VAMOS A PESCAR TRUCHA ALPINA

El género Salvelinus, son peces marinos y de agua dulce de la familia salmónidos, distribuidos por todo el hemisferio norte. Su nombre procede del latín salmo, que es como llamaban en la antigua Roma a estos peces.
La longitud máxima descrita se encuentra entre los 150 cm para S. namaycush y los apenas 15 cm de máximo para S. lonsdalii, Algunas especies son empleadas en acuicultura, siendo también buscada la especie para pesca comercial y pesca deportiva.
Existen las siguientes especies válidas en este género:
Salvelinus agassizii (extinguida)

Salvelinus albus .- Es una especie de pez de la familia Salmonidae en el orden de los Salmoniformes. Vive en zonas de aguas templadas entre 0-50 m de profundidad. Se encuentra en Rusia

Salvelinus alpinus.- También llamado trucha alpina o trucha ártica es un pez anádromo de la familia Salmonidaenativo de lagos alpinos y aguas costeras de las regiones árticas y subárticas. Ningún otro pez de agua dulce es encontrado tan al norte.
Está íntimamente relacionado con el salmón y la trucha, y comparte características de ambos. Puede alcanzar una longitud de 1,10 m y un peso de 15 kg. La edad máxima publicada es de 40 años.
En general, el dorso es oscuro, pardo-oliváceo, y el vientre y los flancos claros. El dorso y los laterales aparecen moteados de característicos puntos rojos o rosados, de mayor tamaño a lo largo de la línea lateral, a veces mayores que la pupila. No obstante, el color es muy variable, dependiendo de la situación, la época del año y el grado de madurez sexual. Alrededor de la freza, los adultos de ambos sexos, pero especialmente los machos, presentan una brillante coloración roja o anaranjada en el vientre y las aletas pectorales, pélvicas y anal. Esta coloración roja se la dan los carotenoides presentes en la dieta; los anfípodos son la pricipal fuente de este pigmento. Los jóvenes presentan 11 manchas oscuras en cada costado. Las aletas son claras en el juvenil, y oscuras en el adulto.

Esta especie bentopelágica aparece en zonas profundas y balsas de ríos medios a grandes, y en lagos. Las formas anádromas pasan gran parte de sus vidas en el mar, donde ocupan un rango de profundidades de 30 a 70 m. Las poblaciones no migratorias permanecen en los lagos y ríos. Es extremadamente sensible a la contaminación del agua; vive en aguas frías y bien oxigenadas.
Las poblaciones de agua dulce se alimentan de crustáceos planctónicos, anfípodos, copépodos, moluscos, insectos y otros peces.

Los mismos crustáceos que les sirven de alimento son con frecuencia hospedadores intermediarios de parásitos. En los lagos noruegos, el salvelino es parasitado por los céstodos Diphyllobothrium spp. y Eubothrium salvelini, ambos transmitidos por copépodos. Salmicola salmonea es él mismo un copépodo. Los anfípodos son el único vehículo para Cyatocephalus truncatus yCistidicola farionis, también céstodos, y uno de los principales para la duela Crepidostomum spp. Por otra parte, la cercaria de la duela Diplostomum spp. busca a su presa activamente y se introduce en las branquias, piel o córneas. Por último, Phyllidostomum umblae es transmitido por medio de las larvas acuáticas de las moscas de las piedras (Plecoptera).

Su pesca no reviste mayor interés comercial, pero es una especie usada en acuicultura y un trofeo muy común en pesca deportiva. Una especie muy cercana es la trucha de arroyo (Salvelinus fontinalis), de dimensiones algo menores pero muy valorada en pesca deportiva.
Se comercializa fresco, ahumado, enlatado y congelado. Se come salado, cocido, frito y asado.

