LOS SIPHONOPHORA

Bien en los dos capítulos anteriores ya vimos lo que son los cnidarios y los hidrozoos. Ahora veamos los sifonóforos.
Los sifonóforos (Siphonophora) son un orden de cnidarios hidrozoos que forman colonias flotantes. Los sifonóforos pueden flotar gracias a dos tipos de estructuras. Los neumatóforos, vejigas llenas de gas (Physalia) y los nectóforos, campana natatoria llena de gas. Se han descrito unas 175 especies de sifonóforos, y algunos ejemplares pueden alcanzar los 40 metros de longitud. Entre los sifonóforos más conocidos se encuentra el género Physalia (fragata portuguesa); el contacto con sustentáculos produce una fuerte irritación.
Una de las criaturas más increíbles del océano, se trata de un sifonóforo, organismos que pueden llegar a alcanzar los 40 metros de largo. Parece un único organismo. Una criatura larga y grande, pero en realidad es una colonia de muchos individuos parecidos a las medusas marinas. Pero a pesar de ser una colonia de diferentes seres se comportan como si se tratase de una entidad única, funcionan todos juntos. Cada individuo es llamado zooide. Comparte el material genético con sus compañeros y cada uno tiene un rol determinado dentro de la colonia. Tan especializados están que no podrían sobrevivir por su cuenta, sólo dentro de la colonia.

Se componen de una criatura superior, o sea la que está más arriba que está llena de gas, gracias a unas vejigas que utilizan llamadas pneumatóforo o flotador. Luego tienen la parte vertical, llamado estolón o sifón, donde están todas las otras criaturas, algunos se dedican a capturar presas (gastrozoides), otros en la defensa (dactilozoides), y otros en la reproducción(gonozoides).
Uno los ve con su apariencia gelatinosa y parecen criaturas benévolas, pero lo cierto es que son potentes depredadores. Como las medusas, despiden un veneno fuerte y potente al ser rozadas. Incluso fuera del agua es peligroso el veneno que despiden.

La mayoría de los sifonóforos viven cerca de la superficie del agua, como por ejemplo la más común que es la fragata portuguesa nombre científico Physalia.
Los sifonóforos pertenecen al orden Siphonophora, que comprende a unas 175 especies conocidas. Algunos, como el género Erenna, pueden producir luz ya que viven a unos 1600 metros bajo el nivel del mar. Producen una luz roja, algo muy raro en el océano, ya que la mayoría de las criaturas bio luminiscentes crean luz azul o verde.

CARACTERÍSTICAS GENERALES.- La medusa superior suele estar muy modificada y llena de gas (neumatóforo o flotador) y de ella parte verticalmente un estolón o sifón. En realidad, están formados por múltiples individuos o zooides, que presentan formas y estructuras distintas según la función que desempeñen, pues unos se encargan de capturar las presas (gastrozoides), otros de la defensa (dactilozoides) y otros de la reproducción (gonozoides). El conjunto de individuos recibe el nombre de cormidio. Tienen apariencia gelatinosa.
Los sifonóforos son un orden de celentéreos nidarios de la clase de los hidrozoarios, que forman colonias flotantes o nadadoras de medusas, parecidas, a veces, a guirnaldas de flores, y que presentan un marcadísimo polimorfismo de colonias. La colonia suele constar de una medusa superior muy modificada y llena de aire, el neumatóforo o flotador, de la que prende verticalmente un estolón o sifón.

En la parte más alta de éste se agrupan las campanas natatorias, medusas reducidas a las umbelas y cuyas contracciones hacen desplazarse al conjunto; más abajo los demás miembros forman a lo largo del estolón pequeños grupos o cormidios, cada uno de los cuales consta esencialmente de un escudo protector, un gastrozoide destinado a la nutrición y provisto de un solo tentáculo larguísimo, cargado de células urticantes, el llamado filamento pescador, algunos citozoides, individuos con filamentos sensoriales o palpos, y uno de varios gamozoides o gonozoides con órganos reproductores. La mayoría de las colonias son largos flotadores pelágicos, delgadas y transparentes. Algunos sifonóforos superficialmente se parecen a las medusas. La especie más conocida es la guerra al peligroso portugués Man o '. Con una longitud corporal de 40 a 50 m, otra especie de sifonóforos, Praya dubia, es uno de los animales más largos del mundo.

La forma y el colorido de estos celentéros coloniales son sumamente llamativos, bellísimos y diversos.
Merecen citarse la circadia, que consta de un solo cormidio, la especie es Circalia stephanoma; la halistema, de estolón vertical largo y que puede considerarse como prototipo de los sifonóforos, la especie es Halistema tergestimun; la fisalia, también llamada carabela, galera portuguesa y vejiga aretusa; la velilla, etc.

