VAMOS A PESCAR EL PEZ BALLESTA

Balistes capriscus es una especie de peces de la familia Balistidae en el orden de los Tetraodontiformes.

Esta especie propia de mares subtropicales, es cada vez más común en todas la aguas de nuestra península y va haciéndose un huequito en el corazón y en la cesta de muchos pescadores. A medida que coloniza nuevas áreas, se da a conocer y muestra algunas virtudes para la pesca deportiva.
En el Cantábrico oriental, el pez ballesta era prácticamente desconocido hace veinte años, pero, desde entonces, cada verano su presencia es más frecuente en esta agua. Tanto es así que, en los últimos cinco años ha pasado, de ser una captura anecdótica, a ser uno de los habitantes más comunes en estas costas.
Este pez se caracteriza por su cuerpo aplanado, sus temibles espinas dorsales y su no menos agresiva boca, dotada de unos fortísimos dientes, que incluso sobresalen. El aspecto fiero del pez ballesta, hace que nos pongamos en guardia y tomemos precauciones a la hora de desanzuelarlo. Gracias a esto, los accidentes son raros, pues se ve a las claras las consecuencias que podría acarrear una manipulación indebida de dicha especie.
Por lo que respecta a su valor deportivo, no es, en sí mismo, demasiado, pero puede hacer las delicias del aficionado que dé con un buen bálamo de estos feroces y siempre hambrientos especímenes. Sobre todo en verano, que es cuando acostumbran a acercarse a la costa e incluso a vagar indolentes dentro de puertos y ensenadas. Pican a cualquier carnada, siempre que sea de origen vegetal, y no dudan un segundo en abalanzarse sobre el cebo, al margen del tipo de anzuelo o aparejo que les presentemos. Asimismo, pican a cualquier profundidad, incluso en la misma superficie y no dudan en atacar todo lo que crean comestible, que es casi todo. Sin embargo, la dificultad de su captura radica en su forma de comer, pues, al revés que otros carnívoros, el pez ballesta no traga, sino que rumia y desmenuza el cebo con su poderosa dentición y a menudo deja el anzuelo limpio sin que sintamos su picada.
Por otro lado, un anzuelo demasiado pequeño o fino, que será el más adecuado para clavarlo, es susceptible de acabar destrozado en esta boca que compite con las más poderosas de cuantas podremos encontrar en las especies piscícolas.
Respecto a sus cualidades gastronómicas, son grandes desconocidas, pues, por mucho que sus carnes sean blancas y de calidad -similares a las del pez de San Pedro- muchos pescadores no lo consumen creyendo que no es comestible. Quizás buena culpa de esta creencia la tenga, además de su aspecto general "poco agraciado" su fuerte pellejo, que es imprescindible quitar para poder comerlo.
COMO RECONOCERLO.-Pertenece a la familia de los balistidos.Su cuerpo tiene forma oval y un perfil elevado y comprimido.En la cabeza se aprecia un surco por delante del ojo,y en la boca presenta unos dientes fuertes,colocados en dos hileras en el maxilar superior,con una sola fila en el inferior La piel es muy rugosa;se utilizaba antiguamente,para pulir la madera y el marfil y,mas recientemente,para frotar los lentes.Con escamas fuertes y distribuidas en forma de mosaico. Tiene dos aletas dorsales;en la primera de las mismas presenta tres radios espinosos y,en la segunda,de 26 a 29 radios blandos.Con una particularidad especial en su primera dorsal,el primero de los aguijones,el mas fuerte,puede tener la erección bloqueada por segundos;un movimiento del tercero desclava el conjunto mediante un gatillo claramente perceptible.La aleta anal posee de 23 a 28 radios blandos.El color predominante es gris pardusco,verdusco, amarillento o azulado,mas o menos violáceo en el dorso.Suele llevar manchas verdes o azules por encima del ojo,y sus aletas están marcadas de azul y de amarillo.Alcanza una talla máxima de 40 cm..Su carne es apreciada por su fuerte sabor y su ausencia de espinas
Resumen.- Características: Cuerpo ovalado, alto y aplanado por los lados recubierto de placas óseas y rugosas como un mosaico (dan la sensación de ser piel sin escamas). La boca es pequeña pero armada con unos fuertes dientes y tiene los labios gruesos y carnosos. El orificio branquial es pequeño, y está justo sobre la aleta pectoral. La primera aleta dorsal formada por tres espinas forma un mecanismo de bloqueo para mantener esta aleta elevada (para bajarla, basta con plegar suavemente hacia atrás la tercera espina). La segunda aleta dorsal y la anal son casi iguales con forma de triángulo grande. La aleta caudal tiene forma de media luna. El color el variable entre gris azulado y gris verdoso. Puede llegar a los 40 cm. Su carne es muy apreciada por su sabor y por la casi ausencia de espinas.
QUE COME.-Es un pez que come de todo,carnívoro,pequeños crustáceos,moluscos y alevines. Es carnívoro, entrando muy bien en los anzuelos. Se ha dado el caso de encontrar un banco de ellos y pican tan bien los anzuelos que el banco quedará diezmado en más del 50%.
Cebos recomendados.- Gamba pelada
DONDE VIVE.-En fondos rocosos,de 10 a 100 m.;frecuentemente,en pequeños grupos y en aguas cálidas o templadas.Es un pez solitario al que se le reconoce por su pausada forma de nadar moviendo de forma ondulada las aletas anal y segunda dorsal. A veces pueden verse grandes grupos de esta especie. Esta especie tiene un habita extremadamente diversificado, pudiendo encontrarse desde fondos de arena, fondo rocoso, praderas submarinas, grutas y cuevas, y roqueros con abundante vegetación. Vive en profundidades de entre 20 y 100 metros. Costero en verano. Generalmente en pequeños grupos.
INDICACIONES PARA LA PESCA.-A fondo y a boya;siempre con aparejos resistentes.Es carnívoro, entrando muy bien en los anzuelos. Se ha dado el caso de encontrar un banco de ellos y pican tan bien los anzuelos que el banco quedará diezmado en más del 50%. Caña, sedal, currican muy lento (1 nudo), entran bien al método llamado jigging.
Por lo que respecta a su valor deportivo, no es, en sí mismo, demasiado, pero puede hacer las delicias del aficionado que dé con un buen bálamo de estos feroces y siempre hambrientos especímenes. Sobre todo en verano, que es cuando acostumbran a acercarse a la costa e incluso a vagar indolentes dentro de puertos y ensenadas. Pican a cualquier carnada, siempre que sea de origen vegetal, y no dudan un segundo en abalanzarse sobre el cebo, al margen del tipo de anzuelo o aparejo que les presentemos. Asimismo, pican a cualquier profundidad, incluso en la misma superficie y no dudan en atacar todo lo que crean comestible, que es casi todo. Sin embargo, la dificultad de su captura radica en su forma de comer, pues, al revés que otros carnívoros, el pez ballesta no traga, sino que rumia y desmenuza el cebo con su poderosa dentición y a menudo deja el anzuelo limpio sin que sintamos su picada.
Por otro lado, un anzuelo demasiado pequeño o fino, que será el más adecuado para clavarlo, es susceptible de acabar destrozado en esta boca que compite con las más poderosas de cuantas podremos encontrar en las especies piscícolas.
El aspecto fiero del pez ballesta, hace que nos pongamos en guardia y tomemos precauciones a la hora de desanzuelarlo. Gracias a esto, los accidentes son raros, pues se ve a las claras las consecuencias que podría acarrear una manipulación indebida de dicha especie.Hay que tener cuidado con su dentadura, pues suelen ser bastante agresivos y suelen morder, lo que puede provocar heridas al pescador.Se han dado casos de que grupos de peces ballesta ha rodeado a algún pescador submarino arremetiendo contra él a mordiscos.Sus mordiscos no matan, pero te aseguro que sí duelen.
La pesca del pez ballesta con mosca.-Durante la bajamar es fácil de localizar a simple vista, dando un paseo por nuestra zona de pesca, una vez localizado solo nos queda montar nuestro equipo que se compondrá de nuestra caña habitual a la que equiparemos con una cabeza lanzadora de hundimiento intermedio, aconsejo una cabeza lanzadora porque con pocos falsos lances conseguiremos una notable distancia y pondremos nuestro señuelo a su alcance, el bajo de línea cónico de +/- 2´5 metros y con un terminal de 10 - 15 cms en cable de acero, hilo trenzado o fireline, porque si utilizamos un bajo de hilo normal lo más seguro que al pelearlo nos lo corte con sus afilados dientes y nos pillemos un cabreo a cada picada, lo digo por experiencia.