Salvelinus alpinus alpinus - Trucha alpina o Salvelino.- El tamaño a la edad de maduración varía enormemente entre las poblaciones de trucha alpina. Se conocen casos de maduración en ejemplares de 3 g hasta ejemplares de 12 kgo más. Esta diferencia de hasta 4000 veces entre el adulto más pequeño y el más grande prácticamente no se encuentra dentro de los vertebrados. Los ejemplares lacustres más comunes maduran a una talla que varía entre los 20 y 30 cm, mientras que los ejemplares anádromos maduran entre los 30 y 70 cm. La talla promedio de la trucha alpina, proveniente de capturas comerciales, varió entre los 49 y 53 cm entre 1980 y 1993 frente a las costas del Labrador, Canadá. En contraste con el bajo número de huevos producidos por ejemplares lacustres pequeños, 13 huevos, grandes ejemplares anádromos pueden tener hasta más de 9200 huevos.
La gran variación en la talla concuerda con la gran variación en hábitat, cambios de nicho, migración y características ecológicas de la especie. Lo cual, probablemente, refleja una flexibilidad muy alta en su constitución genética que puede ser una adaptación básica al ambiente extremo e impredecible del extremo norte.

COMO RECONOCERLA.- Igual que otros miembros de la familia del salmón, el salvelino muestra considerable variación en su aspecto. En Finlandia, se hace una distinción entre la forma más grande, de crecimiento rápido y una forma enana de crecimiento lento, más pequeña. Boca grande, recubierta de dientes, mandíbula que se extiende más allá del borde trasero del ojo. Las escamas son bastante pequeñas, cuenta con 123–152 a lo largo de la línea lateral.
Aleta dorsal: Espinas dorsales (total): 4-5; radios blandos (total): 8-16. Aleta anal: espinas: 3-4; radios blandos: 7-15. Aleta caudal: 19 radios. Vértebras: 62-688. 23 a 32 espinas branquiales. 37 a 75 ciegos pilóricos. La línea lateral ligeramente curvada hacia el vientre debajo de la cabeza. Bordes anteriores de las aletas pectorales, pélvicas y anales, y en ocasiones la caudal, con un estrecho margen claro. 

Coloración: Varía considerablemente según la ubicación pero diferencia claramente al salvelino del salmón y la trucha. El dorso es oscuro y los flancos generalmente de color marrón obscuro o verde, aunque algunos ejemplares pueden tener flancos claros. El abdomen varía de rojizo a amarillento o incluso blanco. En la época de desove el abdomen se torna de color rojo brillante, especialmente en los machos. El pequeño salvelino de los arroyos y lagos de Laponia siempre tiene el abdomen de color rojo. Los flancos tienen manchas claras que varían de amarillento a rojo. Los bordes frontales de las aletas pélvicas y anal son blancos y las aletas dorsal y caudal son oscuras sin manchas.

REPRODUCCIÓN.- La resistencia de esta especie es baja. La población se duplica en un tiempo mínimo de 4.5-14 años (tm=7-10; tmax=24). Fecundidad: 400 huevos por animal y estación reproductiva. La puesta ocurre generalmente en un único pico entre los meses de Septiembre y Noviembre. Los machos se agrupan en bandadas llamadas "leks", que las hembras visitan para elegir compañero. Los machos son generalmente territoriales. La freza tiene lugar a cualquier hora del día. Una hembra invade el territorio de un macho y busca un lugar para desovar. Una vez hallado, comienza a excavar. Mientras la hembra está cavando, el macho la corteja nadando a su alrededor y deslizándose a lo largo de sus costados. Cuando el nido está acabado, la pareja libera los huevos y el esperma y se aleja del lugar, a veces liberando todavía gametos al agua. Esto puede repetirse hasta cinco veces antes de que la hembra cubra los huevos y se prepare para el próximo emparejamiento. 
Es una especie polígama; tanto hembras como machos pueden realizar varias frezas con diferentes compañeros dentro de un mismo periodo reproductivo. Los machos por lo común se emparejan con más de una hembra, tomando la segunda pareja una vez que la primera ha agotado sus huevos. En ocasiones la hembra puede aparearse con éxito con dos o más machos. Generalmente, las hembras necesitan varios días para depositar todos los huevos. Durante este periodo se establece una estricta jerarquía, con machos grandes dominantes que consiguen la mayoría de los apareamientos y otros más pequeños que se ven excluidos y han de utilizar otra estrategia: permanecen al acecho y, cuando la hembra está lista para depositar los huevos, se aproximan con gran rapidez y liberan su esperma. 
Estudios sobre la calidad del esperma demuestran mayor densidad del eyaculado y mayor velocidad de los espermatozoides, lo cual supone una ventaja competitiva del esperma de estos machos sobre el de los dominantes.
Desova a fines de otoño justo antes de que se congelen los lagos. Deposita los huevos entre piedras o grava, en agua de 3 a 5 m de profundidad, algunas veces mucho más profunda. Los ejemplares enanos pueden remontar arroyo para desovar, a menudo en agua muy poco profunda. El salvelino del mar del océano Ártico remonta el río Tenojoki para desovar en las aguas frías de los arroyos que lo alimentan.

