VAMOS A PESCAR VERDERÓN

Aunque ya tenemos una ficha de este pez, hoy haremos una nueva en honor a los valencianos que lo conocen por el nombre de Verderón, también llamado serviola, lecha y silvia en Baleares, Pez limón, Medregal, Pedregal, y Lexa. Su nombre científico es Seriola dumerili es una especie de pez perciforme de la familia Carangidae. No se reconocen subespecies.
Los Carangidae (carángidos) es una familia de peces marinos incluida en el orden Perciformes. La mayoría son especiestropicales o subtropicales.

El cuerpo es medianamente alargado y algo comprimido, con dos aletas dorsales y el pedúnculo caudal delgado. Como característico de los carángidos poseen dos espinas en la aleta anal. Es frecuente que las escamas a lo largo de la línea lateral se encuentren modificadas en espinas. Son depredadores de gran velocidad, que no viven ocultos sino en aguas abiertas. Se agrupan en unas 150 especies que se agrupan en 30 géneros. Su pesca es importante comercialmente.

COMO RECONOCERLO.- Tiene el cuerpo aplanado lateralmente y alargado. Los ojos son pequeños y el hocico redondeado y largo, con la mandíbula inferior un poco prominente y la boca ancha. Su coloración es azulada por el dorso y blanca plateada en la zona ventral. Algunos ejemplares pueden presentar una línea difusa de color amarillo a lo largo de los flancos.La línea lateral se encuentra levemente arqueada en su parte anterior, no muestra placas óseas y presenta de 150 a 180 escamas de pequeño tamaño a lo largo de la misma.
Tiene dos aletas dorsales y la aleta anal se encuentra precedida de dos espinas. La cola, como en todos los peces de esta familia presenta forma de uve. Los alevines tienen líneas transversales de color oscuro sobre un fondo amarillento. Dorsales espinas 8; dorsales radios blandos 29-35; Anal espinas 3; Anal Radios blandos 18 - 22. Alcanza una longitud máxima de 160 cm y un peso de 60 kg. Es un pez muy luchador, ya que posee gran potencia de salida, mucha velocidad y realiza rápidos cambios de profundidad cuando se siente en peligro.

RESUMIENDO.- Cuerpo alargado y ligeramente comprimido. Boca grande, sin sobrepasar los ojos. Dos aletas dorsales, la primera con 7 radios duros cortos. Pedúnculo caudal con una pequeña hendidura transversal arriba y abajo y una ligera quilla a cada lado. Dos pequeños radios duros delante de la aleta anal, separados de ella. Color muy variable de unos ejemplares a otros, de los jóvenes a los adultos y con el grado de frescura; en general, gris ocráceo por el dorso y blanquecino plateado por los flancos y el vientre, frecuentemente con brillos dorados, una banda longitudinal dorada en los flancos y otra oscura oblicua por encima de los ojos. Hasta 2 m de longitud.


REPRODUCCIÓN.- Los machos alcanzan la madurez sexual a los cuatro años y las hembras a los cinco. El periodo del desove tiene lugar en primavera y verano, dependiendo de la zona de distribución. Es una especie dioica, con fertilización externa.

QUE COME.- Su alimentación se compone principalmente de crustáceos, calamares y alevines, pero ataca con ganas a las bogas y jureles, así como a otras especies que encuentre en su territorio. Además también se alimenta de pequeños organismos bentónicos.

DONDE VIVE.- Es de hábitos pelágicos o epibentónicos, es decir, que vive con cierta independencia del fondo. Así mientras en el invierno lo encontraremos en las profundidades, a medida que se acerca la primavera y el verano, se aproximará a la costa y a la superficie, situándose a profundidades de entre 20 y 60 metros. Puede nadar en solitario o también formar grupos.
Es propio de aguas subtropicales, principalmente asociado a los arrecifes. Los ejemplares jóvenes se encuentran ocasionalmente bajo el sombrero de escifomedusas; desarrolla sus primeros años de vida en pequeños bandos que viven cerca de la costa o en alta mar donde haya unas estructuras fijas (boyas, plataformas, objetos flotantes etc) que le sirven de refugio. Son muy curiosos y se acercan a los buceadores, trazando círculos a su alrededor.
Es una especie circumglobal. Se encuentra en el Atlántico Oriental: Desde las costas Británicas hasta Marruecos, incluyendo Madeira, Islas Canarias, y occidental, en el Mediterráneo, Océano Índico, Pacífico, Sur África, Golfo de Arabia, Japón meridional, Archipiélago de Hawai y Nueva Caledonia. Especies parecidas habitan todos los mares temperados del mundo.
ESPECIES SIMILARES

Medregal rabo amarillo Seriola lalandi .- También es llamado pez limón en las costas atlánticas de sudamérica donde habita. Se alimenta de pequeños organismos bentónicos. Es de color plateado con bandas laterales longitudinales amarillas-oliváceas con iridiscencias azul-verdosas, vientre blanquecino y aletas amarillas.

