MOLUSCOS GASTERÓPODOS

Glaucus atlanticus.- Dragón Azul.-  Es una especie de babosa marina pelágica, nudibranquio y molusco gastrópodo de la familia Glaucidae. Es la única especie que compone el género Glaucus. Está emparentado de forma estrecha con Glaucilla marginata, otro miembro de la familia Glaucidae.
El Glaucus atlanticus es un molusco nudibranquio. Una extraña babosa que pasa toda su vida flotando cabeza abajo en la superficie de los océanos.

Se suele encontrar en mar abierto en las aguas cálidas de las costas australianas, sudafricanas y europeas. Gracias a una bolsa de aire que tienen en sus estómagos consiguen flotar a merced de las corrientes marinas.
Con apenas unos pocos centímetros, este ser que parece recién salido del planeta Pandora de Avatar, es capaz de alimentarse casi en exclusiva de las venenosas "carabelas portuguesas" Este curioso animal es inmune a organismos potencialmente venenosos como la Carabela portuguesa, la curiosidad del hecho recae en que el veneno extraído de la misma es almacenado y transformado en uno potencialmente más dañino.
Cabe destacar que los Glaucus atlanticus suelen tener practicas caníbales con sus congéneres. Comprar un Glaucus atlanticus es el anhelo de cualquier acuarista marino.

Cuando las personas se los encuentran en la orilla tienden a tocarlos (acción poco acertada por un motivo que se comentará a continuación), son animales llamativos y de forma extraña.
Como comentaba antes estos animales no se deben manipular y en caso de hacerlo hay que ser precavidos; la razón es la siguiente: Pueden alimentarse de medusas ya que los nematocistos o células urticantes de las mismas no les afectan; por ejemplo de la carabela portuguesa (Physalia),la Velella (realmente pólipos, no medusas)o Porpita; y almacenan las toxinas más potentes que obtienen de estos animales en unos sacos especializados de las diversas puntas de sus 6 apéndices (ceratas). Esto hace que sean aún más peligrosos que las carabelas, aunque es más difícil recibir una "picadura" de estos nudibranquios que de cualquier cnidario común.

COMO RECONOCERLO.- El tamaño normal de esta especie varía entre 3 y 4 cm de largo. En su parte dorsal presenta una coloración azul plateada, ventralmente un azul pálido. Posee rayas azules oscuras o negras a lo largo del pie. Tiene un cuerpo troncocónico aplanado con seis apéndices que se ramifican en rayos cerata. Sus dientes con rádula se asemejan a espadas.

En el mundo Muchas personas desean comprar para su pecera una babosa marina Glaucus atlanticus, un extraño molusco gastrópodo que se asemeja a una nave espacial extraterrestre salida de un juego de PC. Dotada de un maravilloso color azul plateado, si bien no suelen sobrepasar los 8 cm se ha hallado un ejemplar de 40 cm de Glaucus atlanticus.

CICLO DE VIDA.- Glaucus atlanticus, como la mayoría de babosas marinas, es hermafrodita conteniendo tanto órganos sexuales masculinos como femeninos. Al contrario de los demás nudibranquios, el apareamiento no transcurre por la parte derecha, sino por la ventral. El pene puede llegar a medir más que sus apéndices, los cuales dificultan el acercamiento lateral de los individuos en el apareamiento. Luego de la copula crean cadenas de huevos. Forman líneas de entre 10-20 huevos que flotan hasta su eclosión. Los huevos están unidos entre sí por una sustancia de consistencia mucosa.

QUE COME.- G.atlanticus depreda otros organismos pelágicos de mayor tamaño, como la altamente venenosa carabela portuguesa (Physalia physalis), Velella velella, Porpita porpita y Janthina janthina. En algunos casos los glaucos pueden volverse caníbales cuando se presta la oportunidad.
G. atlanticus es capaz de alimentarse de P. physalis porque cuenta con inmunidad ante el veneno de los nematocistos de esta. La babosa consume la carabela portuguesa entera y parece seleccionar y almacenar las toxinas y los nematocistos para su propio uso. El veneno se recoge en sacos especializados en las puntas de sus ceratas (los "dedos" de sus extremidades). Dado que Glaucus almacena el veneno, puede producir uno más potente y mortal que el de la Carabela portuguesa

COMPORTAMIENTO.- Con la ayuda de un saco lleno de gas en su estómago, G. atlanticus flota por la superficie, debido a la ubicación de esta bolsa, flota al revés. La superficie dorsal es en realidad el pie. La verdadera superficie dorsal es de un color gris plateado completamente. Su coloración le sirve de camuflaje y le ayuda a defenderse de los depredadores por encima y por debajo.Es ampliamente discutido en el ámbito científico si esta babosa se mueve por si misma o es arrastrada por la corriente.

DONDE VIVE.- Este nudibranquio es pelágico, con una distribución cosmopolita por los mares del mundo, en aguas templadas y tropicales. Algunas regiones donde se encuentra esta babosa incluyen el este y la costa sur de Sudáfrica, aguas europeas, la costa este de Australia y Mozambique. Esta especie flota boca abajo sobre la tensión superficial del océano.