VAMOS A PESCAR RÓBALO

RÓBALOS, GUALAJES
Familia Centropomidae está compuesta por dos subfamilias representadas por los róbalos (Centropomus) de América y barramundi (Lates) y sus parientes del Indo-Pacífico Occidental y de las aguas dulces de África. Las dos subfamilias tienen cuatro géneros con aproximadamente 23 especies. Los Róbalos del Nuevo Mundo, del género Centropomus (12 especies) son peces generalmente de tamaño medio, plateados y de forma parecida a las percas, con frecuencia con una línea lateral oscura. Otras características incluyen dos aletas dorsales separadas (la primera con VIII espinas); III espinas anales; aleta caudal bifurcada; boca grande y protáctil; el margen de preopérculo aserrado y la línea lateral continua hasta el extremo de la aleta caudal.
Los róbalos son muy comunes en áreas de manglares y muestran gran tolerancia a las fluctuaciones de salinidad. Entran en ríos y pueden vivir en aguas dulces. Los gualajes se alimentan de una variedad amplia de invertebrados y de peces. Son muy buenos para pesca deportiva y su carne es de muy buena calidad. Así mismo, son muy importantes en la pesca comercial de esta región.Los róbalos (familia Centropomidae con el único género Centropomus) es un grupo de peces marinos y de agua dulce incluida en el orden Perciformes. Se distribuyen por ríos de todas las Américas y por el océano Atlántico. Morfológicamente se parecen a las percas con perfil de boca cóncavo, con una longitud máxima descrita de 1,4 m. Aleta dorsal dividida en dos, con 7 a 8 espinas en la primera mitad y 1 espina y 8 a 11 radios blandos en la segunda, mientras que la aleta anal tiene 3 espinas y 6 a 9 radios blandos. Son una importante fuente de alimentación. Aparecen por primera vez en el registro fósil en el Cretácico superior.
Familia que ha cambiado de tamaño recientemente, pues los géneros Hypopterus, Lates y Psammoperca que tradicionalmente se incluian aquí ahora se clasifican en una nueva familia llamada Latidae. Es importante para el pescador de caña conocer con el mayor grado de detalle el pez en el cual está interesado en pescar por tanto se presentan datos cuya importancia implica poder identificarse plenamente con las 12 especies americanas existentes; las mismas viven en las zonas costeras de los océanos Atlántico y el Pacífico, a continuación se presentan los datos importantes:
Así, los Centropomidae quedan con un sólo género con 12 especies: 
Género Centropomus
Centropomus armatus - Róbalo espina larga.-  Pez conocido como Armed Snook (Róbalo Armado, Gualaje).Robalo armado, gualajo, otro Robalo del pacífico que se puede encontrar desde la parte media de México y hasta el Ecuador. A diferencia del undecimalis, presenta espinas y navajas en las cubiertas de las agallas más grandes y notorias. No es una especie muy grande y su tamaño llegará a los 40 cm.
COMO RECONOCERLO.- Oblongo Cuerpo alargado y comprimido; el perfil superior de la cabeza cóncava, la mandíbula inferior sobresale, la boca grande y protráctil; margen del preopérculo aserrado; branquiespinas 20-25 (usualmente 21-24); radios dorsales 8 - 10 (raramente 11); anal radios 3 - 6 (raramente 7), segunda espina anal muy fuerte, mucho más de un tercio, o más allá de llegar a nivel de base de la caudal cuando está deprimido y claramente superior más larga de radios suaves anal, pélvicas insertar un poco detrás de la base pectoral, con lo fuerte la columna vertebral y 5 radios, los radios pectorales 14-16 (usualmente 15); línea lateral escamas 49-57 (usualmente 51-54), escamas alrededor base de la cola 20-25 (usualmente 22-24); 6-7.5 escamas entre la línea lateral y la segunda aleta dorsal.En general la línea lateral de color plateado con negro, base de la aleta pectoral negruzco.Tamaño: al menos 37 cm.Habita en bahías, estuarios y partes bajas de las corrientes de agua dulce.Profundidad: 0-25 m. Lo encontraremos desde la boca del Golfo de California hasta el norte de Perú.
Centropomus ensiferus - Róbalo de espolón o Róbalo espinoso.- Pez conocido como Snook (Róbalo, Gualaje); llamado también Congo, es del Atlántico, y que tiene la misma distribución, su cuerpo es más corpulento y gordo que el undecimalis, no tiene una línea negra tan marcada en los costados y su color es diferente. Es una especie más pequeña en cuanto a su desarrollo, su distribución es similar aunque se limita a zonas donde la salinidad es menor como bocanas de río y estuarios.
Habita en aguas costeras, estuarios y lagunas, que penetra en el agua dulce, por lo general prefiere el agua salobre o de agua dulce muy bajo. Encontrado sobre fondos blandos.Se alimenta de pequeños peces ( Engraulidae , Clupeidae, etc) y crustáceos (principalmente camarones)
Centropomus medius - Róbalo aleta prieta. - Róbalo gordo..- Róbalo aleta manchada, Róbalo ojón, Gualaje aleta manchada, Gualaje ojón, Róbalo aleta prieta. Radios dorsales 8 - 10 (raramente 9), 3ª espina más larga que la 4ª; radios anales 3 - 7 (raramente 8); radios pectorales 13-15 (usualmente 14); total de branquiespinas en el primer arco incluyendo rudimentos 22-26 (usualmente 23-25); escamas de la línea lateral 61-72 (usualmente 64-67); escamas alrededor del pedúnculo caudal 18-21; segunda y tercera espinas anales más o menos iguales de largo, casi alcanza la aleta caudal, segunda mas gruesa que la tercera; aletas pectorales mucho más cortas que las pélvicas.
Plateado con línea lateral negruzca; tercio distal de aleta pélvica usualmente es negra; membrana negruzca entre la segunda y tercera espina de la aleta anal. Tamaño: crece hasta 55.8 cm. Habita en bahías, esteros y partes inferiores de quebradas de aguas dulces. Profundidad: 0-25 m. El sur de Baja y el Golfo de California central a Ecuador.
Centropomus mexicanus .- Róbalo constantino – Otra especie de Róbalo que podemos encontrar en el Atlántico este desde México hasta brasil, pasando por las Antillas e islas del caribe y Venezuela. Es conocido como Robalito o Chucumite en algunos lugares de México.
Su cuerpo no es tan alargado como el undecimalis y también cuenta con una línea negra en sus costados y su talla máxima es inferior a los 50 cm. Radios de la aleta dorsal suave 10 (raramente 9). Segunda espina de la aleta dorsal muy larga, pero no llega a la base de la cola. Escamas 68 a 79 en la serie lateral. Braquiespinas en el arco inferior 10-12
Centropomus nigrescens - Róbalo negro o Róbalo prieto.- Pez conocido como Black Snook (Róbalo Negro).Robalo negro, este es el representante máximo del océano pacífico, al igual que el undecimalis, es el que mas crece y que mas valor se le da en la pesca deportiva. Se le puede encontrar desde Baja California y mar de Cortes, hasta la parte norte de Colombia, su coloración es más oscura y por ello el nombre.
Ancho entre los ojos (71-74% del largo del hocico); radios dorsales 8 - 10 (raramente 9 u 11), la 1ª espina larga es mas corta que la siguiente; radios anales 3 - 6; radios pectorales 14-16 (usualmente 15): total de branquiespinas en el primer arco incluyendo rudimentos 19-23 (usualmente 20-22); escamas de la línea lateral 68-75 (usualmente 71-74); escamas alrededor del pedúnculo caudal 25-30 (usualmente 27-29); segunda y tercera espina anales relativamente cortas para el género, más o menos iguales en longitud, no exceden al radio anal más largo.
Generalmente plateado con línea lateral negruzca. Tamaño: alcanza 117 cm. Habita en bahías y esteros; también entra a ríos y quebradas. Profundidad: 0-25 m. El sur de Baja y las partes suroeste y este central del Golfo de California a Ecuador.
Centropomus parallelus - Robalito.- Pez conocido como Fat Snook (Róbalo gordo, Calva).
Duistribución: Atlántico desde Florida (USA) hasta Brasil. Habita en aguas costeras, estuarios y lagunas, que penetra en el agua dulce, por lo general prefiere el agua salobre o de agua dulce muy bajo.De vez en cuando en lagunas hipersalinas. Encontrado en fondos blandos someros. Se alimenta de peces y crustáceos.
 Cuerpo profundo, pero no comprimido lateralmente. Escamas muy pequeñas, 79 a 92 en serie lateral; escamas de la línea lateral con borde angosto negro. Este lo podemos encontrar también en el atlántico, desde la Florida hasta brasil, pasando por todo el golfo de México, como característica es que la espina de la aleta anal, esta muy desarrollada y su cuerpo no es alargado.

