VAMOS A PESCAR TORTUGA GOLFINA

La tortuga golfina, tortuga del golfo, tortuga olivácea o también llamada tortuga lora (Lepidochelys olivacea) es una especie de tortuga de la familia Cheloniidae; es la más pequeña de las tortugas marinas.
Esta especie posee un carapacho casi circular, su anchura ocupa cerca de 90% de su longitud, con márgenes ligeramente levantados. Su cabeza es mediana y subtriangular, el carapacho ocupa alrededor del 22.4% de longitud, con dos pares de escamas prefrontales y pico corneo no aserrado, pero con un reborde alveolar. El carapacho tiene más de 15 escudos mayores: cinco dorsales y cinco pares laterales, el par lateral anterior con contacto con el escudo pre-central. Puentes de plastrón con cuatro escudos inframarginales, cada uno con un poro muy conspicuo. Una o dos uñas en el borde anterior de cada aleta.

Al igual que en las otras especies de tortugas marinas, los machos son diferentes de las hembras por su cola más larga y las uñas más desarrolladas y arqueadas. El color del dorso (inclusive cabeza y aletas) gris-oliváceo o amarillento, generalmente son susceptibles a alojar epibiontes; región ventral crema a gris-verdoso clara, con manchas oscuras en los extremos de las aletas; flancos de cuello a veces ligeramente amarillento o rosáceos. En cada aleta anterior tienen una uña, que en los machos se encuentra más desarrollada y en forma de garfio que la utilizan para sujetar a la hembra durante el apareamiento. Por la forma y tamaño de sus aletas, al salir a la playa o desovar dejan una huella muy superficial, con un ancho típico de 80 cm y marcas diagonales alternas (asimétricas) hechas con la aleta anterior

Sus huevos tienen un diámetro promedio de 39.7 mm (N=1 114) y un peso de 34.2 g (N=1 114). Los nidos varían de 54 a 189 huevos y una media de 110.6 (N=65 882). Crías: longitud media del carapacho de 43.5 mm (N=370) y un peso de 16.2g (N=534). Adultos: longitud del carapacho (en línea recta) de 51 a 78 cm, promedio de 67.6 cm (N=844). Peso de 33 a 52 kg, promedio de 38.1 kg (N=139).
La tortuga golfina es considerada como la más abundante de todas las tortugas del mundo, debido a su distribución circunglobal y al hecho de que esta especie anida en mayores números con respecto a otras especies de tortugas marinas.

Se alimentan de organismos como langostillas, huevos de peces e incluso colonias de cordados, así como de crustáceos, moluscos, peces y salpas
Es muy común encontrar en las playas de anidación o en la captura comercial, tortugas que presentan defectos físicos de características tan particulares que hacen suponer que fueron causados por ataque de depredadores. Los daños más frecuentes son escotaduras semicirculares en el borde posterior del carapacho o la pérdida parcial de una aleta, generalmente la posterior. En ocasiones se observan casos más drásticos, como la pérdida total de una aleta anterior o las dos posteriores o una posterior y parte del carapacho Ver, lo cual indica que el ataque lo efectuó algún animal de gran tamaño.