- Circadia: Es un celentéreo hidrozoario de la subclase de los sinóforos, con un solo comidio, es decir, un único grupo colonial diferenciado. La especie es Circalia stephanoma.
- Physalia: Es un género de celentéreos hidrozoos, del orden de los sifonóforos, formados por colonias pelágicas, uno de cuyos individuos es un enorme flotados, una vejiga alargada, de la que prenden, como un manojo bajo la superfice del agua, todos los individuos adaptados a la nutrición, a la reproducción y a la defensa de la colonia. Se llama también galera portuguesa. La espcie es Phyalia physalia.

- Velella: Este celentéreo hidrozoario, del orden de los sifonóforos, tiene un flotador casi rectangular, en cuya cara superior hay una ancha lámina vertical, a modo de vela latina. Mide unos 5 centímetros y es de color azul. La especie es Velella spirans. Esta especie está constituida por una colonia de pólipos con funciones diferenciadas: nutricias, reproductivas y defensivas. La colonia cuelga de una disco nadador de hasta ocho centímetros de diámetro, que posee una cresta a modo de vela longitudinal transparente, con reflejos azulados y verdosos. Flota en la superficie de alta mar, en todas las regiones tropicales y subtropicales del mundo.
Como carecen de un mecanismo activo de desplazamiento, cuando son arrastradas por el viento a las playas, perecen sin remedio.Los pólipos reproductivos, los gonozoides, producen pequeñas medusas que se fijan al fondo del mar, donde liberan las células sexuales, que al fecundarse, originan un pequeño pólipo que emerge en la superficie.

Velella velella.- La Velella también conocida como vela de mar o vela purpura (Velella Velella), es un pequeño hidrozoo de color azul profundo con una particularidad: posee una vela que atrapa el viento y le da propulsión sobre la superficie del mar. Por debajo de su estructura tiene tentáculos que utiliza para atrapar plancton. Toda una maravilla natural. Estos cnidarios pertenecen a un filo que agrupa alrededor de 10.000 especies de animales relativamente simples, que viven exclusivamente en ambientes acuáticos (mayoritariamente marinos). El nombre del filo alude a una característica diagnóstica propia de estos animales, la presencia de unas células urticantes llamadas cnidocitos, presentes en los tentáculos de todos los miembros del filo.

Hidrozoo colonial, formado por un disco oval o redondeado, aplanado, de 8 – 10 cm de diámetro, que tiene un flotador y un esqueleto córneo equipado con una vela triangular. En la parte inferior un gran pólipo con funciones alimentarias, sin tentáculos. A su alrededor un anillo de pólipos reproductores o gonozoides (que producen medusas masculinas y femeninas), y alrededor de éstos otro anillo de pólipos con tentáculos, cuya función es capturar presas. Color azulado.
La Velella es un animal carnívoro. Las toxinas existentes en sus cnidocitos son inofensivas para los seres humanos debido a que sus nematocistos no pueden atravesar la piel. Sin embargo podrían causar algunos problemas si entran en contacto con los ojos o alguna herida. 

Al no tener medios de locomoción, están a merced de los vientos para moverse por los mares, y por ello están también sujetos a varamientos masivos en playas de todo el mundo. Casi todos los años en primavera, hay un varamiento masivo que se produce a lo largo de la costa oeste de América del Norte, desde Columbia Británica hasta California. Habitan en mares templados y tropicales, miden de 8 a 10 centímetros y su vela tiene un formato triangular.
.- Abila: Es un género de celentéreos hidrozoos marinos, del orden de los sifonóforos. Habitan en el Atlántico y en el Mediterráneo.

Son depredadores; poseen potentes células urticantes o cnidocitos, que son células especializadas provistas de veneno que se libera al ser rozadas. Las toxinas que descargan los hacen muy peligrosos, incluso estando fuera del agua.
Los sifonóforos constituyen uno de los grupos más comunes del holoplancton (debido al tamaño y a que no es capaz de dirigir activamente su movimiento) marino, principalmente en mares cálidos y templados. Forma parte del pleuston.