Palometón Lichia Amia.- Pez pelágico que vive cerca de la costa pudiendo penetrar en los estuarios en primavera para reproducirse. Suelen medir 1 m. aunque pueden llegar a los 2 m. Tienen varias filas de dientes agudos y pequeños. Los adultos son muy voraces y se alimentan de peces pequeños.

CURIOSIDADES
Su carne parecida a la de la corvina es exquisita y muy apreciada.
El Récord mundial es un ejemplar de más de 73 kg. pescado sin ayuda de embarcación por Antonio Concepción.
Con el avanzar de la edad los bandos se separan en pequeños grupos. Los ejemplares más grandes a menudo buscan la vida solitaria.
Se sabe que en algunas zonas ha ocasionado casos de ciguatera, (intoxicación por ciguatoxina), por lo que se debe evitar consumir los intestinos, la cabeza y las huevas, donde la concentración de toxinas en mayor. Esta intoxicación rara vez es letal.
Se está empezando a cultivar aunque todavía está en sus primeras fases de desarrollo.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Su temporada óptima de pesca comprende los meses de noviembre hasta abril. La forma en que habitualmente se captura el Pez Limón es desde embarcación, utilizando el curricán como método. El curricán es una técnica de pesca desde embarcación consistente en arrastrar un cebo o señuelo, de tal forma que el pez se sienta tentado en su captura. Existen dos técnicas, son:
De superficie: se practica a escasa distancia de la costa y su objetivo son los peces que habitan a pocos metros de la superficie. Técnica practicada en la pesca deportiva.
De fondo: se practica más allá de las 3 millas de la costa, donde los fondos son mayores y la pesca puede ser enormemente productiva. Este tipo de técnica es utilizada principalmente para la captura de gran cantidad de peces de mayor tamaño y con fines comerciales.

Haremos que la embarcación “pasee” entre 2 a 4 nudos de velocidad. Utilizaremos cebos naturales, especialmente la sardina montada, espetón o mújol; en algunas zonas de Baleares el Pez Limón se ha pescado tradicionalmente con sepia. En caso de no disponer de ninguno de estos cebos, debemos saber que entran también bastante bien a los cebos artificiales.

Para este tipo de pesca utilizaremos una caña de arrastre ligero, de 1,8 a 2 metros, a poder ser fabricada en fibra de vidrio sólida, con una acción de 10 a 30 libras y anillas con motones.
El carrete será giratorio (multiplicadores), con un tamaño de 2/0 al 4/0 y con capacidad para 300 a 500 metros de monofilamento de 0,55 a 0,70 mm.
El bajo de línea en acero de 2 metros. Anzuelos del 3/0 al 6/0.

PESCA DESDE LA COSTA.- Para intentar pescar este pez con garantías desde la costa, habrá que buscar una buena entrada de tierra en el mar (espigón, puertos o cabos), para intentar coger la máxima profundidad posible (de 9 metros en adelante)

Sin lugar a dudas una de las formas más fructíferas para la pesca del Pez Limón, es al Surf-Casting.
Para ello deberemos equiparnos de una caña de surf casting pesado, que deberá medir de 4 a 5 metros, y una acción de 100 a 110 gramos tendremos suficiente para alargar nuestro cebo, con algo de práctica por encima de los 80 metros de distancia, con lo cual la profundidad que alcanzaremos sera muy óptima.  Con una línea de 0,50 a 0,70 y aparejo de fondo y bajo de línea de acero.
El carrete será de lanzado pesado.
Como anzuelos usaremos aquellos que vayan del 3/0 al 6/0.

El Pez Limón entra a prácticamente cualquier pez gregario. Lo más habitual es utilizar sardina, jurel, caballa o espetón (talla 30 a 35 cm) si se pesca con cebo muerto; y si se trata de pescar con cebo vivo el cebo preferido por la mayoría de los pescadores son las lisas. Yo no aconsejo el pez vivo, porque al intentar lanzar muy lejos, lo más probable es que se destroce o se suelte de los anzuelos, en el momento de la caída al agua. Yo propondría la Tita (que es un cebo muy codiciado por muchas especies) a fondo o, con caballa o sardina con una bolla y unos 3 metros de fondo.Las dos opciones son muy buenas si tienes suerte capturarás este pez y sino, te tendrás que conformar con otra buena jornada de pesca, recuerda que el que no busca nunca encuentra.

