VAMOS A PESCAR SABOGA

Alosa es un género de peces eurihalinos actinopterigios de la familia Clupeidae. Se trata de un taxón cuyos representantes son peces marinos, pero que son capaces de remontar los ríos. Su distribución es aneja a las costas del océano Atlántico y mar Mediterráneo.
La saboga (Alosa fallax) es una especie de pez de la familia Clupeidae. Se encuantra en Albania, Argelia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, Dinamarca, Egipto, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Lituania, Malta, Marruecos, los Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rusia, Serbia y Montenegro, España, Suecia, Suiza, Siria, Túnez, Turquía, y el Reino Unido.
Especie eminentemente marina, en España penetra en los ríos pero quedándose cerca de las desembocaduras. Aunque su alimentación está poco estudiada, se asume que es planctónica.Especie migradora anádroma. Las poblaciones han sufrido un declive muy importante debido a la construcción de presas que les impide alcanzar las zonas de desove.Alcanza tallas de 250 a 400 mm, pudiendo llegar hasta 550 mm, con pesos de hasta 2 kg. Cuerpo aplanado lateralmente, más pequeño que el de la especie anterior, aunque más robusto. En la parte lateral superior del cuerpo presenta manchas negras (de 5 a 10) que disminuyen de tamaño a lo largo del cuerpo. Las branquispinas son cortas y su número varía de 30 a 60. Se han reconocido algunas subespecies por el número de branquiespinas.
COMO RECONOCERLA.- Pez de unos 40 cm de longitud, de cuerpo comprimido lateralmente y relativamente alto, con escamas grandes y delgadas.La cabeza es pequeña, con la mandíbula superior con una muesca en la que encaja la inferior.El opérculo presenta unas estrías radiales.Un carácter que la diferencia de otras especies del mismo genero, es que tiene entre 40 y 60 branquispinas en el primer arco branquial.En el vientre hay una quilla formada por escamas.Aleta dorsal con 18 a 21 radios blandos, anal con 19 a 25 radios blandos, pectoral con 15 a 16 radios blandos (surge detrás del inicio de la dorsal) y pélvica con 9 radios blandos.Tiene 60 - 70 escamas sobre la linea lateral. Color del dorso azulado, oscuro, los laterales grisáceos o plateados, con unas manchas oscuras tras el opérculo y a veces tras esta 7 u 8 más pequeñas en fila.
RESUMIENDO.- Cuerpo ancho, comprimido lateralmente. Escamas grandes y caedizas. Boca con muesca central en el maxilar superior, lo que la diferencia de la sardina. Opérculo con estrías radiales. Una aleta dorsal, con solo radios blandos. Zona abdominal en quilla aserrada, con escamas modificadas en escudetes. Color azul verdoso por el dorso y plateado por los lados y el vientre; tras el opérculo una gran mancha negra que puede ir seguida de 4 o 5 manchas más pequeñas. Hasta 50 cm de longitud.
REPRODUCCIÓN.- Su entrada en los ríos se produce hacia el mes de abril y frezan entre mayo y junio, poniendo los huevos durante la noche sobre substrato de arena o grava. Tanto adultos como juveniles se van pronto al mar.
QUE COME.- Se alimenta de crustáceos y pequeños peces.Aunque su alimentación está poco estudiada, se asume que es planctónica.
DONDE VIVE.- Especie eminentemente marina, en España penetra en los ríos pero quedándose cerca de las desembocaduras.Especie migradora anádroma. Las poblaciones han sufrido un declive muy importante debido a la construcción de presas que les impide alcanzar las zonas de desove.
La gran cantidad de presas realizadas o proyectadas que no tienen pasos adecuados para que esta especie remonte los ríos en el área de presencia de la especie, así como la mala calidad de los tramos bajos de los ríos unido a que es una especie sometida a explotación pesquera nos hacen estimar que al menos se reducirá su población española en un 20%. La población mundial también sufre una acentuada regresión por lo que no es aplicable el subir de categoría a esta especie. La población española no es un sumidero. Catalogada como "Sensible a la alteración de su hábitat" en el Anejo I del catálogo regional de especies amenazadas de Extremadura, ley 8/1998 de 26 de junio. Citada como "Vulnerable" en el Libro Rojo de los Vertebrados Españoles.
España: Su presencia es más frecuente en las costas mediterráneas, adentrándose poco en los grandes ríos. En España parece ser frecuente en el delta del Ebro aunque también se ha registrado su presencia en el Miño, Guadiana y Guadalquivir.
