LOS CICHLIDAE 41ª

Steatocranus.- Es un género depeces de la familia Cichlidae y de la orden de los Perciformes. Es endémico del río Congo en la República Democrática del Congo, a pesar de que una especie,Steatocranus irvinei, se encuentra en Ghana.

ESPECIES


Steatocranus bleheri.- Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 6,8 cm de longitud total. Dorsal espinas 20-21; dorsales radios blandos 7-8; Anal espinas 3; Anal radios suaves 6-7;Vértebras 28-29 especies de cuerpo profundo con una frente y hocico recta, y una giba muy plana, más pronunciado en los machos adultos; inferior del hueso faríngeo con 151 dientes (valor medio); generalmente 5 amplia branquiespinas en la rama inferior del primer arco. Habita en el agua clara que fluye con las rocas, en las piscinas fluviales. Encontrado en grupos pequeños, de hasta 20 individuos. Se encuentran en África: República Democrática del Congo, sólo se conoce desde el sistema del río Kafubu (drenaje Luapula, cuenca alta del río Congo)

Steatocranus casuarius.- Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. La mayoría de los acuariófilos que todavía no conozcan a los cíclidos, cuya fama de bulidozers a menudo se exagera, se verán agradablemente sorprendidos por este pez que, bajo un aspecto temible, en realidad oculta un carácter bonachón. La masiva estructura y sus actitudes agresivas, que caracterizan a los cíclidos, ocultan en este pez una «personalidad distinguida».
Este pez es originario del curso superior del rió Congo (Zaire) y de sus afluentes. Se le encuentra, principalmente, en las proximidades de los rápidos y en los ríos tumultuosos sembrados de piedras y árboles caídos. Habita en las anfractuosidades, agujeros y bajo los árboles sumergidos. Reposa, igualmente, en el fondo sobre sus fuertes aletas ventrales. A pesar de su aspecto pesado, puede huir, sin embargo, con gran rapidez. Notemos que las regiones habitadas por este pez están próximas al ecuador. Las más densas pluviselvas de África se encuentran en ese perímetro. El clima es típicamente ecuatorial. La temperatura anual va de una media de 20°C en enero a una de 32°C en julio. La pluviosidad es una de las mayores de África, ya que se registra una altura en el pluviómetro que va de los 100 a los 200 cm. y a veces más. Estas abundantes lluvias modifican especialmente la composición físico química del agua a lo largo del año.

En la madurez, el pez alcanza de 9 a 10 cm. para el macho, siendo la hembra más pequeña generalmente. La característica principal del pez está constituida por la giba frontal, que en el macho va creciendo a medida que avanza en edad. En la hembra esta protuberancia es menor y no aumenta con la edad. Incluso dejando aparte la giba, la cabeza no pierde masividad. El morro es relativamente corto y la boca, con una fuerte mandíbula roma, está abierta hacia arriba. Gruesos labios rodean la boca. Esta particular conformación de la cabeza recuerda extrañamente la cara de un boxeador. 
El cuerpo es rechoncho con el vientre casi plano, lo que se explica por la casi permanente posición del pez descansando en el fondo. Las aletas son como las de todos los cíclidos. Las ventrales están situadas muy hacia delante. Con la cola, están reforzadas en sus extremos debido al hecho de que el pez se apoya en ellas. Como en muchos peces de fondo, su vejiga natatoria está poco desarrollada. Desde el punto de vista de su pigmentación, el color dominante es gris pardo mate, que según el humor del pez puede dejar aparecer bandas transversales más oscuras. Se puede también observar la presencia de dos bandas longitudinales más débiles en la parte superior del cuerpo. Son destacables el color rojo del iris y el borde verde esmeralda del ojo.

COMO RECONOCERLO.- Los machos pueden llegar alcanzar los 10 cm de longitud total. Peces de cuerpo alargado. Los machos adultos muestran una gibosidad frontal más pronunciada que en los ejemplares jóvenes, que aumenta en la fase de la freza, las hembras carecen de ella. El color de camuflaje es verde oliva. Normalmente de color marrón con algunas manchas más claras.