RESUMEN DESCRIPCIÓN.- Sifonóforos son especialmente científicamente interesante porque se componen de zooides Medusoid y polipoide que son morfológicamente y funcionalmente especializada. Cada zooide es un individuo, sino su integración con los demás es tan fuerte que la colonia alcanza el carácter de un gran organismo. En efecto, la mayor parte de los zooides son tan especializados que carecen de la capacidad de sobrevivir por su propia cuenta. Siphonophorae tanto existir en el límite entre los organismos multicelulares coloniales y complejo. También, porque los organismos multicelulares tienen células que, como zooides, están especializados e interdependientes, sifonóforos pueden proporcionar pistas sobre su evolución.

Al igual que otros hidrozoos, sifonóforos algunos pueden emitir luz. A siphonophore del género Erenna ha descubierto a una profundidad de alrededor de 1600 metros de la costa de Monterey, California. Las personas de estas colonias se encadenan juntos como una boa de plumas. Ellos se alimentan de pequeños animales con células urticantes. Entre las células urticantes son tallos con puntas de color rojo brillante. Las extremidades tiemblan de nuevo y crear un efecto de luz centelleante. Existe la teoría de que la luz roja del centelleo atrae a los peces pequeños que se han encontrado comido por estos sifonóforos. Mientras que muchos animales marinos producen bioluminiscencia azul y verde, esta siphonophore fue la segunda forma de vida encontrado que produce una luz roja.

Debido a sus colonias altamente especializados, sifonóforos han engañado a los científicos. Ellos fueron durante mucho tiempo cree que es un grupo muy distinto, pero ahora se sabe que han evolucionado a partir de hidrozoos coloniales simples similares a Anthomedusae o Leptomedusae. Por lo tanto, ahora están unidos con ellos en una Leptolinae subclase.

El Siphonophorae han fascinado a los científicos y layfolk por igual, debido a su aspecto dramático, así como el gran tamaño y la picadura peligrosa de varias especies. En comparación con sus parientes, su sistemática son relativamente sencillas:
SUBÓRDENES Y FAMILIAS
Suborden Calycophorae
Familia Abylidae
Familia Clausophyidae


Familia Diphyidae.- 
Es una familia de sifonóforos perteneciente al grupo Calycophorae, al cual también pertenecen Hippopodidae, Prayidae,Sphaeronectidae, Abylidae y Clausophyidae. Diphyidae es la familia con mayor número de especies y es la más abundante en términos de biomasa, por lo menos, en aguas superficiales. La fase poligástrica se caracteriza por la presencia de uno o dosnectóforos, denominados anterior y posterior, salvo el caso de Sulculeolarinae, el nectóforo larval es caduco. La fase reproductiva, o eudoxia, lleva una vida independiente de la colonia poligástrica, aunque esto puede no ser cierto en el caso de la subfamilia Sulculeolarinae.

La familia Diphyidae fue dividida en 2 subfamilias por Totton en su monografía: Sulculeolarinae y Diphyinae. No obstante, Pugh & Pagès agregaron la subfamilia Gilinae al considerar Lensia reticulata como una especie con características tan distintivas para agregar un nuevo género e incluso una nueva subfamilia, principalmente por la ramificación del filocisto de la bráctea, aunque reconocen que análisis moleculares son requeridos.

SUBFAMILIAS.- Los científicos tratan de describir un único "árbol de la vida ', que refleja las relaciones evolutivas de los seres vivos. Sin embargo, las relaciones evolutivas son una cuestión de descubrimiento constante, y hay diferentes opiniones sobre cómo los seres vivos deben ser agrupados y nombrados. Se refleja estas diferencias mediante el apoyo a varios diferentes "clasificaciones" científicas. Algunas especies han sido nombradas más de una vez. Estos duplicados se enumeran en sinónimos. También se proporciona soporte para nombres comunes que pueden variar entre regiones, así como los idiomas.
Subfamilia Sulculeolarinae

Género Sulculeolaria
Sulculeolaria biloba
Sulculeolaria chuni
Sulculeolaria monoica
Sulculeolaria quadrivalvis
Sulculeolaria turgida
Subfamilia Diphyinae
Género Lensia
Lensia achilles
Lensia ajax
Lensia asymmetrica
Lensia campanella
Lensia cossack
Lensia challengeri
Lensia conoidea
Lensia exeter
Lensia fowleri
Lensia grimaldi
Lensia hardy
Lensia havock
Lensia hostile
Lensia hotspur
Lensia hunter
Lensia lelouveteau
Lensia multicristata
Lensia pannikari
Lensia quadriculata
Lensia subtilis
Lensia subtiloides

Género Dimophyes
Dimophyes arctica
Género Diphyes
Diphyes antarctica
Diphyes bojani
Diphyes chamissonis
Diphyes dispar