Centropomus pectinatus - Constantino.- Pez conocido como Tarpon Snook (Robalo Tarpon, Gualaje).Distribución: Atlántico desde Florida ( USA) hasta Brasil. Un robalo que podemos encontrar en la costa atlántica con la misma distribución del undecimalis, también es pequeño y no llega a medir más de 60 cm de longitud. 
Su cuerpo no es alargado y sus características le hacen muy similar al centropomus mexicanus. Aletas pélvicas amarillo-anaranjado con extremos negros. Línea lateral muy negra. Morro hacia arriba, cuerpo fuertemente comprimido. Escamas 61 a 72 en la serie lateral; branquiespinas en el arco inferior 10 a 12
Centropomus poeyi - Róbalo prieto.- Róbalo prieto, Mexican Snook, se le encuentra en el Golfo de México, y en las costas del caribe hasta las costas de Belice. Una de sus principales características es que su cola presenta una coloración gris a negra y es una especie de valor para la pesca deportiva. Pudiendo llegar a medir hasta 90 cm. Y pesar algo así como 9 kg.
COMO RECONOCERLO.- Pez alargado, comprimido, la parte superior de la cabeza va de recto a cóncavo, posee una boca grande, protráctil, la mandíbula inferior saliente con 2 aletas dorsales separadas por un espacio pequeño, cola fuertemente bifurcada con tres espinas fuertes; escamas grandes y ásperas, con una línea lateral a lo largo del medio cuerpo hasta el final de la bifurcación de la aleta caudal. Se puede definir que una de sus principales características es que su cola presenta una coloración de gris a negra. Puede llegar a medir hasta 90 centímetros y pesar algo así como 9 kilogramos


Una de sus principales características es que no tolera cambios bruscos de temperatura y por ello se limita a aguas tropicales que van desde los 24 a los 31 grados centígrados. Curiosamente también puede permanecer tanto en agua dulce como en agua salobre y salada, lo que permite que le podamos encontrar en ríos, esteros, estuarios, y en las costas, Es un pez litoral, por lo que su profundidad abarca desde el mismo rompeolas costero 0 metros. Los fondos en los que caza son indistintamente arenosos o rocosos, siendo su lugar predilecto las desembocaduras de los ríos y sobre todo los puertos, dársenas, pantalanes y escolleras. Los ejemplares de gran tamaño son bastante solitarios, mientras que en períodos juveniles se reúnen en bancos. Su carne es muy sabrosa y son muy buscados por los pescadores deportivos.
QUE COME.- El Róbalo al ser un depredador abarca un amplio abanico de especies en su dieta. Se alimenta tanto de algas, como de gambas, gusanos y cualquier pez de pequeño tamaño que se ponga en su camino. Siente predilección por los mújoles y pequeñas anguilas.
DONDE VIVE.- Se le encuentra en el Golfo de México, y en las costas del caribe hasta las costas de Belice. No es una especie de aguas profundas por lo que es posible encontrarle en lugares donde la profundidad va hasta los 20 metros, por lo que su hábitat se limita a las zonas costeras.
Centropomus robalito - Constantino o Róbalo de aleta amarilla.- Cuerpo alto (altura comprendida de 3,1 a 3,8 veces en la longitud estándar); la longitud de la cabeza 2,4 a 2,6 veces la longitud estándar; perfil predorsal levemente cóncavo por encima de los ojos.Branquiespinas totales en el primer arco (incluidos los rudimentos), 26 - 31 (generalmente 27 - 30).Primera aleta dorsal con 8 espinas (3ª la más alta) y segunda aleta dorsal con una espina y 10 radios (raramente 9 - 11).Aleta anal con 3 espinas y 6 radios (raramente 7).La segunda espina anal robusta y más larga que la 3ª,  plegada alcanza una vertical a través de la base de la aleta caudal.Aleta pectoral con 14 - 16 radios (usualmente 15). Escamas en la linea lateral 47 - 55 (usualmente 50 - 54). Escamas al rededor del pedúnculo caudal 18 - 22 (usualmente 19 - 21).
Cuerpo de color gris claro, dorso gris azulado, vientre blanco plateado; aletas pélvicas y anales de color amarillo. Linea lateral clara. Membrana entre las espinas anales 2ª y 3ª pueden ser o no de color negro.Talla máxima 34,5 cm. de longitud total.Vive en sistema lagunas estuarios, zonas costeras y asciende las corrientes de agua dulce.Lo encontraremos desde laguna San Juan, Sonora, México hasta el norte de la costa des Pacifico de Colombia.
Centropomus undecimalis - Róbalo común o Róbalo blanco.-  El róbalo común o róbalo blanco es la especie Centropomus undecimalis, un pez marino y de agua dulce de la familia centropómidos, distribuido por el mar Caribe, el Golfo de México y la costa oeste del océano Atlántico desde Florida hasta Brasil.Este tipo de róbalo cuenta con una forma corporal distintiva, mostrando la cabeza algo alargada, una mandíbula prominente, aletas grandes y lo mas característico es una línea negra que corre a todo lo largo de sus lados.
 La línea se encuentra presente en todas las subespecies de este tipo de róbalo. La coloración del pez puede ir desde el gris obscuro hasta el negro en la superficie dorsal, sombreando a plateado en los lados. Las aletas son amarillentas. Como sucede con peces intracosteros, la coloración puede variar con la temporada y el hábitat. Los róbalos de aguas internas por lo general tienen lados más oscuros.
COMO RECONOCERLO.- La longitud máxima descrita que suelen alcanzar es de unos 50 cm, aunque se han descrito capturas de hasta 140 cm. El color del cuerpo es muy claro, con una característica línea lateral de color negro.Tienen en la aleta dorsal 8 a 9 espinas y 10 radios blandos, mientras que en la aleta anal tiene 3 espinas y 6 radios blandos.Viven en el mar en aguas tropicales cálidas de poca profundidad asociados a arrecifes, aunque es una especie anfídroma que también habita los ríos y estuarios, Son depredadores de todo tipo de peces y crustáceos.
Su pesca tiene gran importancia comercial, siendo frecuente su presencia en los mercados por su excelente carne, aunque su precio resulta ser bajo. También ha sido cultivado en acuicultura, así como también es buscado en pesca deportiva por el gran tamaño de algunos ejemplares.
QUE COME.- Se alimenta de peces y de crustáceos (camarones y cangrejos).
DONDE VIVE.- Habita las aguas costeras, estuarios y lagunas, penetra al agua dulce, usualmente a profundidades menores de 20 metros. Se le encuentra en manglares, rompeolas y puentes. Se congrega en pasajes y ríos durante la época de desove, Mayo a Septiembre. El desove es en verano, no puede tolerar agua fría (18 C.) puede tolerar agua dulce o agua salada. Este pez es un gran oportunista, búsquelo en sitios en donde el espera a sus presas, tales como muelles, puentes, islotes o estructuras costeras como arboles caídos. Los esperará en áreas de corriente al cambio de la marea o en el área de penumbra en los muelles iluminados.Tiene movimientos estacionales en agua dulce. Muy valorado en la pesca deportiva. Distribución Atlántico occidental: Florida meridional (EE.UU.), costa del sudeste del golfo de México, la mayoría de las Antillas y costa del Caribe de Sudamérica y Centroamérica que se amplía en dirección Sur a Río de Janeiro, Brasil; también Carolina del Norte y Texas, EE.UU.
Centropomus unionensis - Róbalo serrano.- Róbalo chato, Róbalo mano de piedra, Róbalo serrano. Perfil de la cabeza cóncava, nuca jorobada en adultos; radios dorsales 8 - 9 (ocasionalmente 10), 3ª espina dorsal ~ igual a la 4ª; radios anales 3 - 6 (raramente 5); radios pectorales 15-17 (usualmente 16); total de branquiespinas en el primer arco, incluyendo rudimentos, 22-24; escamas de la línea lateral 46-52 (usualmente 48-51); escamas alrededor del pedúnculo caudal 22-25 (usualmente 23-24); segunda espina anal mucho más fuerte que la tercera espina y un poco más larga, también excede la longitud del radio anal más largo casi alcanza aleta caudal.
Generalmente plateado con un matiz amarillento en la cabeza; línea lateral clara; aletas pectorales, pélvica y anal amarillentas; extremo de la primera aleta dorsal con una mancha negra. Tamaño: alcanza por lo menos 36 cm. Habita en bahías, esteros y partes bajas de cauces de aguas dulces. Profundidad: 0-25 m. El Salvador a Perú.