UE: Se encuentra en Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Finlandia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Portugal y Suecia.
Mundo: A lo largo de las costas atlánticas desde el norte de Marruecos y el mar Báltico hasta el golfo de Finlandia y en todo el mar Mediterráneo incluido el mar Negro.
CURIOSIDADES.- La saboga es muy parecida al sábalo, confundiéndose muy a menudo con él y viceversa. Existe una clara diferencia, la lí­nea de puntos existentes longitudinalmente en la saboga son más intensos y en mayor número que en el sábalo.Posee gran valor en la gastronomí­a. De hecho, era un alimento muy importante en tiempos pasados; no obstante, en la actualidad, la contaminación de los rí­os ha disminuido su número. Tradicionalmente se capturaba junto con los salmones. Su carne posee un sabor delicado, una vez cocinada, por lo que llega a competir con el famoso salmón del Atlántico; tanto es así­, que se dice que no requiere especias ni salsas en su cocción. Puede ser hervido, asado o fileteado y frito en mantequilla. Usualmente se adereza con un poco de vinagre. En el este de Estados Unidos se consumen los ovarios grávidos de las hembras, las llamadas huevas, que son consideradas una delicatessen.
INDICACIONES PARA LA PESCA.- Comercialmente se pesca con redes de cerco y trasmallo.
Deportivamente, también se captura con sedal; boya, spinning, especialmente al lanzado ligero con pequeñas cucharillas o peces artificiales cuando remontan los ríos.
La pesca en mar con señuelos de superficie.
Dentro de la pesca de lance ligero más conocida como Spinning, una de la técnica que más adeptos atrae hacia esta modalidad de pesca, es la pesca con señuelos de superfice, todo aquel pescador que comienza realizando esta técnica se engancha a esta modalidad de pesca por su espectacularidad en las capturas. Dicho sea de paso decir que no solo engancha al compañero que comienza , sino que algunos pescadores más experimentados esta es su técnica fetiche , ya sea por observar el zigzagueo o el popeo del señuelo sobre la superficie del agua , o el ver como una sombra negra se va aproximando hacia nuestro señuelo persiguiéndolo, estudiándolo hasta atacarlo, con toda la voracidad que demuestra las especies depredadoras , ese ataque algunas veces es fallido por el pez que hace levantar a nuestro señuelo de la superficie , quedándose suspendido en el aire unos segundos y al caer es nuevamente atacado. Esas experiencias son las van atrayendo cada día a mas pescadores a esta técnica de pesca.
El lance ligero o spinning, se desarrolla en playas o rocas, puertos o escolleras, se trata de lanzar señuelos artificiales a cierta distancia, para una vez hallan caído al agua, traerlos mediante una recogida continua o pausada, dando movimiento o vida al señuelo, mediante tirones con la puntera de la caña, esta modalidad, arraigada en nuestro país desde hace muchos años, comenzó en aguas continentales, y dada a su gran efectividad, se traspaso a agua salada, no son pocos los pescadores en nuestro país, que persiguen especies como las lubinas, bailas, palometas, anjovas, agujas y pequeños tunidos, esta pesca se puede practicar durante todo el día y toda la noche, siendo mas efectiva, al amanecer y al atardecer, con mar movida es mas aconsejable, pero con agua calma también se consiguen capturas de respeto.
A continuación voy a intentar ayudaros en la elección de materiales y tipo de señuelos que necesitamos para la realización de esta técnica.
Vamos a empezar por la caña, como algunos de vosotros ya sabéis o habéis leído un artículo anterior donde hablamos de los distintos tipos de cañas que existen en el mercado, y cuál es la que se adaptaba más a nuestras necesidades. En este caso y para esta técnica que vamos a realizar nos vamos a decantar en una caña que está comprendida entre los 2,10 metros a los 2,70 metros, dependiendo el lugar que solemos frecuentar para la pesca. Aun así y después de utilizar muchas cañas y para mi gusto, en la actualidad utilizo una caña que es todo terreno ya que me permite realizar cualquier técnica dentro de la modalidad de spinning, se trata de una caña de 2,58 metros de 15-50 gramos, una caña muy conocida por muchos de vosotros es la Sakura Sükan, pero yo me decantaría por una caña de 2,40 de longitud que seria una medida mas idonea para en el mar, eso si dependiendo de la zona que frecuentemos.