Género Chelophyes
Chelophyes appendiculata
Chelophyes contorta

Género Eudoxoides
Eudoxoides mitra
Eudoxoides spiralis

Género Muggiaea
Muggiaea atlantica
Muggiaea bergmannae
Muggiaea delsmani
Muggiaea kochi

Subfamilia Giliinae
Género Gilia
Gilia reticulata
Familia Hippopodiidae
Familia Prayidae
Familia Sphaeronectidae
Suborden Cystonectae

Familia Physaliidae.- La carabela portuguesa (Physalia physalis), también conocida como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa, es una especie de hidrozoo sifonóforo de la familia Physaliidae. Se suele encontrar en mar abierto en todas las aguas cálidas del planeta, en especial en las regiones tropicales y subtropicales de los océanos Pacífico e Índico, así como en la Corriente del Golfo atlántica. Su picadura es peligrosa y muy dolorosa.

COMO RECONOCERLA.- Con apariencia de medusa, la carabela es en realidad un organismo colonial cuyos individuos se especializan para mantener viva la colonia. Se trata de una agrupación de hidroides que se dividen el trabajo: el neumatóforo (parte que flota o vela), los gastrozoides (digestión), dactilozoides (detección y captura de presas, y defensa) y los gonozoides (se ocupan de la reproducción). El cuarto miembro de la colonia se encarga de la reproducción.

Está formada por una vela gelatinosa de entre 15 y 30 cm que le permite recorrer los océanos impulsada por los vientos, las mareas y las corrientes marinas, mientras que del cuerpo central cuelgan numerosos tentáculos que le sirven para atrapar a sus presas y que extendidos puede llegar a medir hasta 50 metros, aunque normalmente tienen una extensión de unos 10 metros. Cada uno de estos organismos, denominados zooides, está especializado en una actividad necesaria para la supervivencia de la colonia.
Todos estos organismos se encuentran unidos entre sí y fisiológicamente integrados siendo incapaces de sobrevivir independiente. La carabela portuguesa recibe su nombre común del pólipo superior, una especie de vejiga llena de gas, que puede llegar a sobresalir 15 centímetros por encima de la superficie del agua y que de alguna manera se asemeja a un buque de guerra portugués del siglo XVI. Estos organismos tienen la labor de navegar.

Estos tentáculos están provistos de cápsulas urticantes denominadas cnidocitos que pueden paralizar a un pez grande y afectar seriamente al ser humano. Estas cápsulas, ante el estímulo apropiado, liberan un filamento hueco espiralado de un único uso llamado nematocisto, que puede ser de distintos tipos: simples ventosas, prolongaciones largas de los tentáculos que se enrollan alrededor de la presa, y púas o espinas que pueden inyectar una toxina proteínica que paraliza a la presa. Los tentáculos tienen por objeto envolver a las presas e introducirlas en la boca hasta la cavidad gastrovascular, donde comienza la digestión.

QUE COME.- La Carabela portuguesa es un carnívoro. Con sus tentáculos venenosos, atrapa y paraliza a su presa. Por lo general, captura pequeños organismos acuáticos como peces y plancton. Los pólipos están especializados en la defensa, la alimentación o la reproducción. Los largos tentáculos encargados de las capturas, llamados dactilozoides, pueden alcanzar los 20 metros de longitud, aunque suelen encontrarse contraidos.

Como depredadores están la tortuga boba ya que su piel es demasiado gruesa para que el veneno de la picadura le afecte. La babosa de mar Glaucus atlanticus también se alimenta de la carabela portuguesa al igual que el caracol violeta Janthina janthina. El pulpo manta es inmune al veneno de la carabela portuguesa, e individuos jóvenes llevan tentáculos de Carabela portuguesa guerra, presumiblemente con fines ofensivos y / o defensivos. Dieta principal del pez luna consta de medusas, pero también puede incluir ejemplares de Carabela.Una curiosidad más de la carabela portuguesa es que a veces se la ve acompañada de un pequeño pez, el Nomeus gronovii, conocido como pez de la carabela portuguesa o pastorcillo, que es parcialmente inmune al veneno de las células urticantes… pero solo de los tentáculos más pequeños, pudiendo morir si toca los tentáculos más grandes que guardan mayor cantidad de veneno.
Al parecer, evita los tentáculos más grandes, que son urticantes, pero se alimenta de los tentáculos más pequeños debajo de la vejiga de gas. La carabela `portuguesa se encuentra a menudo con una variedad de otros peces marinos, incluyendo pez payaso y el jurel. El pez payaso puede nadar entre los tentáculos con impunidad, posiblemente debido a su moco, que no activa los nematocistos. Todos estos peces se benefician obteniendo refugio de los depredadores proporcionado por los tentáculos urticantes, y para la carabela, la presencia de estas peces puede atraer a otros peces para alimentarse.