Centropomus viridis - Róbalo plateado.- Otro representante de la familia centropomidae, llamado en algunos lugares como Róbalo Blanco, o “White Snook” también del Océano Pacífico, desde Baja California México, hasta el Perú, incluyendo las islas Galápagos.
COMO RECONOCERLO.- Cuerpo alto; longitud de la cabeza 2.4 a 2.6 veces en la longitud estándar; perfil predorsal levemente cóncavo por encima de los ojos. Branquiespinas totales en el primer arco (incluidos los rudimentos), 26-31 (generalmente 27-30.). Primera aleta dorsal con 8 espinas (3ª la mas alta) y segunda aleta dorsal con una espina y 10 radios (raramente 9 ó 11). Aleta anal con 3 espinas y 6 (raramente 7) radios. La segunda espina anal robusta y más larga que la 3ª, plegada alcanza una vertical a través de la base de la aleta caudal donde termina el pedúnculo caudal. Aleta pectoral con 14-16 radios (usualmente 15). Escamas en la línea lateral 47-55 (usualmente 50-54). Escamas alrededor del pedúnculo caudal 18-22 (usualmente 19-21).Talla máxima registrada 92,5 cm de longitud.Puede llegar a los 122 cm de longitud total
Color del cuerpo gris con reflejos verdosos en el dorso, nunca negro azuloso. El cambio de gris a verdosos de los flancos al blanco del vientre es gradual y las aletas pélvicas generalmente presentan blanco y o amarillo. Esta coloración puede verse disminuida a tonalidades de grises dependiendo del lugar de captura (en la zona con mayor influencia de agua dulce la coloración es más pálida).Linea lateral negra.Los juveniles presentan el borde de las membranas que conectan las espinas de la primera aleta dorsal de color negro.
DONDE VIVE.- Desembocaduras de ríos a mares y lagos.Manglares.Playas.Arrecifes y estructura sólida hundida (naves hundidas).Entradas de agua (inlets) y puentes.Embarcaderos y muelles.Canales residenciales y cauce de ríos.Corrientes artificiales (plantas termoeléctricas e hidroeléctricas). Este animal tiene nervios altamente sensibles a lo largo de la linea negra a sus costados, el cual le permite sentir hasta la mínima variación de movimiento de otros peces o señuelos.
Su distribución. Isla Asunción, en la costa Pacifica de Baja California sur y en el golfo de California desde Guaymas, Sonora y bahía Concepción, baja California sur, hacia el sur hasta Paita, Perú y las islas Galápagos.Es la especie del genero más ampliamente distribuida en el Pacifico.
INDICACIONES PARA LA PESCA.- Las indicaciones aquí dadas son para todas las especies de róbalos.La forma de pescarlos; Pesca a la espera, cerca de estructuras artificiales, desembocaduras de ríos, manglares.(hablando de pesca submarina). Con caña con técnicas de spinning o casting utilizando jerkbaits, o camarones vivos.
Es importante para el pescador de caña conocer con el mayor grado de detalle el pez en el cual está interesado en pescar por tanto se presentan datos cuya importancia implica poder identificarse plenamente con las 12 especies americanas existentes; las mismas viven en las zonas costeras de los océanos Atlántico y el Pacífico
Los Róbalos poseen las siguientes características: Son estrictamente acuáticos toda la vida y son potádromos, esto implica que pueden moverse libremente entre los ambientes de aguas dulces y salinas.
Extraen el oxígeno disuelto en el agua mediante las branquias que están dispuestas a cada lado de su cabeza, esta condición se da cuando el pez absorbe agua por la boca trasladando el líquido a las branquias cuya estructura captura las moléculas de oxígeno.
Su locomoción se realiza mediante aletas natatorias que le permiten además mantenerse en equilibrio, específicamente en el róbalo se observan : 1 aleta caudal, 2 aletas pectorales,2 aletas laterales, 1 aleta anal, 2 aletas dorsales.Una vejiga natatoria es utilizada para regular la profundidad a la que el pez desea estar. Este órgano se infla o desinfla a deseo del pez.Tienen escamas que les protegen, estas son estructuras de queratina que cubren prácticamente todo el cuerpo y además sirven para generar una menor resistencia al agua en que se desplaza el pez.No poseen párpados en los ojos, el medio acuoso le provee lubricación, los ojos son muy sensibles a la luz.Tienen un corazón con dos cavidades.Su cerebro es considerado el más primitivo de todos los vertebrados (peces) dado su tamaño en comparación con sus cabezas.
Un gran porcentaje del comportamiento y actividad del pez está regido por instintos ancestrales y un porcentaje bajo a nivel de aprendizaje.Su esqueleto está formado por huesos, los cuales conforman la estructura del cuerpo y le dan soporte a los músculos, protegen los órganos internos del pez.Su temperatura corporal es regulada por la temperatura ambiente (animales poikilotermos). En el caso particular de los róbalos existe un rango de temperatura en donde se les puede encontrar confortablemente moviéndose entre los 20 grados centígrados a 26 grados centígrados a menores temperaturas de 15 grados centígrados la especie entra en estado catatónico y muere.Son hermafroditas lo que implica que pueden realizar un cambio de sexo a partir de cierta etapa en sus vidas lo cual va asociado a los ciclos reproductivos y de preservación de esta especie. Este cambio puede ser realizado por el róbalo desde los 2 años de vida en adelante hasta una edad promedio de 7 años; su nivel de vida óptimo posible puede estimarse en 20 años en Centropomus undecimalis y Centropomus nigrescens sus dos especies de mayor tamaño y peso.
SENTIDOS.- El Róbalo posee sentidos muy desarrollados en comparación con los del ser humano, por tanto estos sentidos responden con mucha más rapidez y exactitud ante los estímulos presentes en su medio ambiente ventaja para el pescador de caña; en estricto orden están programados sistemáticamente a nivel biológico y genético para que el pez pueda subsistir en un medio muy complejo con grandes dificultades alimenticias, físico - químicas, ambientales y de alta depredación como las que presentan las aguas marinas y el hombre como depredador máximo en la cadena alimenticia.Entonces los sentidos responden ante estímulos muy diversos como podrían ser: temperatura, presión, sonido, vibración, alcalinidad, acidez nivel salino, sabor, movimiento, dimensión, color, entre otros.Sus sentidos pueden ser descritos de la siguiente forma:
EL GUSTO.- Nótese la estructura bucal del pez en la cual se encuentra su lengua y paladar partes integrantes del sentido del gusto del pez.Los factores químicos son determinantes para la alimentación ya que los peces pueden gustar los alimentos. Las róbalos tienen órganos especializados del sentido del gusto en la epidermis de la boca y de los labios, en la faringe y en el hocico mediante los cuales perciben claramente los compuestos que aparecen en los alimentos.Realizando una comparación con un pez herbívoro se ha determinado a nivel experimental que la carpa común (Cyprinus carpio) experimenta sensaciones gustativas similares a la de los mamíferos percibiendo lo salado, lo dulce, lo amargo y lo ácido.
EL TACTO.- Nótese la línea punteada en negro al costado del cuerpo del Róbalo la cual es una de sus zonas más sensibles y característica de su sentido del tacto a distancia.El tacto está distribuido sobre cualquier punto de la superficie del pez , esta superficie recibe los estímulos físicos del medio ambiente a través de receptores de la piel. El tacto a distancia se presenta mediante su línea lateral el cual es un mecanismo anatómico y fisiológico que refuerza la detección de los desplazamientos hidrodinámicos de la presa, predadores o compañeros de cardúmen y en la percepción de los objetos fijos que reflejan los movimientos del agua traídos por el pez hacia sí mismo mediante la natación; esta línea lateral esta evidenciada fuertemente por escamas con poros entre el borde superior del opérculo y hasta la base de la aleta caudal; la línea regula y dispara el acto fisiológico de la alimentación además informa al pez sobre las alteraciones causadas por corrientes pequeñas, por vibraciones de tipo mecánicas por debajo de los 100 cps (ciclos por segundo) o por el desplazamiento calmado pero irregular del agua circundante.
 LA VISION.- Nótese el ojo del Róbalo totalmente adaptado para observar a sus presas en el agua.Las aguas a menudo no son totalmente cristalinas en el mar por la gran dispersión de elementos en la misma, en ellas los rayos luminosos sufren múltiples dispersiones, es por ello de gran importancia biológica el detectar ligeros movimientos y cambios de color que signifiquen presa, predador o compañero para el róbalo; de esta forma los peces han desarrollado un mecanismo a nivel de retina que se ha especializado en la percepción del movimiento, el mejoramiento del contraste y la formación de imágenes claramente enfocadas.