En cuanto al peso de lance de la caña, depende del gramaje de los señuelos que vamos a utilizar, básicamente el peso de los señuelos de superficie que solemos poner oscilan entre los 8 a 15 gramos, con lo que con lleva que una caña lure weight o peso mínimo y máximo de lance seria 7-30 gramos, pero volveríamos al mismo tema que el tamaño de la caña así que lo mejor sería buscar una medida de gramaje que nos sirva para más tipos de señuelos , nos tendríamos que buscar una acción de 15-40 o 20-50 nos puede servir perfectamente para esta técnica de pesca.
Los carretes es este caso la cuestión es más fácil tamaños, comprendidos entre los 2500 a 4000, que pese poco, sean fuertes, suaves, que permitan líneas trenzadas, vamos maquinas perfectas, eso sí que se adapten a vuestra economía, que esos él lo principal, aunque en el mercado existen marcas de carretes que a precios muy asequibles a nuestros maltrechos bolsillos nos van a permitir tener un gran carrete para esta modalidad, no tiene que ser todo de marcas ya más que conocidas, ya que en el mercado existen marcas que en la actualidad están dando unas prestaciones muy buenas a precios muy asequibles.
Nos toca ver qué tipo de línea vamos a emplear, como anteriormente os he comentado , el uso de líneas trenzadas o como algunas casa las denominan como súper líneas , esta cada vez mas implantado en pesca , ya que este tipo de línea nos da una serie de prestaciones que las línea de nailon o líneas de fluorcarbono no nos va a proporcionar, antiguamente algunos pescadores usaban líneas de fluocarbono , para buscar más resistencia, cosa que las líneas trenzadas si nos dan, e incluso bajando el diámetro de las líneas de nailon y fluorcarbono . Las líneas trenzadas están especificadas en libras por lo que deberías de usar una acorde a las prestaciones de la caña, pero básicamente usaríamos entre las 8 a 15 libras.
La mayoría de los aficionados a esta modalidad de pesca usamos unos puentes de nailon o fluorcarbono que son de unos escasos 50 cm de largo, que unimos al trenzado para el tema de roces con piedras e incluso algún diente de los depredadores, ya que este es el único “pero “ que podemos plantearnos del trenzado ya que hablamos de diámetros comprendidos de 0,10 a 0,15, también existen compañeros que para la pesca en superficie no utilizan estos puentes sino que utilizan solo la linea madre del trenzado, pero es todo cuestion de gustos Algunos compañeros suelen anudar ambas líneas con diversos nudos y otros hacen uso de pequeños rollin o emerillones para unir ambas líneas.

El uso de grapas o snap, es lo más extendido a la hora de fijar nuestro señuelo a la línea, algunos usan solo la grapa y otros los snap con emerillones. Es la forma más cómoda a la hora de cambiar de señuelo ya que nos evitamos el corte de nudos y realización de nuevos nudos a la hora de cambiar de señuelos.
Señuelos.- Hay multitud de señuelos y de marcas en el mercado, tantas para volver loco a cualquier pez. Los señuelos de spinning se dividen en:
Peces artificiales: poper, paseantes, hélices, suspendidos, de profundidad, para curricán, etc.
Vinilos: pickis, lombrices, sadows, angulones y un sin fin de modelos.
streamers: imitaciones de alevines y otros fabricados en plumas.Cucharillas ondulantes.
Peces artificiales: Estos señuelos están fabricados en madera o plástico, el inventor de ellos fue lauri rapala, algunos llevan en su interior sonajeros para llamar la atención de los depredadores, pueden poseer babero para aumentar su profundización, llevan dos o tres poteras, dependiendo del tamaño, todos ellos imitan a peces heridos o alevines en huida, experimentando con distintos movimientos de la caña (arriba, abajo, lateralmente) es fácil darse cuenta de los distintos movimientos que se pueden conseguir, estos peces son los pioneros de la técnica del lance ligero o spinning, que se dividen a su vez en:
Poper- señuelo que chapotea en superficie, en su parte frontal posee una oquedad, que al ser recogido hace un ruido semejante a un pop, de hay su nombre, la forma de recogida debe de ser con pequeños tirones de la línea, propinados con el puntero de la caña, el carrete se emplea únicamente para recoger la línea sobrante.
Paseantes y Hélices- Estos señuelos carecen de babero, por lo que iran "paseándose" por la superficie en busca de alguna picada, suelen ir en zig-zag, imitando a peces en huida, la recogida es similar a los poper, quizá mas rápida.