LA TÉCNICA
Será colocar el señuelo en su zona y lo impulsaremos con unos pequeños tirones para despertar su curiosidad, es un pez voraz, cuando tome nuestro señuelo daremos el acostumbrado cachete y prepararos para una bonita lucha con carreras hacia uno y otro lado y algún que otro chapoteo cuando lo tengamos en superficie. No son nadadores potentes, y nadan con característicos movimientos ondulatorios de las aletas dorsal y anal, lo que hacen que nos presenten una lucha diferente a la de otros peces.
SEÑUELOS
Utilizaremos montajes en anzuelos del cuatro o más pequeños, imitando algún crustáceo, quisquilla o simplemente montajes con materiales atrayentes y brillantes que despierten la curiosidad de nuestra pieza.
Al tener en nuestra mano un ballesta agarradlo por el vientre y ojo al desclavar nuestro señuelo, utilizar un desanzuelador por que si nos clava sus dientes nos puede causar una buena lesión.
Una vez que los tengamos localizados podemos seguir intentando su pesca durante varios días a pesar de no verlos, pues seguiremos teniendo peces en la misma zona durante un tiempo.
LA RECETA.-Pez ballesta empanado y en salsa verde
Ingredientes
1 pez ballesta de 1kg aprox. Huevo batido Pan rallado Aceite de oliva Para la salsa verde: Aceite de oliva Ajo picado Perejil picado Harina Caldo de pescado
Elaboración
Desollar el pez ballesta. Con un cuchillo bien afilado, se le hace una incisión en la cola y en el contorno y se va despellejando con un cuchillo afilado, se hace mejor si el pez ballesta está congelado. Otra forma es hacer una incisión en la raíz de la cola y tirar con unas alicates.Con un cuchillo se saca dos filetes en paralelo a la espina, se pasa por el huevo batido y pan rallado y se fríe.Preparación de la salsa verde.Si se quiere meter en salsa verde se refríe los ajos picados en aceite de oliva , se añade perejil picado y antes de que se dore una cucharada de harina. Se remueve y cundo se va dorando se añade caldo de pescado que se puede hacer con la espina, no utilizar trozo con piel puede ser toxica.Cuando se reduzca el caldo y vaya espesando se añaden los filetes ya empanados y fritos se sala y se deja reposar 5 minutos.
Pez ballesta picaso
Pez ballesta asado al horno
Ingredientes
1 Pez Ballesta de 1 kg 2 Pimientos 4 Patatas medianas Aceite de oliva 4 tiras de bacón
Elaboración
Se limpia el pez ballesta y se quita del vientre todas las vísceras.Se esparce un poco de aceite en la bandeja donde pondremos el pez ballesta a asar.Se limpian los pimientos y se cortan en tiras finas.Se pelan las patatas y se cortan en rodajas no muy gruesas y se fríen un poco en la sartén, posteriormente se esparcen por toda la bandeja, también pondremos junto con las patatas algunos de los pimientos, reservando algunos para el pescado.Se pone el pez ballesta sobe la bandeja y se introducen las tiras de bacón en el vientre del pez.Se ponen las tiras que hemos reservado del pimiento sobre el pescado y se rocía todo ello con un poco de aceite de oliva y sal.Introduciremos el pez ballesta al horno precalentado a 180º y lo dejamos sobre media hora, deberemos no obstante controlar que no se nos queme y cada 15 de horas bañaremos con la propia salsa del asado.
Truco Se podrá quitar la piel del pez ballesta una vez asado, es mucho más fácil.
Pez ballesta reina
Pez ballesta relleno de gambas
Ingredientes
1 Pez ballesta de 1 Kg. aprox. Aceite de oliva 3 dientes de Ajo Pimienta ½ cebolla Sal ½ pimiento ½ tomate 150 gr. de Gambas Papel de aluminio
Elaboración
Limpiamos el pez ballesta y le quitadas sus vísceras.Prolongamos el corte sobre el vientre con el cuchillo a través de las costillas de espinas paralelo al espinazo y a lo largo de los lomos hasta llegar al dorso sin traspasarlo, esto con la finalidad de exponer toda la carne del pez ballesta sin romperle la piel.Sazonamos con sal, pimienta y ajo machacado, luego lo rellenamos con un aliño finamente picado formado por cebolla, pimientos, tomate, y si puedes agrega unas gambas (camarones) peladas, agrega aceite de oliva para que la carne permanezca tierna.Cerrar el pez ballesta con su contenido dentro, envolverlo en papel de aluminio y ponlo al horno a 180º durante una hora o preferiblemente poder hacerlos sobre las brasas.Una vez cocinado el pez ballesta destaparlo, dentro del mismo aluminio retira la piel (esta saldrá fácilmente) y tendrás frente a ti un manjar digno de reyes.
Acompañamiento.Adornarlo con alguna mayonesa o salsa tártara, también se podrá servir con un arroz blanco o papas al vapor o un buen puré de patatas, también se podrá acompañar con una ensalada.