Debemos tener cuidado con sus reacciones, puesto que posee una gran velocidad y realiza rápidos cambio de profundidad cuando se siente atrapado.
LA PESCA CON CEBO VIVO (Calamar).- Para empezar deciros que antes de ser de día ya hay que estar en pesquero pescando calamares y chocos, que mantendremos vivos en el vivero del barco. Pues el pez limón es un auténtico sibarita que se pirra por ellos y no acepta que estén muertos, han de estar “vivitos y coleando”, teniendo preferencia, si puede elegir por los calamares.

Para la pesca de calamares y chocos se utiliza la potera tradicional potera con cuerpo de plomo y que se forra con hilo de color. Esta va unida a una “tripilla” del 50 que se deja caer a fondo y que luego se va izando y dejando caer a medio o un metro del fondo rítmicamente, de manera que dicho movimiento atraiga a nuestras presas, que se clavarán por los rejos en la potera y serán sacados del agua El calamar o choco se deja caer sobre lo que cree una fácil captura y tras un buen tirón es clavado por la potera. Este método de pesca se hacía antes con el barco proa a la marea sostenido por el paré, que no era otra cosa que dos remos gobernados por un marinero, hoy en día se pesca con el barco a la deriva.

Una vez provistos de calamares y chocos nos dirigimos a hacia los pesqueros, los más pescados antiguamente El aparejo consiste en un largo cordel trenzado al que a determinada distancia se le ata un plomo pesado. El aparejo se suspende del fondo unas cuatro brazas y lleva unido una tripilla del 120 más o manos, con un anzuelo muy afilado y fuerte. A este aparejo los pescadores le llaman single, palabra inglesa que podríamos traducir como “único”.
Al anzuelo se le encarna un choco o calamar por la parte superior del cuerpo y dañándolo lo menos posible, para que se mantenga vivo nadando entre dos aguas. A continuación se larga el aparejo.

Cuando se produce el momento de la picada hay que tirar muy fuerte y con un golpe seco, pues la boca del Pez limón es bastante dura y como no claves bien se te larga. En ese momento el pez inicia una veloz huida que se traduce en un fortísimo y violento tirón del cordel. Es un momento de máxima tensión pues no es raro que otro animal se clave en el segundo de los aparejos largados o que intente enredar los dos aparejos para intentar zafarse. Esto es así porque suelen agruparse en bancos de muchos ejemplares.

El pez limón presentará una dura batalla, doy fe que es así por los tantos que cogí cuando pescaba con mi padre en la “Joven Carmen”, el mayor que recuerdo alcanzó los 42 kilos. Una vez agotado el pez limón, lo izaremos al barco con ayuda de un bichero bien afilado.

ASÍ LO PESCAN EN ARGENTINA.- ¿Quiere pelearse con alguien? Haga trolling con un "fioco" durante la aparición de esta especie y trate de enganchar uno que, si Dios quiere supere el metro veinte y después me cuenta. Lo que si le aconsejo es que lo pelee "suave pero firme". ¿Sabe por qué? Tiene la boca débil. Este torpedo marino es como la boga. Una suerte para que aquellos que traen los peces haciendo "patito" en la superficie del agua así aprendan de una buena vez a pescar.
Se pesca de Noviembre a Abril permaneciendo en muchos casos hasta mediados de Mayo donde las capturas son más probables únicamente de embarcado sobre bancos de piedra o en zonas cercanas a estos y a media agua con carnada blanca en una línea para Variada (corrediza o no) y como nosotros lo pescamos con un "fioco" o un "jigg" o una "banana" o simplemente carnada natural (magrú de 13 cm entero y muy fresco es la ideal) haciendo "trolling". También podemos capturarlos con "spinning", "bait cast" o el "fly cast" para los más experimentados en estas lides y lo que seguramente debe ser un placer con equipos pesados (N° 12).
Pero lo ideal para nosotros sigue siendo el "trolling" desde una buena embarcación pero eso sí: Con equipos livianos para agrandar el pescado. Una caña de un solo tramo de 2,10 metros de largo de acción de punta lo más liviana posible de entre 15 - 30 libras con un reel del tipo ABU 7000 con devanador cargado con nailon del 0.60 y el freno bien regulado (con la caña siempre parada) es a mi criterio suficiente para esta especie incluyendo a los ejemplares grandes de más de diez kilos. La otra opción es cargar el reel con multifilamento de la resistencia adecuada (0.35 estaría bien) pero poniendo en el fondo del reel una cama de nailon usándola tipo "backing" para tener la carga completa.
No olvide que principalmente los esmerillones y los mosquetones así como todo el conjunto deben ser de buena calidad para no lamentar una desesperante pérdida no solo de la captura sino también del artificial y/o el aparejo y que solo servirá para el anecdotario de la mesa del café. La madre y las brazoladas de nailon del 0.80 son suficientes, la distancia ideal entre fiocos es de 70 cm y el largo de las brazoladas de 60 cm. La medida ideal de engaños es de 15 cm. El señuelo debería ser de paleta para profundidad aunque en la caja no deben faltar ninguna de las tres opciones. Sería bueno que el reel tuviera contador de metros o armar el nailon en colores diferentes (cada 10 metros por ejemplo) para sabe a que distancia estamos arrastrando el señuelo.

