LOS EQUINODERMOS

Los equinodermos (Phyliun Echinodemata), son uno de los grupos animales más conocidos de los invertebrados marinos, hasta tal punto que las estrellas de mar se han empleado como un símbolo de la vida marina. Los erizos, las estrellas, las ofiuras y los pepinos de mar, junto con la única especie de crinoideo de nuestra costa, y a pesar de sus aparentes diferencias, forman parte de un mismo grupo cuya principal característica es la simetría pentámera. En este artículo tratare de descubriros este fascinante grupo animal, así como las especies más importantes que habitan en el Cantábrico.

Este grupo de invertebrados engloba unas 6000 especies, aunque si tenemos en cuenta su amplio registro fósil este número alcanzaría los 20000. Son organismos exclusivamente marinos, que viven en aguas de todo el planeta, desde la línea de marea hasta profundidades abisales, y la inmensa mayoría de ellos son bentónicos. Su nombre Echinodemata quiere decir “piel con espinas”, y aunque es algo que inmediatamente nos recuerda a los erizos de mar, es una característica general del grupo.

Los equinodermos son un filo de animales deuteróstomos exclusivamente marinos y bentónicos. Su nombre alude a su exclusivo esqueleto interno formado por osículos calcáreos. Poseen simetría pentarradial secundaria, caso único en el reino animal, y un sistema vascular acuífero característico.
Existen aproximadamente unas 7.000 especies actuales más unas 13.000 que ya se han extinguido, ya que su historia se remonta a principios del Cámbrico, siendo uno de los grupos animales mejor representados en el registro fósil.

Los equinodermos son conocidos desde la antigüedad. Aparecen en frescos cretenses de más de 4.000 años, pero no fueron reconocidos como taxón independiente hasta 1847. La ciencia que los estudia se llama equinodermología y el científico se llama un equinodermólogo.
Son fácilmente reconocibles por su esqueleto externo, por ejemplo estrella de mar, erizo de mar. Su cabeza no se puede diferenciar del resto de su cuerpo. Su ano está en la parte superior y la boca en el inferior. Posen aparato ambulacral, éste se compone de una serie de tubos, llenos de agua, que recorren el cuerpo del animal y que terminan en unos tubos más finos o pies que actúan como ventosas, lo utilizan para el desplazamiento. No pueden habitar en la tierra.
1.- Estómago pilórico; 2.- Ano; 3.- Glándula rectal; 4.- Canal pétreo; 5.- Madreporito; 6.- Canal pilórico; 7.- Ciego pilórico; 8.- Estómago cardiaco; 9.- Gónada; 10.- Surco ambulacral; 11.- Ampolla del pie ambulacral.
Las estrellas de mar, los erizos, pepinos de mar y similares, son un grupo de animales invertebrados deuteróstomos; tras la fecundación se forma una masa maciza de células llamadas mórula, que da lugar a un blástula al formarse una cavidad en su interior. Posteriormente esta blástula se transforma en una gástrula al producirse una invaginación que será la que origine el tracto digestivo; esta invaginación esta comunicada al exterior por un poro, llamado blastoporo, que en los deuteróstomos será el futuro ano de animal, en contraposición a los protóstomos, que origina la futura boca. Esto aunque parezca meramente anecdótico, es de gran importancia en el desarrollo embrionario

Los equinodermos son animales originariamente con simetría radial, menos las larvas que poseen simetría bilateral. Así, el cuerpo queda dividido en cinco regiones que se disponen alrededor de un disco central. Como resultado de dicha simetría la cabeza no se diferencia del resto del cuerpo más que por la placa madrepórica, que nos indica el auténtico eje de simetría, ya que se encuentra en una sola de las 5 secciones. En el curso de su evolución algunos grupos han retornado a una simetría aproximada o decididamente bilateral.
Tienen simetría pentarradial, en la que el cuerpo esta dividido en 5 partes iguales que se disponen alrededor de un eje. Esta simetría radial deriva de una simetría bilateral ancestral, ya que sus larvas son bilaterales, por lo que no se pueden emparentar con otros animales radiados, como los cnidarios y ctenóforos. El origen de esta simetría pentarradial puede explicarse como una adaptación al ambiente marino, en el que los nutrientes se encontrarían por igual en todas partes, y a la vida sésil.

Bajo la epidermis se halla una dermis derivada del mesodermo que contiene los elementos esqueléticos, denominados osículos, y a continuación hay capas musculares y el peritoneo del celoma. El grado de desarrollo de estos elementos varía según los grupos: en los erizos de mar los osículos están fuertemente unidos entre sí y forman un caparazón rígido y, en consecuencia, los músculos de la pared del cuerpo están poco desarrollados, mientras que en las holoturias los osículos son diminutos y se encuentran dispersos en la dermis carnosa, estando las capas musculares bien desarrolladas.

Los osículos están compuestos de carbonato cálcico en forma de calcita con pequeñas cantidades de carbonato de magnesio. Con frecuencia presentan salientes (tubérculos, gránulos) y espinas fijas o móviles. Los asteroideos y equinoideos presentan, además, unas estructuras exclusivas en forma de pinza, llamadas pedicelarios, que tienen diversas funciones: eliminan restos y larvas que intentan fijarse sobre el cuerpo, defienden al animal de los depredadores (incluso con producción de toxinas) o participan en la captura de presas.

Otra característica importante de los equinodermos es la presencia de un esqueleto interno. Todo el animal se encuentra cubierto por una capa de tejido epidérmico, bajo el cual se encuentra la dermis en la que están inmersos numerosos osículos calcáreos o placas, que pueden articularse entre si, como en las estrella u ofiuras, o fusionarse unos con otros formando los rígidos esqueletos de los erizos de mar. Es frecuente que estos osículos tengan espinas o tubérculos que sobresalgan del cuerpo, dándoles un aspecto espinoso o rugoso, de donde viene el término equinodermo.

