CANGREJOS DE RIÓ LANGOSTA DE PINZAS ROJAS

Cherax quadricarinatus.- Es una especie de crustáceo decápodo del infraorden Astacidea. Esta langosta vive en cursos de agua que sufren drásticas reducciones de caudal en determinadas temporadas, durante los cuales, los especímenes de esta especie quedan hacinados en pozas a la espera de las lluvias que vuelven a otorgar su caudal al río. Su denominación comercial más difundida es la inglesa «red claw», que significa literalmente «pinza roja»

COMO RECONOCERLO.- Morfología típica de las langostas. Como otros crustáceos su cuerpo se encuentra dividido en dos partes principales: cefalotórax y cola. El cefalotórax tiene en su parte anterior o cabeza las antenas, anténulas, los ojos y las piezas bucales. El tórax alberga en su parte inferior 5 pares de patas, de los cuales el primer par son dos quelas o pinzas grandes de función defensiva y ofensiva básicamente, mientras que el segundo y tercero son pequeñas pinzas que se utilizan para comer y buscar comida. Los dos últimos pares son patas normales que sirven de apoyo y para moverse. La cola o pleon está segmentada en diferentes partes, cada una con aletas móviles o pleópodos, terminando en punta con el telson.

Con antenas algo largas, pinzas principales prominentes, acabadas en una punta aguda y punzante (por lo que hay que ser cauteloso a la hora de manipularlas). Cuerpo robusto, de unos 30 cm de longitud en su fase adulta (desde las pinzas al final del telson) lo que la convierte en una de las mayores especies de langosta de agua dulce. Las hembras presentan los pleópodos más desarrollados y las pinzas de menor tamaño que los machos. Éstos, por su parte, poseen en las enormes pinzas unas largas manchas rojizas en la zona inferior. El color del pleon (la cola) suele ser marrón o parduzco con unas manchas rojizas, mientras que el cefalotorax es de colores azulados mezclados con amarillos o cremas. A lo largo del cuerpo pueden presentar pequeñas manchas puntiformes de color blanco, hueso o amarillo. Las pinzas son de colores azules intensos y las puntas a veces son negras. La coloración e intensidad del animal puede variar con su sexo, edad y estado de salud. En general, cuanto mayor es el animal, más intensos son sus colores.

REPRODUCCIÓN.- Las diferencias sexuales como ya se ha comentado antes, los machos presentan debajo de las pinzas grandes dos manchas carnosas de color rojo. Además los machos suelen tener estas pinzas más grandes y las hembras los pleópodos más largos.
En un acuario con machos y hembras en condiciones óptimas no tardaremos en ver las primeras hembras con huevos, puesto que su reproducción no es especialmente complicada. Las hembras pueden dar lugar a entre 60 y 600 huevos.

Las hembras, tras la cópula, pueden portar en sus pleópodos más de 500 huevos durante uno o dos meses dependiendo de la temperatura. Durante este tiempo buscan refugio y lo defienden a toda costa de intrusos. Tras la eclosión, los adultos se intentarán comer a las crías (que nacen perfectamente formadas) por lo que habrá que separarlas a un acuario guardería. Su reproducción no es complicada si se dispone de suficiente espacio. El período de incubación dura de 4 a 6 semanas. Una vez nacidos los cangrejillos hay que separarlos de los adultos y se les puede alimentar con lo mismo que a los padres.
QUE COME.- Son animales omnívoros que se alimentan de cadáveres en su ecosistema natural, así como de restos vegetales y pequeños invertebrados, peces, anfibios, etc. Por este motivo cualquier alimento que les demos será bien recibido (carne, pescado, papillas, pastillas de fondo, comida comercial de peces, etc.). Debemos recordar que tienen unos requerimientos muy altos de sales minerales y calcio, por lo que una dieta variada es fundamental para un correcto crecimiento.

DONDE VIVE.- Cherax quadricarinatus es un organismo bentónico que se pasea por los fondos de los ríos. En determinadas épocas del año, en su hábitat originario los cursos de agua donde vive se secan y muchos ejemplares se quedan hacinados en pozas esperando lluvias que vuelvan a otorgar su caudal al río. Esta langosta de aguas dulces se encuentra en tramos bajos de ríos caudalosos, con fondos arenosos o fangosos donde busca su alimento y se esconde de los predadores. Su procedencia originaria es Nueva Guinea y norte del continenete australiano aunque en la actualidad, debido a una serie de introducciones hechas por el ser humano, podemos encontrar ejemplares de esta especie en varios lugares del mundo, en las desembocaduras de los grandes ríos. En la época de sequía en su habitat natural, los ríos aportan menos agua a sus últimos tramos, y estas langostas deben afrontar en ocasiones periodos cortos de desecación, enterrándose en el fango hasta que vuelven las aguas. Actualmente existen importantes poblaciones en algunas provincias y departamentos de Uruguay y Argentina (en Maldonado, Córdoba y Santa Fe).

EL ACUARIO.- Hemos de pensar de estos animalillos que son como pequeños tanques por lo que un acuario comunitario clásico no es apto para ellos. Requieren bastante espacio, unos 175 litros, y la decoración que se ponga (unos troncos y unas cuantas piedras creando oquedades y cuevas que les encantan y por otra parte necesitan) ha de estar bien anclada en un sustrato de grava de bastante altura y ha de ser resistente. Las plantas no las tolerarán muy bien y acabarán con ellas o desenterrándolas o rompiéndolas. Sin embargo siempre se puede probar con musgo o helecho de Java o incluso Anubias sp enraizadas en rocas lejos del alcance de los cangrejos.

No es una especie sencilla de mantener debido a su tamaño. Necesita acuarios muy grandes, de más de 150 litros donde no pondremos muchos ejemplares. Las plantas suelen ser desenterradas o destrozadas por esta especie. Colocaremos varios dedos de sustrato de granulometría media a gruesa (grava) con abundantes piedras y troncos de gran calibre, formando escondrijos que estas langostas agradecerán. La corriente de agua puede ser de fuerte a muy leve, ya que se trata de una especie muy resistente y adaptable. El pH debe ser superior a 7 y la dureza no menor de 15-20º Gh debido al enorme aporte de calcio y sales minerales que necesitan para formar su exoesqueleto. Toleran temperaturas muy variadas pero mantendremos el acuario en torno a los 22-28ºC.

Son omnívoros en toda la extensión de la palabra. Aprovecharán hasta los cadáveres y los restos de comida de los peces, así que por ese lado cumplen una función importante. Aceptan también por supuesto vegetales, que de hecho deben constituir una parte importante de su dieta. También comerán carnes y en general todo lo que coman nuestros peces. En definitiva, que como a la mayoría de los animales procuraremos darle una dieta variada.

Pese a su tamaño, no tienen comportamientos especialmente agresivos entre ellos. No obstante, si no disponen de refugios adecuados y suficientes para todos se darán peleas por ocuparlos. También debemos tener en cuenta que es una especie depredadora por lo que atacarán a peces más pequeños que ellas. Su máximo de actividad es en las horas nocturnas o en condiciones de oscuridad. Pasa mucho tiempo buscando alimento en el fondo del acuario al igual que escondida en cuevas o entre los troncos. Es recomendable mantener a esta especie aislada debido a su gran tamaño y relativa ferocidad. De mantenerse con peces, estos deben ser de gran tamaño (superior al de la langosta).