VAMOS A PESCAR SARDA O BONITO

El bonito del Atlántico (Sarda sarda) es un gran pez de la familia de los Scombridae. Es común en aguas superficiales del océano Atlántico, y es de gran importancia en la pesca comercial y deportiva.El bonito pertenece a la familia de los Escomberomóridos, de formas y costumbres parecidas a los túnidos. Es una especie muy apreciada, perseguida por los pescadores deportivos y profesionales por la calidad de sus carnes, tamaño y defensa encarnizada que ofrece en el extremo del sedal.

COMO RECONOCERLO.- Cuerpo alargado esbelto, característico de los peces conocidos como Escombriformes Atunes. Aletas pequeñas. Caudal ahorquillada. Dorso azul oscuro marcado por 10-12 bandas anchas verticales oscuras en los jóvenes, 7 a 9 bandas oblicuas de color oscuro en la cara dorsal de los adultos.Dorsal 1ª grisácea, bastante baja, triangular, con el borde sensiblemente rectilíneo. Cuerpo alargado, ligeramente comprimido. Dorsales unidas. Línea lateral ondulada. 
Dientes cónicos, vómer y lengua no dentados. Esta especie pertenece al grupo de peces poseedores de aletas dorsales casi fundidas entre sí, o separadas a los sumo por angostos interespacios. Tiene todo el cuerpo con escamas, con el área pectoral y lateral más grandes que el resto.Las aletas pectorales son falciformes, cortas y anchas. Las ventrales, pequeñas e insertadas debajo de aquellas. La aleta caudal es ahorquillada y va precedida de un pedúnculo aplastado provisto de 3 carenas laterales. El bonito tiene varias pínnulas anales y dorsales. Los Bonitos (peces del género Sarda) difieren del atún por sus cuerpos más afinados, desdentados, y por coloraciones diferentes. 

El bonito del Atlántico comparte las aguas con su pariente bonito rayado, Sarda orientalis. El bonito rayado abunda más al norte (Isla Block). Son similares en sus hábitos, pero el último es algo más pequeño. El bonito del Atlántico se distingue de sus parientes por una raya negra oblicua en su dorso, y porque sus maxilares sólo cubren la mitad del largo de su cabeza.Talla: 90 cm.Peso: 10 kg.

REPRODUCCIÓN.- La reproducción del bonito tiene lugar en primavera (se han encontrado hembras con las gónadas maduras en mayo) y principios de estío. Los huevos son pelágicos y flotantes, provistos de una cápsula externa formada por fibras gruesas. Las larvas permanecen cerca de la superficie y ya muestran las típicas bandas verticales propias de la especie. Los individuos jóvenes tienen un rápido crecimiento inicial.

Estudios realizados en el Acuario de California reflejan la existencia de un cortejo definido. Cuando la hembra detecta un macho sexualmente excitado realiza una natación vacilante. El macho responde nadando normalmente o en círculos, pero a muy poca distancia, de manera que su hocico casi toca la cola de la hembra. Si aparece algún competidor, el macho se aproxima a su rival y, nadando en paralelo, muestra las bandas verticales oscuras y una línea amarilla a lo largo del dorso. Como se ha visto en otras especies que nadan en bancos, como los carángidos, macho y hembra se aparean para la reproducción.

QUE COME.- El bonito se nutre a base de peces, sobre todo clupéidos (sardinas y anchoas), lanzones, gádidos y jureles, sin despreciar otros peces que pueda sorprender en sus razzias costeras,como bogas y obladas. Tampoco desdeña los calamares.El bonito se sirve de la vista para cazar. Cuando persigue su presa su coloración varía: las bandas verticales oscuras se vuelven más intensas, superponiéndose a las longitudinales, y aparece una franja amarilla a lo largo de la línea media del dorso. Cuando está saciado la coloración vuelve a ser la normal.
Los ataques del bonito son vertiginosos, cronometrándose velocidades superiores a los 10 nudos, acosando y persiguiendo a los cardúmenes de peces. Con frecuencia realiza saltos fuera del agua. Muestra una gran pericia en acorralar a los pececillos en la superficie, de manera que también los convierten en presas fáciles para las aves marinas. Los ataques son de corta duración. Después, el bonito desciende a media agua, para acometer de nuevo a sus víctimas poco después. Los componentes del banco de bonitos parecen coordinar sus esfuerzos durante la caza.

DONDE VIVE.- Es un pez errático, que realiza amplias migraciones. Se desplaza en bancos, a veces numerosos, sobre todo de joven. Los ejemplares de talla considerable suelen ir en grupos reducidos.
El bonito permanece en invierno en aguas más profundas, normalmente a partir de 30-40 metros. En primavera se aproxima a tierra y prefiere, con las aguas todavía frescas, profundidades de 20-30 metros.
 En verano, y hasta mediados de otoño, con la temperatura del mar más alta, gusta de permanecer cerca de la superficie, llegando hasta fondos de 4-5 metros, sobre todo cuando persigue a sus presas, aunque evita aguas excesivamente calientes. Le es indiferente el tipo de fondo, pero se aproxima a los cantiles, plataformas flotantes y a la parte externa de bahías, donde las corrientes le proporcionan alimento abundante.