Sin embargo, la característica más importante y exclusiva de este grupo es la presencia de un sistema de tubos o canales derivados del celoma que llevan asociado una serie de apéndices superficiales que constituyen el sistema vascular acuífero o sistema ambulacral. Se cree que inicialmente este sistema era encargado de la recolección y transporte de los alimentos, pero que posteriormente derivó a su papel locomotor actual. La estructura y funcionamiento de este sistema de canales es bastante simple y se puede semejar a un sistema hidráulico.
El celoma de los equinodermos se desarrolla como un sistema tripartito formándose protoceles, mesoceles y metaceles pares. En el adulto, el celoma deriva del metacele embrionario y forma el revestimiento de las gónadas, el celoma principal del cuerpo (celoma perivisceral) y el sistema vascular acuífero o aparato ambulacral.


  • Celoma perivisceral. Es la cavidad principal del cuerpo y está tapizado de peritoneo ciliado; contiene líquido celomático, fundamental en la circulación y posee diferentes células (celomocitos), muchas de ellas fagocíticas; los celomocitos de muchas holoturias y de algunas ofiuras tienen hemoglobina.
  • Sistema vascular acuífero o aparato ambulacral. Se trata de un complejo sistema de conductos y reservorios llenos de líquido que interviene en el transporte interno y que acciona hidráulicamente unos salientes carnosos denominados pies ambulacrales, cuyas partes externas (podios) pueden desempeñar diversas funciones, como la locomoción, el intercambio gaseoso, la alimentación, la fijación al sustrato y la percepción sensorial. El sistema vascular acuífero se abre al exterior a través del madreporito o placa madrepórica (excepto en los crinoideos y holoturoideos). El líquido del sistema vascular es similar al agua de mar, excepto por la presencia de celomocitos, proteínas y más concentración de iones potasio.

En los asteroideos, el madreporito da lugar al conducto pétreo, que conecta con un canal anular que se extiende alrededor de toda la boca del animal. Junto al canal anular pueden aparecer las Vesículas de Poli y los cuerpos de Tiedemann.
Los vasos sanguíneos están en conexión con lagunas o senos, por tanto, se trata de un aparato circulatorio abierto; carecen de corazón.
Los órganos excretores están poco desarrollados; las sustancias disueltas se eliminan a través del sistema vascular acuífero tanto por los podios o por el madreporito.
Todos los canales están cubiertos en su interior por un eitelío ciliado y se encuentran rellenos de un líquido cuya composición veremos más adelante. En esta superficie aboral se encuentra una placa, llamada madreporito, que pone en comunicación el sistema con el exterior, esta placa esta cubierta por epitelio ciliado y comunica con el canal hidróforo o el canal pétreo, debido a las deposiciones calcáreas que se producen en el.
Este canal hidróforo desemboca en otro de forma circular, llamado canal anular, que se encuentra rodeando la boca y del que surgen de forma radial cinco canales radiales; en el canal anular nos podemos encontrar en posición interradial por pares unas bolsas o vesículas rugosas, llamadas cuerpos de tiedemann; en algunos asteroideos es posible encontrar también otra serie de vesículas, entre una y cinco, llamadas vesículas de poli, que están unidas a la parte interna del canal anular. Los canales radiales se sitúan en la parte oral de los osículos de cada brazo, llamándose a estas placas u osículos placas ambulacrales, en contraposición a las interambulacrales que se sitúan entre las anteriores. De los canales radiales surgen otros canales laterales, que atraviesan la placa ambulacral para dar lugar a una ampolla muscular que se proyecta en el interior del cuerpo y que da lugar a un canal que atraviesa la placa canal ambulacral, y que esta ocupado por el pie ambulacral, que termina en una ventosa.

Cuando los músculos de la ampolla se contraen, fuerzan al liquido a pasar a los pies ambulacrales, que se expanden y alargan, quedando en contacto con el sustrato; la zona de la ventosa segrega una sustancia adhesiva que mantiene la fijación, que es más eficaz que la succión que ejerce la ventosa; una vez fijado, los músculos laterales que posee el pie se contraen y el liquido retoma a la ampolla, acercando el cuerpo del animal al sustrato. Estos músculos pueden hacer que el pie se mueva a uno u otro lado, y es el movimiento coordinado de todos ellos en un sentido lo que produce el desplazamiento del animal.

Se cree que el canal anular y las vesículas de poli mantienen el nivel de líquido en el circuito, siendo la vía de entrada del mismo, aparte del madreporito y la filtración a los canales desde el interior del cuerpo. El madreporito esta cubierto por epitelio ciliado que continuamente esta batiendo hacia el exterior, con el fin de evitar el paso de partículas al interior de los canales, pero en ocasiones bate al interior para producir la entrada de agua y contrarrestar la perdida de liquido que hay por los pies ambulacrales cuando tienen un aumento de presión; los cuerpos de tiedemann tienen numerosos fagocitos que se encargarían de eliminar cualquier partícula extraña que haya entrado desde el exterior. La composición del liquido es básicamente semejante a la del agua de mar, pero tiene más concentración de potasio y algunas proteínas. En algunos equinodermos que viven en sustratos blandos, los pies en lugar de tener una ventosa al final son puntiagudos con el fin de permitir el enterramiento en la arena o fango. Este es el esquema general del sistema ambulacral, que puede presentar algunas variaciones dependiendo del grupo.