Los róbalos son peces que poseen la capacidad de percibir una amplia gama de colores del espectro de banda angosta (rojo, naranja, amarillo , azul, verde, etc.) y ven colores complementarios en el espectro de los ultravioletas. Cabe mencionar que el color rojo es el de mayor alcance visual dentro del espectro de banda angosta o colores del arcoiris sin embargo también en el agua es el que más pronto desaparece conforme se adentra en la columna de agua dado que la misma absorbe la onda del color rojo tornándolo en un gris.
El blanco no es percibido por el róbalo como lo ve el ser humano, el blanco refleja todas las ondas de color del espectro y es por ello que el blanco es uno de los colores más efectivos para su pesca. El color blanco en los señuelos despierta el evento de ataques sobre el artificial consistentemente en todas las condiciones de tiempo y condición del agua.El Róbalo es un pez que puede capturar un señuelo en las aguas turbulentas del mar en aguas que presentan muy poca transparencia o realmente turbias y muy cercana a los fondos, esto es una muestra de su gran capacidad visual, la cual utiliza muchas veces en la detección del contraste de los colores de las aguas circundantes.
EL OLFATO.- El sentido del olfato del Róbalo se encuentra en la zona superior de su boca y le permite distinguir diversos olores de tipo alimenticio y no alimenticio.El sentido del olfato está representado a través del epitelio olfativo, conectado con el nervio olfativo del saco nasal; la sensibilidad del olfato sirve para la orientación cuando es seguido del aumento de la intensidad odorífera de las moléculas disueltas en el agua.
La mayoría de las sustancias odoríferas que desempeñan un papel biológico importante son de naturaleza orgánica.
Los peces de olfato agudo como los bagres (Ictaluridae) emplean este sentido para sus relaciones sociales haciendo diferencia entre individuos de un grupo o jerarquía social, por medio del olor específico de la mucosa de cualquier pez.El olfato es un determinante en la alimentación de los peces ya que a nivel instintivo el pez logra detectar de que se trata el tipo e alimento y puede además seguir el rastro odorífero de un pez, cardumen de peces o banco de camarones.
EL OIDO.- Permite detectar al pez el sonido que producen en el medio acuático la infinidad de microorganismos, organismos, estructuras y sonidos relacionados con la superficie transformados en vibración. Los róbalos pueden percibir diferencias de intensidad con un margen que van desde los 16 a los 1300 cps. (ciclos por segundo).
Los sentidos pueden ser utilizados en combinación o inclusive a nivel independiente (white noise), lo que le brinda ventajas al pez bajo las diversas circunstancias a las que se ve sometido en el transcurso de cada momento de su vida.
ALIMENTACIÓN.- La alimentación de los peces es de fundamental importancia para los estudiosos en las ciencias del mar ya que de esta depende que las especies se encuentren en las cantidades requeridas para cubrir la creciente demanda mundial de alimentos; por otra parte es de vital importancia para los pescadores el conocer los fundamentos en que se basan los principios de la alimentación de las especies ya que de ello depende que puedan ser capturadas ya sea con carnadas o con artificiales con mayor eficiencia.
La alimentación es un factor crítico para las especies marinas ya que de esto depende la perpetuidad de las especies. Si se rompe el ciclo del alimento vital de los peces marinos, muchos de ellos podrían extinguirse tan rápidamente que la humanidad no se percataría de ello hasta muy tarde.
Para fines de conocimiento se pueden distinguir tres clases de variables que afectan el acto de la alimentación de los róbalos, éstas a su vez se subdividen en tipos:
1. VARIABLES FISIOLOGICAS.- Aquellas variables que son funciones directamente relacionadas con la fisiología del pez como organismo viviente.
2. VARIABLES QUIMICAS.- Aquellas variables que dependen de la química de la materia y de su composición.
3. VARIABLES FISICAS.- Aquellas variables que dependen del comportamiento de la física presente en el planeta.
Todas estas variables y sus tipos contribuyen a regular el proceso de la alimentación de los peces y aún hoy en día sobre éstas variables los científicos del mundo siguen realizando experimentos en el campo y en laboratorio, que permitan cada vez tener respuestas a muchas interrogantes que se dan sobre este tema.
El Róbalo puede considerarse una especie carnívora ya que es la base de su alimentación, corresponde al reino animalia.
COSTUMBRES - A nivel de costumbres debe considerarse el hecho que un depredador como el róbalo que ocupa básicamente la cúspide en la cadena alimenticia nació siendo un pequeño alevín de un tamaño no mayor a los 2 milímetros siendo parte integrante del zooplancton del vasto mar, allí aunque sus características de depredador le son siempre convenientes muchas otras especies buscan alimentarse con los pequeñines róbalos.
Lo anteriormente mencionado hace que los peces a través de cientos de horas de vida mantengan un comportamiento de perfil bajo, siempre protegiéndose de otros seres que en potencia pueden causarles daño. Así es como estos peces aprenden a emboscar a sus presas en zonas en donde se existan zonas de cobertura y a patrullar en la zona del oleaje en donde se hace confuso para otros depredadores atacar con efectividad.
El róbalo es un pez especializado en el ataque tipo emboscada por lo que los sitios propicios para encontrarle serán cercanos a estructuras naturales o artificiales, en los cursos de agua que salen al mar, los canales de los manglares, zonas de pozos en la costa, zonas adyacentes a los bancos de arena y en el oleaje que se encuentre cercano a las desembocaduras de los ríos.
La comprensión de la forma de ataque del pez es importante para el pescador ya que de ella deriva la forma más efectiva de capturar un espécimen; la característica principal será un ataque por succión con la estructura bucal abierta para inmediatamente cerrar la boca e ingerir el alimento. Es por ello que esta especie es un tanto complicada para capturarle ya que muchos de los impactos sobre el artificial son tan suaves que cuando el pescador reacciona es demasiado tarde y el pez ya ha logrado expulsarlo hasta una zona fuera de su cavidad bucal.Además de lo anterior existe una característica en esta clase de peces y es que la zona de la boca tiene zonas blandas que en fácilmente se desgarran al contacto con un artificial.
LA PESCA DEL ROBALO.- Antes de empezar con el tópico de pesca les presento algunas consideraciones que son importantes y que ahuyentan a los peces en el campo de acción:
- Ruido
- Vibración
- Acercamientos inadecuados del pescador
- Presentación de artificiales con contacto severo en el agua
- Turbulencia excesiva de las aguas
- Sombras proyectadas en el agua
- Objetos de gran magnitud en el agua (cuerpo del pescador)
- Movimiento excesivo de un artificial
- Sustancias odoríferas en el agua (repelente, aceite, bronceador)
- Presencia de otros predadores acuáticos en mucha cantidad (peces predadores.)
Momento de máxima probabilidad para la captura de grandes róbalos. El pescador de caña debe considerar dos 2 períodos de máxima probabilidad en el tiempo de primavera y verano para la captura de róbalos trofeo en la zona del oleaje, dado que esta especie es de hábitos alimenticios nocturnos (nótese la excepción de momentos de altas concentraciones de presas, que es cuando se dan los grandes cardúmenes de peces y las capturas se dan sin importar otros factores de tiempo):
De 4:30 a.m. a 6:30 a.m. (Horario matutino)
De 5 p.m. a 7 p.m. (Horario vespertino)
En estos dos momentos se presentan siempre picos alimentarios dada la condición a nivel circadiano o ciclo horario de los peces (momento de requerimiento alimentario); además son momentos en que el nivel lumínico se afectan en menor grado los ojos de los róbalos los cuales no poseen párpados para su protección contra los rayos solares; en otros palabras a estas horas la visión de los peces manifiesta una gran mejoría visual y presenta adecuada obtención de información de las presas potenciales y / o señuelos.Existen por tanto períodos de máxima probabilidad en la que la experiencia dicta la captura de los grandes róbalos
1. Cuando se pueden combinar los horarios de amanecer y anochecer con ciclos de mareas intermedias (altas o bajas) en zonas cercanas a las rocas y bocas de ríos allí se dan probabilidades altas de pesca. En las condiciones de medio ciclo mareal la cantidad de agua que se encuentra cerca de la playa y en la zona de rocas permite un movimiento adecuado a nivel de profundidad tanto para los peces grandes como para las presas que se mueven en la zona.Las características de las mareas medias implican un flujo de corriente (saliente o entrante) en donde se mueven múltiples organismos, los predadores siempre estarán de frente al flujo de la corriente.
2. Cuando se pueden combinar los horarios de amanecer y anochecer en las bocas de los ríos con mareas muy cercanas a estar totalmente secas esto permite la colocación de los señuelos en zonas que generalmente están vedadas para el pescador de caña permitiendo prácticamente que los señuelos sean capturados a pocos metros de la zona de lanzamiento.Los peces estarán siempre en dirección frontal a la corriente esperando moverse al ataque de las presas.