REPRODUCCIÓN.- El dimorfismo sexual consiste en la característica giba del macho y su tamaño generalmente mayor, resalta más su colorido que la hembra y las aletas dorsal y anal son más largas.
La reproducción no precisa de ninguna instalación especial con el tipo de acuario descrito más arriba. Como máximo se pueden disponer dos o tres macetas invertidas y enterradas en parte en el suelo para diversificar ‘y «personalizar» los lugares de puesta. El agujero inferior de la maceta será ensanchado al tamaño del pez. Como conviene, por otra parte, con todos los peces, la pareja será acondicionada con la alimentación. Como en la mayoría de los cíclidos, son monógamos y entre varios ejemplares de diferente sexo, las parejas se unen espontáneamente.

El período de reproducción es precedido por un aumento de actividad de los peces. El macho intensifica los colores, particularmente los de la cabeza. Explora los alrededores en etapas cada vez más largas. Excava varios agujeros en el suelo de las cuevas (formadas por las pilas de piedras). También puede escoger una maceta invertida y excavar una depresión en el interior que no será utilizada necesariamente como lugar de puesta. Las persecuciones a otros peces son, de la misma forma, otro índice del período prenupcial. Aunque, desde luego, esta manifestación puede producirse también durante la delimitación del territorio.

En el momento en que observemos a los peces en esas situaciones habremos de elevar y mantener la temperatura entre los 26 y los 28° C. Una vez determinado, el lugar de puesta es violentamente defendido, y cualquier intruso es implacablemente rechazado. En esta época, este cíclido es realmente agresivo. Tanto si es una maceta invertida como una cavidad, sólo la hembra elegida podrá penetrar en ella tras el macho. En el caso de que la puesta se produzca en una maceta, los preliminares son muy curiosos e incluso, a veces, cómicos debido a las actitudes de la pareja. En efecto, el macho asoma la cabeza por el agujero y luego desaparece para excavar el interior de la cueva. La hembra, que se encuentra en las proximidades, se acerca al orificio de entrada con una mirada interrogante. Será rechazada varias veces antes de que el macho la permita seguirlo al interior.

El desove es difícil de observar ya que, generalmente, tiene lugar en el interior de grutas o de una maceta. En la primera puesta el número de huevos es. aproximadamente, de una cincuentena. Son bastante grandes y ovalados: 3 mm. de largo por unos 2 mm. de ancho. De color blanco lechoso, son puestos sobre una cara vertical de alguna piedra o en la pared interna de la maceta, superficies a las que se adhieren. Como en muchos cíclidos los padres vigilan y cuidan la puesta.

En general. es la hembra la que se ocupa especialmente de la limpieza de los huevos, retirando las partículas de suciedad con la boca y ventilándolos con las aletas. El macho vigila los alrededores desplazándose en un perímetro que no sobrepasa la veintena de centímetros en torno al nido. Las larvas libres, después de la eclosión, son reunidas en las depresiones excavadas inicialmente por el macho. Al principio nadan a saltos pero, al cabo de algunos días, empiezan a moverse normalmente. Durante el día, los padres acompañan al enjambre de alevines, asegurando el macho su defensa mientras la hembra los reúne entre sus aletas ventrales en caso de peligro. Al cabo de la cuarta semana, los alevines pasean por el acuario, siempre bajo la supervisión de sus padres. Por la noche, los alevines son reunidos en las depresiones excavadas en las cuevas o bajo los troncos.

Los alevines se alimentan de los microorganismos del plancton dulceacuicola. Los protozoos ciliados y flagelados serán su primer alimento vivo, seguidos de los rotíferos y algunas algas pelágicas como: Volvox, Eudorina, etc. Después de algunos días se suministrarán nauplios de Artemia salina y Cyclops como alimentos más sustanciosos. Muy a menudo, la hembra mastica el alimento demasiado grande para el alevín. Corta la carne con sus dientes maxilares, primero, y. después, la reduce a finas partículas con los opérculos con objeto de alimentar a su nidada.