Otras características que presentan algunos equinodermos son los pedicelarios, presentes en los asteroideos y equinoideos. Se trata de estructuras cuya función es defensiva, alimentaria y limpiadora, que eliminan los pequeños organismos, como larvas de otros animales que se pueden establecer sobre la superficie del animal; también pueden estar conectados a glándulas venenosas para mantener alejados a los depredadores. Están formados por tres partes, una cabeza, el cuello y el pedúnculo. En la cabeza tienen generalmente tres osículos y puede existir una glándula venenosa. En el epitelio interior de la cabeza existen células sensitivas, cuya estimulación produce la apertura o cierre de la misma. Existen varios tipos de pedicelarios:

  •  Tridentados.- Son los más grandes y numerosos de todos. La cabeza tiene 3 dientes con dos o tres espinas en la cara interna, cuyos ápices se tocan una vez cerrada, y una gran capacidad de movimiento. Su función es principalmente limpiadora, al capturar pequeños organismos nadadores que se sitúan sobre la superficie. 
  • Ofiocefálicos.- Son semejantes a los anteriores, pero la cara interna de los osícilos esta completamente cubierta de espinas. Su función es idéntica a la anterior, pero además retiene durante más tiempo los organismos que captura. 
  •  Globíferos.- Tienen dos o tres osículos, pero están conectados a glándulas venenosas. Al recibir el estimulo adecuado, se abre exponiendo las espinas venenosas. Des esta forma consiguen repeler animales de mayor tamaño, e incluso hay especies que pueden causar graves heridas al ser humano. 
  •  Trifilosos.- Sus osículos tienen forma de pala u hoja que se cierran por los laterales, y una de ellas puede moverse independientemente de las otras. No se ha observado que responda ante estímulos, pero si se ha observado movimientos espontáneos que están relacionados con la limpieza de superficie a modo de rascado y la captura de alimento. 
Los equinodermos tienen una cavidad del cuerpo o celoma amplia, de la que se encuentra suspendido el tubo digestivo. Los sistemas de intercambio gaseoso son muy diferentes en cada grupo, y carecen de un sistema de excreción diferenciado. Todos son dioicos, y la fecundación es externa, por lo que las gónadas son bastante sencillas; tras la fecundación se desarrolla diferentes tipos de larvas según el grupo, pero todas pasan antes por el estado de larva dipleurula.

LOCOMOCIÓN.- Excepto algunos crinoideos sésiles, la mayoría de los crinoideos actuales son capaces de reptar y nadar, actividades que realizan gracias al movimiento de sus brazos.
Los asteroideos se desplazan gracias a la actividad de los miles de podios de la superficie oral, permaneciendo los brazos de la estrella de mar más o menos estáticos respecto al disco central. El movimiento en la mayoría de casos es un deslizamiento suave y lento.
Los ofiuroideos utilizan la flexibilidad de sus brazos para el desplazamiento, aunque los podios intervienen también en el movimiento y en la capacidad de excavación.
Los equinoideos se desplazan gracias a la acción combinada de sus podios y a sus espinas móviles.
Los holoturoideos reptan y excavan gracias a sus podios y mediante la contracción de los potentes músculos de su pared corporal.

REPRODUCCIÓN.- Los equinodermos se reproducen sexual y algunas clases asexualmente. La reproducción sexual es externa, con fecundación en el mar. Aunque muchas especies son incubadoras. La reproducción asexual ya sea por fisión como por autotomía de una porción del cuerpo sucede en holoturoideos y asteroideos, en ofiuros algunas especies se reproducen asexualmente por fisión.

HÁBITAT.- Todos los equinodermos son marinos, ya que son incapaces de sobrevivir en agua dulce o en tierra porque la concentración salina de su medio interno es igual a la del medio externo y carecen de estructuras respiratorias, órganos excretores y osmorreguladores. Sin embargo, en el mar están distribuidos en todos los océanos y profundidades. Con escasísimas excepciones, todos los equinodermos son bentónicos y en algunas regiones de aguas profundas pueden llegar a representar el 95% de la biomasa.

FILOGENIA 
El siguiente cladograma muestra las posibles realciones filogenéticas de los principales grupos de equinodermos:
Echinodermata

Homalozoa



Helicoplacoidea



Edrioasteroidea 


Pelmatozoa

Crinoidea


Blastoidea


Eleutherozoa
  Asterozoa   

Somasteroidea



Asteroidea


Ophiuroidea



Echinozoa

Holothuroidea


Echinoidea
EVOLUCIÓN.- Los equinodermos poseen un amplio registro fósil. El equinodermo más antiguo aceptado universalmente procede del Cámbrico, hace unos 540 millones de años. Se acepta mayoritariamente, debido a la existencia de larvas con simetría bilateral, que los ancestros de los equinodermos fueron bilaterales con el celoma formado por tres regiones (trímeros).
Algunas hipótesis sostienen que la simetría pentarradial de los equinodermos apareció en un ancestro de movimiento libre y que los grupos sésiles derivaron varias veces de dicho ancestro. No obstante, este punto de vista no tiene en cuenta el significado de la simetría pentarradial como adaptación para un modo de vida sésil.

La hipótesis más tradicional es la que supone que el primer equinodermo fue sésil, y la simetría pentarradial fue una adaptación a este modo de vida; los equinodermos libres derivarían de tales formas fijas.
Los miembros de la extinta clase Homalozoa, habitualmente conocidos como carpoideos no poseían simetría pentarradial y se desconoce la estructura de su sistema ambulacral. Por otra parte, los representantes de la también extinta clase Helicoplacoidea poseían tres auténticos surcos ambulacrales y la boca dispuesta lateralmente.
La fijación al sustrato pudo haber sido seleccionada por la simetría pentarradial lo que pudo suponer el origen de los crinoideos. Los miembros de esta clase, junto con los extintos Cystoidea, estuvieron primitivamente fijados al sustrato por un pedúnculo aboral. Un ancestro que se tornó libre pudo dar lugar a los asteroideos, ofiuroideos, holoturoideos y equinoideos.