3. Las noches de luna en las zonas de las bocas de río presentan condiciones ideales para la captura de grandes especimenes, ya que los róbalos se acercan bastante a la orilla y esto permite que con las condiciones de luna se alimenten activamente durante este período nocturno, dándole la oportunidad al pescador de presentar señuelos adecuados y realizar capturas insospechadas.
4. En el resto del día aplican las variantes de movimiento mareal intermedio y la concentración de róbalos existente en la zona, más concentración de presas potenciales (lisas, camarones, sardinas, ballyhoo y otros peces pasto.)
En el tiempo de invierno en las zonas tropicales la pesca en zonas de bocas de río se ve notablemente disminuida dado que la concentración salina, la gran cantidad de suciedad en el agua y la temperatura no les es agradable a los róbalos y estos se mueven a zonas de aguas cuya condición y temperatura sean adecuadas para su bienestar biológico.En este tiempo de invierno bien lo dice el experto en Róbalos de Costa Rica Roberto Bonilla que el Róbalo de invierno es un pez muy grande dado que por lo general son los grandes solitarios que se acercan a las zonas de la bocas de los ríos. Así que su pesca en invierno requiere que el pescador sea muy constante para lograr capturarlo.La noche es un momento ideal para la captura de los róbalos en las zonas de puentes y estructuras tales como muelles y plataformas dado que en este sitio los róbalos buscan alimentarse de la gran cantidad de presas que se mueven alrededor de estas zonas. Especialmente cuando existe iluminación esta atrae a grandes cantidades de crustáceos, peces pequeños y por supuesto a los grandes róbalos.
En los países del norte en donde las temperaturas de las aguas varían drásticamente de acuerdo a las estaciones del año el mejor tiempo para su pesca es desde la primavera dándose el pico de pesca en el tiempo de verano, momento en donde las aguas presentan temperaturas adecuadas, posteriormente cuando las aguas comienzan a enfriarse los róbalos se mueven hacia zonas de refugio en algunas ocasiones ignotas. Es un tiempo en donde se les extraña.Las excepciones a la regla nos la presentan los róbalos pudiendo capturarse verdaderos titanes en momentos totalmente inusuales e inesperados; sin embargo estas son las la excepciones y no la regla en la pesca deportiva de estos especimenes.
El lugar en que se escogerá la pesca del róbalo es de importancia crucial si se intenta tener éxito en su pesca.Analizando las zonas propicias para que el róbalo capture a sus presas se indican los sitios de máxima probabilidad:
- Zona de bocas de río y esteros
- Zonas con oleaje costero
- Zonas que presenten corrientes o flujos de agua (pozos)
- Zonas con estructuras hundidas o semi - sumergidas
- Zonas con raíces en el manglar
- Zonas con troncos semi - sumergidos
- Zonas con fondos rocosos costeros
- Zonas adyacentes a muelles
- Zonas de arrecifes artificiales
- Zonas cercanas a barcos hundidos
- Zonas de Esteros
- Zonas de lagunas internas del manglar
- Zonas adyacentes a puentes y pilotes
El pescador escogerá el sitio propicio en donde presentará sus artificiales, considerando este acto como un efecto de tipo secuencial que es el que generan las máximas probabilidades de pesca entre más tiempo esté el señuelo en el agua.El pescador verificará mediante preguntas a los pescadores locales para identificar la existencia de la especie buscada en una zona particular esta será un buen dato para empezar el día (lo cual no garantiza la pesca).
Un señuelo debe ser presentado con la magia que representa el movimiento aplicado el cual es el que deriva efectividad en la pesca del Róbalo.Se hablará de este concepto que aplicado a la pesca maximiza las probabilidades de captura de los róbalos; este concepto es el movimiento aplicado en la pesca con señuelos artificiales.
El movimiento de un ser vivo tiene características particulares de acuerdo a la especie que se estudie para ser aplicada en el movimiento a ser presentado en el señuelo.Recordemos que todos los movimientos en la naturaleza se ajustan a secuencias matemáticas exactas y esos son los movimientos simétricos de la gran mayoría de especies que existen en el mundo.Es momento de introducir el concepto de irregularidad matemática del movimiento que es el que rompe la simetría del movimiento natural de las presas en sus tiempos de ejecución y esta irregularidad matemática de movimiento hace que en el instinto del pez se vuelva un disparador del ataque, llámese alimentación o territorialidad.En otras palabras cuando el movimiento rompe su simetría el depredador observa a una presa que se encuentra en problemas natatorios y se cumple la ley de la preservación de las especies en donde débiles, heridos y enfermos son pasto de los depredadores.Como ejemplo se puede citar el movimiento de una escuela de peces cuyos movimientos de desplazamiento son simétricos, sin embargo dentro del grupo algunos peces son más débiles, algunos enfermos otros seniles; el depredador detecta esta asimetría en el movimiento de la masa de peces y ataca sin piedad a estos individuos.
Los depredadores necesitan mantener un nivel razonable de fuerza siempre y no desperdiciarán oportunidades en materia de alimentación, ni tampoco se excederán al límite en una persecución dado que esto puede acarrearles problemas ante la presencia de otros depredadores.Hablaremos entonces un poco de las presas naturales de los peces y de sus movimientos específicos:
- Anélidos: Gusanos planos o redondos
- Bacterias y dinoflagelados(para las crías de los peces)
- Crustáceos: pulgas de agua, cangrejos, camarones, langostinos, langostas.
- Peces: sardinas, lisas, agujas, ballyhoos, y múltiples especies de peces en crecimiento.
- Zooplancton (para crías de los peces y peces especializados)
Es importante recordar que todo pez grande normalmente nace con dimensiones minúsculas en la mayoría de los casos no mayor a 1 milímetro y que por tanto tendrá que pasar por la cadena trófica o alimenticia completa para llegar a tener las dimensiones del gran depredador de las aguas.Es por ello que dentro de su aprendizaje de alimentación los peces han observado un sin fin de movimientos de las presas vivas en sus desplazamientos por el agua; esta es la razón por la que el aprender patrones de movimiento de las presas siempre será efectivo para la captura de grandes especimenes.Los patrones de movimiento que deben ser emulados por el pescador en el campo de acción pueden enumerados de la siguiente forma:
1. Rectilíneo a nivel horizontal, lateral, vertical
2. Curvilíneo a nivel horizontal, lateral, vertical
3. Circular a nivel vertical, lateral, horizontal
4. Oscilante a nivel vertical, nivel horizontal y combinación niveles verticales – horizontales.
5. Movimiento y pausa (intermitente) a nivel horizontal, lateral, vertical y combinaciones de movimientos mencionados anteriormente.
6. Vibratorio movimiento del cuerpo a nivel vertical, horizontal y combinación de los movimientos descritos anteriormente.
7. Ciliar a nivel vertical, horizontal, circular
8. Continuo patrón de movimiento en desplazamiento vertical, lateral u horizontal
9. Irregular patrón asimétrico de movimiento combinando verticalidad, horizontalidad y lateral en secuencias irregulares matemáticas
Aquí es importante mencionar que siempre una presa débil o enferma presentará un patrón irregular matemático de movimiento en comparación con la simetría matemática del movimiento natural de sus congéneres. No podrá nadar adecuadamente y sus movimientos serán muy perceptibles para el cazador de las aguas.La pregunta fundamental en movimiento aplicado sería como lograr transferir una imitación del movimiento natural hacia un artificial creado por el hombre.La respuesta implica una observancia de la dinámica del movimiento y la práctica por parte del pescador para crear una realidad en el artificial que está utilizando.
En esto una recomendación básica para el pescador es tener una pecera en casa en donde pueda observar el comportamiento de movimiento de diferentes especies; tomar apuntes y aprender las secuencias de estos movimientos los cuales tratará de transferir posteriormente en el campo de acción.Los movimientos a ser recreados deben cumplir con un máximo de ejecución en el campo de pesca.Los peces tienen un cerebro muy primitivo comparativamente hablando en el caso de los vertebrados, su cerebro no tiene la capacidad de pensamiento y menos para conceptuar en esta materia cosa que si realiza el ser humano; por el contrario el cerebro del pez involucra un mayor porcentaje de instinto y reacciona ante patrones muy simples.Por tanto si lo que ve un pez tiene alguno de los patrones de movimiento enumerados anteriormente y ellos corresponden a los de las presas naturales que el consume habitualmente el cerebro del pez indicará la presencia del alimento y el acto de la alimentación será disparado por la línea lateral quien es la que controla y regula este acto.
