VAMOS A PESCAR SAMA DE PLUMA



Dentex gibbosus es una especie de peces de la familia Sparidae en el orden de los Perciformes.
La hurta o urta es un espárido, pariente próximo del pargo y la dorada. No pertenece pues (pese a su parecido con la sama de pluma ) al género dentex entre los que se encuentran el Dentón ( D. dentex ), la sama de pluma( D. gibosus ), el Cachucho( D. Macrophtalmus ) y las sama marroquí ( D. marocanus ). El perfil de la cabeza de la hurta macho es más redondeado que el de la sama de pluma y el dentón; además, los ejemplares viejos de estos 2 últimos, especialmente los machos, tienen una joroba nucal característica mucho mas pronunciada en el Dentex gibosus .

Pero hurtas y samas difieren sobre todo por su dentadura. Todas las especies del género dentex , tienen todos los dientes caniniformes ( de perro), cónicos y mas o menos agudos. La hurta, como los pargos, solamente tiene dientes cónicos en su parte delantera, teniendo todos los demás dientes, en dos filas, la forma de molares; su dentadura le sirve lo mismo para atrapar peces pequeños, como para masticar cangrejos, conchas de caracoles marinos, almejas etc. No sucede así con samas y dentones que son esencialmente depredadores de peces.

COMO RECONOCERLA.- Cuerpo alargado, alto y comprimido. Perfil de la cabeza redondeado en los jóvenes, más elevado en los adultos; los machos viejos desarrollan un gran bulto frontal. Sólo tiene dientes caninos, en varias filas. Aleta dorsal con 12 radios duros, los dos primeros muy pequeños y el 3º y el 4º prolongados en un largo filamento que desaparece en los individuos de más de 65 cm de longitud, y 11-12 blandos. Primer radio blando de las aletas pectorales muy largo. Aleta anal con 3 radios duros y 7-9 blandos. Color rosáceo, más oscuro por el dorso, con pequeñas manchitas oscuras dispersas; una pequeña mancha roja en el extremo posterior de la base de la aleta dorsal y otra en la base de las pectorales; borde de la aleta caudal negro; vientre plateado; los machos adultos, suelen presentar la cabeza de un tono gris oscuro. Hasta 1 m de longitud.Por lo general 35 a 60 cm.

REPRODUCCIÓN.- Estudios realizados en Canarias, donde la especie es común, señalan que es una especie hermafrodita proterogínica (los peces son primero hembras y luego, al crecer, se transforman en machos). En Canarias, la puesta se produce en abril-septiembre, con desove masivo en junio-julio para lo que se concentran en veriles y bajones a 100-150 m de profundidad. La talla de primera madurez sexual se alcanza a los 3 años: 34,5 cm en hembras y 38,5 cm en machos.

QUE COME.- carnívora (crustáceos, peces, cefalópodos)


DONDE VIVE.- Vive desde la costa hasta los 200 metros de profundidad. Sus fondos son rocosos y escarpados, con rocas altas y de pendientes fuertes.Se encuentra en las costas del Atlántico oriental (desde Portugal hasta Angola, incluyendo las Islas Canarias y Santo Tomé y Príncipe) (abundante sólo desde Cabo Juby a Cabo Verde) y de el Mar Mediterráneo. (Ausente en el Golfo de León y en el Mar Negro)

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Hoy dedicare este apartado a los pescadores de costa, que se me quejan de que hablo mucho de la pesca embarcado; por tal motivo hoy pescaremos la sama desde tierra con pez vivo.
Como ya vimos la Sama o Denton está provisto de unas poderosas mandíbulas y dientes agudos, de entre los que destacan por su tamaño los dos o tres pares centrales. Tal característica unida a su tamaño y constitución, su fuerza, su voracidad y su insaciable apetito lo convierten en un auténtico depredador de dieta generalista, copando los puestos más altos de la cadena alimenticia. Su infrecuente pero impresionante picada y su derroche de fuerza, hacen de la pesca del dentón, a mi parecer, una de las más apasionantes y atractivas de entre todas aquellas que los pescadores de tierra puedan practicar.

