VAMOS A PESCAR EL PEZ NAPOLEÓN

Hoy nos toca hacer la ficha de este gran pez que da un juego importante en la pesca deportiva.
El Pez Napoleón (Cheilinus undulatus), también denominado Pez Humphead o Maorí, es el miembro más grande de la familia de los lábridos; ( Labridae o lábridos es una familia de peces marinos, la mayoría muy coloreados.
La familia es grande y diversa, con cerca de 500 especies en 60 géneros. Algunas especies son populares en acuarios; otras son buenos alimentos. En el Atlántico occidental, la más comida es el Tautoga onitis. En el Atlántico oriental, el Labrus bergylta. Tienen bocas protractiles, usualmente separados las articulaciones de la mandíbula. La espina dorsal tiene de 8 a 21 espinas y 6 a 21 rayos blandos. Algunos Labridae son conocidas por la simbiosis con otros peces, que nadan juntos a ellos y les limpian de parásitos las bocas y cavidades.
El Labroides dimidiatus es uno de lo más comunes limpiadores en arrecifes tropicales.Los lábridos son proterogínicos, todos los ejemplares nacen hembras, pero a medida que crecen las hembras dominantes se transforman gradualmente en machos, alterando también su colorido y aspecto físico, si un macho muere otra hembra experimentará la metamorfosis y le sustituirá.) pudiendo superar los dos metros de longitud y los 200 kg de peso. Habitan en arrecifes, y se alimentan fundamentalmente de crustáceos. Actualmente su población se encuentra en peligro debido a la sobrepesca. Esta especie está catalogada en la Lista Roja de la UICN. En el buceo recreativo, el avistamiento de un pez Napoleón se indica al resto de buceadores colocando el puño en la frente.

El pez napoleón, a pesar de su tamaño y gran boca, no representa ninguna amenaza para los buceadores, mostrándose muy huidizo y tímido. Pueden verse durante el día cuando nadan alrededor de los bordes de los arrecifes de coral buscando alimento. Cuando cae la noche tienden a retirarse a sus cuevas o grandes estructuras de arrecife para descansar. La popularidad de estos peces entre los buceadores ha hecho que incluso tenga su propia señal bajo el agua. Cuando veas uno, no dudes en situar tu puño sobre la frente para indicar a tus compañeros de inmersión que has dado con uno.

El pez napoleón ha sido incluido en la lista roja de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como especie amenazada. Las poblaciones de este majestuoso pez están sufriendo gravemente la sobrepesca ya que su carne se consideran un manjar en muchas partes de Asia, llegando a costar 200 $ el kilo de su carne y 300$ el de sus labios. Entre las terroríficas maneras de pescar estos enormes y huidizos peces se encuentra la de inyectar cianuro en las oquedades donde se esconden para paralizarlo, lo que también ocasiona la muerte a muchos otros peces y corales.

COMO RECONOCERLO.- Los peces Napoleón son hermafroditas, naciendo siempre hembras. Durante los primeros años de vida pueden transformarse en machos, sin que se sepan los motivos o los mecanismos que desencadenan este cambio. Mientras que las hembras no suelen superar el metro de longitud, los machos pueden doblar ese tamaño. Estos peces viven entre 20 y 30 años. Los adultos son los que presentan los gruesos labios y la prominente joroba bulbosa en la frente que los identifican. Por cierto, esta joroba va creciendo a medida que el pez envejece. Los machos tienen colores diferentes que van desde un azul eléctrico a un verde a un morado. Mientras que las hembras y los jóvenes suelen tener colores más rojizos y anaranjados. Detrás de los ojos prominentes, aparecen dos o tres líneas negras.

Dorsales espinas 9; dorsales radios blandos 10; Anal espinas : 3; Anal Radios blandos : 8. Los adultos de esta especie desarrollan labios gruesos y un prominente joroba bulbosa en la frente. Juveniles pálido verdoso con manchas alargadas en las escalas que tienden a formar barras, 2 líneas negras posterior del ojo

QUE COME.- Su dieta consiste en crustáceos inaccesibles para muchos otros peces, tanto por su toxicidad como por sus defensas. Las estrellas de mar (incluida la venenosa estrella corona de espinas), erizos, almejas, caracoles, peces cofre o liebres de mar forman parte de su dieta habitual. Su gran boca y fuertes y carnosos labios le permiten arrancar parte de corales, si es necesario, para capturar a sus presas.

Nuestro protagonista consume una gran variedad de peces, moluscos, estrellas de mar, crustáceos y otros invertebrados marinos, incluso presas que resultan tóxicas para otros predadores (peces espinosos, liebres marinas o peces cofre). Pero, muchos le consideran el elefante de los arrecifes de coral, un animal de grandes dimensiones (puede superar los 2 m y los 190 kg) sobre el que pesa la terrible losa de la codicia humana.

DONDE VIVE.- Su vida está estrechamente relacionada a los arrecifes de coral del Indo Pacífico, ya que allí es donde suele alimentarse y desarrollan gran parte de su vida. Habitan en los bordes exteriores de los arrecifes de coral, y en sus lagunas y canales. Normalmente solitarios o en parejas. Son activos durante el día, y suelen esconderse en cuevas o bajo salientes durante las noches. Son de costumbres diurnas y por lo general son solitarios, aunque pueden observarse en parejas. Esta especie habita en aguas poco profundas, y no ha sido observado más allá de los 100 m de profundidad.