QUE COME.-  El salvelino se alimenta durante toda su vida de plancton, pequeños invertebrados que viven en el fondo y larvas de insectos. La forma de crecimiento más rápido pronto se vuelve un depredador, alimentándose de pequeños lavaretos, esperlanos y corégonos.
Los lagos tienen 4 comunidades de animales que constituyen potenciales presas para peces, estos son el pleustón, planctón, bentos y nectón. Excepto por el nectón, estas comunidades son hábitat específico, el pleustón en la superficie del lago, el planctón en la zona pelágica y el bentos en el fondo del lago, tanto en la zona litoral como en las zonas profundas. La trucha alpina parece tener las adaptaciones necesarias para alimentarse de los 4 grupos lacustres antes mencionados en sus hábitats típicos. Lo mismo se aplica para la variante anádroma en el mar donde su principal alimento es el planctón y los peces pelágicos pero también puede alimentarse de hiperbentos litoral e incluso insectos de la superficie.

La alimentación de los alevines, sobre todo durante el primer verano es pobremente conocida. La razón es que estos peces pequeños son difíciles de encontrar y muestrear en lagos. La profundidad del desove varía entre lagos pero es, usualmente, superficial, casi siempre menor a 5 m. Esto significa que la primera alimentación tiene lugar entre las piedras y grava en el litoral. Este hábitat también provee de protección contra la predación de peces y aves buceadoras. En alopatría, el juvenil se mantiene en aguas superficiales o someras en lagos del Ártico y de los Alpes, los peces son observados en aguas muy poco profundas y muy cerca de la costa (profundidad media menor a 50 cm y distancia promedio a la costa menor a 1 m). 
Los depredadores son pocos en los lagos del Ártico y de los Alpes por lo que la presión de predación es lo suficientemente baja para permitir una alimentación en la zona litoral. La mayoría de los lagos subÁrticos y temperados no poseen ejemplares jóvenes en aguas superficiales. Poco se conoce sobre cuando dejan la costa y que tan profundo se mueven. Se ha observado que los alevines pueden comer pequeñas larvas de insectos y crustáceos, también se alimentan de copépodos del bentos. En ejemplares de menos de 5 cm se encontró iguales cantidades de cladóceros del bentos, ostrácodos e insectos. La alimentación en las etapas tempranas es considerada como un cuello de botella en la historia de vida de la trucha alpina con un riesgo de mortalidad alto.

Estudios recientes de sedimento en lagos Árticos en Greenland demostraron que la predación selectiva de la trucha alpina probablemente eliminó Daphnia pulex y a Lepidurus arcticus, lo que indica que la predación selectiva de la trucha sobre el bentos puede tener un efecto de cascada en sistemas de baja complejidad, tales efectos, probablemente, también se encuentran en sistemas de alta complejidad pero aún no ha sido demostrado.
La ingesta de conespecíficos es muy amplia dentro de los peces y común en la trucha alpina. Dicha conducta es menos observada en lagos temperados, de hecho se ha encontrado que la conducta del canibalismo aumenta fuertemente con la latitud. El canibalismo es una estrategia importante en truchas confinadas a cuerpos de agua en el Ártico a pesar del conflicto de tener cestodos de Diphyllobothrium en los caníbales.

