LOS SPARIDAE

Pagrus.- Es un género de peces perciformes de la familia Sparidae.
ESPECIES.- Se reconocen las siguientes especies:


Pagrus africanus.- Pargo o Machote.- Es una especie de peces de la familia Sparidae en el orden de los Perciformes. Los machos pueden llegar alcanzar los 75 cm de longitud total, pero siendo más común 35 cm y alcanzando un peso de 5,6 kg. Muestra un cuerpo corto y macizo, cubierto por escamas plateado-rosáceas, con bandas de color amarillento. Las aletas son rosadas o rojas; posee cuerpo alargado y complexión atlética, poderoso nadador con hocico puntiagudo y boca grande y alargada.
Su alimentación más temprana es a base de quisquillas (camarones), afición que no abandona combinando en el menú en la madurez todo tipo de crustáceos. Es por tanto un carnívoro que no desprecia percebes, nécoras pequeñas, etc.

Este pez tiene un hábitat muy extenso, sobre fondos duros (roca y escombros), arenosos o fangosos en la plataforma continental y el talud superior a unos 200 m de profundidad, pero lo normal es que no descienda más allá de 150 m. En ocasiones, le gusta camuflarse como un congrio. Se encuentra en las costas del Atlántico oriental (desde el Senegal hasta Angola). Es un importante pez para la alimentación.

Pagrus auriga.- Pargo sémola.- Es un pez perteneciente a la familia de Sparidae (espáridos, familia a la que pertenecen, entre otros, la dorada, la mojarra, el sargo, el cachucho y el dentón) y del género de lospargos. Se le llama como "catalineta" o "catalineja" cuando es joven.

COMO RECONOCERLO.- Fenotipicamente similar al pargo, con cabeza mas protuberante, cuerpo algo mas corto y comprimido que este, con varias bandas transversales en las cuales, la central es mas ancha, con coloración variable según la zona geográfica y tamaño del ejemplar, pero mayoritariamente dominante el rojo, que se presenta muy vivo en los instantes siguientes a su captura en forma de rojo anaranjado. En su protuberante cabezas pueden aparecer puntos decolorados, indicativos de la edad y tamaño del ejemplar. Taxonómicamente sus proporciones físicas van variando con la edad, cuando son jóvenes, tienen la típica forma de plato del sargo con el ojo mas bien grande en relación al tamaño total de la cabeza, cuando son adultas , el cuerpo se va alargando, se va haciendo mas pisciforme, osea, de unas proporciones en las que se diferencian perfectamente, cabeza, tronco o cuerpo y cola.
Ademas el crecimiento del ojo se ralentiza y se caracteriza por tener un ojo minúsculo en relación con la boca-cabeza, embutidos estos ademas hacia dentro. En la boca unos fuertes incisivos y unos potentes molares, hacen de este pez poseedor de unas de las mandíbulas mas potentes del reino marino, en la cual los molares siguen creciendo para contrarrestar el desgaste, cubiertos estos por unos labios muy carnosos. En la aleta dorsal se caracterizan tres radios espinosos especialmente desarrollados cubiertos por una excrecencia carnosa a los que vulgarmente se le llama pluma, que van perdiedo por la edad, quizás por el propio desgaste en los tejidos del animal. Es un pez grande, con cuerpo oblongo, pudiendo llegar a los 90 cm. y pesar hasta 11 kilos, aunque el tamaño habitual es menor; siendo común 30 cm.

QUE COME.- Su alimentación más frecuente es a base de moluscos bivalvos, incluidos los cefalópodos y pequeños crustáceos, de ahí el sabor de su carne, que es blanca y compacta.

DONDE VIVE.- Habita en los fondos cercanos a la costa entre los 2 y 200 m de profundidad en zonas rocosas o mixtas de arena y roca. Es frecuente en la costa gaditana y en las Islas Canarias, excepto en la isla de El Hierro donde es rara. Las citas para las Islas Canarias de Pagrus caeruleostictus son identificaciones erróneas de la presente especie. Se encuentra en el Atlántico este y se extiende desde Portugal, Canarias y Madeira hasta Angola incluyendo el Mediterráneo sudoeste.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- http://tintorero-wwwartesdepesca.blogspot.com.es/2013/06/vamos-pescar-urta.html
http://tintorero-wwwartesdepesca.blogspot.com.es/2011/05/vamos-pescar-hurta.html

Pagrus caeruleostictus.- Hurta.- El pargo auriga pagrus auriga y la urta Sparus caerulesostictus o pargo de puntos azules ¿son dos especies diferentes? El biólogo Valenciennes, en 1830, describió estos dos especímenes como correspondientes a especies diferentes. A la 1ª le llamó Sparus auriga ( hoy se le aplica mejor el nombre de pagrus auriga) y a la segunda le llamó Sparus caeruleostictus o pargo de puntos azules o también S. ehrenbergi. Asi, como especies distintas, están descritas efectivamente.