Elección de Puesta de Pesca.- Es un pez que desarrolla su actividad normalmente por debajo de los 15 metros de profundidad. Por tanto, deberemos elegir zonas desde las que a “tiro de caña” alcancemos tales profundidades, como pueden ser: espigones, cabos o cualquier otro elemento artificial o natural que se adentre en el mar.Otro aspecto importante es el tipo fondo. Éste deberá ser mixto, compuesto de arena, algas y abundantes rocas. La captura a fondo de doncellas, raspallones, tordos, grisas, sargos, serranos, vacas o castañuelas será indicativo de que estamos, a priori, en el lugar correcto.

Montaje de Aparejo.- La profundidad del pesquero en el que nos situemos va a condicionar el montaje del aparejo. Si con sólo dejar caer el plomo o efectuando lances cortos (10, 20, 30 o 40 metros) alcanzamos bastante profundidad, podremos efectuar un “lance directo”. Por el contrario, si la distancia de lanzado necesaria para colocar nuestro aparejo en la profundidad deseada es relativamente grande haremos uso del “lance con ascensor”.

Lanzado Directo.- Consiste en lanzar directamente nuestro cebo junto con el plomo. Son muchos los aparejos distintos que podemos emplear, lo que sí es conveniente es situar el anzuelo por encima del plomo, a un metro o metro y medio, para facilitar la visión del cebo por el dentón. Para cerciorarnos de que el tramo de línea final y el cebo no queden acostados sobre el fondo podemos colocar un corcho en la línea madre. De esta manera, todo el aparejo quedará levantado, es decir, vertical al fondo, con lo que tendremos mayores posibilidades de captura. Al pescar sobre fondos rocosos los enganches del plomo se hacen muy frecuentes. Para evitar perder todo el aparejo utilizaremos, para la sujeción de la plomada, un “falsete” o tramo de línea fina, de inferior diámetro que el de la línea madre. A continuación se muestran algunos aparejos muy sencillos de realizar:

(1) En caso de utilizar un corcho, para que éste pueda realizar bien su acción, hemos de dejar la línea un tanto destensada. 
(2) La sencillez de este aparejo nos va a permitir colocar un segundo anzuelo en la misma anilla del plomo, sin que se produzcan enredos. Lo podremos cebar con un buen trozo de calamar o sardina. De esta manera, peces de todo tipo se acercarán a comer. Tal actividad despertará la curiosidad del los dentones circundantes, que se acercarán provocando la espantada de todos los pececillos, y ante sus ojos sólo quedará nuestro indefenso cebo vivo.
(3)Si la profundidad es muy grande, puede que algunas especies que empleemos como cebo no toleren bien un rápido descenso. Podemos evitar esto prescindiendo del plomillo de cierre superior que hace de tope, en cuyo caso colocaremos un pequeño peso en la gameta del anzuelo para asegurarnos de que, de manera más lenta, nuestro cebo vaya al fondo.

Lance con Ascensor.- A diferencia del lance directo, en esta técnica primero se lanza el plomo y se tensa la línea, y después se cuelga el cebo, que irá deslizándose lentamente. Para dejar la línea debidamente tensada utilizaremos un “plomo ancla”, que está provisto de unos ganchos con los que se sujeta al fondo. Cuando tiramos fuertemente para recoger, los ganchos se desacoplan y el plomo queda libre. Una vez tensa la línea, colgamos el cebo mediante un “clip quitavueltas”. Muchos de los peces que empleamos como carnada, como lisas o bogas, tienden a quedarse en la superficie. Para asegurarnos de que el cebo vaya al fondo colocaremos un pequeño plomo corredizo por encima del anzuelo. Sin embargo, hay especies, como la doblada, que son más activas, se mueven más y tienden ir hacia el fondo sin la ayuda de ningún peso.
(1) Plomo corredizo, para ayudar al cebo a bajar.
(2) Plomillo de cierre o tope de silicona, para sujetar el plomo corredizo.

Inconvenientes de Ambas Técnicas.- Con el empleo del ascensor es muy probable que el cebo, debido a su comportamiento estático, no recorra ni la tercera parte del sedal, o que ni por asomo se acerque allá donde colocamos el plomo, allá donde creemos que se mueven los dentones. Aunque esto podemos solucionarlo en gran medida con la ayuda de una pequeña plomada situada en la gameta del anzuelo, tal y como se muestra en el dibujo anterior. La excesiva suavidad de la pendiente del fondo, así como la presencia de obstáculos, pueden ser otros dos factores que impidan que nuestro cebo continúe deslizándose hasta alcanzar la profundidad deseada. En tercer lugar, y quizás sea la mayor desventaja del lanzado con ascensor, es el hecho de que nuestro cebo no encuentra resistencia alguna a lo largo de la línea madre, hasta que no entra en contacto con el tope último de nuestro sedal. De modo, que si detectamos una picada, la clavada con la que responderemos no será efectiva hasta que el dentón se encuentre al final de la línea. Los inconvenientes con los que nos encontramos al utilizar el lanzado directo parecen claros. En aquellos lances de larga distancia es muy probable que nuestro cebo vivo se desgarre y se pierda. O bien que muera o quede atontado tras el impacto con la superficie del agua o tras el súbito descenso hacia el fondo al que se ve sometido.