DONDE VIVE.- La carabela portuguesa flota, gracias a su vejiga de colores brillantes llena de gas (pneumatoforo), y no nada. Es una especie pelágica que prefiere aguas cálidas y que se mueve a merced de las corrientes superficiales y el viento. Las carabelas portuguesas se pueden encontrar en ocasiones en grandes grupos, de hasta 1.000 ejemplares, sobre todo en aguas cálidas. Estas colonias se mueven a la deriva ya que no cuentan con medios propios de propulsión y ya sea a través de corrientes o gracias a viento es como se desplazan.

Para evitar las amenazas sobre la superficie son capaces de desinflar la vela y sumergirse brevemente hasta que pasa el peligro. Entre los depredadores de estas colonias se encuentran la tortuga boba o caguama, la tortuga laúd y los peces luna. Ambos, gracias al grosor de su piel, son inmunes a los tentáculos venenosos de la carabela. El glaucus atlanticus o dragón azul es un curioso nudibranquio que también se alimenta de las carabelas portuguesas, adoptando su color azul y veneno lo que le facilita ser ignorado por otros depredadores intuyendo su toxicidad.

Es típica de las aguas templadas del Atlántico pero es ocasionalmente observada en las aguas del Mediterráneo. Se suele encontrar en mar abierto en todas las aguas cálidas del planeta, en especial en las regiones tropicales y subtropicales de los océanos Pacífico e Índico, así como en la Corriente del Golfo atlántica.

RELACIÓN CON EL HOMBRE.- Posee una neurotoxina con una toxicidad semejante a la del veneno de la cobra. Los nematocistos pueden permanecer activos e incluso actuar aunque la carabela portuguesa esté moribunda o muerta. La picadura puede provocar en las personas un intenso dolor y, en algunos individuos, provoca problemas respiratorios e, incluso, una parada cardiaca.

En el hombre, el veneno de la carabela portuguesa tiene consecuencias neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas, produciendo un dolor muy intenso, e incluso se han registrado casos de muerte. Para los humanos la picadura de una carabela portuguesa es muy dolorosa pero rara vez mortal y el dolor desaparece pasadas un par de horas. Hay que tener mucho cuidado tanto si se encuentra una en el mar como si está muerta en la costa, aún inertes su veneno está activo y puede hacer mucho daño.

Tratamiento ante picadura de carabela portuguesa
Si ha sufrido una picadura de una carabela portuguesa lo primero que hay que hacer es tratar de quitar con cuidado los restos de los tentáculos que puedan quedar en la piel y aplicar inmediatamente agua salada, nunca dulce. Después hay que lavar la zona con agua caliente durante un cuarto de hora que aliviará el dolor de una picadura. Se aplicará vinagre si no hay restos de tentáculos, pero no es conveniente aplicar vinagre si han quedado restos ya que provoca una descarga del nematocisto.
http://tintorero-wwwartesdepesca.blogspot.com.es/2012/02/hablemos-de-las-medusas.html
Familia Rhizophysidae
Suborden Physonectae
Familia Agalmatidae

Familia Apolemiidae.-
Género Apolemia.- Apolemia uvaria.- 
Son animales coloniales que pueden alcanzar 3 m de longitud total y tienen un diámetro de 2-5 cm. Curioso animal, formado por un flotador o neumatóforo lleno de gas, al que está unido un estolón contráctil libre que se mantiene normalmente horizontal en el agua. Los pólipos están en estos estolones dispuestos en pares, con 5 o 6 brácteas entre cada par. El conjunto puede medir hasta unos 20 m de longitud. Color blanco o rosáceo. Toda la colonia tiene un flotador de gas en la parte delantera y un juego de campanas de natación. Los tentáculos dan una picadura dolorosa y si se evitan mejor.
Vive normalmente en aguas superficiales, alimentándose de otros animales gelatinosos como salpas o hidromedusas, formando una red en la que quedan atrapados. Estos depredadores oceánicos actúan como redes de deriva, extendiendo sus tentáculos para atrapar el plancton. Este animal colonial es pelágico y se encuentra en los océanos de todo el mundo entre dos aguas. Su distribución es desde las islas Británicas a Sudáfrica.
Familia Athorybiidae
Familia Erennidae
Familia Forskaliidae
Familia Physophoridae
Familia Pyrostephidae
Familia Rhodaliidae