Pagrus caeruleostictus es una especie de pez de la familia Sparidae en el orden Perciformes. La forma caeruleostictus o de manchas azules está integrada por machos en su mayor parte, que pasan de los 50 cm de longitud, que pueden llegar a los 90 cm y pesar más de los 10 kilos. Los radios tercero, cuarto y quinto de su aleta dorsal no están tan desarrollados como en el auriga, y las bandas rojizas que atraviesan sus flancos son cada vez menos marcadas, hasta que casi desaparecen.
El hocico y la dentadura están más desarrollados que los auriga. Su cuerpo es alto y está comprimido lateralmente, sobre todo en los jóvenes. En la parte superior de los flancos de las hembras adultas, y aún más en los machos adultos aparecen unas manchas azules muy características. Entre los ojos de los machos adultos se forma una banda de tono oscuro. La región ventral, tanto de los machos como en las hembras, es blanquecina sucia.

Se reproduce en los meses de febrero y marzo en aguas cercanas al Sahara, donde es particularmente abundante. Los huevos forman parte del plancton así como sus larvas recién nacidas.
Es un especie muy carnívora. Tiene verdadera debilidad por los moluscos lamelibranquios, como almejas, chirlas, ostras, ermitaños, mejillones, etc., a los que rompe las valvas con facilidad debido a su formidable dentadura. Devora también moluscos gasterópodos, como por ejemplo diversos tipos de caracoles marinos, y persigue a las bandadas de pequeños peces y de pescados gregarios.

El macho adulto vive a más profundidad que la hembra y bastante cerca del fondo, aunque a veces se presentan bandos de estos peces cerca de la superficie y en ocasiones saltan fuera del agua. Los fondos en que se encuentra la hurta pueden ser rocosos o arenosos, y la profundidad oscila entre los 10 y los 200 m , pero parece ser que es entre 20 y 60 m donde se logran las mejores pescas y, afinando aún más de los 30 a los 40 m de profundidad.

En el Atlántico oriental habita desde Portugal hasta Angola. Abunda sobre todo, cerca de la costa africana en esa zona y se encuentra también en los lugares cercanos a las islas Madera, Canarias y Azores. Aunque no en tal cantidad, vive también en el Mediterráneo, especialmente en la parte cercana de la Península Ibérica , Túnez, Argel, etc. Puede hallarse en el litoral ibérico, especialmente desde la costa sur de Portugal hasta la costa oriental española, sobre todo, en la zona costera andaluza.

Pagrus major.- Pargo del Japón.- Es una especie de pez perciforme de la familia Sparidae. Los machos pueden llegar alcanzar los 100 cm de longitud total, siendo la longitud común de 30 cm y un peso de 9,7 kg. Dorsal espinas 12; dorsales radios blandos 10; Anal espinas 3; Anal radios blandos 8 Cuerpo con muchos puntos azulados cuando está vivo. Margen posterior de la aleta caudal negro, blanco margen inferior. Los adultos migran hacia las partes menos profundas de su rango de profundidad para desovar en primavera y verano; juveniles viven principalmente en las zonas menos profundas.
Se alimenta de invertebrados bentónicos, incluyendo equinodermos, gusanos, moluscos y crustáceos; también de peces. Se encuentra de 10 a 50 m de profundidad, a menudo en terrenos accidentados, pero también en los fondos más suaves. Se encuentra en las costas del Pacífico noroccidental, desde el noreste delmar de la China Meridional, a excepción de Filipinas, hasta Japón. 

Pagrus pagrus.- Pargo colorado o Besugo (Argentina, Uruguay y Venezuela); Pargo (Colombia y España); Sargo piedra (Colombia); Sargo rojo (México).- Es una especie de pez perciforme de la familia Sparidae. Otro de los gigantes entre los espáridos. Es el pargo, con sus mas de 8 kilos de peso, una de las capturas mas codiciadas por cualquier pescador de lance. Morfológicamente se parece al besugo, aunque de coloración rosada más o menos uniforme, además no tiene mancha negra al inicio de la línea lateral y posee distinta dentadura.

COMO RECONOCERLO.- Pez con el cuerpo típico de los espáridos, oblongo, alto, comprimido lateralmente, que llega a medir hasta los 95 cm de largo y los 8 kg de peso. La cabeza tiene la boca con 4 dientes incisivos en la mandíbula superior y 6 en la inferior. Tras estos una hilera de caninos y después dos filas de molares seguidos de pequeños dientes. Entre los ojos es característico un ligero abultamiento. Aleta dorsal con 11 - 13 radios espinosos y 9 - 10 radios blandos; anal con 3 radios espinosos y 7 - 8 radios blandos; pectorales largas, puntiagudas y las pélvicas tras el origen de las pectorales. Sobre la linea lateral tiene 50 - 56 escamas. Color rosa plateado, con un punto amarillento en las escamas de la parte superior del cuerpo, una mancha amarillenta entre los ojos y otra en el labio superior. El preopérculo tiene los bordes oscuros. Lóbulos de la cola azulados y la zona que los une rojiza.

REPRODUCCIÓN.- Son hermafroditas proterogínicos, los individuos se comportan primero como hembras y más tarde como machos. Son maduros sexualmente a los 3 años de edad (cuando miden unos 24 cm). Ponen las puestas de huevos en el substrato, en aguas abiertas, con una temperatura de unos 15-19ºC y normalmente cuando es primavera (excepciones: en las Islas Canarias, realizan la puesta en el mes de enero).

QUE COME.- Su alimentación más temprana es a base de quisquillas (camarones), afición que no abandona combinando en el menú en la madurez todo tipo de crustáceos. Es por tanto un carnívoro que no desprecia percebes, nécoras pequeñas, etc. La alimentación de los juveniles es omnívora, siendo en los adultos exclusivamente carnívora.

DONDE VIVE.- Habita en el litoral en fondos de arena y piedras. Vive entre los 20 y 40 metros de profundidad, aunque puede llegar a los 250 metros. En invierno suele alejarse a aguas más profundas. Este pez tiene un hábitat muy extenso (se encuentra desde Chile hasta Turquía). Son solitarios o viven en grupos de (como mucho) 4 individuos. Lo podemos encontrar en el Océano Atlántico, tanto en el este (estrecho de Gibraltar, Madeira, Islas Canarias, Mediterráneo e Islas Británicas) como en el oeste (mar del Caribe, costa de los EEUU, Golfo de México y costas argentinas).

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Al igual que los otros grandes espáridos, lamentablemente pocas ocasiones podemos preparar una jornada en busca exclusivamente de estos animales, produciéndose casi siempre de forma fortuita cuando pesquemos en zonas de abundante cascajo y piedra. Su picada es brusca y la defensa temible, pudiendo estar en lid varios minutos sin denotar perdida de fuerza. Se impone la tranquilidad del pescador y el perfecto acondicionamiento del freno con el que intentaremos minar paulatinamente la vigorosidad del pez, hasta que una vez lo suficientemente derrotado, nos permita acercarlo a la orilla.
Primordialmente carnívoros, cabe la posibilidad del cebado mediante cefalópodos e, incluso, pequeños ejemplares de peces. Hasta no hace demasiado tiempo era relativamente frecuente el encuentro en algunas calas con ejemplares de impresionante tamaño siendo ya, casi anecdótico, la captura por parte de pescadores deportivos de ejemplares de mérito.
http://tintorero-wwwartesdepesca.blogspot.com.es/2011/07/vamos-pescar-pargo.html

Hoy emplearemos la técnica de la pesca a vivo. Como su propio nombre indica la pesca al vivo es la que se realiza con cebos vivos, según las especies que queramos tentar serán más efectivos unos cebos u otros. Entre todos los posibles hay algunos que son los más utilizados por la mayoría de los aficionados a este tipo de pesca que son, la caballa, el jurel, el calamar, el choco, el besugo o incluso los serranitos. Para este tipo de pesca vamos a necesitar equipos potentes, cañas de 300 – 500 gr de acción y carretes de talla 6500 o 14000-20000, con sus bobinas llenas de monofilamento del 0,60 mm o yo particularmente prefiero utilizar líneas trenzadas de 65-80 libras.
En este último caso para el uso de líneas trenzadas debemos montarles “colas de rata” o bajos de fluorocarbono del 0.80 al 1 mm de grosor, dependiendo de la especie que queramos capturar. Si por ejemplo vamos en busca de samas, pargos o dentones una línea del 60 o del 100 (décimas de mm) sería suficiente ya que los combates van a ser levantados del fondo y no hay piedras altas donde nuestras líneas puedan rozar y con la tensión éstas sean cortadas por las piedras. En caso de que queramos intentar capturar meros, abadejos o chernas el bajo recomendado sería entre un 90 y un 120 ya que éstos peces comen muy cerca del fondo y suelen estar siempre muy cerca de sus cuevas. La arrancada de éstos últimos es muy potente y siempre van a huir directamente a su cueva, una vez encuevados es prácticamente imposible de sacarlos de allí y nuestro aparejo se partirá con las piedras.