El Anzuelo y su Cebado.- El anzuelo debe tener un tamaño considerable, desde un 2/0 a un 5/0, y pueden ser rectos, curvos o de pico de loro, dependiendo de la forma y tamaño de la especie que utilicemos como cebo.
Aparte de los anzuelos simples, sobre todo en la pesca con ascensor, podemos utilizar las poteras o anzuelos dobles o triples. El problema que plantean estos últimos es que restan movilidad al cebo y producen más enredos en la línea. Lo que sí es cierto es que aumentaremos las posibilidades de que el dentón se clave cuando muerda.

Independientemente de que utilicemos anzuelos simples o compuestos, el cebado del anzuelo, como parece ya haber quedado claro, es mediante peces vivos pequeños o “morralla”.
Cuanto más plateado sea el pez que empleemos mejor será, puesto que los reflejos producidos por su cuerpo atraerán la curiosidad del dentón. Puede que sea éste un dato que entre en controversia con la opinión que mantienen algunos pescadores, que piensan que los depredadores localizan a sus presas gracias a las vibraciones que éstas producen debido a su movimiento. Y otros que opinan que la detección del alimento se debe a las hormonas que segrega cada especie en particular.

Sea cual sea la forma de la que se valen los dentones para cazar: visión, detección de vibraciones u hormonas, podemos “meter en el saco” todo tipo de peces, desde aquellos que se mueven en profundidad, como: serranos, gitanos, doncellas, vidrias, sargos o raspallones, hasta aquellos que pueden comer en superficie, como: zarpas, mújoles, castañuelas o bogas, entre otros (como decía al principio la dieta del dentón es muy variada y no le hace ascos a nada).
A la hora de ensartar el pez en el anzuelo deberemos tener sumo cuidado para provocar el menor daño y conseguir que el pez permanezca vivo el mayor tiempo posible. Son varios los sitios habituales por donde podemos colocar el anzuelo:
1. por los ojos.
2. por la boca, tanto por el labio inferior como por el superior.
3. por encima de la espina dorsal, detrás de la cabeza.
4. por el vientre (por el ano).
5. por la cola.

El elegir un sitio u otro dependerá de: el tamaño y resistencia del pez y de su carne, y del número de anzuelos. Por ejemplo:
- para peces pequeños de menos de 10 cms y de carne blanda, introduciremos un único anzuelo por encima de la espina dorsal, justo detrás de la cabeza, que es donde más grosor presenta el pez.
- si queremos que el cebo tenga gran movilidad y permanezca más tiempo vivo, colocaremos el anzuelo por la cola.
- si utilizamos especies que tienden a esconderse entre las rocas y las algas, como vacas y serranos, sería conveniente, aunque parezca un poco cruel, que los ensartemos por los ojos (aunque la movilidad del pez quedará más que mermada y permanecerá vivo poco tiempo).
- cuando el vivo tiene un tamaño considerable, por encima de los 12 cms, utilizaremos 2 anzuelos simples, o bien poteras (aunque a mi gusto, las poteras suelen provocar muchos enredos con la línea si el pez se menea mucho). El sistema es el siguiente: 

- Empatillamos un anzuelo con unos 50 cms de línea y lo atamos a un ferrete. Empatamos ahora un segundo anzuelo, y le dejamos unos 10-12 cm de línea.
- Con la línea del segundo anzuelo hacemos un nudo deslizante sobre la línea del primero, de manera que el primer anzuelo (el fijo) lo colocamos cerca de la cabeza o en el morro, y el segundo (el deslizante) lo llevamos al ano o al final de la cola.
Con el empleo de dos anzuelos, colocados uno a cada extremo del cebo, conseguiremos cubrir todas las zonas por donde el dentón puede atacar. Por el contrario, cuando el cebo tiene bastante longitud, si utilizamos un único anzuelo colocado en uno de los extremos (cola o cabeza), nos arriesgamos a que el dentón ataque por el lado opuesto y seccione el cebo sin llegar a clavarse (hemos de tener presente que el dentón no toma su alimento “modo succión”, como lo pueda hacer el mero o la lubina, ambos con boca protráctil, sino que primero ataca “modo tenaza” y luego engulle)