DONDE VIVE.- Los hábitats que ocupa la trucha alpina son los más variados entre los peces del norte. Se encuentra en pequeños cursos de agua, en el mar y en todo tipo de lagos oligotróficos. Las poblaciones lacustres son, por mucho, las más comunes. Poblaciones exclusivas de ríos se encuentran al norte pero han sido poco estudiadas. La mayoría sean probablemente alopátricas y estacionarias. Como la trucha café de río, usualmente crecen lentamente y maduran a una talla pequeña. La trucha alpina se encuentra en lagos de todos los tamaños, desde muy pequeños como lagunillas con muy poca agua bajo el hielo en invierno, hasta lagos muy grandes. Dentro de los lagos la trucha alpina puede usar todos los hábitats incluyendo las zonas profundas. La trucha alpina prefiere las zonas litorales en alopatría pero es muy flexible a cambiar a zonas pelágicas o profundas bajo competencia simpátrica.

Tanto Salmo salar como Salmo trutta ocupan el hábitat litoral en muchos de los lagos del norte de Noruega mientras que la trucha alpina se encontró en las partes más profundas de la zona pelágica. Tanto S. salar como S. trutta tienen una elección de hábitat muy similar y la trucha alpina muestra la misma segregación de hábitat bajo competencia con ambas especies, la trucha alpina se desplaza a la zona pelágica y béntica excepto en primavera y a fines de otoño donde ese desplaza nuevamente a la zona litoral. En ríos con poblaciones anádromas los pre-smolt de la trucha alpina prefiere hábitats cerrados y en aguas someras.

La trucha alpina puede vivar a grandes profundidades como se ha observado en lagos de la región de los Alpes. Existen registros de presencia hasta 220 m en el Lago Ness, Escocia. En el lago Grander Lake, Newfouldland se han capturado con redes a profundidades de 200 m y, recientemente, a 280 m de profundidad. La trucha alpina pelágica usualmente se mantiene en aguas epipelágicas con una profundidad límite de 40 m aunque se han encontrado formas pelágicas a 80 m.

La trucha alpina sobrevive y se alimenta a temperaturas muy cercanas a los 0 °C, altas temperaturas pueden limitar la elección del hábitat en lagos más al sur, no hay indicadores que permitan asegurar que poblaciones más al sur puedan tolerar temperaturas más altas. La trucha alpina evita temperaturas litorales de entre 16 a 20 °C. Esta alta tolerancia de hábitats es característico de la trucha alpina lo que la hace idónea para ocupar nichos vacantes, especialmente en lagos de origen glaciar con poca diversidad de peces.

Aparece en aguas de climas templados, de 4 a 16 °C, entre las latitudes 85°N - 42°N, en todo el mundo (180°W - 180°E). En Europa, presente en el Atlántico Norte, al sur de Noruega meridional, también en Islandia y el sur de Groenlandia. Poblaciones aisladas en el norte de Reino Unido, Escandinavia, Finlandia y los Alpes. Poblaciones sin conexión con el mar en Quebec, Canadá y en Maine y New Hampshire en EE.UU. Es un pez bentopelágico, con un rango de profundidades de 30 a 70 m.

ACUICULTURA.- Desde los años 70 se viene investigando la aptitud del salvelino como especie cultivada. El gobierno canadiense, desde "Freshwater Institute" del "Department of Fisheries and Oceans" en Winnipeg, Manitoba, y el "Huntsman Marine Science Laboratory" de New Brunswick fueron pioneros de su estudio en Canadá. También en Noruega existen granjas de salvelino.

