VAMOS A PESCAR PARDILLA

La pardilla o boga de boca arqueada (Iberochondrostoma lemmingii) es una especie de pez teleósteo de la familia de los ciprínidos endémica de la península ibérica.Se trata de una especie de talla media que no suele sobrepasar los 15 cm de longitud total. Posee escamas más pequeñas que la bermejuela (Achondrostoma arcasii). La apertura bucal es subterminal. Las aletas dorsal y anal presentan 7 radios ramificados. Tiene entre 52 y 66 escamas en la línea lateral. . La coloración es oscura y en ocasiones presentan pequeñas machas negras repartidas por todo el cuerpo.

COMO RECONOCERLO.- Ciprinido de pequeño tamaño, entre 7 y 15 cm, de aspecto similar a la bermejuela.Generalmente son de color pardo verdoso u ocre y vientre blanquecino tirando amarillento.Puede presentar manchas oscuras de distinto tamaño y forma a lo largo del cuerpo.Durante el celo, en los machos las manchas se intensifican y la base de las aletas pectorales se tiñe de color ocre anaranjado.El número de escamas en la línea lateral oscila entre 52-66. La boca es subterminal.El numero de radios ramificados en las aletas anal y dorsal es de 7.La reproducción tiene lugar entre abril y mayo, aunque en ríos con fuerte estiaje se puede adelantar, de modo que los alevines consiguen colonizar todo el curso antes de que este pierda la continuidad.
QUE COMEN.- Se alimentan preferentemente de algas y detritus y en menor medida de larvas de dípteros y cladóceros.Larvas acuáticas, crustáceos, gusanos, insectos, desechos vegetales... son su dieta cotidiana.
DONDE VIVE.- Vive en tramos medios y bajos de los ríos con escasa corriente y abundante vegetación acuática.Muy bien adaptado al estiaje, sobrevive en los ríos y arroyos que en verano prácticamente se secan. Especie endémica de la península Ibérica.Se distribuye por la cuenca baja del Duero y las cuencas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.
INDICACIONES PARA LA PESCA.- Para quienes conocen a esta especie, la pesca de la Pardilla es una de las más deportivas de cuantas existen; tanto es así que es utilizada por muchos como “escuela” para iniciarse en este deporte.Los métodos de pesca de la Pardilla varían en función del tipo de agua en el que vayamos a realizar la actividad.
PESCA EN AGUAS ESTANCAS
Es la pesca más sencilla, no precisa de un gran aprendizaje ni de grandes aptitudes; se basa sencillamente en ser capaz de percibir el momento de la picada y saber sujetar al pez para que no se nos escape. Es por tanto, un juego de atención y buenos reflejos.
Efectivamente, más que cualquier otra especie, la Pardilla muerde con una suavidad extrema, lo que conlleva la necesidad de afinar al máximo el poder de percepción e influye igualmente en la elección del equipo correcto para esta pesca.
Si hay algo importante en la selección de este equipo es que sea lo suficientemente fino y ligero como para que nos señale cualquier vibración aún con un mínimo esfuerzo. Tenga en cuenta que la mínima resistencia aportada por el equipo supondrá un obstáculo para la picadura del pez, al tiempo que nos impedirá distinguir correctamente cuándo se producen estas picaduras.
Así la línea ideal para la pesca de la Pardilla en aguas estancas es la de nylon sumamente fino, de 15 a 16 mm. Esta línea llevará consigo un flotador de cinco a seis centímetros, lastrada con perdigones de tal forma que se hunda en el agua hasta que la parte superior del flotador aflore a la superficie.
En cuanto al anzuelo, su tamaño variará en función del cebo que utilicemos:
*Gusano terrestre, lombriz o trigo: 12/13.
*Pasta: 13/14.
*Lombriz: 14/15/16. Debemos tener en cuenta que la picada de la Pardilla es muy singular: dos o tres golpes secos, después de los cuales el flotador parece inmovilizarse bajo el agua. ¡Ese es el momento justo para tirar de la caña!.
PESCA EN CORRIENTES
Esta pesca resulta sin duda más complicada que la anterior, una complicación que nace del hecho de que a la hora de manejar la línea deberemos ser conscientes de que el agua no corre de la misma manera por toda su profundidad.
Por ello lo primero que debe hacer el pescador a la hora de desarrollar la pesca es analizar convenientemente lo que está sucediendo en la superficie del agua, lo que sin duda nos servirá para hacernos una idea de lo que pasa en el fondo.
Es necesario retener la línea de tal manera que avance a una velocidad menor que la que ganaría abandonada a la corriente. Para ello precisaremos de una caña lo más ligera posible y que no resulte demasiado tiesa. Usaremos nylon fino y un flotador lo más pequeño posible lastrado de tal manera que tenga tendencia a hundirse.
Tenga en cuenta que la pesca en corrientes requiere siempre de un buen cebado. Además y en cuento a la lanzado deberá tener en cuenta que nunca es recomendable lanzar la línea hacia lo alto, puesto que resulta inútil. Decántese por lanzados rectos y hacia delante, perpendicular hacia la orilla, tratando de sostener el flotador hasta que consideremos que el cebo ha llegado al fondo, lo que comprobaremos aflojando levemente el sedal, lo que hará que el flotador se hunda bajo la acción de lastre si éste toca fondo.
Consejos Útiles.- Debemos tener en cuenta que la Pardilla se encuentra a diferentes alturas dentro del agua, según la hora del día en la que nos encontremos. Cuando no logremos encontrarla siempre conviene que busquemos en el fondo. 
En caso de que realicemos la pesca en corrientes, buscaremos aquellas en las que ésta no sea muy rápida y preferiblemente sobre un fondo regular.

2 comentarios:

Anónimo

8 de febrero de 2013, 3:27
Permalink this comment

1

dijo...

Me gustaria saber sitios concretos que a fia de hoy esten picando pardillas y no alburnos.gracias





Anónimo

8 de febrero de 2013, 3:43
Permalink this comment

1

dijo...

Soy el anonimo del comentario anterior lo de anonimo es porque. no se muy bien como funciona esto.bueno mi correo es luismiguelsanchez57@hotmail.com .o publicar la rrspuesta aqui me da igual.soy de merida y busco pardillas cerca de aqui gracias