Los equinodermos actuales se clasifican en 5 grupos diferentes, que tienen la categoría de clase:
  • Subfilo Pelmatozoa.-Crinoideos.- Equinodermos inmóviles. Son los lirios de mar y las comátulas. Tienen la cara oral hacia arriba y los brazos generalmente ramificados; unas 625 especies.
  • Subfilo Eleutherozoa. Equinodermos móviles
  • Asteroideos.- Las estrellas de mar. Los brazos no se diferencian del disco oral central, y los surcos ambulacrales están abiertos;  unas 1.500 especies.
  • Ofiuroideos.- Las ofiuras. Tienen brazos delgados que permiten que se diferencie bien el disco central, y carecen de surcos ambulacrales; unas 2.000 especies.
  • Equinoideos.- Los erizos de mar. Carecen de brazos, y su cuerpo tiene forma más o menos esférica. Sus osículos están fusionados, y tienen una serie de púas móviles, unas 950 especies.
  • Holuturoideos.- Los cohombros o pepinos de mar. Tienen el cuerpo alargado según el eje oral aboral. Sus pies ambulacrales se han transformado en tentáculos móviles, y su endoesqueleto esta reducido a unos osículos microscópicos; unas 1.150 especies
  • Concentricycloidea. Margaritas de mar. Un género y dos especies de reciente descripción y posición taxonómica incierta.
GRUPOS ACTUALES Y FÓSILES.- Si se toman en consideración las formas fósiles, el esquema clasificatorio se complica considerablemente y varía según los autores. La controversia sobre la clasificación interna del filo data de mediados del siglo XIX debido al abundante registro fósil; algunos esquemas reconocen hasta 25 clases.

Subfilo Homalozoa † 
Clase Stylophora † 
Clase Homoiostelea † 
Clase Homostelea † 
Clase Ctenocystoidea
Subfilo Pelmatozoa 
Clase Blastoidea † 
Clase Crinoidea 
Clase Coronata † 
Clase Cystoidea † 
Clase Edrioasteroidea † 
Clase Eocrinoidea † 
Clase Glyptocystida † 
Clase Paracrinoidea † 
Clase Rhombifera

Subfilo Eleutherozoa 
Superclase Asterozoa 
Clase Somasteroidea † 
Clase Asteroidea 
Clase Ophiuroidea 
Superclase Echinozoa 
Clase Echinoidea 
Clase Holothuroidea

GASTRONOMÍA.- Los erizos de mar y las holoturias (espardeña) son muy apreciados en la gastronomía de algunas regiones. La parte más apreciada de los erizos son las gónadas femeninas, de un vistoso color anaranjado. De las holoturias se consume la musculosa pared del cuerpo.

MOLUSCOS GASTERÓPODOS

Patella vulgata, coloquialmente conocida como lapa común, es una especie comestible de caracol de mar, una lapa típica, un molusco gasterópodo de la familia Patellidae. Es endémica de los mares de la Europa occidental.
Ejemplares de esta especie fueron encontrados en cuevas como la de Altamira, donde habían sido utilizadas como alimento durante los periodos Solutrense y Magdaleniense, y sus conchas utilizadas como recipientes para preparar pinturas tales como ocre.
La lapa común es una especie bien conocida. Tiene una concha cónica y la superficie exterior es de color blanco grisáceo. Las conchas situadas más arriba en la costa tienden a tener conchas más altas que las de la orilla inferior. La parte inferior del “pie” musculoso con el cual la lapa se mueve es de color amarillo, naranja o marrón y con frecuencia tiene un tinte verde o grisáceo.

Aunque parece que estos animales pasan toda su existencia fijadas sólidamente a un roca de la zona intermareal, lo cierto es que estos moluscos salen por la noche a buscar algas y otras partículas comestibles. Lo realmente curioso es que vuelven al mismo lugar exacto cada día, parece ser que siguiendo el rastro de mucus que dejan sobre las rocas.
Al principio de su vida, todas las lapas comunes son machos, y presentan actividad sexual desde los nueve meses. A los dos o tres años de vida, una gran parte de la población se vuelven hembras. La puesta y la fecundación, que es externa, tiene lugar una sola vez al año, normalmente entre octubre y diciembre.
Se distribuyen por las costas orientales del océano Atlántico, desde el Círculo Polar en Noruega hasta el Mar Mediterráneo.
COMO RECONOCERLA.- Concha cónica, sin abertura apical, con costillas radiales; el ápice en la parte anterior del animal. Generalmente la concha tiene epifitos, ya sean algas o balanos, y encaja perfectamente en el sustrato. Para diferenciar las especies es necesario examinar los tentáculos y el interior de la concha, para lo que es necesario despegar el animal de la roca. Hasta 6 cm de longitud, con el ápice de la concha romo en ejemplares expuestos al oleaje. Exterior azul verdoso, grisáceo con el interior blanco amarillento, y con una cicatriz parda. Pie naranja, más comúnmente verdoso, amarillo o gris, con tentáculos grises.

REPRODUCCIÓN.- Las Lapas comunes comienzan su vida como machos, convirtiéndose en sexualmente maduros en torno a los 9 meses de edad. La mayoría de los individuos experimentan un cambio de sexo, por lo general convirtiéndose en hembras a los 2 o 3 años de edad, aunque algunos permanecen como machos. El desove tiene lugar una vez al año, generalmente de octubre a diciembre, aunque el tiempo varía en torno a las Islas Británicas. La fertilización se produce externamente, las larvas pasan sus primeros días de vida en la columna de agua, después de lo cual se asientan en la orilla. La vida promedio varía pero se encuentra entre 10 y 20 años.

QUE COMO.- Se alimenta de algas verdes, rojas y juveniles de fucus, sobre cuyas poblaciones ejercen gran presión.

DONDE VIVE.- Sobre rocas en la parte mediolitoral y supralitoral. Se fija a sustratos firmes como rocas y piedras de lo alto de las orillas hasta el borde de la zona sublitoral a profundidades de hasta 200 metros. A pesar de que puede parecer que está fijada a la roca, las lapas comunes en realidad se mueven en torno para pastar en las algas en condiciones húmedas o cuando están sumergidas por la marea. Regresan al mismo lugar siguiendo el rastro de mucosidad que depositan. Este lugar se desgasta por la acción de los bordes de la concha y se crea finalmente una cicatriz obvia en la roca. Esto ayuda a la lapa a unirse aún más tenazmente a la roca, esta es una estrategia que además la protege de la desecación. Se encuentran en todas las costas desde Noruega al Mediterráneo. Costa de Gran Bretaña e Irlanda. Su distribución se extiende desde el Círculo Polar Ártico en el norte hasta el sur de Portugal.

