VAMOS A PESCAR VACA SERRANA

La vaca , la vaca serrana , el serrano o la serrana ( Serranus scriba ) es una especie de pez de la familia de los serránidos y del orden de los Perciformes. Pez de cuerpo alargado y comprimido, con 5 o 8 bandas transversales marrones claras y mancha azul o casi blanca sobre el vientre, posee escamas muy pequeñas, boca grande. Lo encontramos en las zonas de rocas y algas. Pez torácico que puede alcanzar hasta los 36 cm de longitud siendo los mas comunes los de 25 cm. Aleta dorsal con 14 a 16 radios blandos. Aleta anal con 7 u 8 radios blandos. Color marrón, con unas 6 bandas transversales oscuras; vientre azulado; mejillas con líneas azules que dibujan intrincadas figuras; cola anaranjada; numerosas pintitas rojas en las aletas.

COMO RECONOCERLO.- El contorno del cuerpo es fusiforme un poco esbelto, con los perfiles dorsal y ventral de forma semejante, casi rectilíneos desde el extremo rostral hasta el origen de la dorsal y de las aletas ventrales y en forma de ángulo agudo; el contorno lateral de la cabeza es alargado y cuneiforme, ligeramente deprimido en la región de la nuca. La altura máxima de cuerpo, que está hacia la mitad de la base de la porción espinosa de la aleta dorsal, está contenida de 3 a 3,5 veces en la longitud precaudal. La boca es grande con las mandíbulas extensibles y armadas de dientes puntiagudos, la mandíbula inferior algo prominente y el maxilar se extiende hasta por debajo del centro del ojo. Hay bandas de diminutos dientes en el vómer, los palatinos y las mandíbulas. 

Las escamas son de tamaño mediano, tiene de 10 a 11 estrías radiantes y alrededor de una cincuentena de dientecillos marginales. No hay escamas en ambas mandíbulas ni en las regiones interorbitaria y parietal. Algunas se extienden por la base de los radios de las aletas dorsal y caudal. La línea lateral forma al principio una curva algo ascendente, pero luego se continúa casi paralelamente al perfil dorsal del cuerpo, hasta llegar a la parte media del pedúnculo caudal, donde es recta y horizontal.

El color del fondo varía, pero suele ser ocre rojizo, algo oscurecido en lo alto de los flancos, que pasa a rosado en la región cefálica y la pectoral, y anaranjado en la región caudal. En la parte baja de los flancos, por encima de la región anal y del origen de la aleta anal, suele haber una mancha de color azul que se difunde por los bordes.

En los flancos hay de 5 a 7 bandas verticales oscuras que se desdoblan parcialmente por debajo de la línea la lateral, a ambos lados de la cabeza posee un característico dibujo vermicular azul y rojo.
El motivo de que se le llame científicamente "scriba", es debido a que el dibujo mencionado que podemos observar en sus dos opérculos, recuerda a una escritura árabe.

RESUMIENDO.- El contorno del cuerpo es fusiforme un poco esbelto, con los perfiles dorsal y ventral de forma semejante, casi rectilíneos desde el extremo rostral hasta el origen de la dorsal y de las aletas ventrales y en forma de ángulo agudo; el contorno lateral de la cabeza es alargado y cuneiforme, ligeramente deprimido en la región de la nuca. La altura máxima de cuerpo, que está hacia la mitad de la base de la porción espinosa de la aleta dorsal, está contenida de 3 a 3,5 veces en la longitud precaudal.

La boca es grande con las mandíbulas extensibles y armadas de dientes puntiagudos, la mandíbula inferior algo prominente y el maxilar se extiende hasta por debajo del centro del ojo. El diámetro longitudinal de los ojos, que es bastante menor que la longitud preorbitaria, está contenido alrededor de 1,5 veces en ésta y de 5 a 5,6 en la cefálica, siendo mayor que la longitud interorbitaria mínima y doble de la porción ancha del maxilar. Hay bandas de diminutos dientes en el vómer, los palatinos y las mandíbulas.
Las escamas son de tamaño mediano, tiene de 10 a 11 estrías radiantes y alrededor de una cincuentena de dientecillos marginales. No hay escamas en ambas mandíbulas ni en las regiones interorbitaria y parietal. Algunas se extienden por la base de los radios de las aletas dorsal y caudal. La línea lateral forma al principio una curva algo ascendente, pero luego se continúa casi paralelamente al perfil dorsal del cuerpo, hasta llegar a la parte media del pedúnculo caudal, donde es recta y horizontal.
El color del fondo varía, pero suele ser ocre rojizo, algo oscurecido en lo alto de los flancos, que pasa a rosado en la región cefálica y la pectoral, y anaranjado en la región caudal. En la parte baja de los flancos, por encima de la región anal y del origen de la aleta anal, suele haber una mancha de color azul que se difunde por los bordes. El preopérculo es aserrado en la parte posterior y en el opérculo tiene tres espinas planas.