Por el contrario si el patrón de movimiento se aparta demasiado de lo conocido por el pez y lo que su instinto le indica, el pez utilizará un efecto “White noise” que es ignorar el objeto que se le presenta por delante, evitarlo o huir del mismo.¿La pregunta es como hacer este insólito acto de presentación de vida virtual ante el pez con un señuelo? La respuesta es obsérvese el movimiento natural de las presas reales y mediante el movimiento de la caña más la combinación de velocidad y pausa del carrete es lo que crea el movimiento.Es importante destacar que los movimientos de los señuelos deben adaptarse a la zona en donde se pesca ya sean de tipo horizontal, semi- horizontal en zonas de costa o de tipo vertical o semi- vertical cuando se pescan zonas de profundidad.
COMO ATACA EL PEZ EL SEÑUELO.- 
1. Observación de artificial. Desde un punto de observación en su desplazamiento por las zonas en donde existen condiciones de corriente y propicias para una emboscada el róbalo espera el momento justo observando detenidamente su entorno hasta obtener un estímulo adecuado ya sea táctil derivado de la percepción de su línea lateral o de sus ojos para interceptar rápida y contundentemente a su presa.
2. Seguimiento continuo. El róbalo cambia de posición, se aleja de su punto de referencia e inicia un desplazamiento sobre la trayectoria que lleva el señuelo en la corriente, genera con un esfuerzo natatorio de su aleta caudal un movimiento de dirección y velocidad adecuado para buscar de inmediato la presa potencial.
3. Acto de alimentación. El acto de la alimentación es desencadenado por la línea lateral que es la que controla la reacción del róbalo cuando ha dejado atrás cualquier tipo de retracción natural y se prepara para comer, en este caso y teniendo a su alcance inmediato la presa, el movimiento natatorio se acelera, se determina la distancia de impacto en el cerebro y las mandíbulas se abren en toda su extensión con la finalidad de dar caza a la presa potencial.La presa entra en el campo espacial de la boca abierta en toda su extensión y es succionada posteriormente los poderosos músculos de la mandíbula hacen que la boca se cierre con gran poder, aplicando muchas libras de presión, con la finalidad de atrapar dañando la presa y / o matarla.La presa capturada ya introducida en la cavidad bucal es posteriormente es tragada y asimilada.
LA ESTRATEGIA DEL PESCADOR
El ser acuático se encuentra ciento por ciento adaptado a su medio, razón por la cual el pescador se encuentra en desventaja comparativa con el pez, sumado a esto se pueden mencionar otros factores que si no son estudiados a conciencia pueden permitir el rápido desenlace y el escape de una gran pieza por ineficiencia en el sistema de pesca o una reacción tardía por parte del pescador.
La palabra estrategia se desprende de una planeación anticipada sobre acontecimientos de probabilidad y puede ser clave para el pescador porque le permitirá estar preparado ante situaciones que ameriten diferentes ejecuciones de esfuerzo táctico y físico para lograr con éxito la pesca del róbalo.
La realidad puede presentar muchas variantes debido a que cada pez reacciona diferente aun en un mismo lugar, sin embargo se debe recalcar la importancia de diseñar un modelo hipotético que permita estar preparado ante la mayoría de situaciones inesperadas.
En principio y sin excluir algunos otros imprevistos se pueden citar algunas claves para que con su debido análisis sirvan como instrumentos en el desarrollo hipotético de una buena estrategia de pesca:
1. Presencia de corrientes (percepción visual y física)
2. Profundidad (percepción visual y táctil con el señuelo)
3. Enumeración de posibles obstáculos (dentro y fuera de las aguas)
4. Posibles vías de escape del pez (lateral, frontal).
5. Reacción hipotética ante una gran pieza (entre las 10 libras en adelante)
6. Rutas de persecución en la zona de pesca, cuando el pez genera una escapada violenta y cuando se pueda suponer que deje el carrete sin cuerda.
7. Lugares probables y adecuados para acercar la pieza a la orilla.
8. Capacidad de cuerda y tensión del carrete a utilizar.
9. Forma de sacar una pieza en un lugar incómodo.
10. Tiempo probable de pelea (adaptándose para peleas largas).
11. Análisis de movimientos solunares correlacionados con las mareas.
12. Capacidad para determinar las zonas de mayor confluencia y alimentación de la especie.
13. Periodicidad en la concentración de Róbalos en determinadas zonas de alimentación y desove.
PRIMERA FASE (Colocamos el Señuelo).- El señuelo debe ser colocado en el punto de mayor impacto visual y auditivo para el pez, es necesario observar el punto escogido en la zona de confluencia de las corrientes y dirigir con un movimiento continuo la caña y generar el lanzamiento con elegancia y fortaleza en la dirección del lugar escogido en el oleaje o en el pozo profundo en las cercanías de la costa (la práctica hace al maestro).
Cuando pensemos en la pesca con artificiales debemos observar con detenimiento el continuo tirar del pescador profesional, entenderemos de que se trata de una secuencia acertada entre la visión, la distancia, la fuerza del lanzamiento, para lograr un objetivo planeado, estos factores combinados logran llegar a un blanco proyectado mentalmente y materializado en la realidad en donde nos imaginamos u observamos la presa potencial que en este caso es un róbalo. Naturalmente existen pescadores con un acierto innato de pesca, pero para el novato o para el pescador que busca la excelencia la práctica de lanzamientos debe realizarse religiosamente sobre objetivos planeados a través de la zona escogida. Se busca la colocación exacta y con suavidad en el momento de posar el señuelo sobre la superficie del agua, talvez en breves segundos la respuesta no se haga esperar y el señuelo será atacado sin piedad por el poderoso ser acuático que se interesa por la presa al alcance de su campo de acción.
“Si un artificial se presenta ante un pez disminuyendo los factores inherentes a la presencia humana se logrará la emboscada perfecta”.Se deberán realizar lanzamientos:
1. Lanzamientos sistemáticos en el corte de agua entre dos corrientes, exactamente en donde se marca la línea de diferente tonalidad entre ambas aguas.
2. Lanzamientos entre el espacio que se genera entre dos olas con desplaza¬miento lento del señuelo para buscar peces al nivel cercano al fondo o media agua. También es posible utilizar señuelos de superficie total.
3. Lanzamientos buscando los puntos de aguas muertas producidas por las corrientes, lugares propicios para una emboscada por parte del róbalo
4. Lanzamientos calculados a tocar puntos cercanos al fondo en la corriente en la salida del río hacia el mar.
5. Lanzamientos buscando el pasar el señuelo cercano a la detección del movimiento de los peces en la corriente.
6. Lanzamientos calculados a penetrar en puntos del mar que presenten características de protección, bahías, rocas.
7. Lanzamientos en zonas de profundidad en donde medren estos peces.
8. Lanzamientos sistemáticos detrás del las olas
9. Lanzamientos sistemáticos frente a la ola
10. Lanzamientos haciendo que el señuelo navegue la ola
11. Lanzamientos tratando de lograr que el señuelo pase cercano a estructuras, troncos, rocas o raíces que permitan que un gran róbalo se encuentre a la espera de su presa.
12. Lanzamientos en el flujo de agua de salida al mar de un estero, canal o boca de río.
13. Lanzamientos y profundización del señuelo en zonas verticales en muelles, puentes, estructuras o rocas.
SEGUNDA FASE (Tecnica de trabajo del señuelo).- La costumbre emboscar su alimento hace necesariamente que la técnica a ser utilizada haga que los señuelos se muevan rasantes a la zona de máxima probabilidad de pesca en las corrientes y zonas de protección del róbalo; esto incluye que un róbalo realice una espectacular cacería del señuelo en la superficie del agua o en las aguas muertas de un pozo; que existen múltiples probabilidades de captura con esta especie en diferentes estratos de agua dado su poderoso campo visual y sensitivo que logra detectar con mayor eficiencia el artificial. Las aguas movidas o semi - turbias permiten al pescador un mayor nivel de engaño frente a este elusivo pez.
El pescador de caña puede conseguir la profundidad deseada de trabajo con un artificial, esto depende por supuesto del tipo de artificial y en mucha ocasiones de la velocidad de trabajo del mismo.
El róbalo podrá estar a la espera para emboscar o en la zona de corriente desplazándose continuamente en búsqueda de su alimento, es de estos puntos en donde saldrá en persecución de su presa. Cuando la corriente oceánica es veloz o las aguas son movidas normalmente el pez no tiene mucho tiempo para que su instinto de retracción natural le indique que el señuelo no corresponde al patrón de alimentos identificados por él; esto representa una ventaja para el pescador.
