ARTÍCULO DE INTERES

Lembeh es una pequeña isla de Indonesia, de unos 23 kilómetros de longitud, habitada en la superficie por pescadores locales y en el fondo por las más extrañas criaturas que pueblan los océanos. Entre ella y Sulawesi se forma un canal, de 12 kilómetros de longitud, con más de 50 puntos de buceo donde se han creado las mejores condiciones del mundo para el muck diving.

Fondos oscuros, de barro gris, lodo negro y arena que podría dar la impresión que no son el mejor ambiente para la vida marina pero que el caprichoso y paciente trabajo de la evolución ha creado unas criaturas maravillosas, sorprendentes, traídas de otro mundo y agrupadas para el placer de los buceadores. 
Venenosos peces diablo, increíbles peces sapo peludos, peces rana payaso, delicados peces fantasma, caballitos minúsculos y preciosos, peces aguja, horrorosos peces rata, la embelesadora sepia flamboyant, pulpos de anillos azules, nudibranquios de vivos contrastando con el fondo negro, huidizos pulpos mimo…
Pocos lugares del planeta poseen tanta variedad y te dan la oportunidad de ver tantas criaturas, algunas muy tímidas como el Pulpo mimético, sepias brillantes, gambas arlequín, gambas esqueleto, e innumerables nudibranquios. 

En los arrecifes habita la fauna tropical habitual, pero también los más extraños: el Pez Escorpión de Ambon, la Anguila serpiente, el Pez piedra, el Pez volador, el Pez astrónomo, el Pez diablo e incluso el Pez escorpión maleza. También hay caballitos de mar preciosos, incluido el pigmeo, el Pegaso, el dragonet mandarin, Agujas de mar fantasma y el endémico Pez cardenal de Banggai. No es de extrañar que los buceadores que viene al estrecho de Lembeh por primera vez vuelvan tan entusiasmados que repiten una y otra vez y nunca se cansan de este paraíso submarino. 

Hay muchos sitios de buceo que aseguran ser mejor o estar muy cerca de serlo, pero es difícil imaginar un lugar mejor en el mundo para el buceo muck. Sólo un par de respiraciones entre la visión de un bicho raro y otra visión aún más estimulante. Si estas cansado de las inmersiones nocturnas, entonces prueba a hacer una en el estrecho de Lembeh, será simplemente fantástica. No existe ningún otro sitio en el mundo para un encuentro con una extraordinaria vida marina después del atardecer.

Cada inmersión, ya sea desde un centro de buceo o a través de liveaboard, es una demanda de atención del buceador, de boca abierta y sueño húmedo de biólogo marino. También hay hueco para preciosas esponjas de brillantes colores o corales sanos y fuertes, grandes gorgonias o playas de arena blanca y peces tropicales como labios dulces o ángel, pero incapaces de quitar protagonismo al sucio Lembeh. Llévate tarjetas como para poner un puesto porque este estrecho es un paraíso para los amantes de los “critters” y la macrofotografía, eso sí, un paraíso de barro y lodo. 
El fondo y la vida marina se encuentran entre los 15 y los 20 metros de profundidad, con lo que da para mucho tiempo de fondo y no se necesita ser un experto buceador para adentrarse en este “inframundo”. Como todas las zonas donde predomina el muck diving la visibilidad no es la mejor pero la vida que en estos fondos reside es única en el mundo y la visibilidad queda en un segundo plano.

La localización privilegiada, en un estrecho que recibe constantes corrientes llenas de nutrientes y con una estupenda temperatura ha hecho que prolifere la vida por todos sus rincones. Aunque la sobrepesca ha hecho que esta zona no cuente con tanta profusión como hace años, donde se podían encontrar tiburones ballena o mantarrayas, este singular punto en el mundo es uno de esos que todo buceador debe anotarse para conocerlo algún momento de su vida. 

Al viaje de buceo a Lembeh hay que sumar que las islas que rodean el estrecho son de una gran belleza natural. Montañas altas y verdes que emergen a los lagos del mar, densa selva virgen un cielo azul intenso, playas de arena blanca en un entorno relajado donde que vive por y para el mar. El número de nuevas especies que verás, si es la primera vez que buceas en Lembeh, te va a dejar con la boca abierta en “Teluk Kambahu”. Desde increíbles dragoncillos con sus aletas desplegadas planeando sobre el fondo, a descubrimientos como la polilla de mar y su prominente hocico, los peligrosos peces escorpión hoja, peces globo decorados, parejas de preciosos peces mandarín, multitud de diferentes tipos de peces diablo, enormes peces sapo, cangrejos porcelana, anguilas copo de nieve… la lista es larguísima y ¡eso que no incluimos los nudibranquios!