Señuelos Suspendidos- Son señuelos que profundizan de 1 a 2 metros como máximo, tienen la notoriedad de mantenerse entre dos aguas totalmente inmóvil, poseen un babero pequeño, son perfectos para abarcar mucha superficie de agua, se pueden recoger sin mas o dando tirones y dejándolo inmóvil durante pocos segundos, de esa manera es cuando mas pescan.
Señuelos de Profundidad- Son los denominados cranckbait, poseen grandes baberos, los hay que bajan hasta los 10 metros en muy poco recorrido, la recogida debe de ser continua a vueltas de carrete, estos peces son los menos usados en el spinning desde costa.
Vinilos: Estos señuelos están fabricados en vinilo, o silicona, tienen múltiples formas que imitan a peces, lombrices, angulas, cangrejos, en fin a todo lo que comen los depredadores, algunos pesan lo suficiente como para ser lanzados solos, sin peso añadido, esto sin duda es lo mejor, por ser la forma mas natural de presentación, algunos llevan anzuelo añadido y a otros hay que ponérselo, existen varias técnicas a usar con los vinilos, decir que existen anzuelos con cabeza de plomo, denominados jig, técnica bastante productiva que trata de traer el vinilo por el fondo, a saltos, otros tienen que ser lanzados con buldos o burlac, por el poco peso que tienen, los pickis, peces de vinilo con cabeza plomeada, los sadows, peces sin plomear que dan saltos por la superficie, y los angulones lanzados con la ayuda del buldo, sean quizá los mas productivos.
Streamers- estos señuelos están fabricados con plumas y pelos de diversos animales, ciervo, conejo, avestruz, etc., imitan alevines o cualquier cosa comestible para el pez, pocos conocidos en el spinning, estos provienen de la pesca a cola de rata, normalmente se suelen usar con plomo o buldo, algunos montajes van con añadido de plomo, para ser usados solos.
Cucharillas Ondulantes- las cucharas ondulantes están fabricadas en acero, poseen una sola potera al final del señuelo, se utilizan recogiendo el señuelo de una forma continua, también se pueden dar tirones para que la cucharilla se mueva de abajo a arriba, hay pescadores que utilizan con ellas la técnica del jigging, arrastrando el señuelo por el fondo, y a saltos. Hay otro señuelo parecido a la cucharilla que es el llamado chivo, muy usado en el norte, señuelo fabricado en plomo, y en la potera lleva unos pelos de chivo anudados.
Zonas de Pesca.- La zonas de pesca a priori, son todas donde halla depredadores, pero claro hay puntos o zonas calientes por donde se mueve el pescado, las desembocaduras de los ríos, son sin duda una de esas zonas, en espigones y puertos pesqueros se mueve mucho el depredador buscando comida, en los roquedos y acantilados son buenas zonas para mojar nuestros señuelos, en playas donde el mar pegue fuerte y en zonas de espuma.
Imagine que es agosto y que sus compromisos vacacionales le han llevado a una localidad costera que no conoce, donde sólo hay kilómetros de playa. Imagine que usted, por una de esas razones que sólo la psiquis humana entiende, practica la pesca a lance ligero. Imagine que su familia le permite un par de horas diarias de pesca: caña en ristre y ante bastos kilómetros de arena y olas se rasca la cabeza y se pregunta las cuatro cuestiones básicas que deben anteceder al verbo pescar: dónde, cómo, cuándo y qué.Lo más normal es que nos quedemos asomados a unos cuantos kilómetros de una de estas playas con ganas de mojar los señuelos y confusos como un chiquillo el primer día de escuela. La primera pregunta esencial que se plantea en la mente es: ¿qué se podrá pescar en un lugar como éste?
Qué pescar.- Afortunadamente, analizamos la pesca en playa en nuestro país y por tanto podemos aplicar la máxima de que aquí nos conocemos todos. En este sentido, dentro de las especies más habituales que suelen frecuentar la playa (ya sea mediterránea, cantábrica, atlántica o canaria) tenemos a la lubina y su hermana pequeña la baila, o depredadores mayores como la anjova, con preeminencia de escuelas de ejemplares jóvenes y/o el palometón. También podemos encontrar depredadores demersales de pequeño porte como el sargo, la dorada, la oblada y la herrera, algunas especies de peces planos, y pequeños pelágicos de estación y ocasión como la palometa blanca, jureles, caballas y pequeños túnidos que en su búsqueda constante de alimento pueden penetrar en la playa o quedar a tiro de señuelo un centenar de metros más allá de la orilla. No nos olvidemos de la corvina, otrora común en el Atlántico andaluz y en los ambientes playeros cantábricos, hoy escasa y difícilmente capturable pescando desde tierra.