Se distribuye, de forma discontinua, por una amplia región del Indo-Pacífico, desde el Mar Rojo hasta Sudáfrica y hacia el norte hasta las islas Ryukyu, hacia el este hasta la isla de Wake, hacia el sur hasta Nueva Caledonia y Micronesia, se encuentran en zonas cálidas de los océanos Pacífico e Índico y en el Mar Rojo, siendo muy comunes en Bali, Filipinas, Norte de Australia, costa este de África, Maldivas, Madagascar, Palaos o Papúa Nueva Guinea.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Las poblaciones de este majestuoso pez están sufriendo gravemente la sobrepesca ya que su carne se consideran un manjar en muchas partes de Asia, llegando a costar 200 $ el kilo de su carne y 300$ el de sus labios. Entre las terroríficas maneras de pescar estos enormes y huidizos peces se encuentra la de inyectar cianuro en las oquedades donde se esconden para paralizarlo, lo que también ocasiona la muerte a muchos otros peces y corales.

Según los expertos, este animal ha jugado un importante papel cultural en islas como Fiyi o Palau, donde se preservaba su captura para celebraciones rituales o actos sociales importantes con presencia de la realeza o altos mandatarios. Ahora, sin embargo, se ha convertido en un pez comestible caro y popular en Asia, lo que ha reducido su población considerablemente.

En otros pequeños países isla, es capturado con pesquerías artesanales y supone una importante fuente de proteína para el consumo doméstico de la comunidad. Pero con el aumento de la demanda en los nuevos mercados asiáticos, la mayoría ilegales y asentados en el interior de China y Singapur, las pesquerías tradicionales dieron paso a métodos agresivos que han desestabilizado sus poblaciones y lo han situado en la categoría de “En Peligro” de la Lista Roja de la UICN.

Para pescarlo tienes que estar muy concentrado. Intenta que no hayan ruidos a tu alrededor ni gente que hable contigo para mantener dicha concentración. Siempre hay que esperar a que el pez muerda el anzuelo, porque a veces parece que va a picar y no lo hace (procura, por tanto, esperar a ver la boya hundiéndose y tirar rápidamente).

CURIOSIDADES.- ¿Te gustan las curiosidades de animales? Aprender más de los animales es muy interesante, nos ayuda a apreciarlos más y cuidar nuestro planeta. ¿Conoces al Pez Napoleón? ¿Sabes por qué se llama así?

1) El pez se llama Napoleón debido a la protuberancia triangular en su frente, que nos recuerda al bicorn, el sombrero que usaba Napoleón Bonaparte.

2) Aunque se le llama Napoleón, resulta extraño por que se trata de un gran pez -a diferencia de Napoleón Bonaparte, quien midió 1.68 m- que crece hasta dos metros y llega a pesar los 90 kilogramos.

3) Aunque el pez napoleón es uno de los peces más grandes que habita los arrecifes, se asusta fácilmente. Aún así, en las zonas donde la pesca está prohibida, estos peces pueden ser amigables con los buzos y las personas que practican snorkel, incluso es posible que en ocasiones las puedas tocar.

4) Los napoleones nacen como machos o hembras, al igual que cualquier otro pez. Pero también pueden cambiar de sexo. Estos peces son hermafroditas protóginos, lo que significa que pueden comenzar su vida como hembras y luego convertirse en machos. El napoleón nace con los órganos sexuales del macho y la hembra.

5) Cuando llegan a la edad adulta, se les llama macho o hembra en fase juvenil. Los napoleones que nacen machos siempre serán machos en fase juvenil y nunca podrán ser machos dominantes.

6) Algunas hembras adultas se convierten en machos como a la edad de 9 años. Estas hembras y las que permanecen como hembras también se llaman napoleones en fase juvenil. Pero algunas de las hembras más grandes se transforman en supermachos. Esto sucede con mayor frecuencia cuando un supermacho muere. El supermacho es más grande que todos los demás machos y tiene colores y diseños característicos en la piel. Esta coloración hace que las hembras se sientan atraídas por los supermachos. Los cambios de sexo en esta especie aseguran que siempre haya un macho para aparearse con todas las hembras.

7) Posee una joroba que se forma encima de su cabeza justo arriba de los ojos que suele ser muy característica; por lo que se le conoce por el nombre Cabeza de Joroba. Esta joroba suele crecer mientras el pez se pone más viejo.

8 ) En Asia, los napoleones se capturan por su carne. En el año 1999, la carne de este pez se vendió en restaurantes y mercados a $200 dólares por kg. Los labios del napoleón se consideran un manjar exquisito y codiciado. Esta parte del pescado se vende a $300 o más.

9) Para capturarlos, los buzos inyectan cianuro en las cuevas de los napoleones en los arrecifes. De este modo, el pez queda paralizado y se puede capturar fácilmente. Al hacer esto, los buzos también envenenan a los animales de todo el entorno, como los corales. Los buzos también aplastan a los corales al usar palancas para abrirse camino dentro de los arrecifes en busca de los napoleones.

10) La popularidad de estos peces entre los buceadores ha hecho que incluso tenga su propia señal bajo el agua. Cuando veas uno, no dudes en situar tu puño sobre la frente para indicar a tus compañeros de inmersión que has dado con uno.