INDICACIONES PARA SU PESCA.- En muchas áreas las lapas se han capturado como fuente de alimento durante siglos.
La lapa es un cebo habitual, casi un clásico de los cebos para pescar en la costa. Pero eso no significa que sea el mejor cebo, ni siquiera que sea bueno para un amplio grupo de peces. De hecho, la lapa es más que nada una carnada de urgencia, un animal que está siempre disponible en cualquier punto de nuestras costas, incapaz de escapar y, generalmente, a nuestro alcance. Y, si es cierto que algunos peces picarán a este cebo, también lo es que muchos lo despreciarán, o sólo lo atacarán cuando no tengan posibilidad de conseguir otro sustento.

La lapa nos recuerda a un caracol, con sus minúsculos cuernecillos y su concha durísima que preserva sus órganos internos. Se pega a las rocas mediante un pie carnoso convertido en ventosa, precisamente la parte con la que encarnaremos. Es quizás, su dureza la que más desanima a sus posibles presas. No obstante, para algunos espáridos de cierta talla y, especialmente en invierno, cuando escasea el alimento, la lapa pueda ser una alternativa razonable. Funciona mejor a fondo, en aparejos robustos destinados, por ejemplo, a grandes sargos. De hecho, en las entrañas de estos peces suelen abundar los restos de lapas jóvenes, lo que también nos proporciona pistas sobre la potencia de sus mandíbulas y su acerada dentición. En nuestras costas existen varios tipos de lapas, aunque, a efectos de su utilización como cebo, no cabe hacer muchos distingos. Todas ellas son de régimen litoral y se alimentan de las algas que revisten las rocas.

LA RECETA.- Las lapas son moluscos comestibles que se desplazan muy lentamente, sobre todo de noche. Su consumo es mínimo, restringido únicamente a algunas personas, generalmente habitantes de pueblos pesqueros. Se pueden condimentar con limón, en crudo, pero también admiten distintos guisos, hoy en día casi olvidados.
Cabría destacar que hay seis superfamilias que agrupan a un casi sinfín de familias, pero lo principal que deben saber es que, desde hace algunos años, están protegidas como cualquier otro marisco, por lo que si te ve el Seprona con un cubito y un chuchillo cogiendo lapas para que los nenes jueguen a torturarlas en la arena, pues te pueden meter un paquete similar al que te caería si coges una piña de percebes, así que ojito.
En Asturias son una verdadera golosina y hay bares que son reconocidos en todo el Principado por lo bien que las preparan, aunque se trate de un chigre indecente donde apenas puedes comerte un plato y salir corriendo.

Es uno de mariscos que más sabor a mar desprende, aunque he de reconocer que, para un profano, su primer contacto es conflictivo, porque suelen estar duras como un neumático recauchutado. Suelen usarse para preparar arroz. Esa es una buena idea, porque no deja de ser un marisco muy barato y aporta mucho sabor al plato, no como esos bogavantes canadienses cuyo único objetivo es engañar al guiri y sacarle la pasta haciéndole creer que va a ponerse ciego de marisco a precio de arroz, cuando lo que hace es comer arroz a precio de marisco.
Aquí se las presento a pelo, para comerlas como se hace en los chigres del Cabo Peñas, solo mojando pan.

Lapas al Albariño.- Ingredientes
Lapas
Vino Albariño
ajo
perejil
tomate natural
mole

Elaboración.-Empezamos con un sofrito tradicional, de ajo, cebolla y pimiento verde. No muy abundante. Añadimos un manojo de perejil picado, un buen vaso de vino blanco de Albariño (nada de Verdejo) y cuando se haya evaporado el alcohol, incorporamos una cucharada de salsa de tomate natural y una cucharadita de mole (hace la salsa mucho más compleja).
Las lapas, o llampares, como decimos por aquí, suelen tener algo de tierra, por lo que convine lavarlas bien. Incluso, si las hemos cogido a ras de arena, deben purgarse en agua salada durante una hora. En las pescadería ya se venden generalmente limpias.

Una vez listo el sofrito o salsa, echamos las lapas, removemos bien todo y tapamos la sartén. Deben hacerse durante media hora a fuego muy suave y controlar a veces no vaya a pegarse la salsa. Puedes echarle una cuchara de harina de maíz para que la salsa engorde, porque es lo más rico, pero eso ya va en gustos. Conviene añadir un poco de agua porque la salsa debe estar líquida, sobre todo para que cunda más. Podemos elegir cualquier buen vino blanco que no sea muy afrutado, incluso el mismo del guiso, que no será un súper vino si no uno rico, como el Martín Códax, que funcionará de maravilla.