Cuándo pescar.- Estacionalmente hablando y en el contexto de nuestro país, con la excepción del archipiélago canario (donde es posible encontrar buena pesca durante todo el año). La mejor época para la pesca se asocia de manera general al período primaveral o veraniego. La temperatura del agua marca de manera importante las épocas de reproducción de casi todas las especies y su presencia litoral se hace mucho más patente lejos del frío invernal. Esta premisa encuentra excepción en el caso de sargos, lubinas y su pariente menor, la baila, que se desenvuelven mejor por razones relacionadas con la freza dentro de los meses invernales. Palometones y anjovas son peces de primavera, verano y principios de otoño, y las pajareras mediterráneas de pequeños pelágicos de abril en adelante.
En función de las condiciones marítimas, los momentos más productivos para pescar especies depredadoras serán aquellos en que la mar se muestre más viva, donde sin llegar al temporal el régimen de olas que le afecta revuelva la arena o golpee las pequeñas rocas disgregando el alimento y moviendo a toda la cadena trófica. Detrás de un camarón o un cangrejillo arrancado de la piedra por el golpe de la ola siempre habrá un sargo o una oblada. Detrás de los movimientos de sargos y obladas siempre estará el acecho de una buena lubina o una anjova.
De la misma manera, serán momentos idóneos para pescar los días posteriores al temporal, cuando el material orgánico removido aún permanezca en suspensión y el mar sea mar de alimento. Los depredadores, mayores y menores, estarán presentes.
En acción de pesca.-
Spinning es sinónimo de lanzar y recoger. Hacerlo en una playa, en pleno verano y con sentido, no es difícil teniendo en cuenta varios aspectos.No es condición imprescindible, pero hay que mojarse. Entrar en el agua unos metros posibilita esa distancia extra en el lance que nos puede dar la captura del día. Por otra parte, el control sobre la línea, el señuelo y todo lo que pulula a nuestro alrededor es mucho más completo de esta manera.
Si buscamos piezas de talla que se alejan de la playa un centenar de metros, lo mejor es buscar un señuelo pesado de superficie y cargar el carrete con hilo trenzado. Ganaremos en distancia y precisión. Palometones o anjovas entran sin remilgos a poppers, deslizadores y paseantes que simulen a una lisa que nada en ruidosos chapoteos. Las lubinas cantábricas susceptibles de capturarse desde playa se conseguirán mejor usando jigs de metal o anzuelos plomados y decorados con fibras varias. Bucktail jigs o pulpitos de silicona son la alternativa actual al tradicional pero aún eficaz chivo. Y no olvidemos que las escasas corvinas son unas de sus mayores fans en ambientes playeros.
Si utilizamos equipos ligeros para tentar a depredadores pequeños y medianos, tal vez debamos de procurar mayor cuidado en la presentación del señuelo. Aquí no importa tanto la distancia como que el engaño caiga en el lugar indicado en el momento preciso. Si hay algo de mar y la ola es crecidita, será mejor esperar a lanzar entre las series sucesivas, cuando por unos segundos el mar quede en espumosa calma. Un pequeño minnow de vivos colores o un shad de vinilo que nade de manera sospechosa puede engañar a bailas y lubinas de manera idéntica. Los bancos de anjovas suelen moverse entre ellas y no dudarán en atacar con menos desconfianza aún a nuestro señuelo. Un paseante talla mini o un pequeño popper nos recreará la vista al verlas atacar con ferocidad en superficie.
En playas con ámbitos rocosos cercanos es obligatorio pescar entre los canales que forman las rocas, donde la espuma de la ola se mezcla con la arena removida. Próximos a la roca se mueven sargos, doradas y obladas susceptibles de ser engañados con un pequeño grub de vinilo camuflado en un montaje discreto.
Por último, no olvidemos realizar lances paralelos a la orilla. Muchas veces el depredador se encuentra cazando mucho más cerca de lo que pensamos y dar media vuelta de vez en cuando para lanzar a nuestros flancos no viene nada mal.

0 comentarios: