue por una serie de vistosas líneas blancas, marrones, violetas y rojas, aletas pectorales y dorsales ampliamente desarrolladas a modo de abanico; lo cual le otorga un aspecto exótico y lo hace muy preciado como especie ornamental de acuarios. Alcanza uno 30 a 40 cm de largo en su madurez, mientras que los juveniles miden menos de 2 cm. El pez posee unos tentáculos carnosos que sobresalen por sobre sus ojos y por debajo de su boca. 
Sus largas espinas dorsales y pectorales son venenosas y la picadura puede ser sumamente dolorosa. Tiene espinas dorsales muy elongadas. Las membranas de todas las espinas son comúnmente moteadas. El cuerpo es blanco o rojizo con franjas verticales marrón. Las franjas alternan en amplitud (pero las franjas delgadas son más numerosas) y algunas veces se fusionan en los flancos para formar un "V".

REPRODUCCIÓN.- Alcanza la madurez sexual en forma temprana, se reproduce de manera sexual por fecundación externa. Luego de un cortejo elaborado, la hembra libera al agua un par de bolsas mucosas las cuales contienen 2.000 a 15.000 huevos que son fecundados por los machos. Las bolsas flotan en el medio pelágico hasta que se rompen y liberan los huevos que son arrastrados por las corrientes. Las diferencias entre los sexos de la especie son inapreciables. En cautividad no es viable su reproducción.

QUE COMEN.- El pez león es una especie nocturna y se mueve hacia aguas profundas durante la noche para alimentarse. Las presas de este pez incluyen pequeños peces y crustáceos, los cuales son "arrastrados" y atrapados con sus aletas pectorales extendidas. La especie rápidamente se adapta a nuevos tipos de presas y rápidamente aprende a evitar presas indeseables. Hay un incremento en preferencia por peces conforme la edad del pez león. Se ha evidenciado que el pez león consume una mayor cantidad de presa cuando las temperaturas están a 30˚C. 

DONDE VIVE.- vive en arrecifes entre 10 a 175 m de profundidad. La mayoría de los peces escorpénidos adoptan una coloración para mimetizar con el lecho marino. Sin embargo, el pez león es una excepción notable con las espinas de sus aletas muy extendidas y su coloración vistosa. Como juveniles, el pez león vive en pequeños grupos, pero como adultos se encuentran solitarios. Los individuos son relativamente inactivos durante el día y se refugian en grietas del arrecife.

El pez león es un pez tropical que vive mayormente en arrecifes, sustrato artificial (como barcos hundidos) o áreas rocosas que le brinden protección. Este es nativo del Océano Indico y el Océano Pacífico Sur, incluyendo el Mar Rojo, y habita profundidades desde la aguas costeras llanas (1 m) hasta 50 m.
Océano Pacífico desde Australia Occidental, este de Océano Índico, Mar de Japón y Corea del Sur. Es considerada una especie invasora en zonas subtropicales. 
El pez león colorado también habita en la costa este de los Estados Unidos, donde unos pocos individuos fueron liberados en las aguas de Biscayne Bay, Florida, en 1992 cuando el huracán Andrew destruyó un acuario cercano a la playa. En el 2000 la especie se extendió hacia el Norte de la costa Este de EE. UU. y Bermudas. Desde entonces, el crecimiento y propagación ha aumentado de forma exponencial. Para el verano del 2001, poblaba la costa este de Estados Unidos desde Florida hasta Long Island, Nueva York. El mar Caribe también sufre una invasión de esta especie, especialmente en la zona de las Bahamas.

Actualmente, hay poblaciones establecidas en la Costa Atlántica de EE. UU. desde Florida hasta Cabo Hatteras, Carolina del Norte, Bermuda, Columbia, Cuba, República Dominicana, Jamaica, Puerto Rico, Islas Turcas y Caicos e Islas Caimán. Se han reportado individuos en Belice, Haití, Islas Vírgenes, México, Colombia y Venezuela. En Colombia se han capturado especímenes adultos y juveniles, en Santa Marta se reportan diariamente avistamientos en áreas del parque Tayrona, Playa Blanca, Taganga y áreas coralinas. 
Actualmente en el acuario y museo del mar del Rodadero, se desarrolla una campaña educativa para que los pescadores sean muy cuidadosos al capturarlo, se tienen en exhibición algunos ejemplares para que los turistas los identifiquen y se reportan avistamientos a las autoridades ambientales. También se ha reportado su presencia en Cartagena. En el Caribe de Honduras también han sido encontrados ejemplares del Pterois volitans o Pez León, en cantidades que podrían suponer una invasión de esta especie, que al parecer se adapta muy bien al entorno y ambiente del Caribe.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- En su hábitat nativo el pez león es una fuente de comida y es visto gracias a la globalización como un pez de acuario con gran valor monetario.