EQUIPO
- Caña: telescópica o de tramos, ha de ser fuerte sin mucha flexibilidad en la puntera.
- Carrete: de tambor fijo o giratorio, ha de tener una buena regulación de la salida del hilo. Hemos de aflojar el freno, y así evitaremos roturas o incluso que nos tire la caña al agua.
- Línea madre: tanto mejor si no forma bucles. Es conveniente que no utilicemos diámetros inferiores al 0,45 – 0,50 mm, pues al encontrarnos en fondos rocosos, es muy probable que la línea roce con las rocas y se parta. Amén de que podemos controlar con más seguridad las embestidas del dentón.
- Empate del anzuelo: con nylon de igual o mayor diámetro que el de la línea madre.
- Anzuelos: rectos, curvos o de pico de loro. Del 2/0 al 5/0. Es conveniente que la punta esté bien afilada y que dispongan de bastante lengüeta.
- Plomos: de “pera” para “lance directo” y de “ganchos” para “lance con ascensor”.
- Emerillones, quitavueltas, ferretes, plomillos de cierre, perlas perforadas, tubitos de silicona y demás elementos para confeccionar nuestro aparejo: irán acorde con el diámetro de línea que utilicemos, o a gusto de cada cuál.
- Pincho o portacañas: hecho por el herrero o comprado en la tienda, ha de ser fuerte y ha de sujetar el mango de la caña en toda su longitud. Van muy bien los de acero inoxidable, con una arandela arriba y otra en la base.

• Mejor Época:de finales de marzo a principios de junio, y de octubre a diciembre.
• Momento del  Día: como siempre, el amanecer y el atardecer. Aunque en pesqueros con bastante profundidad es muy bueno el mediodía (de 11:00 a 13:00) y la tarde (de 15:00 a 17:00).
• Estado del  Mar: en orden de preferencia: levante, leveche, poniente y norte. Aguas claras pero algo movidas, y con poco mar de fondo. 

CRÍTICA A LA PESCA CON CEBO VIVO
Ciertamente la pesca con cebo vivo está bastante criticada, y con razón, debido a que el animal sufre desde el momento en que lo ensartamos en el anzuelo hasta que muere a consecuencia de ello. Además, en muchas ocasiones, se escogen como cebo individuos que no han alcanzado la talla mínima permitida, por ello procuraremos respetar en la medida de lo posible la legislación vigente sobre el tamaño de las capturas. Mejor aún si cebamos nuestro anzuelo con peces que han alcanzado su máximo crecimiento como: doncellas, bogas o castañuelas, que tienen las dimensiones óptimas para la pesca del dentón (podemos ver el tamaño mínimo de las capturas permitido en cualquier página de pesca).







  

VAMOS A PESCAR SAMA

La familia de los Espáridos, difundida en todos los mares del mundo, incluye unas 127 especies y unas cuantas más de peces óseos, a menudo de colores extravagantes. Entre estos peces, que pertenecen al orden de los Perciformes, podemos encontrar las varias especies de las samas o dentones como la sama o dentón común (Dentex dentex).Tengo que decir que los peces miembros de esta familia contribuyen enormemente a la industria pesquera por cuanto concierne a la subsistencia humana.

En el Mediterráneo y en la parte este del Atlántico vive el dentón común (Dentex dentex), el Cachucho (Dentex macrophtalmus) (Dentex filosus), todos presentes en el Mediterráneo así como el (Dentex coronatus) que frecuenta también el mar de Sicilia. A lo largo de la costa de Marruecos vive el Sama Marroquí (Dentex maroccanus)

El dentón común (Dentex dentex) es una especie de pez de la familia de los espáridos, común en el Mar Mediterráneo. Su nombre viene de los grandes dientes que posee. Sinónimos poco usados son rozón o sama.
Los adultos pueden alcanzar hasta 100 cm de longitud, con un peso máximo de unos 14 kg.Tiene una color gris verdoso en los jóvenes y gris rojizo en adultos, con manchitas azuladas brillantes y a veces un bandeado oscuro a transversal. Posee una larga y única aleta dorsal con radios espinosos que puede plegar en un surco escondiéndola. Para capturar sus presas tiene cuatro fuertes colmillos en una dentadura sin molares -aunque no resulta peligroso para los humanos.