MOLUSCOS GASTERÓPODOS

La aplysia tiene el sobrenombre de «liebre de mar» debido a su silueta parecida a una liebre con las orejas tiesas. Hace falta cierta imaginación para ver una liebre en esta masa informe que es la aplysia cuando se encuentra en reposo; sin embargo es cierto que este molusco adopta frecuentemente una postura que le hace merecedor de su apodo. Existen gran número de especies de liebres de mar, distribuidas por los mares principales. Abundan particularmente en las regiones cálidas y entre los arrecifes del Pacífico. Varias liebres de mar tienen formas extrañas y están dotadas de colores bastante vivos. Otras son más modestas y tienen el cuerpo marrón o gris. Se ha comprobado una gran variación de colores en el seno de una misma especie.
Foto propiedad de Animalandia
Cuando se siente en peligro, la liebre de mar segrega un líquido viscoso de color azul, como en el caso de la que está representada en la ilustración de esta ficha, una aplysia de Kuroda, que vive en las aguas del litoral japonés. La liebre de mar se alimenta de algas marinas, de las que arranca fragmentos con su rádula, o lengua provista de centenares de pequeños dientes afilados. El alimento pasa sucesivamente por tres estómagos distintos, de los cuales el segundo está tapizado de dientes en sus paredes y termina de triturar y de reducir a pasta los pequeños trozos de vegetales ingeridos. Aunque parece que está desnuda, la liebre de mar posee una pequeña concha translúcida, tapada por el manto. Sobre la concha, se agitan dos repliegues carnosos creando una corriente de agua en la cavidad paleal, donde se encuentra una branquia.
Foto propiedad de Animalandia
Las liebres de mar pertenecen al grupo de los Anaspídeos, uno de los 9 Órdenes en los que se dividen los Moluscos de la Subclase Opistobranquios. En su cabeza poseen cuatro estructuras anteniformes: dos a ambos lados de la boca denominadas tentáculos orales y otras dos denominadas rinóforos y que recuerdan a la orejas de una liebre, de ahí el nombre de estos bichos. En la base de los rinóforos se encuentran los ojos, que son como pequeños puntos negros. Dentro de la Familia Aplísidos, que tiene cuatro representantes en nuestras aguas, de los cuales el que nos ocupa es el más frecuente, la cabeza es alargda y tanto rinóforos como tentáculos orales se enrollan sobre si mismos a modo de cornete.
Foto propiedad de Animalandia
Otra característica de las liebres de mar son los parapodios, un par de estructuras a modo de pliegues o aletas que salen sobre el dorso de su cuerpo. En A. punctata los parapodios estan separados por su parte anterior, pero van convergiendo hacia el extremo trasero del animal hasta acabar unidos por una especie de “muro” redondeado. Debajo de estas aletas se encuentra una concha vestigial de consistencia mas bien coriácea. Es ovalada y de suele ser de color ocre translúcida. Está recubierta por el manto del animal excepto en una zona circular central (opérculo) por la que asoma. Esta especie alcanza unos 20 cms. algo menos que las otras que existen en España.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
Son animales vegetarianos y se alimentan de diversas familias de algas como Plocamium, Enteromorpha, Ulva o Laminaria. La dieta puede determinar el color de los animales, que puede ser muy variable y frecuentemente jaspeado y con motas. Ese moteado característico es el que le da la denominación de punctata a la especie. El color suele ser desde verde oliva hasta marrón o púrpura negruzco en los adultos. Los juveniles acostumbran a ser más rosados y con frecuencia llevan una linea blanca ribeteando los bordes.
 Cuando se molesta a las aplysias pueden liberar un pigmento púrpura, cuya presencia parece ser que va asociada al consumo de algas rojas (rodofíceas). Este líquido tiene un efecto repelente para los depredadores y existen numerosos estudios sobre su composicion y su actividad biológica. Por lo visto está compuesto por substancias con actividades hemolíticas o antimitóticas (antitumorales), entre otras.
Los juveniles suelen poseer tonos más rosados o rojo vivo. Es característica la lista blanca en los bordes del animal. El pie por la parte inferior trasera forma a modo de una ventosa sobre la que se fija y levanta con frecuencia el animal olfateando el ambiente.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
A menudo se encuentran agrupaciones abundantes de individuos. El motivo parece ser reproductivo. Se han descubierto hasta cuatro substancias proteicas (feromonas) que secretadas por unos individuos atraen a los demás. Por lo visto estas feromonas podrían estar presentes en la puesta de huevos de los animales, de manera que la presencia de cordones de huevos de unos individuos incitaría al encuentro reproductivo a los otros. Esta atracción funciona incluso con animales de especies diferentes, pues se encuentran habitualmente agrupaciones mixtas.
Foto propiedad de Animalandia
Cuando se dan las agrupaciones antes mencionadas es muy frecuente encontrar a gran parte de los animales acoplados. Las aplysias son hermafroditas y cuando se acoplan la de arriba funciona como macho y la de abajo como hembra. La glándula secretora de esperma se encuentra bajo el parapodio derecho (esa especie de aletas que llevan en la espalda). El esperma discurre por un surco en la superficie del animal desde el borde del parapodio hasta el pene. Se puede apreciar el surco espermático en los dos animales y el pene del individuo superior entrando en el genital del individuo inferior que actúa como hembra.
Surco espermático; es el pliegue en la superficie del animal que baja en diagonal de izquierda superior a derecha inferior de la imagen. Termina en el pene que se inserta en el poro genital del individuo que actúa como hembra.
Aplysia punctata.- Liebre de Mar Punteada.- Es una especie de molusco gasterópodo del orden Opisthobranchia. Es una de las especies de liebres de mar más corrientes en Europa. Son característicos los lobos parapodiales en la espalda alrededor de su concha evolucionariamente atrofiada e encarndada, un color rojo-bermejo o verde aceituna-negro de la piel y muestra de puntos o vetas.