COMO RECONOCERLA.- Se les da el nombre común “lora” por la forma de pico de su mandíbula, el pico es córneo, no es aserrado pero tiene con un reborde alveolar interno la cual facilita su alimentación. La cabeza tiene forma triangular y mide hasta 13 cm. de ancho, con dos pares de escamas prefrontales. La forma de su caparazón es circular y plana, y se distingue debido a su número alto y variado de escudos costales, que puede ser de seis hasta nueve pares. (Se caracteriza por tener un caparazón casi circular, este tiene más de 15 escudos mayores, cinco dorsales y frecuentemente más de cinco pares laterales, aunque también puede presentar desigualdad en el número de escudos en ambos lados; el par lateral anterior está en contacto con el escudo precentral.). El plastrón tiene cuatro escudos inframarginales Su caparazón es de color verde (olivo) o gris oscuro, mientras que el plastrón es de color crema y contiene un poro pequeño y distintivo cerca del margen posterior de cada uno de los cuatro escudos inframarginales.
La cola del macho se asoma por debajo del caparazón. Posee dos garras en cada una de sus cuatro extremidades. Mide aproximadamente de 60 a 70 cm; de adultos presentan un color verde olivo. El caparazón tiene forma de corazón o redondeado, su longitud promedio en los adultos, es de 67 cm, con un peso promedio aproximadamente de 38 kg, y máximo de 100. En los adultos la coloración del caparazón es gris oliváceo o amarillento, el plastrón va de crema a gris verdoso con manchas oscuras en los extremos de las aletas. Las crías son dorsal y ventralmente de color gris oscuro a negro; en ocasiones la concha y aletas presentan un delgado borde amarillento. Su cuerpo es mas alto que la otra especie de su familia (L. kempii), la cual se encuentra principalmente en el Golfo de México y la costa este de los Estados Unidos de América.

REPRODUCCIÓN.- La tortuga lora anida en forma masiva en eventos llamados “arribadas,” además de llevar a cabo anidaciones solitarias. Durante este fenómeno, que puede ser pronosticado por las fases
de la luna y las mareas, salen miles y miles de tortugas para poner sus huevos en un periodo corto de unos 3 a 5 días. Durante la “arribada”, es común que las mismas tortugas destruyan la mayoría de las primeras nidadas debido a la alta cantidad de tortugas anidando en un área relativamente pequeña; sin embargo, ese fenómeno tiene la ventaja de disminuir la depredación de los nidos al satisfacer rápido a los depredadores los huevos al depositarse y las tortuguitas al nacer, aumentando la posibilidad de que otras lleguen al mar. Las hembras anidan uno, dos o hasta tres veces.

Las hembras se reproducen hasta que alcanzan una talla promedio de 60 cm., lo que les puede varias décadas. El cortejo y la copula se dan en el mar, por lo general cerca de la costa, este ocurre durante la primavera e inicios del verano. La hembra puede almacenar el esperma del macho y usarlo a lo largo de la época de apareamiento. 

La ovoposición se presenta de junio a diciembre, cientos de hembras llegan simultáneamente a las mismas costas a desovar, fenómeno conocido como arribada. Una hembra desova en un nido de 30 a 55 cm de profundidad, durante las noches, frecuentemente cuando la luna está en cuarto creciente o cuarto menguante.
 
En general las hembras no se reproducen cada año, la duración entre un periodo y otro depende del intervalo de remigración que va en un rango de uno a nueve años dependiendo de la especie. Tanto en el periodo de apareamiento como en la reproducción, las tortugas marinas se concentran espacial y temporalmente. Una hembra generalmente anida varias veces durante una temporada, el número promedio de nidadas es de dos a seis.

El número de huevos depositados por nidada puede ser de hasta 160, con una media de alrededor de 105, esto puede variar entre localidades. Los huevos son de color blanco y de forma esférica con diámetro de 3.2 a 4.7 cm. Las crías concluyen su desarrollo embrionario y eclosionan dentro de los 45-51 días siguientes a la puesta, dependiendo de la temperatura, misma que también determinará el sexo de las tortugas. Una vez que las tortuguitas eclosionan, por las noches, comienzan con una actividad llamada “frenesí de cría” que es un intenso periodo de movimiento en el nido, que detona la salida de las crías hacía la playa. El desarrollo de las crías ocurre en el mar, de las etapas tempranas de su vida, se tiene muy poca información.

QUE COME.- Las tortugas golfinas son omnívoras, alimentándose de cangrejos, camarones, langostas de roca, la vegetación marina, algas,caracoles, peces y pequeños invertebrados; a veces se alimentan lapiceros en aguas poco profundas.