Distribución: a esta especie se la encuentre en aguas del Brasil, Uruguay y norte argentino. Siguiendo la corriente cálida del Brasil que incluye al Río de la Plata y su frente marítimo. Atlántico Oriental: desde Noruega hasta Sur África, incluso el Mar Mediterráneo y el Mar Negro. Atlántico Occidental: desde Canadá hasta Florida en la parte septentrional del Golfo del Méjico. Ausente en el Mar Caribe vuelve a encontrarse en Venezuela, Brasil hasta el Norte de Argentina.


Cuando vamos a pescar el bonito, lo primero que tenemos que tener en cuenta , es que son muchas las especies a las que podemos tentar con nuestros señuelos, pero del mismo modo, he de añadir que el éxito de nuestra pesca, lo valoraremos por la cantidad y la calidad de las capturas de la especie que hemos ido a pescar, así que todo lo demás que capturemos, sera pura y dura "suerte".

Para el curri del bonito, muchos coinciden en que el mejor montaje, es una traca de plumas, seguidas de un pez artificial o una traca de calamares rojos y blancos. Y si bien yo no me atrevería a negarlo, porque yo mismo es lo primero que monto, si que diré que en multitud de ocasiones, el bonito rechaza las plumas, y se decanta por un pez artificial, que nada con dificultad, en medio del mar, indefenso y sin el abrigo de los suyos. Esto lo vengo a decir, porque cuando vamos a pescar al curri, no podemos dar por hecho que los peces van a comer en superficie, y se van a volver locos con las plumas, incitadores, etc..., porque a veces otros factores, que seguramente desconocemos, hacen que todo cambie, y a lo que normalmente atacan sin pensárselo, otros días desconfían, por eso lo mas importante es cubrir todas las expectativas.

Montaje: Prepara dos cañas con profundizadores y dos cañas para superficie:
Cañas con profundizador: En la primera de ellas coloca el profundizador y a dos metros de el una currica de tu confianza, yo las suelo poner de unos 7 o 8 cm. y blancas. En la segunda de estas cañas coloca el profundizador y a dos metros una traca de plumas seguidas de una currica de otro color.
Cañas en superficie: Monta las cañas del mismo modo que las anteriores, pero sin los profundizadores.Pon especial esmero en los nudos, ya que un nudo demasiado grande, o mal hecho puede producir una burbuja en el agua, que nos puede delatar.

Colocación de las lineas: Deja salir las lineas de superficie en primer lugar, primero la que lleva las plumas a unos 40 metros, la que no las lleva en segundo lugar a unos 30 metros, en tercer lugar la que lleva las plumas y el profundizador a 20 metros y por ultimo, la que lleva el profundizador y la currica a unos 10 metros.
No os preocupeis por la cercanía con el barco, ya que el bonito atacara perfectamente a nuestros señuelos en la estela de nuestra embarcación.
Procurar tener en un lado las cañas a 40 y 20 metros y en el otro las cañas a 30 y 10 metros, para reducir todo lo que podamos la posibilidad de incómodos líos de lineas.

Velocidad: Para el bonito yo procuro mantener un velocidad de entre 4 o 5 nudos, navegando a favor de la corriente, en ese momento fijo las revoluciones del motor y las mantengo navegando en contra de de ella, ya que la velocidad que le falte al barco, la llevara el agua. Si navegara a 4 o 5 nudos contracorriente, facilmente las curricas estarían nadando a unos 6 o 7 nudo, velocidad que podría hacer que saltaran fuera del agua.

Picadas: Las picadas de bonito, las puedes tener, desde la misma bocana del puerto, pero donde mas fructíferas son las picadas, y donde comienzan a tener cierto interés es entre los 30 y los 50 metros de profundidad.
Cuando tengas picadas, recuerda en que caña han sido, y si ves que en una de ellas de reiteran, ya sabrás a que profundidad y a que le están entrando, así podrás cambiar el resto de lineas.
Aunque los bonitos se van moviendo constantemente, cuando tengas varias picadas en el mismo lugar, procura hacer varias pasadas, ya que pueden mantenerse mas o menos en el mismo lugar, si están atacando a algún banco de alevines.


2 comentarios:

Jose Ramon

30 de marzo de 2015, 4:21
Permalink this comment

1

dijo...

Hola Jesus.
Entre las fotos que ilustran esta entrada tienes la de un Patudo (Thunnus obesus) un Listado (Katsuwonus pelamis ) un bonito del norte o albacora (Thunnus alalunga) y un dibujo de algo que no se lo que es pero fijo que no es un Bonito.
Tambien comentarte que es de buena educacion y cortesia mencionar las fuentes tanto del texto como de las fotografias que utilizas.

1

dijo...

Amigo Jose Ramón,como comprenderás no dispongo de todas las fotos que yo deseo y muchas de las que ilustran las entradas son de la red, pero como ves digo ilustran lo cual quiere decir que no tienen que ser exactas al pez dedicado al articulo y por supuesto las pongo para no hacerlo monótono a la lectura. De todas formas te agradezco la observación a la clase de pescado que es. A tu segundo punto de vista no se en que te vasas para decir que la fuente de testo no es mi, que la he sacado no se de quien y para colmo decir que carezco de buena educación y cortesía. Permitirme que te diga que de esos dos puntos no faltan en mi educación recibida y por supuesto que no me encuentro ofendido y sigo considerándote un amigo aunque para ti no lo sea. Te reitero las gracias por tu comentario. Un saludo amigo Jose Ramón.