La especie se investigó inicialmente porque se esperaba que tuviese requerimientos óptimos de temperaturas bajas, y creciese bien en las aguas frías que imperan en numerosas áreas de Canadá. También se esperaba que el salvelino fuese una alternativa a la trucha arco-iris, ocupando un lugar nuevo en el mercado. Los esfuerzos iniciales se concentraron en identificar los requerimientos y rendimiento de la especie. El Freshwater Institute fue responsable de la distribución de pequeñas cantidades de huevos a productores canadienses; estos productores, a cambio, determinaron las posibilidades comerciales del salvelino. Grandes partidas comercializadas se han desarrollado a partir de estas fuentes.
Salvelinus alpinus erythrinus 
Salvelinus anaktuvukensis
Salvelinus andriashevi
Salvelinus boganidae
Salvelinus colii
Salvelinus confluentus
Salvelinus curilus
Salvelinus czerskii
Salvelinus drjagini
Salvelinus elgyticus
Salvelinus evasus
Salvelinus fimbriatus 

Salvelinus fontinalis -
Trucha de arroyo, Trucha salmonada (
en Argentina) o Salvelino.- Es una especie de pez de la familia Salmonidae. Es originaria de Norteamérica. El nombre de trucha puede llevar a confusión, ya que se trata de un salvelino, del subgrupo salmoninae. Es una especie que ofrece mayores dificultades en la adaptación, por las diferencias de pH del agua, la temperatura del agua, debe de estar entre los 13ºC y 18ºC grados centígrados o Celsius, logra soportar algunos grados más, pero a los 25ºC muere. La coloración de su piel es muy llamativa, tiene pintas rojas, amarillas y azuladas, con su panza color blanco y el lomo color oscuro. Se alimenta de insectos, crustáceos y moluscos y de pequeños peces llamados alevines.

Llega a obtener un peso máximo de 4 kg, es muy apreciada por el color de su carne y habita en lagos, lagunas, ríos y arroyos del sur de Argentina. La coloración de su carne es rojiza. El término fontinalis, viene del latín y significa que vive en el manantial.

La trucha de manantial es el pez emblema del estado norteamericano de Virginia Occidental, y fue introducida en la República Argentina, sembrada por primera vez en los lagos Nahuel Huapi, Gutiérrez y Espejo. Fue introducida en España a finales del siglo XIX, siendo abundante en los Pirineos. Está presente también en Andorra.

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio, si bien se puede autorizar su pesca o captura dentro de las estrategias de eliminación. 
Sin embargo, la Sección tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, en Autos nº 183/2012 y 184/2012 de fecha 28-03-2012, ha acordado adoptar la suspensión cautelar, interesada por la Federación Española de Pesca y Casting y por la Asociación Española de Black-Bass respectivamente, de la vigencia del Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula el listado y catálogo español de especies exóticas invasoras, en lo que respecta a la inclusión de las especies salvelino y black-bass en el Catálogo y de las especies trucha arcoíris y hucho en el Listado.
Salvelinus gracillimus
Salvelinus grayi
Salvelinus gritzenkoi
Salvelinus inframundus
Salvelinus jacuticus
Salvelinus japonicus
Salvelinus killinensis
Salvelinus krogiusae
Salvelinus kronocius
Salvelinus kuznetzovi
Salvelinus leucomaenis imbrius
Salvelinus leucomaenis leucomaenis

Salvelinus leucomaenis pluvius
Salvelinus levanidovi
Salvelinus lonsdalii
Salvelinus mallochi
Salvelinus malma krascheninnikova 

Salvelinus malma malma -
Salvelino del Pacífico-norte.- 
Los pescadores estadounidenses la llaman llamado Dolly Varden . Hay más de una docena de especies de trucha en el mundo. La mayoría son los que se observan en América del Norte: Arroyo oquassa ( oquassa S. alpinus), la trucha toro ( S. confluentus ), trucha de arroyo ( S. fontinalis ), la trucha también llamado Cristivomer o gris trucha ( S. namaycush ) y Dolly Varden ( S. Malma ).