DESCRIPCIÓN GENERAL.- El cuerpo tiene un aspecto comprimido, cubierto de grandes escamas pectinadas con reflejos azul-plateado.Las varias especies tienen una librea con colores semejantes; el dorso azul oscuro, a veces con manchas iridiscentes, el vientre y los costados son plateados, mientras que una mancha negro-azulada resalta en la axila de las aletas pectorales.La talla puede variar de 1 m. el Dentex dentex a 50 cm por el cachucho (Dentex macrophtalmus). La cabeza tiene una prominencia muy bien visible, debido a una cresta supraoccipital muy desarrollada. Los ojos grandes y un poco protuberantes, están situados en la parte lateral. La boca, dispuesta horizontalmente, no es muy grande.
 Sobre los maxilares están insertados robustos dientes de diversas formas; los que están situados en posición anterior terminan en gancho, los otros son puntiagudos. la función esencial es la de retener la presa, más que masticarla. Los dientes anteriores, con la boca cerrada, sobresalen del labio.A los lados del cuerpo, es bien visible el órgano de la linea lateral.La aleta dorsal es impar y en posición muy posterior.Se distinguen dos regiones; la anterior con 10-13 radios espinosos y la posterior blanda.Las aletas pectorales son mas bien largas, mientras las ventrales están escasamente desarrolladas. También la aleta anal, formada por 3 radios espinosos, es más bien corta.Se caracterizan por una cola bifurcada.

COMO RECONOCERLO.- Cuerpo robusto, oval, bastante alto y comprimido. La cabeza es maciza, con el perfil dorsal casi rectilíneo en los individuos jóvenes y redondeado en los adultos. La amplia boca posee de 4 a 6 grandes dientes caninos en las dos mandíbulas. Las aletas pectorales son largas y afiladas. La caudal tiene lóbulos agudos. El color es gris azulado irisado en el dorso, con manchas oscuras en los flancos, sobre todo por encima de la línea lateral. Los jóvenes tienen un tono rosado que se vuelve azul con el paso del tiempo. Las aletas dorsal y caudal son pardo rosadas, las ventrales y anal amarillentas, y las pectorales rosadas.Los caracteres distintivos son; dientes caninos bien desarrollados; manchas en la parte dorsal perfil dorsal redondeado, hocico oblicuo

REPRODUCCIÓN.- En cuanto a la reproducción algunos individuos jóvenes son hermafroditas, pero al crecer tienen sexos separados. El apareamiento con fecundación externa tiene lugar cerca de la orilla, eclosionando las larvas a los tres días de la puesta, que completa su desarrollo en mar abierto

QUE COME.- Es un voraz depredador que caza al acecho, permaneciendo escondido a la espera de que pase una presa. Se alimenta principalmente de peces, cangrejos y moluscos, siendo su comida preferida el calamar.

DONDE VIVE.- Vive sobre fondos de roca o de arena, desde la línea costera hasta unos 30 metros de profundidad. Los más grandes poseen un abultamiento cefálico que les da un extraño aspecto. Desde la costa hasta los 200 metros de profundidad. Sus fondos son rocosos y escarpados, con rocas altas y de pendientes fuertes. Su forma de caza es al acecho, por lo que prefiere esconderse detrás de las irregularidades de las rocas, desde donde efectúa sus fieros y fulminantes ataques.

Se distribuye por el Atlántico este, desde las islas Británicas a Mauritania, excepcionalmente hasta Senegal, Canarias y Madeira, así como por todo el Mediterráneo, donde es relativamente común en las costas de España y norte de África. Su hábitat es bentopelágico, entre 0 y 200 m de profundidad pero preferentemente a menos de 50 m, escondido sobre fondo rocoso o de arena. Los jóvenes son gregarios y viven en bancos cercanos a la orilla, pero los adultos son solitarios y suelen estar a más profundidad.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Se pescan de forma profesional con palangre cebado con calamar o pata de pulpo, aunque es un pez que entra bien a casi todos los cebos, incluidos señuelos. En la pesca deportiva se utilizan profundizadores para curricarlos.