Existen muchas modalidades de aparejos para pescar al vivo, el más utilizado por los pescadores suele ser el de colocar un plomo fijo (de 300 a 500 gr) con cogidas a cada extremo, donde amarraremos a un lado el fluorocarbono que viene del carrete y al otro lado con un quita vueltas de unos 35-50 kg de fuerza los 3 o 4 metros del fluorocarbono donde habremos empatillado los anzuelos para enganchar nuestro cebo vivo. El grosor del fluorocarbono para el empatillado de los anzuelos (anzuelos talla 5/0 al 8/0) varía en función de lo que he explicado anteriormente. Si queremos buscar más picadas de peces nos puede valer un 60 o 70, si vamos a por meros o similares tendremos que poner un 90 o 120 para poder tener el freno de los carretes casi cerrados para evitar que lleguen a sus cuevas después de atacar nuestros cebos.

Las cañas para estos últimos deben de ser muy duras, (400-500 gr de acción) ya que deben aguantar una gran embestida al comienzo, y luego se debe de hacer una gran fuerza hacia arriba para despegarlos del fondo. En el caso de la búsqueda de grandes dentones, pargos o samas las cañas pueden ser más flexibles y los hilos algo más finos ya que no hay riesgo de que se corten con las piedras. Estos peces suelen nadar horizontalmente a favor de corriente buscando escapar y nuestro freno medio cerrado será el encargado de que se vayan cansando poco a poco, nunca lo dejaremos cerrado del todo porque al utilizar líneas más finas corremos el riesgo de que partan algún nudo.

Los anzuelos para este tipo de pesca se pueden colocar de varias maneras, en el caso de utilizar calamar o choco vivo se deben montar 2 anzuelos separados unos 15-20 cm uno del otro, el primer anzuelo de la línea se meterá donde tienen las patas los calamares o chocos con cuidado de no matarlos, y el segundo que está en medio de la línea se meterá en la parte final de la capucha del cefalópodo. En el caso de que nuestro engaño sea una caballa o un jurel podemos utilizar un solo anzuelo el cual podemos poner en el lomo del pez o enganchado por su boca con cuidado de no matarlo y que veamos que nada bien al soltarlo al agua. La profundidad en la que debemos hacer este tipo de pesca está en torno a los 30-70 metros. Podemos pesca con el ancla echada en un fondo de piedras que veamos en la sonda que hay bastante vida (pequeños peces) o también se puede efectuar a la deriva pasando por diferentes lugares.
 La forma de pescar es la siguiente, una vez todo preparado dejamos caer nuestros plomos hasta el fondo y luego los levantamos del mismo unas 5 vueltas de manivela, tensamos frenos y a esperar la llegada de un depredador. A diferencia de otros tipos de pesca la mayoría de las veces nuestras cañas van a doblarse media o completamente, momento en el que debemos tirar con fuerza hacia arriba para hacer una buena clavada y asegurar bien el pez en el anzuelo, empezar a recoger rápidamente según nos deje el pez y cuando éste tire fuerte dejar que la caña haga su trabajo. Siempre que vayamos a pescar al vivo es indispensable llevar un gran zalabar o un buen cocle para meter nuestra gran captura en el barco.

CURIOSIDADES.- El Cymothoa Exigua es un parásito pequeño pero raro, raro, raro. Este bichito se aloja en la lengua de su huésped, normalmente una especie de pargo (el pargo rojo y alguno más), un pez muy apreciado por su sabor que se encuentra principalmente cerca de arrecifes de coral y zonas rocosas del Golfo de México y California.
El parásito se cuela por las branquias del pez utilizando sus pinzas, se aferra con sus tres pares de patas anteriores y chupa la sangre de la arteria principal de la lengua. A medida que crece el parásito, la lengua del pez queda atrofiada por falta de sangre y entonces es el parásito el que reemplaza a la lengua con su propio cuerpo, aferrándose a los músculos del apéndice que ha quedado de la misma. El pez es capaz de usar al parásito como si fuera su propia lengua (increíble eh), con la característica de que ha de compartir su comida con este.

Por lo visto el pez no sufre ningún otro daño. Una vez ha reemplazado a la lengua, se alimenta de partículas de comida cada vez que come el pez. Es el único caso de un parásito que reemplace de forma funcional un órgano de su huésped.
Curiosa la transformación que a lo largo de su vida sufre El Parguetón o Sama de pluma (Dentex gibbossus), conocido también como Pargo de Conil, Pargo testuz o Pargo de la peineta. Los ejemplares juveniles presentan un desarrollo muy grande de la primera espina de la aleta dorsal, dándole forma de un pequeño látigo. Con la llegada del estado adulto esta espina se acorta y manifiesta cambios en su anatomía. La mandíbula inferior se adelanta un poco con respecto a la superior y sobre todo desarrolla un gran abultamiento en la cabeza a modo de joroba o giba (de ahí lo de gibbossus), que es más destacada en los machos que en las hembras.