Hay dos grupos de Salvelinus Malma , una exclusivamente en agua dulce, la otra es una variedad anadromous que migra cada año en el océano. La forma no migratoria está presente en algunos lagos de América del Norte y Escandinavia. Existe controversia en Quebec en la fijación de la oquassa a Salvelinus malma o Salvinus alpinus
El salvinus Malma anadromous es la forma marinas y migratorias cuyo hábitat está representado por todo el Océano Ártico y sus afluentes en Islandia, Groenlandia, el norte de Canadá, Alaska, isla de Baffin, Noruega, sino también Japón y Siberia. Divide su tiempo entre el agua salada y el agua dulce a migrar a los ríos donde se desovar .

Su espalda y los costados son de color gris-verde, el vientre es más claro. Manchas amarillas amarillas o rosadas se encuentran dispersos en su lado. Pequeños puntos rojos están presentes en los lados inferiores. Las aletas son simples y sin marcas a excepción de algunos puntos brillantes en la base de la radiación. Eliminar tareas (amarillo o rosa) en un fondo oscuro distinguen el Dolly Varden resto salvelino y la trucha. El Dolly Varden generalmente difiere de Brook Knight por las tareas más pequeñas y más y un cuerpo más comprimido. En época de desove (otoño), el vientre es de color rojo brillante de color naranja. Tamaño máximo: 80 cm Peso máximo: 15 kg 

Su distribución se limita a los países de la región del Pacífico y en Canadá, el sur de Yukón y las regiones costeras de la Columbia Británica, el norte de California y el estado de Washington y Alaska. La trucha alpina está presente en Islandia, Groenlandia, el norte de Canadá, la isla de Baffin, Noruega, Alaska y Siberia
En algunos ríos de América del Norte, sucede que este pez se considera nocivo para el salmón y la trucha. En Alaska, la prima era aún por su captura. En general, no es muy popular entre los pescadores de las regiones en las que hay otras especies de salmónidos. No obstante, es un hermoso pez para la pesca deportiva.
Salvelinus malma miyabei
Salvelinus maxillaris
Salvelinus murta 

Salvelinus namaycush - Trucha lacustre o Trucha de lago.- Es una especie de pez de la familia Salmonidae en el orden de los Salmoniformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 150 cm de longitud total y 32,7 kg de peso. Número de vértebras: 61-69. Puede llegar a vivir 50 años. Come esponjas de agua dulce, crustáceos, insectos, peces hueso (especialmente del género Coregonus ) y mamíferos pequeños, aunque hay poblaciones que se nutren de plancton. Vive en zonas de aguas dulces templadas (65 ° N-43 ° S) y entre 18-53 m de profundidad. Se encuentra en Norteamérica: Estados Unidos. Es depredado por Ameiurus nebulosus (en Canadá),Lota chica (Canadá), Prosopium cylindraceum, Ichthyomyzon unicuspis yPetromyzon marinus(los Estados Unidos ). Es muy susceptible a la contaminación, especialmente a los insecticidas.
Salvelinus neiva
Salvelinus neocomensis
Salvelinus obtusus
Salvelinus perisii

Salvelinus profundus (extinguida)
Salvelinus scharffi
Salvelinus schmidti
Salvelinus struanensis
Salvelinus taimyricus
Salvelinus taranetzi
Salvelinus thingvallensis
Salvelinus tolmachoffi
Salvelinus trevelyani
Salvelinus umbla
Salvelinus vasiljevae
Salvelinus willoughbii
Salvelinus youngeri

INDICACIONES PARA LA PESCA.- En este apartado, hoy aplicaremos la pesca con mosca ahogada.
Cuando ya has superado las primeras dudas que surgen al iniciarte en la pesca a mosca, suele aflorar otro temor: el miedo a no acertar con la mosca que tenemos que poner en cada momento. Es algo parecido al miedo que te entra cuando coges el coche por primera vez y crees que no vas a saber cuándo meter las marchas. Pero la experiencia te va enseñando y, aunque no siempre se acierta, aprendemos qué moscas utilizar y cuándo utilizarlas. Normalmente, si las truchas están en el fondo, utilizaremos una ninfa, y si vemos las truchas a media agua o en la superficie, emplearemos una emergente, una mosca ahogada o una seca. Muchas veces probaremos todas y cada una de las moscas de la caja, pero no seremos capaces de dar con la adecuada.