El pez león ha sido promotor de consecuencias ecológicas, económicas y socio-culturales en el Atlántico ya que este existe en altas densidades, tienen pocos depredadores y consumen gran diversidad y número de presas. Además de haber producido un desequilibrio ecológico en las cadenas trófica del ecosistema marino al competir con piscívoros nativos, la llegada de esta especie en el Atlántico ha originado una gran preocupación para la comunidad y ha producido una búsqueda científica sobre diversos métodos y estrategias de mitigación. 
Los potenciales impactos ecológicos del pez león aun no han sido científicamente comprobados, sin embargo, estudios preliminares sugieren que ha tenido efectos desequilibrantes en la dinámicas de la comunidades de peces en arrecifes de coral, praderas de talassia y manglares. Más aun, se ha estudiado la disminución de peces herbívoros por depredación al establecerse en zonas mesofóticas y la disminución de peces juveniles en hábitats que sirven como criaderos de estos, como praderas de hierbas marinas y mangles, provocando un aumento en cobertura de macro algas lo cual repercutiría en la mortandad de corales. 
A largo plazo esto provoca la pérdida de biodiversidad marina, se afecta la calidad del agua, hay mayor dificultad de recuperarse de perturbaciones y hay problemas para mantener el crecimiento poblacional, lo cual minimiza la capacidad del océano para proveer alimentos para las diferentes especies.
A nivel socio-económico ha afectado directamente la industria pesquera ya que se alimenta de especies de peces con alto valor comercial y afecta igualmente la diversidad endémica debido a la depredación y competencia. Por otro lado, afecta el turismo y buceo recreativo al aumentar las probabilidades de envenenamientos al haber mucha abundancia de peces león en las costas. 
El pez león es un potencial amenaza a la salud publica ya que tienen glándulas de veneno en la base de las espinas dorsales, anales y pélvicas. Una vez estas espinas son enterradas y crean contacto con la victima, se rompe la glándula y entra el veneno a través de la herida. La toxina del veneno contiene acetilcolina y una neurotóxina que afecta la transmisión neuromuscular como también impacta el sistema cardiovascular, provocando hinchazón, dolor extremo y hasta parálisis en las extremidades. Por consiguiente, el pez león ha aumentado la preocupación por la salud humana que pudiese afectar directamente el turismo y recreación acuática.

INDICACIONES PARA EL ACUARIO.- Debido a su talla de adulto conviene mantenerlo en tanques voluminosos donde poder ofrecerles espacios libres para nadar. A partir de los 400 litros. La condiciones del agua normales para instalaciones marinas con densidades más bajas en acuarios de solo peces, entorno a los 1020 de densidad y 1023-1025 en instalaciones de arrecife. La temperatura entre los 24 y los 27º C.

Mantenimiento.- Especie poco exigente con las condiciones del medio a excepción del nitrato. Cantidades por encima de los 40 ppm pueden provocarles una caída de defensas y hacer proliferar el punto blanco marino.
Requiere espacio para nadar por lo que debemos facilitárselo. Aunque es de costumbres nocturnas, con el tiempo se adaptará a la perfección a un entorno muy iluminado como lo son los acuarios de arrecife. Por eso es recomendable ofrecerle algún refugio de su tamaño en la roca viva.

Alimentación.- El Pterois volitans es una especie carnívora que tenderá predar sobre peces e invertebrados de pequeño tamaño. Como sustituto podemos emplear mysis congelado en una primera fase y krill congelado de mayor tamaño en una fase posterior. Podemos conseguir peces congelados de origen comercial para su alimento que aceptarán una vez acostumbrados a ellos. No conviene ofrecer peces de agua dulce como alimento si no estamos seguros que el agua que los mantiene no ha sido tratada con cobre.
No conviene alimentar tampoco con presas vivas porque después será muy complicado que acepten los alimentos congelados.

Grado de Dificultad.- Aficionado experimentado
Pterois miles