5 comentarios:

Anónimo

25 de julio de 2013, 21:32
Permalink this comment

1

dijo...

yo he estado en el puerto de castro (en el muelle) y habia un pez ballesta pero no se me hacercaba a mi carnada con gusana coreana .AYUDA para cojerlo porfavor

1

dijo...

Estimado amigo, el pez ballesta es un pez muy voraz que entra a todo tipo de cebo o señuelo, lo único que debes de hacer es que el pez se fije en tu cebo y al ser tan curioso seguro que te picara. No necesitas una técnica muy refinada, pero eso si tienes que llamar su atención.

Unknown

30 de julio de 2017, 7:23
Permalink this comment

1

dijo...

Hola, esta mañana en el muelle de arriluze, getxo, bizkaia, un pez ballesta se obstinaba en morder el corcho con el que yo buscaba mujarras. He levantado el corcho del agua y en cuanto ha tenido la carnada a la vista, se ha tirado a por ella como si le fuera la vida en ello, clavándose solito, y dando una pelea muy entretenida... en cuanto a su valor gastronómico, cuando me lo zampe esta noche os cuento ;)

Luis Ortiz

30 de julio de 2017, 7:25
Permalink this comment

1

dijo...

Hola, esta mañana en el muelle de arriluze, getxo, bizkaia, un pez ballesta se obstinaba en morder el corcho con el que yo buscaba mujarras. He levantado el corcho del agua y en cuanto ha tenido la carnada a la vista, se ha tirado a por ella como si le fuera la vida en ello, clavándose solito, y dando una pelea muy entretenida... en cuanto a su valor gastronómico, cuando me lo zampe esta noche os cuento ;)

1

dijo...

Con navaja entran bien.