REPRODUCCIÓN.- Son peces solitarios pero en épocas de celo nadan en pareja. No obstante, hay distintas teorías al respecto, algunos estudiosos indican que es un pez hermafrodita secuencial, en el que sus individuos son primero hembra y después macho, mientras que otros indican que es hermafrodita simultáneo, con ejemplares que son macho y hembra a la vez. En condiciones de laboratorio y acuario se ha llegado a observar ejemplares en los que se ha producido fecundación interna.
La madurez sexual llega a los 3 años cuando llega a los 12 cm de largo. Cuando se encuentran dos individuos de la misma talla, se acercan y uno muestra el lado con mancha azul, levantando la aleta dorsal y doblando el cuerpo. Ambos suben hacia la superficie y se produce la liberación de las células sexuales. La época de reproducción es durante los meses de mayo a agosto y sus huevos son pelágicos, el desove es cerca a la orilla, dejando los huevos entre las piedras del fondo donde quedan adheridos; después flotan y las larvas son pelágicas.

QUE COMEN.- Es extremadamente voraz y se alimenta de otros peces pequeños, como gusanos, moluscos y crustáceos, etc; dependiendo de su tamaño, puede pasar de depredado a depredador así como ocurre con la sepia. Es frecuente verlo detrás de los pulpos capturando los invertebrados que huyen de la presencia de aquellos cefalópodos.

DONDE VIVE.- Es una especie muy frecuente en zonas rocosas con acantilados, fondos de piedras y en praderas de posidonias. Nada en aguas someras muy cerca de las piedras para tener siempre un refugio. Se mueve muy cerca del fondo y de las piedras que forman su territorio. Se esconde en huecos, pequeñas cuevas de roca, y entre las algas a una profundidad entre 1 y 20 m; a partir de la cual es sustituido por el mero bordo ( Serranus cabrilla ). Aún así, también ha sido visto hasta los 150 m de profundidad. Presenta costumbres solitarias y es territorial.

Se encuentra desde la Mar Cantábrica hasta Mauritania, incluyendo las Islas Canarias , las Azores y Madeira . También en la Mar Mediterráneo (menos abundante en la parte septentrional) y la Mar Negro

INDICACIONES PARA LA PESCA.- En la pesca profesional el serrano es un pez sin importancia económica, aunque su carne es considerada de buena calidad, generalmente se vende como morralla para caldo, al pescarlo con trasmallo en la pesca litoral artesanal. Los pescadores aficionados, tanto desde costa como embarcación, se pesca con anzuelo, y es captura frecuente al volantí­n o chambel de fondo con cualquier cebo natural. Es una toma habitual en la pesca de roca con volantín y con caña desde la orilla.
También se pesca incidentalmente al jigging ligero especialmente con traca de plumillas multicolor, sabiki. Atraca a los buceadores frontalmente y retrocede hacia su escondite si se siente amenazado.

LA PESCA AL VOLANTÍN.- La pesca al volatín o fondo entra dentro de las modalidades de pesca denominadas "a la espera", lo cual viene a significar principalmente que se practica con la embarcación parada. Es una técnica sencilla y que suele ofrecer muy buenos resultados, quizá por ello es la modalidad más utilizada en la pesca deportiva desde embarcación. 
Se trata simplemente de un sedal terminado en plomo y con varios anzuelos, que deberá caer en picado sobre el mar, el objetivo fundamental es el de colocar el cebo lo más cerca posible de la presa perseguida, para que entre al mismo.
Muchos pescadores experimentados utilizan el método tradicional, es decir, prescinden de la caña y enrollan su sedal a una tablilla de corcho o plástico, que sueltan y recogen con sus propias manos; para algunos esta forma es la más fácil para advertir la picada.

De cualquier forma el uso de caña es más conveniente si nos queremos evitar desagradables enredos del hilo (sobre todo en pescadores poco experimentados ) y, lo que es más importante, nos será de gran ayuda en caso de que la presa sea de un buen tamaño.
Teniendo en cuenta que cada especie habita a profundidades diferentes, las artes de pesca que utilicemos dependerán directamente de la especie que pretendamos capturar y consecuentemente de la profundidad a la que ésta se encuentre:

Profundidades de hasta 30 metros: caña de no más de 2 metros, de cuerpo rígido y cima flexible. Carrete de tamaño mediano y bobina fija. Sedal de 0,30.
Profundidades entre 30 y 80 metros: caña de al menos 3 metros y robusta. Carrete grande, con capacidad como mínimo de 200 metros de sedal, que deberá ser de 0,50.
Profundidades mayores de 80 metros: conviene utilizar una caña como la que usaremos para curricán (en las que son fundamentales dos cualidades, la solidez y la la flexibilidad) y un sedal de 0,70.

Las presas que más comúnmente se persiguen con la pesca al volatín son los pequeños peces de fondo, pero no es raro encontrarnos con algún ejemplar de gran tamaño que se encontraba de paso.

CONSEJOS.- La pesca al volatín suele dar muy buenos resultados si se practica sobre fondos de lodo.
Las mejores condiciones para practicar este tipo de pesca son las de mar movido, cielo cubierto y aguas turbias o poco claras; fundamentalmente después de una buena tormenta.
Primavera y otoño se señalan como las estaciones más adecuadas para obtener buenos resultados con la pesca al volatín.