Foto propiedad de Animalandia
COMO RECONOCERLA.-  Cuerpo carnoso, abultado, que alcanza los 20 cm, pero que generalmente no pasa de los 10 cm. Tiene cuatro tentáculos cefálicos, dos de ellos rinóforos enrollados, y en la parte dorsal dos lóbulos semejantes a alas unidos por la zona posterior. Pie estrecho, de extremo apuntado. Posee una concha interna de 15 mm, muy delicada y abombada, sobre ella, dos repliegues carnosos producen una corriente de agua en la cavidad donde se encuentra la branquia. El color, que depende de la dieta, varía entre verde, marrón o rojo en individuos jóvenes, a tonos más oscuros en los viejos. Suelen tener un moteado de colores blanquecinos.
Forma del cuerpo.- El cuerpo de Aplysia punctata es longitudinalmente simétrico. Consta de tres partes: la cabeza que pasa sin discontinuidad a un cuello que a su vez se extiende a la parte posterior: un tronco voluminoso, que ocupa aproximadamente la mitad del animal.
Foto propiedad de Animalandia
Cabeza.- En la parte frontal de la cabeza se halla la boca. Lateralmente de la boca salen dos tentáculos. Los tentáculos son un tejido enrollado. En el tope entre cabeza y cuello hay dos rinóforos. Los rinóforos tienen una muesca de dos tercios de la longitud. Dentro hay un epitelio de sensores químicos y neurones, que conectan los sensores al sistema nervioso. Los rinóforos son un órgano olfatorio que sirve para percibir los alimentos, y también las feronomas. Técnicamente, son ajustables (dirección) y retractables (protección). Debajo de cada rinóforo hay un ojo.
Foto propiedad de Animalandia
Tronco.- En el tronco está la concha. Por la atrofia evolucionaria la concha es muy fina y completamente encarnada. Cubre el saco vísceral. A partir de la mitad del cuerpo hacia su fin salen dos lobos parapodiales lateralmente. Se doblan hacia arriba y circundan el área de la concha. Entre los lobos parapodiales salen branquias de la espalda y están protegidos por ellos.
Foto propiedad de Animalandia
Color.- El color de Aplysia punctata joven varia entre rojo y bermejo. Los animales adolescentes tienen un color más oscuro, que varia de verde aceituna a marrón hasta casi negro. El color viene de pigmentos consumido con la comida. Así el cambio de la alimentación con la edad causa el cambio de color.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
Muestras en la piel.- Aplysia punctata tiene muestras en la piel. Son puntos finos hasta medios de color blanco, negro gris o marrón, pero también manchas con puntos satélites. Aparte se cita líneas formando una veta. Normalmente los puntos son uniformemente distribuidos en toda la piel. Parcialmente hay concentraciones o áreas sin puntos. La muestra de puntos les da el suplementario "punctata" en su nombre.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
Tamaño.- Dentro del género Aplysia, Aplysia punctata es de tamaño medio. Se ha citado ejemplares de 2 - 4 cm hasta 20 cm.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
REPRODUCCIÓN.-  Aplysia punctata es como todas las Liebres del Mar hermafrodita y tiene una glándula hermafrodita. No es autofecundante, sino necesitan una pareja para la reproducción. En el acto de la fecundación un animal juega el papel del macho, otro la parte femenina. La abertura sexual se encuentra entre los lobos parapodiales en la parte dorsal. Desda allí una muesca de esperma conduce el esperma al penis del macho actual. Por el penis penetrando la abertura secual se introduce el esperma al animal actuando como femenino. La fecundación se realiza en parejas en que cambia el rol del macho y de la hembra. También se cita cadenas fecundarias.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
Poco después de la fecundación Aplysia punctata deposita cinturas sinuosas de huevos colorados. Las cintas contienen hasta 135.000 huevos de color amarillo-marrón. Las cintas se fija en plantas o objetos y se las deja a partir de entonces. Protegido en fundas jaleadas los huevos madurezan hasta que salen luego larvas veliger. La fase larval se pasa como plancton flotante. Al fin de esta fase las larvas bajan al suelo. Después de una metamorfosis empieza la última etapa de su vida como Aplysia jovena en el suelo.
Foto propiedad de Mergullo Una ventana al mar
 Normalmente la reproducción es la última fase en su vida. Por ejemplo se cita de costas inglesas, que en ciertas épocas Aplysia punctata se acerca a costas y bocas de ríos, cría y muere. Un efecto interesante es que en ocasiones la copulación de Aplysia punctata explota, supuestamente cuando hay un abundacia de algas. Sin embargo, a la vez la copulación viene vulnerable, y si el balance del biotopo cambia y las fuentes de alimentación se agota, hay un éxodo. Es una razón por la que de vez en cuando se encuentra gran cantidades de Aplysia muerta arrastradas en las orillas.
Foto propiedad de Animalandia
QUE COME.- Las Liebres del Mar son vegetarios. Las jóvenes prefieren especies de Alga roja que son más suaves. Se mueven sobre sus hojas y las pastan sistemáticamente y se comen con ellos también las algas pequeñas habitando en las superficies de las algas grandes. Los animales adolescentes se alimentan más de Fucus marrón, una especie y de Alga grande. Por el cambio de las preferencias en la alimentación, hay menos competencia entre los ejemplares jóvenes y adolescentes de la especie.
Se alimenta de algas, con preferencia por el género Ulva, que arranca con su rádula provista de centenares de pequeños dientes afilados. El alimento pasa sucesivamente por tres estómagos distintos, el segundo de los cuales está tapizado de dentículos.
Foto propiedad de Animalandia
DONDE VIVE.- Aplysia punctata se traslada deslizando por su pie, tanto sobre el suelo como sobre hojas de plantas marinas. También escala a plantas. Sin embargo, esta especie no nada, como lo hace por ejemplo Aplysia fascinata.