Por el contrario en aguas calmas el señuelo debe ser presentado sorpresivamente buscando minimizar el tiempo de identificación.En ocasiones se puede observar como el pez sale en persecución violenta del señuelo, pero que sorpresa, ni siquiera lo toca, solo lo sigue, observa detenidamente y sigue sobre su trayectoria hasta el punto en donde su cercanía con la orilla no es conveniente para él y vuelve a su lugar de origen.Otro aspecto de relevancia es que el pez se puede mantener al borde del choque de las corrientes, este punto es donde se genera un espacio de aguas con un menor nivel hidrodinámico entonces un señuelo adecuadamente presentado en ese borde genera un buen "pique".
TERCERA FASE ( El Pique ).- El momento explosivo del pique del Róbalo implica la acción contundente del pescador para engancharlo adecuadamente al señuelo.Al sentir el "pique" (tracción del pez sobre el señuelo) el pescador debe iniciar rápidamente el enganche, este aspecto es fundamental, entre más rápido reaccione el pescador mayor probabilidad de enganche tendrá, debe jalar con un movimiento firme pero sin que sea violento, hacia atrás de una a tres veces, debe tomarse en cuenta, entre mayor sea la distancia que exista entre el pescador y el pez, la disipación de la energía es mayor, esta acción genera un impacto de choque del señuelo contra la boca que permite una excelente penetración de los afilados anzuelos.
Inmediatamente la caña debe llevarse a nivel lateral para tratar de evitar en lo posible ayudarle al róbalo a que se suspenda en el aire demasiadas veces, generalmente siempre tenderá a suspenderse, es menester tratar de mantener un control de tensión con el pez para evitar su escape.
Volviendo al tema de la reacción del pescador ante el pique el tiempo de acción reacción del pescador es un factor determinante para lograr la pesca constante. El artificial posee una textura, olor y sabor diferentes al alimento consumido naturalmente, el róbalo que ataca un artificial rápidamente lo succiona y en centésimas de segundo se da cuenta del engaño y escupe el artificial, sin embargo como el señuelo va armado con anzuelos afilados estos tienden a pegarse en alguna parte de la zona bucal del pez pero someramente; si la reacción del pescador es muy tardía a la percepción del pique la probabilidad de que los anzuelos hagan contacto efectivo sobre la boca disminuyen y el pez se escapa por falta de contacto o producto de un desgarre sobre el débil punto de contacto, su pérdida será inminente.La capacidad de reacción se desarrolla en el campo de acción y basados en la optimización de la sensibilidad establecida entre el señuelo, la línea, la caña y nuestra mano. Entre mayor tensión logremos entre la línea que ata al señuelo y nuestra mano la vibración producida por el pique será más perceptible.La mente y la mano deben ser educadas a reaccionar ante el menor estímulo posible en el momento que el señuelo ha sido detenido en su camino.
CUARTA FASE (La Pelea).- Cuando el róbalo se siente retenido puede caracterizarse de la siguiente forma: se mantiene momentáneamente en la corriente, salta tratando de liberarse del señuelo, puede inclusive nadar a favor del pescador en su conmoción para inmediatamente realizar una corta carrera que culminará en muchos casos con varios saltos espectaculares ante la presencia del pescador de caña.
Más movimientos cortos , continuos con saltos impredecibles, devoluciones sobre la línea, movimientos inesperados cambios de tensión súbitos son la regla de este pez. Siempre manteniéndose en contacto, la línea en tensión sin permitirle ir mas allá de los límites de pelea, siempre hay que mantener total contacto con el pez y aplicarle la combinación de las tensiones ejercidas por la elasticidad de la caña y de la tensión que ha sido ajustada previamente en el carrete, esta sumatoria de tensiones agotan al pez; una buena secuencia para jalar es tensar con la caña y después adelantar la caña hacia abajo recobrando al mismo tiempo la línea, la acción simultánea hace que el pez pierda fuerza con cada desplazamiento realizado.
Cuando la pelea se realiza en una fuerte corriente es conveniente no realizar tensiones excesivas sobre la pieza ya que la debilidad de la boca del pez puede generar un desgarre, perdiéndose el espécimen que tanto a costado capturar.
Cuando la tensión de la cuerda se siente excesivamente fuerte es mejor disminuirla y dejar que el animal se canse en los minutos de pelea. Como organismo viviente que es tiene un límite su resistencia y este es cuando sus músculos han utilizado toda su energía en carreras violentas, desplazamientos laterales y mantenimiento prolongado en la corriente mas una serie de saltos contra la fuerza ejercida en su boca por el pescador, cuando comienza a sentir los efectos de la falta de fuerza, el músculo agota su capacidad de respuesta y el pez se ve obligado a nadar en la dirección del jalón que le imprime el pescador.
QUINTA FASE (La Parte Final).- El róbalo ha sido vencido en su elemento ha aplicado tanta fuerza muscular como lo permite su naturaleza y casi no puede seguir manteniéndose a un ritmo de pelea que le permita mantenerse alejado a distancia del pescador; cuando se visualiza por primera vez hay que ubicar un punto estratégico para sacarlo del agua, cuando se ha logrado acercar lo suficiente a la orilla siempre manteniéndolo en tensión se deberá colocar cercano a la orilla e introducirlo en la red o en su defecto con un gancho especial para peces, puede tomarse del líder y acercarlo también.
Debe tenerse sumo cuidado porque cuando el róbalo se encuentra a corta distancia del pescador tiende a asustarse ante la presencia del ser humano y se a suspende nuevamente en el aire con la finalidad de liberarse, se debe mantener la calma y el control de tensión para llevarlo a la orilla.
Ciertamente pareciera sencillo el aplicar los pasos de la técnica y conseguir el "pique" deseado, pero la realidad es que el róbalo es un pez que presenta altos niveles de dificultad para engañarlo, hemos de recordar que como todo animal tiene un ciclo de alimentación y en algún momento del día se verá compelido a buscar este alimento, es cuando con grata sorpresa tomará agresivamente el señuelo y dará una tremenda demostración de poder ante el pescador de caña.
DISTINTOS CAMPOS
Pesca en la Olas.- El oleaje es producto del movimiento solunar y de los vientos que medran sobre las aguas oceánicas generando ondas de energía que al chocar en aguas someras contra las estructuras del fondo provocan las olas que son vórtices en forma de rizo que se orientan a la playa donde disipan su energía para devolver el flujo de agua en sentido inverso.
Medran múltiples presas en la zona de fondo, aguas intermedias y superficiales tales como: sardinas, lisas, peces pasto, camarones, crustáceos, anélidos y moluscos; cada una de estas presas potenciales se encuentran al alcance de los depredadores después de cada rompiente en donde el predador está presto al ataque.De la misma forma un pescador debe trabajar los artificiales con propiedad en la zona de mayor impacto o probabilidad de pesca.
La pesca en las olas es una de las más productivas para la pesca del róbalo en esto se pueden observar variantes de presentación del artificial en la zona del oleaje:
- Pesca detrás de la rompiente
- Pesca antes de la rompiente
- Pesca dentro de la ola
- Pesca en la zona de pozos en la playa
- Pesca en el vórtice a la salida de un flujo de agua
- Pesca en aguas someras influidas por el oleaje
- Pesca en embarcación detrás del oleaje
Asimismo se presentan variantes de utilización de artificiales dependiendo su tipo específico:
- Trabajo a superficie total
- Trabajo superficial
- Trabajo a media agua
- Trabajo profundidad
- Trabajo fondo total
- Trabajo combinado a niveles diferentes de profundidad
Cada una de estos tipos de trabajo tiene artificiales que le permiten al pescador realizar con propiedad la pesca deseada.
La Pesca en Arrecifes y Rocas.- La zona de rocas y arrecifes son uno de los sitios en donde particularmente los pescadores de róbalos no tienden a ir a buscarlos. Sin embargo esta zona comprende uno de los sitios preferidos de caza de este pez.Especialmente son zonas muy productivas cuando se encuentran relativamente cerca de una zona de boca de río o de boca de estero. Los róbalos patrullarán la zona de rocas vez tras vez en busca de jugosas presas que se encuentran en estas zonas. Revierte especial cuidado el tipo de señuelo que se puede trabajar en esta zona dado que por la cantidad rocas del fondo implica una aplicación particular de los señuelos. Los grandes peces se camuflan muy bien en esta zona y salen en el momento adecuado para cazar las presas.Trabajar la zona de la rompiente en las rocas produce resultados excelentes.
Los señuelos que pueden ser aplicados en estas zonas comprenden aquellos que tengan un efecto de profundidad de menos de 1 m o superficiales totales, esto implica ya sea por la naturaleza del señuelo o por la velocidad de trabajo que se aplica a los mismos.