TIPOS DE MOSCAS.- Por norma general, se suele clasificar a las moscas de pesca según su campo de acción en el agua. Así, podemos distinguir de forma muy general entre moscas secas y moscas ahogadas. Las moscas secas son aquellas que actúan sobre la superficie, mientras que por mosca ahogada se entiende toda aquella mosca que actúa por debajo del agua, desde el fondo a la superficie. De esta manera, dentro de las moscas ahogadas se pueden incluir a las ninfas, las moscas emergentes y las moscas ahogadas. Pero normalmente, cuando nos referimos a mosca ahogada estamos hablando de estas últimas, que pescan cerca de la superficie.

La mosca ahogada es muy similar a la mosca seca en lo que a forma y apariencia se refiere, pero hay algunas diferencias. Por ejemplo, la mosca seca se realiza con materiales más ligeros que las ahogadas: para las moscas secas se utilizan hilos, plumas y dubbins poco pesados y finos, mientras que para la elaboración de las moscas ahogadas se suelen emplear sedas que le den más peso. Además, el plumaje de las moscas secas suele ser más voluminoso y abultado que el de las moscas ahogadas. Y es que, aunque la diferencia entre la mosca seca y la ahogada quizás no sea mucha, en ese momento de duda, cuando no sabes cuál será más efectiva, la diferencia puede llegar a ser decisiva.

PESCAMOS CON BOYA O BULDÓ.- Desde hace unos cuantos años, en la pesca con mosca a cola de rata, los pescadores son muy extremistas, parece no haber más opciones que elegir entre las ninfas y las secas, y muchas veces ese es el fallo.
Hace 15 o 20 años, la variedad de moscas de pesca era mucho mayor, incluso se utilizaban más las emergentes y las moscas ahogadas que las ninfas. Pero ahora, muy pocos son o somos los que empleamos ese tipo de moscas. Parece que si no llevan una cabeza dorada, plateada o naranja, no son válidas para pescar. Y este es un grave error, porque las truchas ya se cansan de ver las mismas moscas día tras día.
De esta manera, el uso de las moscas ahogadas ha ido quedando en un segundo plano a lo largo de estos años y, a día de hoy, prácticamente solo se utiliza en la pesca con boya o buldó.

La pesca con boya es una práctica que cada vez cuenta con menos aficionados; el auge de la pesca con mosca a cola de rata la ha ido desplazando a un segundo plano en estos últimos 20 años, no obstante, es una modalidad que da muy buenos resultados a quienes la practican.
Para la pesca con boya se necesita un equipo de lance, si practicas la pesca con cucharilla esa misma caña te valdrá, y el carrete también. En lo que respecta al aparejo, es bastante diferencia respecto a la pesca con cola de rata.

Para montar el aparejo será necesario una boya o buldó, que se llenará de agua, lo que nos permitirá efectuar el lance sin dificultades. La longitud del aparejo dependerá básicamente del número de moscas que queramos utilizar, el tipo de río y la longitud de la caña. De esta manera, la boya se ata al final del hilo principal, del cual saldrán dos, tres o cuatro (depende del número de moscas) codales de hilo más cortos. Entre mosca y mosca dejaremos una longitud de 50 o 60 centímetros y la longitud de los hilos que salen del hilo central será de entre 6 y 10 centímetros, longitudes (que no tienen por qué ser exactas) que permitirán a las moscas actuar libremente sin problemas de espacio. Las moscas no tienen que ser todas del mismo tipo, podemos poner una mosca seca al principio, luego una ahogada y cerca de la boya una ninfa o emergente, pero eso varía según el gusto del pescador.

LA PESCA CON COLA RATA.- La pesca con mosca ahogada a cola de rata es una práctica menos extendida. Se suelen emplear dos o tres moscas, y se puede poner una ninfa en la punta del hilo para que nos ayude en el lanzamiento. En esta modalidad se suele pescar aguas abajo, por lo que la diferencia con la pesca a mosca seca va a ser considerable. Mientras que en la pesca con mosca seca pescamos aguas arriba e intentamos hacer un posado de la mosca lo más natural posible y sin movimientos y ruidos extraños para no espantar a las truchas; en la pesca con mosca ahogada no se requiere esa suavidad y precisión en el lanzado.