"Police Pier" es una zona oscura, típica de muck diving donde suelen hacerse inmersiones nocturnas, de fondos negros y grises que acoge a peces escorpión, peces león, serpientes marinas, peces rata que parecen zombis saliendo del fondo fangoso, sepias, pulpos mimo o dragoncillos. En esta inmersión podremos ver al Pterapogon kauderni o Cardenal de Banggai, endémico de esta zona y que se puede ver a cientos. También podremos bucear con sapo gigantes esperando pasar desapercibidos ante los más incautos y llevarse algo de cena. Son muy interesantes los cangrejos que hay por la zona, pudiendo encontrar ermitaños, todo tipo de cangrejos decorados o araña. Una delicia para todos aquellos que les gusta descubrir nuevas especies. 

El buceo de muck diving puede llegar a parecer siempre igual: poca profundidad, suaves pendientes, mucha vida y fondos negros. Pero en Lembeh verás que cada inmersión es diferente. En “Hairball” no vamos a tener tiempo ni ojos para contar los peces sapo que encontraremos. Diferentes tamaños, colores, peludos, en parejas, caminando por el fondo, agarrados a las rocas, agitando el pedúnculo tratando de engañar a los peces más inexpertos, bostezando… Esta es una de las inmersiones más apreciadas por los fotógrafos macro que también darán con numerosos caballitos, pulpos tratando de esconderse en conchas, extraños peces astrónomo que asoman sus enormes ojos y siempre parecen malhumorados o los siempre sorprendentes nudibranquios "bailarina española". 

Otro lugar donde ver cientos de preciosos nudis es “Nudi Falls”. Bajando una pendiente cargada de corales blandos contrastando con el fondo oscuro llegamos a una pequeña pared que da nombre a esta inmersión. Deslizándose a través de ascidias de rojo intenso e hidrozoos venenosos verás cientos de nudibranquios de extraordinarios colores y formas, dejando claro a sus depredadores que no es aconsejable comérselos. Aunque los nudis son aquí las estrellas, no faltarán los peces sapo, las gambas comensal, anguilas de listón azul, los gobios, gambas mantis o los caballitos pigmeo. De nuevo, una gran oportunidad para la macrofotografía.

Angel´s Window es un “descanso” del muck diving, un arrecife bellamente decorado a poca profundidad con un vasto campo de corales blandos, esponjas y gorgonias que albergan caballitos de mar pigmeos, pulpos rojos, nudibranquios de mil colores, peces murciélago y escuelas de peces ángel, jureles, pargos o antias que te darán una buena oportunidad para la fotografía de ambiente.

Lembeh también guarda buenos pecios en sus aguas, como el “Mawali”, carguero japonés hundido en la II Guerra Mundial entre los 15 y 30 metros y que está bellamente decorado con crinoides, árboles de coral negro y estupendas colonias de corales blandos. La estructura de 60 metros de largo es el hogar de muchos peces entre los que destacan enormes de escorpión, peces león y varios barramundis manchados. A lo largo del pecio aparecen peces aguja, cangrejos o nudibranquios y muchos y numerosos bancos de pequeños peces buscan alimento y protección cerca de sus hierros.

Es difícil elegir una zona, pero si nos tenemos que quedar con una, es Hairball, es difícil transmitir con precisión cuantas criaturas raras y fantásticas puedes encontrar tanto de día como de noche. Nunca terminas de encontrarte con caballitos de mar y pejesapos y parece que las más curiosas y fascinantes criaturas hacen cola para ser vistas. Incluso los buceadores con muchos años de experiencia, emergen a la superficie asombrados de lo que han visto. Puedes bucear en Lembeh durante todo el año, pero las condiciones varían. La peor visibilidad coincide con el mayor numero animales, alrededor de Agosto. Buena visibilidad pero condiciones variables durante los meses de Enero a Junio, pero es cuando menos buceadores puedes encontrar.