ARTÍCULO DE INTERES

El mundo submarino está plagado de preciosos animales que tienen que luchar cada segundo para sobrevivir. Tanto para obtener alimento como para no ser comidos por otros, la evolución ha regalado a muchas especies una extraordinaria capacidad para confundirse con el entorno que les hace la vida más sencilla. Este es nuestro top 10 de animales submarinos que más han desarrollado su capacidad de camuflaje para sobrevivir.

1º) - Los peces sapo habitan las regiones tropicales y subtropicales del Atlántico, Pacífico, Índico y Mar Rojo siendo muy populares en Bali y el Estrecho de Lembeh, en Indonesia. Su forma, textura y colorido simula los arrecifes coralinos y fondos arenosos donde viven y, plantados en la superficie durante horas, esperan que un incauto se acerque lo suficiente para engullirlo con su enorme boca. Dentro de la familia de los peces sapo encontramos unos curiosos miembros que han desarrollado un apéndice en su cabeza que utilizan como señuelo y así para acercar a sus presas a su boca, un auténtico prodigio de la evolución.

2º) - El más pequeño de los caballitos de mar es un frágil y lento nadador que solo tiene una oportunidad para sobrevivir en el arrecife: pasar desapercibido. Su estrategia es imitar su único hábitat, las gorgonias, y parecerse lo máximo posible a ellas simulando en su cuerpo incluso los pólipos de este cnidario. Podemos verle, si tenemos la vista entrenada, en arrecifes de alrededor del Triángulo de coral: Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea o Australia.

3º) - El tiburón wobbegong o alfombra se pasa el día asentado en el fondo marino prácticamente invisible gracias al color de su piel y aplanada forma de su cuerpo. Simulando su entorno, tanto rocas como fondos arenosos e incluso corales, espera el momento para cazar a todo aquel que pase a su lado para engullirlo con su enorme boca. Conocido como “el tiburón come tiburones”, habita fondos poco profundos del Pacífico e Índico, principalmente en Australia e Indonesia.

4º) - El pez piedra es el pez más venenoso del océano. La finalidad de su excelente camuflaje, simulando en textura y color de las rocas de poca profundidad de la costa, es la de ser invisible ante sus presas (es un pésimo nadador) y depredadores. Cuenta con trece aguijones en la aleta dorsal que inoculan una neurotoxina fatal incluso para los seres humanos. Puede ser pisada confundiéndolo con una roca causando un intensísimo dolor y, sin un urgente tratamiento, la muerte. Es muy común en Australia, donde cada año 25 personas tienen que ser tratadas de urgencia ante las picaduras de este pez. 

5º) - Las gambas son demasiado pequeñas, frágiles y apetecibles como para no ser deseadas por cualquiera de los habitantes del arrecife. Dos de las gambas que mejor han conseguido adaptarse para sobrevivir son la gamba comensal de las anémonas, que tiene el cuerpo transparente haciéndola prácticamente invisible, y la gamba emperador, que vive sobre los venenosos nudibranquios de los que incluso "imita" el colorido para no ser descubierta.

6º) - Los lenguados son unos maestros del camuflaje que evitan ser detectados por sus presas y depredadores "copiando" la forma y colorido del fondo arenoso donde viven. Una de las familias de lenguado, el Bothus mancus, tiene la capacidad de cambiar de color en tan sólo ocho segundos si el nuevo escenario requiere otro camuflaje.

7º) - El pequeño gobio biocelado tiene pocas posibilidades de sobrevivir ante el ataque de un pez más grande… salvo que intente amedrentarle pareciendo mayor. Cuando se siente amenazado despliega su aleta dorsal donde un par de “ojos” que simulan ser los de un pez de mayor tamaño miran fijamente al adversario haciéndole pensarse dos veces el ataque. Podemos encontrarle desde Filipinas hasta las Islas Salomón, Vanuatu, el sur de la Gran Barrera de Coral y Palaos (Micronesia).

8º) - Los peces pipa fantasma están emparentados con los caballitos de mar y, haciendo honor a su nombre, son capaces de que no te des la más mínima cuenta de que los tienes al lado. Estos peces se mecen en la corriente marina simulando ser corales o algas para no ser engullidos. Para completar su camuflaje están decorados con formas y colores que imitan los pólipos del coral o vegetación. Habitualmente se encuentran en posición vertical, lo que da mayor credibilidad a su disfraz.

9º) - Entre la numerosa familia de peces escorpión hay dos ejemplares que han conseguido parecer inertes para no llamar la atención en los fondos fangosos de Indonesia. Tanto el pez escorpión hoja como el pez avispa cacatúa tienen forma de hoja desprendida y pasan su vida apoyados en el lecho marino siendo mecidos por la corriente. Son muy buscados en el reino del muck diving, el Estrecho de Lembeh en Indonesia.

10º) - Dejamos los pulpos para el final porque sin duda son los reyes del mimetismo marino. Los cefalópodos son los animales más inteligentes del océano, capaces de imitar texturas, colores, formas e incluso la forma y comportamiento de otros animales, como el pulpo mimo o imitador, que con su cuerpo simula la forma de venenosos seres como la serpiente marina o el pez león para tratar de confundir a sus depredadores.