Los jóvenes crecen bastante rápidamente y alcanzan la madurez cuando desaparece la mancha redondeada y oscura de su aleta dorsal. Observemos que se puede producir un segundo desove cuando los alevines son todavía demasiado jóvenes. Aunque el número de huevos sea menos importante, aproximadamente una treintena. los alevines de esta segunda puesta serán, igualmente de buena constitución. Si se produce una segunda puesta sin un descanso intermedio, los padres pueden resentirse de una alteración etológica. Durante el segundo período de puesta, los primeros alevines son abandonados e incluso rechazados por sus padres. Este desinterés por la progenie puede parecernos cruel. 
El comportamiento está motivado por el hecho de que en la naturaleza la turbulencia y la rápida corriente de agua se llevan y dispersan a los alevines que deben, entonces, valerse por sí mismos. En el acuario (un medio artificial) donde las condiciones son completamente distintas, los alevines tienden a prolongar el beneficio de la protección y cuidados que les proporcionan sus padres. Estos últimos, movidos por su instinto y sin comprender la presencia de estos , los consideran como extraños y los persiguen implacablemente. Habrá, entonces, que trasladar a los jóvenes peces a otro depósito para evitarles, por un lado, los malos tratos de sus padres y. por otro, el confinamiento que ello supondría y retardaría su crecimiento.

QUE COMEN.- Se alimenta de presas vivas que busca en el sustrato. Siendo un gran comedor, todas las presas y los alimentos preparados serán engullidos con avidez. El menú diario más apreciado está constituido por una veintena de jóvenes Guppies u otros alevines. Cierto es que, a ese ritmo, habrá que disponer un criadero sólo para asegurar su alimentación. Tranquilicémonos de todas formas: presas más corrientes son devoradas con el mismo apetito, como, por ejemplo, pequeñas lombrices limpias, larvas de mosquitos, camarones. tubifex, etc. Los alimentos preparados y los trozos de carne magra son igualmente bien aceptados.

DONDE VIVE.- Se le encuentra en lugares de aguas rápidas en las cuencas de los ríos. Vive en las corrientes rápidas del río Congo, en la cuenca media y baja del río Zaire y en la zona de Kinshasa.

EL ACUARIO.- El depósito será de gran capacidad: 255 litros (120 x 42,5 x 50) como mínimo. Bastante alto de forma que permita amontonar piedras con cavidades estratificadas. Este amontonamiento o más bien superposición de rocas se realizará según la idea inicial expresada en el dibujo. Las rocas planas escogidas entre las areniscas o pizarras, se asentarán sólidamente sobre el mismo fondo del acuario, y el sustrato, compuesto únicamente de arena gruesa o de cuarcita (granulación aprox. 1,4 a 2 mm.). recubrirá la base de estos bloques de piedras. No olvidemos que nuestros peces son infatigables excavadores y que en todo momento corren el riesgo de echar abajo la pila de piedras.

La vegetación apropiada para este tipo de acuario es muy limitada debido a la tendencia de los peces a remover el suelo. En consecuencia. escogeremos preferentemente plantas grandes de grandes raíces tales como: Sagittaria latifolia. Vallisneria gigantea, y para no salirse del ambiente africano, las Anubia. Estas plantas se implantarán en macetas enterradas en la arena. La técnica ideal para cultivar las plantas en este acuario consiste en introducir matas de Bolbitis heudeloti fijadas en ramas o raíces de turba. Esta opción permite, por un lado, poner la planta fuera del alcance de los peces, darles un escondrijo adicional (balo la rama) y, por otra parte, conservar el carácter «regionalista» del depósito.