"Aunque nosotros no apreciemos tanta diferencia entre las moscas secas y las moscas ahogadas, o entre las emergentes y las ninfas, las truchas sí que la notan."
Además en el momento que cae la línea al agua, en la pesca a mosca seca la línea va descendiendo río abajo y nosotros debemos ir recogiendo la línea con la mano izquierda para que no nos derive la mosca ni haga movimientos extraños, es decir, para que el descenso sea lo más natural posible. En cambio con la mosca ahogada somos nosotros los que tiraremos de la línea para traer las moscas hacia nosotros, además en el momento de sacar las moscas del agua, el movimiento debe ser lento ya que las truchas pueden interpretar que las moscas están emergiendo y lanzarse a por ellas, es más, es una acción bastante común. Por lo tanto, existen bastantes diferencias entre la pesca a mosca seca y la pesca con mosca ahogada, tanto en la técnica como en el montaje del aparejo.

La efectividad de una y otra modalidad dependerá del momento, del día, de las condiciones del río, del lugar en el que estén comiendo las truchas… Es decir, la decisión de utilizar una mosca u otra la tenemos que tomar en función de unos factores que tenemos que interpretar en función de la experiencia.
Y, aunque nosotros no apreciemos tanta diferencia entre las moscas secas y las moscas ahogadas, o entre las emergentes y las ninfas, las truchas sí que la notan, y eso es lo que determina que tengas un buen día de pesca o no. Porque de vez en cuando viene bien echar un vistazo a nuestra caja y escoger una emergente en lugar de una ninfa, o pescar con una mosca ahogada en vez de una seca. Y esto solo se aprende cuando sabemos interpretar el río y la naturaleza, y sobre todo pescando, porque en la pesca de nada vale la teoría si no la pones en práctica.

CONSEJOS.- Recomiendo empezar pescando, para practicar con una sola mosca evitara complicaciones, montando dos o tres moscas, pues hay que tener muy buena mano para evitar enredos, y recomiendo también pescar río abajo pues si es difícil pescar con la línea mas o menos extendida, imagínese como puede ser pescar aguas arriba; no piense que la pesca aguas arriba es imposible , pero debe de disponer de una técnica excepcional para detectar la picada de la trucha y un sexto sentido para clavar cuando piense que la ha tomado; todo ello llegara con la practica.la gran diferencia entre la pesca con mosca seca y ahogada es que la pesca con ahogada, ni el lanzado ni el posado de la mosca, requieren suavidad, ni precisión incluso una mosca que cae brutalmente sobre el río puede incitar a una trucha cercana, a lanzarse sobre ella. 
Así como en mosca seca se puede pescar sobre una trucha que esta alimentándose, en ahogada se debe de adivinar donde se encuentra por lo que se suele pescar con menos seguridad y menos atención . en seca se espera la subida en su momento determinado cuando la mosca pasa por la zona de visualización de la trucha; mientras que en ahogada la picada casi siempre nos sorprende hay que estar siempre bien atento para responder ante la picada de la trucha, cosa que cuando pescas con seca, en esos momentos tienes todos los sentidos puestos en la mosca y en la trucha que estas viendo cebarse . una mosca ahogada se debe de trabajar bien con ligeros movimientos del puntal de la caña o dando ligeros tirones con la mano izquierda, y cuando ha llegado al final del recorrido , no descuide la guardia pues es uno de los momentos en que la trucha suele picar. 
En mosca ahogada con la linea ligeramente estirada se siente de forma inmediata la picada en la muñeca que sujeta la caña o en la mano que sujeta la linea, la pesca con ahogada es una pesca sutil y en ocasiones difícil de capturar truchas, pero es la única manera de cogerlas cuando estas han decidido alimentarse debajo del agua