Aplysia punctata vive en el Atlántico del Este hasta las Islas Canarias, en el Mar del Norte y en el Mar Mediterráneo. Vive en el sublitoral o cerca de las costas en agua de poca profundidad. Los animales jóvenes se hallan en regiones más profundas con vegetación de algas rojas. Los adolescentes habitan en aguas someras y zonas intermareales en las que hay fucus y Algas verdes.

En peligro o causado por un contacto directo, Aplysia punctata emite por glándulas en la piel líquidos blancos - violetas. Aparte, consumen pigmentos de color de plantas comidos y por eso adoptan su color. Apoyado por las muestras en la superficie, casi no se las nota en el agua entre las plantas.

Liebre de Mar Negra.- Aplysia fasciata.- Se llamada también "liebre marina abigarrada", es una especie de liebre marina de la familia Aplysiidae. Las liebres de mar negras tienen un tamaño grande de hasta 30 cm y hasta 1 kg de peso. Poseen concha con forma de vidrio de reloj muy delgada y abombada, con un entrante en la parte superior que está cubierta por el manto. La concha es muy quebradiza y puede medir hasta 50 mm de tamaño. Su cuerpo es muy blando.
El pie tiene a ambos lados unos lóbulos llamados parapodios, que recubren casi todo el dorso y ayudan a nadar el animal y que en esta especie no se hallan unidos en la cola. La cabeza tiene unos rinóforos muy cortos, enrollados y con forma de cuchara, de aspecto similar a las orejas de conejo (de ahí su nombre); con los ojos directamente delante y en la base. El color es pardo oscuro oscuro y puede tener un reticulado oscuro o un punteado rosa a blanquecino. El borde del manto y los rinóforos puede ser de blanco a rojizo

COMO RECONOCERLA.-Individuos grandes, que llegan hasta los 40 cm de longitud; cuerpo de color jaspeado negro o pardo oscuro, generalmente con un reborde purpura o rojo en los parapodios, pie y tentáculos cefálicos, a veces con un moteado blanquecino. Los parapodios no están unidos en la parte posterior y tampoco en la anterior.La concha es delgada, no muy abombada y presenta un entrante en la zona superior. Los rinóforos están enrollados y son prominentes, localizándose los ojos cerca de su base.
De esta especie se han aislado sesquiterpenos del tipo brasilano, tales como el brasinelol y 2-epibrasilenol.

QUE COME.- Su alimentación se basa en plantas y algas. Son hermafroditas y se reproducen a lo largo de todo el año aunque el punto álgido es en primavera, acoplándose un animal a otro. Pueden formarse cadenas de apareamiento de varios individuos. Depositan en aguas superficiales cordones de huevos que pueden medir varios metros, son gelatinosos y pueden albergar millones de huevos.
Su natación es elegante utilizando los parapodios de forma ondulante y con contracciones de todo el cuerpo de forma continuada. Para adoptar una posición más aerodinámica, el pie se coloca en posición longitudinal y los rinóforos los colocan hacia atrás. Para verlas de forma más activa, se pueden ver mejor por las noches.
Cuando son molestados pueden segregar una sustancia blanca a violeta pero que no es venenosa.

DONDE VIVE.- Viven en colonias vegetales cercanas a la costa, especialmente sobre algas de como Ulva, Polysiphonia y plantas como Zostera, sobre fondos arenosos, fangosos y rocosos. Habitualmente hasta los 20 primeros metros, aunque puede encontrarse a mayor profundidad. Se encuentra en las costas de Francia, España y el Mediterráneo. Es raro en las islas Británicas. Esta especie se encuentra desde el Atlántico Occidental, desde Nueva Jersey hasta Brasil, mientras que en el Atlántico Oriental se le encuentra en la costa de Ghana. El patrón de coloración varía entre las especies de la costa americana y la costa africana.
Aplysia dactylomela.- Es una especie de molusco gasterópodo del orden Opisthobranchia caracterizada por su pinta de leopardo que viene de anillos negros en la parte dorsal (espalda) sobre una piel de color beige claro, marrón, amarillo-marrón o verde. Estos animales son de un tamaño medio. Viven en el agua no lejos de las costas en todos mares tropicales y subtropicales. En las Islas Canarias su nombre es Vaca de mar.
COMO RECONOCERLA.- Aplysia dactylomela es de tamaño medio y un adulto varía entre 10 - 30 cm. La anatomía de Aplysia dactylomela sigue la de todas las liebres de mar. Hay una segmentación en cabeza, cuello y parte trasera con tronco, de ambos lados de la boca en la parte frontal de la cabeza salen lateralmente tentáculos enrollados. Llevan mecano-receptores o receptores químicos que reaccionan a presión. Entre la cabeza y el cuello hay dos rinóforos. Salen de una bolsa debajo de la piel, y son ajustables y retractables. En la parte de encima tienen muescas con un epitelio con sensores químicos que sirven como órgano olfatorio. Debajo de cada rinóforo hay un ojo. El cuello se extiende hacia la parte trasera. Dentro del tronco se halla la cavidad reducida con los órganos centrales como corazón y branquia cubierto de una concha encarnada y atrofiado en el proceso de la evolución.
 Los lobos parapodiales laterales son frecuentemente cerrados sobre de la espalda formando un espacio encima de la cavidad protegiéndola. Sin embargo, los lobos no son soldados, sino se las pueden abrir. El color básico de los animales varia entre un beige casi opaco hasta un marrón fuerte, de gris claro sobre verde hasta marrón oscuro. En la piel hay muestras características que les da una pinta de leopardo: hay anillos negros, oscuros. En algunos animales hay visibles hilos negros que empiezan en las margenes de los lobos parapodiales y se distribuyen como una red. Otras tienen lobos parapodiales con un dobladillo blanco claro.
REPRODUCCIÓN.- Aplysia dactylomela es hermafrodita pero no se autofecundan y necesitan una pareja para la reproducción. La fecundación se realiza (también recíprocamente) en parejas, o en cadenas. En el acto un animal juega el papel de macho, el otro toma la parte de hembra. La abertura sexual se encuentra entre los lobos parapodiales en la parte dorsal. El animal que actúa como macho conduce el esperma con su pene dentro de la abertura sexual del animal que actúa como hembra. Luego los individuos fecundados producen cintas de huevos. Se han observado huevos en amarillo-marrón y rosa pero también violeta.
QUE COME.- Se alimenta de algas rojas, entro otros de los géneros Asparagopsis, Laurencia y Acanthophora specifera. Así como de algas verdes.
DONDE VIVE.- Aplysia dactylomela es una especie bentónica, es decir vive en charcos mareales, en agua de poca profundidad cerca de costas, de aguas intermareales. Se hallan preferiblemente dentro de vegetación densa, que les sirve tanto como alimentación como de protección. Aplysia dactylomela es un cosmopolita y su distribución es circuntropical, es decir vive en diversos mares tropicales y subtropicales. Se ha citado en el Atlántico, Pacífico, océano Índico, en el Mar Caribe y en el mar Rojo. Después de 2002 se las he visto en el mar Mediterráneo.
Aplysia dactylomela está protegido por un buen camuflaje. Por los anillos, las vetas y el color del piel no llaman atención en suelos de arena o de roca, tampoco en zonas con poca vegetación.