Pero lo mejor de esta especie es la época en la que aparece y que llega acompañado de una excelente variada (mero, besugo, salmón, pescadilla, chernia, brótola, corvina, palometa, etc.) y de los grandes de cuero como son cazones, gatuzos, bacotas y escalandrunes por lo que mientras los esperamos podemos disfrutar de otras pescas. Las anchoas de banco también acompañan siempre a los limones y para pescarlas se usan las mismas líneas. Algunas recomendaciones son importantes a la hora de salir a tentarlos:
La contratación o el asesoramiento de guías experimentados (siempre locales) es una gran ventaja que nos ahorrará tiempo y combustible. Respetar los parámetros de velocidad de arrastre tanto con artificial como con planeador es crucial para la tentación de morder. Una de las maneras de ubicar el cardumen es encontrar una bandada de aves que estén concentradas en un sector preciso del mar. Esto acusa la presencia de anchoa de banco y/o pez limón y nos indica en que sector del mar operar. También es importante saber trabajar las líneas a diferentes distancias de la embarcación y tener conciencia de ello así como de la profundidad a la que trabajan nuestros engaños situaciones que están directamente relacionadas.

Es una especie cazadora de mucha agresividad que además de alimentarse de organismos bentónicos (de fondo) ataca aparentemente cualquier cosa que le llame la atención o que le sirva de alimento como son calamares, camarones, langostinos, cangrejos y pequeños peces prefiriendo la anchoita, el cornalito y los jureles. No deje de embarcarse en Mar del Plata desde el náutico si se entera que está saliendo pez limón.
Debe ser uno de los pocas casos en que el embarque artesanal supera (debido al trolling) a la pesca colectiva en grandes barcos que difícilmente pueden acceder a esta modalidad de pesca. El pez limón se captura principalmente con un "fioco" o un "jigg". Estos son engaños del tipo tiras de goma o algún material artificial tipo polímero o siliconas con formas de racimo de lombrices o de calamar. En lo posible debe ser brillante para que irrite al pez y este lo ataque por defensa territorial o solo porque sí. La potencia que desarrolla el pez limón con su cuerpo hidrodinámico y su sistema muscular sólido y compacto (sobre todo en su región caudal) lo hace uno de los más aguerridos de nuestro litoral marítimo. Es un azúlido pariente de los grandes atunes color verde musgo con amarillo en sus laterales (de ahí su nombre) con pequeñas escamas ovaladas.

La talla máxima encontrada en las costas Argentinas es de 125 centímetros de largo. Se encuentra presente desde el Sur de Brasil hasta los 38º S llegando a estas latitudes solamente en verano para cumplir con su ciclo alimentario. La especie más parecida que encontramos frente a las costas es la anchoa de banco aunque se la puede diferenciar de ésta a simple vista. En la Argentina se lo captura en el "banco" conocido como del pez limón.
La flota costera se ubica frente a las costas del Nordeste de Mar del Plata entre los 35º30' y los 36º00' cerca de la costa con línea de mano lo que habla bien deportivamente de la pesca de esta especie. Solo le resta tratar de ubicarla en tiempo y lugar. Indefectiblemente la pesca de esta especie debe realizarse de embarcado dado que la especie no es de las que se acercan a la costa.
 Por ejemplo en Mar del Plata (una de las zonas de captura junto a la vecina Necochea) es común capturarlos en las aguas cercanas a la escollera Sur donde se ven a solo unos pocos cientos de metros las embarcaciones yendo y viniendo arrastrando sus engaños casi paralelos al murallón. Pero estas ocasiones son esporádicas y solo bien entrada la temporada.