Es tremendamente desconfiado, y con la edad aumenta más su desconfianza, por lo que hay que evitar los lugares de trasiego de embarcaciones y buscar sitios más tranquilos y sin ruidos. Su dieta es variada como depredador, siendo muy goloso por el calamar. Otros cebos aconsejados son: las gambas, muergos, ermitaños, cangrejos, y como cebos vivos ataca a lisas y agujas.

Otra tecnica es la pesca submarina. La mejor técnica para su captura es a la espera, escondido entre las algas o practicando la técnica "del pulpo" (escondido tras una piedra, subir y bajar la cabeza para llamar su atención). En Noviembre y Diciembre se pueden cojer asolados y escondidos entre las algas. En invierno se ven esporádicamente hasta Semana Santa, que empiezan a moverse y subir a menos profundidad.

La pesca del genero Dentex, se efectúa en verano, cuando se acercan a las orillas para poner sus huevos.Desgraciadamente este hecho ha producido una considerable disminución de la densidad de la población a tal punto que la organización que controla la pesca junto a la FAO han impuesto algunas reglas. Durante este periodo se permitirá pescar en años alternos, no sobrepasar una determinada cuota numérica, salvando de todos modos a los alevines a través de la utilización de una red de malla ancha.

LA SAMA MARROQUI - Dentex maroccanus.- es una especie de peces de la familia Sparidae en el orden de los Perciformes.

COMO RECONOCERLO.- El perfil superior de la cabeza suavemente curvado hacia el nivel de los ojos, y luego más brusca; ojo grande.Branquispinas 9-12 inferiores, 7 9 superiores. Dorsal 12 radios espinosos y 10-11 radios blandos; Anal 3 radios espinosos y 8-9 radios blandos, la longitud de las espinas dorsales de cada vez mayores para el cuarto o el quinto, el siguiente subiguales escamas en la línea lateral 46-51 a la base de la caudal.Color rojo plateado, más oscura la cabeza, las aletas de color rosado, borde distal de la aleta dorsal y anal rojizo; caudal tenedor con el rojo de margen; mancha pequeña y oscura en la axila de la pectoral superior. Los machos pueden llegar alcanzar los 45 cm de longitud total.

REPRODUCCIÓN.- Se efectúa entre 50 y 100 m, primavera y el verano (del Atlántico), primavera (Mediterráneo), la madurez a los 10 cm (Mediterráneo).
QUE COME.- Carnívoros (en su mayoría crustáceos y peces, en segundo lugar, los moluscos)

DONDE VIVE.- Aguas costeras en fondos distintos, la mayoría de gravas o conglomerados, de 20 a 500 m (Atlántico), a 250 m (Mediterráneo).Se encuentra en las costas del Atlántico oriental (desde el mar Cantábrico y el suroeste del Mediterráneo hasta el Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Guinea ).Ausente en el Adriático y el Mar Negro 


INDICACIONES PARA LA PESCA.- Hoy pescaremos esta especie al currican con profundizador.
Es de casi todos conocido de la existencia de una gran variedad de peces que bien por que su hábitat está en el fondo marino, independientemente de la profundidad, no atacan a los cebos que les ofrecemos cuando pescamos al currican en superficie. Estos mismos cebos si se los ofrecemos a media profundidad, o bien a la profundidad mas cercana que podamos al fondo, la respuesta es inmediata, tenemos una o varias picadas.
En esta sección vamos a intentar explicaros como utilizar los profundizadores de cebo, se puede utilizar cualquier tipo de cebo dependiendo de las variedades que pretendamos capturar.

Esta técnica es una de las más usadas. Es una técnica mixta pues por un lado va una linea que es la responsable de ganar profundidad a nuestra voluntad y por otro lado esta la linea con la que realmente pescamos. El "downrigger" es un termino en ingles que podríamos traducir como profundizador, este elemento consta de dos partes fundamentales, por un lado la maquina que permite subir o bajar el peso y por otro lado esta el peso o artilugio que provoca el hundimiento de la linea

Observaréis que existen varios tipos de profundizadores, unos mas sencillos y por tanto mas económicos que constan solamente de la barquilla que por su aerodinámica al entrar en contacto con el agua tienden a sumergirse dependiendo de la velocidad a la que navegue la embarcación, estos son los mas utilizados para pescar a media profundidad

 Los profundizadores para pescar a fondo son totalmente diferentes, en su mayoría constan de un soporte para la caña donde llevaremos el cebo, y otra caña propia del profundizador donde va el peso que arrastrará el cebo a la profundidad deseada por el pescador, a este efecto van provistos casi todos ellos de un contador en metros o pies. En la pesca de profundidad es muy importante la ayuda de una sonda, esto nos permitirá conocer la profundidad y por supuesto la irregularidades del fondo donde pretendemos pescar.