Su alimentación es diurna y la realizan en aguas someras. Su dieta en la fase juvenil cambia drásticamente según su localización, en aguas oceánicas se alimenta de organismos pelágicos como angostillas y huevos de peces, mientras que en aguas costeras se alimentan de crustáceos, moluscos, peces y salpas. Aunque es netamente carnívora, se le puede llegar a ver alimentándose de algas. Su pico agudo y fuerte es una herramienta que le permite aprovechar diversos tipos de organismos tanto de fondo como de la superficie.

DONDE VIVE.- Aguas someras, por lo general a menos de 15 km de la costa. Prefiere mares poco profundos para alimentarse y asolearse. Sin embargo, también se observa en mar abierto. No se conoce mucho sobre su comportamiento, salvo que cada año, realiza migraciones a las playas de anidamiento. Es altamente gregaria y no sólo en la playa forma grandes arribazones, sino que en el mar con cierta frecuencia se ha observado la presencia de grandes flotillas, algunas termoregulando, otras aparéandose y otras más nadando en alguna dirección.

En un día típico, una tortuga que vive en aguas frías se alimenta en la mañana y se asolea por la tarde. Esto último no ocurrirá en aguas cálidas. L. olivacea se aleja o sumerge en el agua, en vez de enfrentar a un depredador. En tierra, los zorrillos, cerdos ferales y algunas serpientes se alimentan de los huevos de la tortuga. Las hembras maduras se defienden en tierra aleteando con sus extremidades anteriores.
Distribución: Habita en regiones tropicales y subtropicales en los océanos Pacífico e Índico, así como en el sur del Océano Atlántico. Generalmente se ubica entre las latitudes 40° N y 40° S. En México, se le puede encontrar en el Golfo de México y en las costas de Baja California, Sinaloa, Michoacán, Jalisco, Guerrero y Oaxaca. Abunda en el Pacífico oriental, predomina una mayor concentración de ellas en México, al sur de Panamá y Colombia.

INDICACIONES PARA LA PESCA.- Sus huevos son los más comúnmente consumidos por los humanos.Los pobladores del pueblo de Ostional, Guanacaste, subsisten comercializando los huevos depositados durante el muy particular e impresionante fenómeno masivo de anidación que ocurre enfrente de su comunidad (también ocurre en Nancite, Parque Nacional Guanacaste). Los pobladores sólo utilizan una porción de los varios millones de huevos que se depositan en esas 4 ó 5 noches al mes, durante la estación lluviosa. Los huevos restantes son protegidos.

Amenazas. La captura directa de los adultos y sus huevos, la captura incidental en pesquerías comerciales, especialmente los camaroneros, y la perdida de hábitat de anidación son las principales amenazas a esta especie.

Estado de Conservación. La Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) la clasifica como una especie Vulnerable, lo que significa que tiene un alto riesgo de desaparecer.

Convención Interamericana de Tortugas Marinas. Desde tiempo atrás se han venido haciendo esfuerzos para conservar las distintas poblaciones de tortugas marinas que habitan en el Continente Americano a través de la participación de una gran variedad de entidades, tanto gubernamentales como no gubernamentales. La Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT), entró en vigencia en Mayo de 2001, como un espacio de dialogo y acción en las gestiones pro-tortugas marinas. En la actualidad once países Belice, Brasil, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos de América, Guatemala, Holanda (Antillas Holandesas), Honduras, México, Perú y Venezuela  
son partes contratantes, mientras que dos más, Nicaragua y Uruguay, han entregado los instrumentos de accesión ante el Gobierno de Venezuela, quien es el depositario oficial. La CIT es el único organismo internacional que establece instrumentos legales y lineamientos para que cada Parte pueda proteger y conservar las poblaciones de tortugas marinas y su hábitat, reducir la captura incidental y fomentar la cooperación internacional en la investigaron y manejo de las tortugas marinas, entre otros. Esta Convención permite excepciones al uso de las tortugas marinas y sus partes para satisfacer necesidades económicas de subsistencia, cuando dichas excepciones no menoscaben los esfuerzos para logra el objetivo de la presente Convención y la Parte establece un programa de manejo que incluya limites en los niveles de captura intencional.