Las características químicas del agua no revisten mucha importancia, solamente habrá que evitar el uso de aguas muy duras y alcalinas (TH por encima de los 35° E). Por el contrario, cuidaremos más las características físicas del agua. Sabemos, en efecto, que estos peces viven en aguas con fuerte turbulencia y. por tanto, muy oxigenadas. Los peces viven en las capas inferiores del acuario, por lo que deberemos proporcionarles una buena aireación a este nivel. Asimismo, utilizaremos un filtro-bomba capaz de remover y filtrar el agua del acuario varias veces al día. 
De esta forma obtendremos una conveniente óxido-reducción y una temperatura uniforme Esta última se situará entre los 23ºC y 29°C, siendo 25°C la óptima para la aclimatación. Es aconsejable renovar periódicamente un tercio del agua. La iluminación no ha de ser demasiado intensa, sólo ha de cubrir las necesidades de las plantas (fotosíntesis).

En acuario, S. casuarius presenta un buen comportamiento interespecífico. Fuera del período de puesta, es de carácter muy apacible respecto a otras grandes especies de peces. En un acuario comunitario. lo pondremos junto a otros peces relativamente grandes cuyo espacio ecológico esté en los estratos superiores del depósito, como: Pterophyllum scalare, Mollemesia velifera, Xiphophorus, Aplocheilichthys spillauchen, Epiplatys dageti, Aplocheilus lineatus, Danio malabaricus, Gasteropelecus, Carnegiella, Micralestes interruptus, Trichogaster, etc.

En un acuario «continental», lo escogeremos como compañero de peces africanos como, por ejemplo, los cíclidos del lago Malawi (antiguamente Nyassa), como los Pseudotropheus. Son igualmente adecuadas otras especies africanas como los Labeotropheus o las Tilapia.

Hay que guardarse de introducir peces de pequeño tamaño puesto que, aunque de naturaleza apacible, este cíclido es un glotón impenitente. A menudo se ha visto a parejas de S. casuarius de bastante gran tamaño devorar, en una noche, una veintena de neones. Bajo su aparente tranquilidad y cándida mirada, pueden, de un salto inusitadamente rápido, atrapar un pequeño pez que pase a una decena de centímetros y volverse a meter en su cueva en el espacio de una fracción de segundo y siempre con un aspecto de perfecta inocencia.
 Su comportamiento intraespecífico es igualmente bueno si se exceptúan algunos gestos intimidatorios hacia otros machos. Estas pequeñas peleas se limitan a algunos coletazos en la cabeza de su contrincante.
Para resumir el comportamiento del pez, podemos decir que se trata de un predador temible, lo que no significa que sea, por ello, lo agresivo que la mayor parte de los autores dice. En compañía de peces de suficiente tamaño, raros serán los enfrentamientos. Un inconveniente: este pez se esconde casi continuamente en las anfractuosidades, cuevas, debajo de las ramas, etc. Esta actitud es normal y conviene poner a su disposición los medios para que conserve su equilibrio psico-fisiológico.
Steatocranus gibbiceps.-  Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 10 cm de longitud total. Se encuentran en África: Río Congo.

Steatocranus glaber.- Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes.Los machos pueden llegar alcanzar los 5,3 cm de longitud total. Se encuentran en África: República Democrática del Congo; conocido solamente de la parte baja del río Congo cerca de Inga Dam

Steatocranus irvinei.- Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 10,7 cm de longitud total. Espinas dorsales 20 - 21; Radios blandos dorsales 8-10; Espinas anales 3; Radios blandos anales: 6 - 8. Se encuentran en África: Endémicos al sistema del río Volta

Steatocranus mpozoensis.-  Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 5,5 cm de longitud total. Se encuentran en África: República Democrática del Congo, conocida sólo de la localidad tipo en el río cerca de Mpozo Matadi (cuenca baja del río Congo)

Steatocranus rouxi.- Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 6 cm de longitud total. Se encuentran en África: República Democrática del Congo, sólo está presente en el río Lulua (drenaje Kasai, cuenca media del río Congo)

Steatocranus tinanti.-  Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 6,3 cm de longitud total. Se encuentran en África: Río Congo.

Steatocranus ubanguiensis.- Es una especie de peces de la familia Cichlidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 5,3 cm de longitud total. Se encuentran en África: República Centroafricana. presente en el / río Mbomu Mbomou, afluente del río Ubangi (cuenca media del río Congo) Puede tener una distribución más amplia de lo que se piensa actualmente.