VAMOS A PESCAR TAMBOR REAL Y LENGUADO DE SEIS MONEDAS

El Tambor Real es una de las muchas especies de peces planos. Pertenece a la familia de los Soleidos, dentro del orden de los Pleuronectiformes. Es frecuente encontrar en el mercado diversas especies de peces planos a los que se denomina lenguados, y como tales se comercializan. Efectivamente, la mayor parte de ellos son lenguados, pero de un género o de una especie diferente al lenguado europeo. Tal situación habría que indicarla junto a la denominación genérica del lenguado. Estas especies, procedentes en su mayoría de las costas africanas, pertenecen a los géneros Solea, Dicologoglossa y Austroglosus Dentro del género Solea encontramos el lenguado de arena (Solea lascaris) y el lenguado senegalés (Solea senegalensis); ambos presentan una mancha en la aleta pectoral más clara que las del lenguado europeo. Al genero Austroglossus pertenecen el lenguado de El Cabo (Austroglosus pectorales) y el lenguado del Sur (Austroglosus microlepis), ninguno tiene mancha en la aleta pectoral. Por último, al género Dicologoglossa pertenece el lenguado de seis ojos o acedía ocelada (Dicologoglossa hexophthalma) que posee seis manchas grandes en la cara o lado de los ojos; ello le diferencia claramente del lenguado europeo.

COMO RECONOCERLO.- Similar en la forma del cuerpo al lenguado o a todos los peces planos de la familia soleidos. Se caracteriza principalmente por su librea, a parte de su tamaño (20 cm como máximo). Aleta dorsal con 62 a 70 radios blandos, carece de radios espinosos; aleta anal con 64 a 75 radios blandos. Linea lateral con 54 - 78 escamas; vertebras 37 - 38. La coloración pardusca o rojiza. Posee unos ocelos (4), muy característicos, de gran tamaño, oscuros y simétricos. Un grupo de ellos con color amarillo alrededor. La aleta caudal tiene una banda de color negro en su base y luego orlada de amarillo. Aleta dorsal y anal, orladas de blanco.

QUE COME.- Se alimenta de pequeños animales bentónicos. Como el resto de su familia, su alimentación se basa en crustáceos y otro invertebrados.

DONDE VIVE.- Lo encontraremos en zonas de aguas limpias, sobre fondo de arena, en limos y márgenes de las praderas submarinas. Alcanza fondos de entre 40 y 300 metros de profundidad. Distribuido por el Atlántico  costas africanas y en el Mediterráneo.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Pesca con redes y sedal. Su pesca comercial, con redes de arrastre de fondo, pero dado su tamaño, casi nunca se ve en el mercado; poco interés comercial y deportivo.

LENGUADO SEIS MONEDAS Dicologolossa hexophthalma.- Recibe una amplia variedad de nombres, tal vez porque en muchos puertos es una especie poco conocida y también por su vistosa librea ocelada. El nombre más empleado en la zona sur, es alpistera (a veces pronunciado pitera y lapistera), con la variante alpistero, tal vez asociado al significado: "torta hecha con masa de harina y huevos con ajonjolí". Los nombres que hacen referencia a sus vistoso ocelos son, en conjunto, igualmente utilizados o más, como soldado de lunares, lenguado de lunares, lengua con lunares, acedía seis monedas, lenguado seis monedas, lenguado de las seis monedas, seis monedas, pez monedas, monedas, lenguado de los parches, lenguado pintón. Finalmente, solla, solleta, sortija y tapaculo son nombres improvisados porque esta especie les recuerda a otras parecidas. Estamos ante un pez subtropical, encontrándose principalmente en la costa africana comprendida entre Mauritania y Guinea.

COMO RECONOCERLO.- Tamaño: 20 cm. de longitud máxima. Aspecto similar al del lenguado común, con forma más bien ovoide. Ojos pequeños ambos situados en el lado derecho del cuerpo. Narina anterior de tubuliforme lado ciego. Color: la cara “ciega” es blanca, mientras que la “ocular” es de color marrón oscuro. Cuenta con unos ocelos (manchas circulares con el exterior negro, orlado a su vez de blanco) muy llamativos. Aunque en ocasiones pueden aparecer más, habitualmente cuenta con 6 manchas de este tipo y de hecho son estas manchas las que le dan el sobrenombre de “seis monedas”. Largas aletas dorsal y anal. Aleta caudal similar a la de otros lenguados. Escamas pequeñas y adherentes.

QUE COME.- Depreda fundamentalmente sobre gusanos marinos, aunque también captura pequeños crustáceos. Suele buscar alimento cerca del fondo, donde normalmente permanece semienterrado.

DONDE VIVE.- Gusta de aguas someras, de fondos blandos, extensiones grandes de arena y fango y pequeñas manchas sobre fondos mixtos. Estamos ante un pez subtropical, encontrándose principalmente en
la costa africana comprendida entre Mauritania y Guinea. También tiene presencia en el Sáhara y en Portugal (tanto en Madeira como al Suroeste de la Península Ibérica). Se dice que hace años resultaba abundante en algunas desembocaduras al sur de la Península, si bien su presencia en la actualidad es puramente testimonial. Hoy por hoy podemos encontrarlo también en el Mediterráneo, aunque es bastante escaso y aparece de forma periódica.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- 

LA RECETA.- Lenguado en salsa de hongos frescos - Ingredientes.- 250 gr. de hongos frescos - 100 gr. de cebolla - La parte verde de un puerro - 2 zanahorias - Un cuarto de l. de fumet hecho con las espinas de los lenguados - 4 cucharadas de aceite de oliva - Sal gorda marina
Elaboración.- Limpiar los lenguados, sacar los lomos y reservar las espinas.
Elaborar un caldo con las espinas cubiertas de agua, el puerro y la zanahoria y hervir 35 minutos.
Limpiar y trocear los hongos.
Pelar y picar fino la cebolla, y rehogarla en un poco de aceite. Cuando la cebolla esté blanda, añadir los hongos troceados y cocer 5 minutos. Agregar el caldo, poner a punto de sal y hervir 2 minutos.
Pasar por la batidora y después por el chino hasta conseguir una suave salsa de hongos.
Untar los filetes de lenguado con aceite de oliva y salarlos.
Asar en el horno, calentado con anterioridad a 200º C, 5 minutos.
Servir 4 filetes en cada plato y cubrir con la salsa de hongos.

2 comentarios:

Anónimo

26 de marzo de 2013, 13:18
Permalink this comment

1

dijo...

Me encanta tu artículo. Es muy completo. A ver si puedes resolverme una duda. Esta mañana cocine un lenguado de seis monedas precongelado y al abrir el último encontré gusanos en sus tripas. Obviamente lo tiré. Por lo que leo aquí ¿pudiera ser que el lenguado hubiera comido los gusanos en lugar de estar malo que es lo primero que pensé?

1

dijo...

Por los datos que me das no puedo decir a ciencia exacta si el lenguado no se podría comer o si se podría, pero si el lenguado no presenta los síntomas de no estar fresco, bien se podría comer siempre que se guarden las normas de seguridad como pueden ser una previa congelación y un cocinado a altas temperaturas