Respecto al aparato en si hay dos tipos, manuales y eléctricos. Los manuales son un poco engorrosos pues la subida a mano del peso suele ser fatigosa además de complicada cuando vas solo al mando de la pesca, sin embargo tienen un precio bastante mas asequible que los eléctricos, las marcas mas vendidas en España son 3, cristall fishing, scotty y canon. Las peculiaridades generales de estas tres marcas son que el cristall permite usarlo para profundizar y a parte como carrete para pesca de gran fondo, los canon tienen multitud de modelos y de accesorios entre los cuales cabe destacar el alto de gama que tiene la posibilidad de acoplarle un transductor electrónico para hacer de sonda e indicar a la profundidad a la que en"teoría" baja, y por ultimo los scotty, me centrare en explicaros el uso de este ultimo

Para empezar hay que decidir como quieres fijarlo al barco pues tienen disintas maneras, una es atornillar la base a la regala del barco y de este modo queda firme y seguro, yo sin embargo por no estropear la estética del barco preferí usar un adaptador que permite ponerlo sobre un cañero y funciona perfectamente.La segunda parte es ¿que usar como profundizador?

La bola de plomo, para mi gusto espanta al pescado y no es muy hidrodinámica, también están los distintos modelos hidrodinámicos que toman bastante profundidad pero ninguno tan practico como la lenteja, ya que por su peso y forma es la que mas fondo toma con menos fricción.A la lenteja se le pone una pinza que es la que engancha la linea de pesca y después de varios metros de distancia se pone el señuelo.Respecto a las pinzas hay también modelos y gustos , yo las que aconsejo son las escotty por su calidad y fuerza así como las de dasha ya que tienen un regulador de fuerza magnifico.

Respecto a la distancia de la pinza al señuelo hay muchas teorías, ya que evidéntemente la lenteja o profundizador que uses asusta o molesta de algún modo al pescado yo aconsejo dejar un mínimo a partir de 40 m. esta pesca se puede realizar con cebo vivo o con artificial.La principal duda que se plantea es ¿cuanto soltar para la profundidad deseada?. 
Un modo sencillo de solucionarlo, junto a la lenteja le pones un reloj de submarinista de los de decatlon atado de modo que no rompe mucho la hidrodinámica y suelta el aparejo poco a poco para que baje suavemente y coja a la vez la inclinación real que llevara durante la negación, le sueltas los metros que creas a priori y después de 5 minutos lo subes y compruebas la distancia a la que había bajado, de este modo te aseguras la distancia exacta a la que estas pescando. 
El carrete de pesca a la bajada debe estar suelto, pero una vez que el plomo está a la profundidad deseada se debe recoger el sedal dejándolo lo más tenso posible sin que se suelte de la pinza para evitar una comba excesiva, pues el rozamiento del agua y la velocidad provocan que se saque más hilo del necesario y esto es perjudicial, ya que cuando se efectúa la picada el hilo deberá estar lo mas tenso posible, pues si no el pescado puede soltarse en el tiempo que se sucede entre la picada y la recogida. Aconsejo trenzado para la pesca ya que este corta el agua mejor y no tiene prácticamente coeficiente de elasticidad.

Aun así hay mucho pescado que se desanzuela entre el momento en que se suelta la pinza y el momento en que la linea se tensa de nuevo, por lo que aconsejo no perder nunca de vista la dirección del hilo ya que cuando la pinza se suelta el hilo primero cambia de trayectoria hasta que se tensa del todo y en ese momento es cuando se dispara la carraca del carrete, por lo que por mi experiencia en cuanto la linea cambia el ángulo de trayectoria hay que empezar a recoger, antes incluso de que suene el carrete, de este modo acortamos el momento más critico de esta pesca.
NOTA. Parte de los datos de la pesca al currican con profundizador son tomados del bloc del Sr. Andres Orts .Incorporo su enlace.  http://andresylapesca.blogspot.com.es/2009/05/currican-de-fondo-downriger-o.html