La zona de rocas y arrecife puede ser prospectada con señuelos ya sea en la modalidad de avance en donde el pescador utiliza su señuelo recorriendo la zona o en la modalidad estática del pescador en donde el pescador realiza la pesca de forma continua en una zona que promete posibilidades de pesca.Es importante recalcar que si existen demasiados obstáculos lo ideal es utilizar señuelos de superficie total lo que permitirá un adecuado trabajo de la zona de pesca o un señuelo adaptado para que no se atasque en las rocas.
Si las aguas son someras (poco profundas) la utilización de los señuelos (pupas) de trabajo a poca profundidad son los más recomendables.Si las aguas cerca de la orilla tienen profundidad allí los señuelos con paleta o los plumeros son los que permitirán la máxima probabilidad de captura.Algunos de los puntos importantes en zonas de rocas y arrecifes son:
- Zona del canal que se produce entre dos rocas
- Zonas en donde se presenten grandes rocas
- Zonas de profundidad en la zona de rocas y arrecifes
- Zonas de rocas y arrecifes en donde se detecte el flujo de corriente.
La zona de rocas es altamente productiva si se le sabe trabajar en el tiempo de media marea, dado que hay agua suficiente y los róbalos se acercan dando la oportunidad al pescador de capturarles
La Pesca en el Manglar.- El manglar sitio ideal para la captura de róbalos.La pesca en la zona de un canal representa otra modalidad muy interesante dado que existirá una distribución zonal de máxima probabilidad de pesca de la especie, normalmente por las condiciones del medio de pesca se requerirá la utilización de una embarcación de tal forma que se pueda realizar la pesca sin mayores contratiempos en la modalidad de troleo con bote en movimiento o lanzamiento a bote parado, particularmente es importante destacar las zonas de máxima probabilidad de pesca:
- Zona de orilla
- Zona de salida de afluentes al canal principal
- Zonas de aguas profundas
- Zona profunda del canal en marea seca
- Zona adyacente a troncos semi - sumergidos en el canal
- Zona adyacente a estructuras en el canal
La zonas de orilla y cercanas a estructuras o troncos puede ser trabajadas a nivel de lanzamiento con caña con señuelos de superficie total, media agua o profundidad según la preferencia del pescador, allí el róbalo acecha a sus presas para emboscarlas y es importante trabajar las diferentes capas de agua para detectar en cual nivel se encontrará el pez en la columna de agua. El pescador de caña deberá presentar el señuelo de tal forma que el mismo pase lo más cercano a la estructura que sea posible ya que de esta forma le permitirá al depredador tener la confianza de ataque necesaria que requiere.
Las zonas profundas albergan inesperados resultados dado que son zonas de confluencia de las presas de los róbalos, en esta zona se debe explotar el uso de señuelos de profundidad que permitan acercarse a la zona de fondo tratando de engañar a los peces que se encuentran al acecho de presas desprevenidas. En estos sitios se pueden realizar diversas técnicas de pesca ya sea con movimiento continuo o con pausa.
Las zonas de salida de afluentes al canal son explotables dado que los róbalos siempre se mantienen patrullando esta zona dado que la corriente al salir al canal le trae innumerables bocadillos; es en esta zona donde se pueden explotar diversos estilos de pesca ya sea en la modalidad de lanzamiento con caña a ambos lados de la salida del afluente al canal o en la modalidad de pesca embarcada pasando el señuelo en esta salida del afluyente.Los róbalos mantienen una posición ajustada a la zona del borde del banco de arena adyacente a la salida del afluente dado que esto les permite un mejor camuflaje ante la inminente emboscada.
La zona profunda del canal en la marea seca tiene la ventaja de que al escurrirse las aguas se concentran hermosos róbalos que no pueden esconderse entre las raíces del manglar, en otras palabras se encuentran concentrados lo cual confiere amplias posibilidades para el pescador de caña.Se puede explotar la pesca de lanzamiento con caña a las zonas de orilla del canal. La máxima probabilidad ocurre en la modalidad de pesca embarcada con curricanes con paleta o sin ella que prospecten con su movimiento continuo la zona del fondo del canal, allí ante el desplazamiento realizado los piques serán constantes si las condiciones así lo permiten. La prospección de la zona cercana a la orilla especialmente a partir de que se da la marea baja genera la condición de que los róbalos tengan que salir de sus refugios de las raíces del mangle y es cuando la posibilidad de capturarles se maximiza.Los señuelos deben ajustarse al nivel de profundidad de cada zona de manglares dado que las profundidades difieren desde un metro a varios metros de profundidad, es allí cuando la escogencia adecuada del tipo de artificial provocará muchas picadas de róbalos hambrientos.
Pesca en Zonas Profundas.- Existe una modalidad de pesca a nivel vertical para zonas profundas en donde pueden ser utilizados los señuelos para la pesca del Róbalo. Estas condiciones se dan en lugares tales como plataformas, puentes, muelles zonas de rocas con profundidad así como pesca desde embarcación en la zona del arrecife; en estas condiciones la pesca se puede realizar a nivel vertical en la modalidad de “jigging” la cual implica trabajar los señuelos desde el fondo y en una secuencia de sube y baja.
Los señuelos más recomendados son las cucharas oscilantes y los plumeros con cola plástica los cuales dan excelentes resultados.Al realizar el movimiento de sube y baja además se destaca un movimiento de oscilación de la caña que le da más naturalidad al engaño presentado ante los róbalos.Esta técnica es muy utilizada para pesca nocturna en especialmente con iluminación en donde los róbalos se congregan a cazar las diferentes presas que les ofrecen las zonas de estructuras.
Troleo detras de las olas.- En esta técnica se utilizan señuelos con labio para adquirir profundidad en la columna de agua y que puedan ser utilizados en la modalidad de troleo (pesca embarcada), dada su función de movimiento ante el arrastre se moverán en la zona en donde los grandes róbalos se encuentran atraiéndolos. Está técnica requiere de la gran capacidad del capitán de la embarcación dado que es una zona de alto riesgo dadas las condiciones de oleaje. La zona es altamente productiva siendo muy recomendados la utilización de los señuelos Rapala Magnum Floating de labio plástico y los Magnum Sinking de labio metálico. La pesca de troleo maximiza las probabilidades de la captura de los grandes especímenes de Róbalo conocidos en idioma inglés como Goliath Snooks. El color blanco con rojo es de gran preferencia para la pesca de los Róbalos en esta modalidad.
La velocidad recomendada es entre los 2 y 3 nudos, básicamente al mínimo del motor y a una distancia de colocación de los señuelos en el agua entre 12 a 15 metros.
PESCA CON CARNADA.- La pesca con carnada ya sea viva o muerta revierte especial importancia en la pesca del róbalo, preferiblemente el uso de anzuelo circular es recomendado dado que este anzuelo se posiciona muy bien en la boca del pez y permite una pronta liberación del mismo.
El Equipo y Cebo.- El spinning y baitcasting son las técnicas más usadas, las cañas ligeras para agua salada en bocanas y canales resultan en buena acción. Las cañas para oleaje pueden ser buenas en ocasiones, cuando el robalo se encuentra cerca a la playa, a una distancia corta de lanzamientos. El equipo adecuado son cañas de grafito de 7 pies de acción media con carretes que manejen línea de 8 a 12 libras (monofilamento) y con líder de unas 18 pulgadas de 30 libras.
Se pueden usar señuelos como poppers, cucharas, plásticos y de superficie. Los robalos chicos (hasta 5 kg.) pican bien en carnada viva, camarón, jaiba y sardina. La carnada muerta de tamaño mediana (15 cms) puesta en el fondo toma robalos grandes, lo mejor es la cabeza de lisa y tiras de otros peces. Dentro de los señuelos efectivos se encuentran: jigs amarillos, Zara Spooks, MirrOLures y Bomber Long A minnows.
Carrete que permita disponer de por lo menos unas 200 a 250 m. de hilo de 12 kg de monofilamento de nylon; este hilo permite realizar lanzamientos a distancia.Para la pesca del Róbalo la utilización de líder de monofilamento de nylon es indispensable ya que se debe proteger la línea principal del efecto abrasivo de la boca y agallas del pez. Se recomienda un líder de 50 libras de tensión. El nudo Allbright es el más recomendado para la unión de la línea al líder.Siempre es recomendable la utilización de sedal nuevo para la pesca del róbalo ya que esto evita que ante la presencia de un gran pez en la pelea se den eventos negativos de ruptura del sedal.El equipo de pesca debe ser de primera calidad para que su funcionamiento sea óptimo.









0 comentarios: