VAMOS A PESCAR LAPAS (Llámpares en Asturiano)

  Las llamparas, llampares o lapas, muy abundantes en todo el litoral rocoso asturiano son los mas conocidos miembros de la familia PATELIDOS. Carentes todos ellos de operculo y con una concha conica surcada de estrias, constituyen uno de los grupos mejor adaptados a la vida en la zona de mareas.
Solidamente fijadas a la roca, las llamparas soportan la marea con la concha ligeramente levantada: cuando se intenta separarlas de la roca, se aferran mas fuertemente a la misma ayudadas por la forma de su pie, el cual crea una depresion en el centro actuando asi como una ventosa.Cuando una lapa se fija por primrra vez a un lugar en la roca ya no la abandonara nunca. Durante la marea alta deja su residencia para iniciar lentos desplazamientos en el transcurso de los cuales se alimenta con ayuda de su radula. Como las llamparas vuelven a su lugar de residencia es aun hoy un misterio.
Tres son las especies de llamparas asturianas. La mayor es la llampara comun,Patella Vulgata, de concha gris-verdosa en su interior.Patella Intermedia posee unos radios marginales claros en la concha y sus tentaculos blancos contrastas con el pie oscuro.Finalmente se encuentra la llampara blanca, Patella Aspera, que es menos abundante: el interior de su concha es blanco; habita en zonas bajas de marea.Las lapas han sido objeto de consumo en nuestra region, donde se comen incluso crudas, desde los tiempos prehistoricos, tal como atestiguan los restos fosiles encontrados en el yacimiento de La Riera (Llanes), perteneciente al periodo conocido como Asturiense y que data de hace 8.000 o 9.000 años, o los mas antiguos de la cueva de "Tito Bustillo".
PATELLA VULGATA.- Concha grande, de paredes fuertes y suave rugosidad exterior. Esta concha es un claro ejemplo de la práctica del marisqueo llevada a cabo durante el Paleolítico. El gran tamaño de estas lapas hizo que P. H. Fischer, el primer estudioso de las conchas de la cueva de Altamira, las denominase Patella vulgata Linné var. Sautuolai. Por ello, con frecuencia, se las encuentra citadas con el nombre de "sautolae", en clara referencia al descubridor de la cueva de Altamira, en cuyo yacimiento aparecieron con gran abundancia.
Concha cónica, sin abertura apical, con costillas radiales; el ápice en la parte anterior del animal. Generalmente la concha tiene epifitos, ya sean algas o bálanos, y encaja perfectamente en el sustrato.Para diferenciar las especies es necesario examinar los tentáculos y el interior de la concha, para lo que es necesario despegar el animal de la roca.Hasta 6 cm de longitud con el ápice de la concha romo en ejemplares expuestos al oleaje.Exterior azul verdoso, grisáceo, con el interior blanco amarillento, y con una cicatriz parda.Pie naranja, más comúnmente verdoso, amarillo o gris, con tentáculos grises.Habita sobre rocas en la parte mediolitoral y supralitoral, donde se alimenta de algas verdes, rojas y juveniles de Fucus, sobre cuyas poblaciones ejerce gran presión.Su distribución desde Noruega al Mediterráneo. 
Resumen.-Gasterópodo prosobranquio de concha cónica de base muy ancha que hace pensar en un sombrero chino. El ápice, sin agujerear, está generalmente más cerca del extremo anterior de la concha, de manera que la inclinación anterior es un poco más corta y acentuada. Llega a medir hasta 6 cm. La superficie exterior es rugosa, surcada radialmente por costillas bien definidas entre las que se aprecian otras más débiles. Las líneas de crecimiento son concéntricas y nítidas. Interiormente se distingue la impresión muscular en forma de herradura abierta anteriormente. 
El color de la concha es gris tirando a amarilla con manchas pardas; por dentro brillante, con ligeras irisaciones y transparentándose el dibujo externo en los márgenes.
Durante los períodos de marea baja tienden a pegarse a las rocas para protegerse de la desecación y de los depredadores terrestres. La entrada y salida del agua para la respiración, lo mismo que la expulsión de los excrementos, tiene lugar entre el margen del manto y el cuerpo, pues no tienen el agujero del ápice que se encuentra en otras especies del mismo Orden.
Patella ulyssiponensis.- PATELLIDAE 20-50 (hasta 100) mm. Del sur de Noruega a las islas Atlánticas. Mediterráneo.
Acmaea testudinalis.- ACMAEIDAE 15-20 (hasta 30) mm. Desde Escandinavia e Islandia hasta Escocia.

Acmaea virginea.- ACMAEIDAE 4-10 mm. Del norte de Escandinavia hasta Cabo Verde. Mediterráneo.
Patella caerulea .- PATELLIDAE 20-66 mm. (Lapa azul) Mediterráneo.
Patella candei.- PATELLIDAE 30-60 (hasta 85) mm. Canarias, Azores, Madeira
Nombre Vulgar: Lapa Majorera.- molusco gasterópodo de la familia Patellidae (grupo constituido por 4 especies en Canarias). Su concha es grande (hasta 80 mm de longitud) y alta (más 35 mm), de aspecto sólido y cónico. El vértice de su concha es romo y se encuentra ligeramente desplazado del centro hacia la parte posterior. Las costillas radiales, que pueden ser observadas en los individuos juveniles, se van perdiendo con el crecimiento. La concha suele ser de un color blancuzco o grisáceo, en ocasiones con tonalidades amarillentas. En el borde interior suele ser observable una banda amarillenta o anaranjada, y el pie musculoso del individuo es de color gris oscuro.esta especie es considerada un endemismo macaronésico de los archipiélagos de Salvajes , donde es muy abundante, y de Canarias, donde sólo en Fuerteventura mantiene algunas poblaciones, aunque no muy numerosas en determinadas localidades de su litoral. Existen indicios de que en Tenerife todavía puede ser observada de forma muy ocasional, y no existe certidumbre sobre su presencia en Lanzarote. Antiguamente esta especie se distribuía por todas las islas del archipiélago canario y, probablemente, también en Madeira y Azores.Habita en la franja más alta de la zona de mareas o intermareal (mesolitoral superior) de las costas rocosas, especialmente en áreas no sometidas a fuertes oleajes. Suele ser observada sobre la banda de sacabocados o clacas (Chthamalus stellatus). En Canarias, su posición en la zona de mareas se solapa con la de otras dos especies de lapas. Por debajo se encuentra Patella tenuis crenata (Lapa de pie negro), y por encima Patella piperata (Lapa curvina o lapa de sol).
Patella ferruginea.- PATELLIDAE 40-75 (hasta 103) mm(Lapa manchada) Mediterráneo sudoccidental
Patella intermedia.- PATELLIDAE 20-45 (hasta 60) mmDesde Inglaterra a Gibraltar. Málaga.La Patella intermedia que presenta las características descritas en la Patella depressa, con tentáculos paleales muy pigmentados de blanco
Concha cónica, sin abertura apical, con costillas radiales; el ápice en la parte anterior del animal. Generalmente la concha tiene epifitos, ya sean algas o bálanos, y encaja perfectamente en el sustrato.Para diferenciar la especie es necesario examinar los tentáculos y el interior de la concha, para lo que es necesario despegar el animal de la roca.Más pequeña que la P. vulgata, de 3 a 4 cm de longitud con costillas mas finas. Borde de la concha irregular, color de la zona interior con una cicatriz naranja o crema, y tanto dentro como fuera con radios oscuros sobre fondo amarillento.Pie de verde oscuro a gris, y tentáculos opacos, blanquecinos.Habita sobre rocas en la parte mediolitoral y supralitoral, donde se alimenta de algas verdes, rojas y juveniles de Fucus, sobre cuyas poblaciones ejerce gran presión.Su distribución desde las islas Británicas a Portugal.
Patella nigra.- PATELLIDAE 45-120 mmDesde Marruecos y Argelia hasta Angola
Patella piperata.- PATELLIDAE 25-44 mmDesde Madeira y Canarias hasta el Senegal
Patella rustica.- PATELLIDAE 18-32 (hasta 50) mmDesde el Golfo de Vizcaya hasta Mauritania. Mediterráneo.Es una especie de tendencia meridional, abundante en el Mediterráneo y su límite norte es Cap Bretón, en el sur de Francia. En zonas más frías como Galicia o Asturias, esta especie aparece en zonas protegidas. Su concha posee una serie de puntos negros alineados sobre las crestas, forma cónica y coloración interior con gruesos radios negros que alcanzan un corto trecho y con el centro claro. El aspecto de la concha resulta inconfundible en los especímenes jóvenes, pero en los adultos se pierde el carácter principal de los puntos negros al erosionarse la superficie externa de la concha. En este caso un carácter válido es la coloración blanquecina del pié, que guarda durante algún tiempo el relieve de las rugosidades del sustrato donde se asentaba el ejemplar . Esta especia habita en el nivel mediolitoral superior y en los lugares expuestos donde vive alcanza la zona supralitoral.
Patina pellucida.- PATELLIDAE 8-18 (hasta 30) mm (Lapa listada) Del norte de Noruega e Islandia hasta Portugal. Malta
Calyptraea chinensis.- CREPIDULIDAE 15 mm (Sombrerillo chino).De Gran Bretaña a Zaire. Mediterráneo
Capulus ungaricus.- CAPULIDAE 15-60 mm (Caperuza, gorro frigio).Del norte de Noruega e Islandia hasta África Occidental. Mediterráneo
Carinaria mediterranea.- CARINARIDAE 20-40 mm. El animal es un predador que nada en mar abierto a gran profundidad y mide hasta 10 cm (no cabe en la concha, claro).Del norte de Gran Bretaña hacia el sur (cosmopolita). Mediterráneo
Siphonaria pectinata.- SIPHONARIIDAE 15-35 mm. El único Pulmonado que encontraréis en estas páginas (la Subclase Pulmonados es a la que pertenecen los caracoles de tierra...) Mediterráneo y Atlántico adyacente
Umbraculum mediterraneum.- UMBRACULIDAE hasta 76 mm. El animal puede medir hasta 19 cm; pertenece a la Subclase Opistobranquios, la mayoría de los cuales carecen de concha.(Caracol chino).
Mediterráneo y Atlántico adyacente
Patella depressa.- Se distribuye desde Inglaterra (Norte de Wales) hasta Senegal, vive desde el nivel mediolitoral superior hasta el infralitoral. Su concha, muy variable, presenta normalmente un canal en la región posterior y numerosas crestas distribuidas por toda la concha. La coloración interna varía del blanco al negro, siendo la más característica la de franjas negras y borde oscuro con el centro de color naranja, a veces muy vistoso. El color del pie es oliváceo- marrón
Se localiza sobre rocas costeras batidas por las olas. Pueden estar mucho tiempo emergidas. Es menos frecuente que la Patella. Su hábitat es similar.   Concha ovalada y comprimida, con un agujero en su parte superior y canaladuras transversales que parten desde el agujero superior. Coloración parduzca y amoratada. Interior nacarado brillante.   Se desplazan lentamente sobre las rocas  en la línea de marea. Buscan pequeñas algas para arrancar con la rádula. Forman grupos junto a Patella.   En todo el litoral con rocas superficiales. De 9 a 25 mm   25 mm.De 0 a -1 m de profundidad

LA RECETA.- Lapas a la Sidra - Ingredientes
1 Kgr. de lapas medianas
1 diente de ajo
1 cebolla
1 guindilla
1 vaso de sidra natural
harina
aceite de oliva
sal
Preparación.- En una cazuela plana proporcional a las cantidades, sofreimos la cebolla finamente picada y el diente de ajo cortado en finas láminas a fuego medio. Cuando empiecen a pocharse, añadimos una cucharada de harina, la guindilla, una pizca de sal y el vaso de sidra, removiendo todo con ayuda de una cuchara de palo.Cuando las lapas se hayan despegado de sus cáscaras, dejamos cocer todo durante un par de minutos, con cuidado de no pasarnos porque quedarían demasiado duras.

Llámpares a la asturiana.- Ingredientes - 1 Kg. de llámpares (lapas); ½ chorizo; 50 gr. de jamón; ½ cebollas; 1 tomate; 2 dientes de ajo; 1 vaso de sidra natural; Pimentón picante; Aceite de oliva; Sal, al gusto
Preparación.- Las llámpares es como se conocen a la lapas en Asturias, con esta receta podrás elaborarla con todo el sabor astur, para lo cual usaremos sidra natural para elaborar la salsa que acompaña a nuestras llámpares.Las llámpares se ponen en remojo en agua con sal durante una hora u hora y media.En una cazuela, se rehoga la cebolla y el ajo, muy picado todo; seguidamente, se añade el tomate limpio y partido en trozos, perejil picado y un par de cucharaditas de pimentón. Se revuelve bien fuera del fuego para que no queme el pimentón y se le añade el vaso de sidra; se le da unos hervores a todo junto y se pasa la salsa por el pasapurés, añadiendo a continuación el chorizo y el jamón cortado en trozos Pequeños.Se retiran las llámpares del agua de remojo; se lavan en varias aguas y se añaden a la cazuela; se rectifica de sal, se tapa la cazuela y se deja hacer todo hasta que se suelten las llámpares de sus conchas (no conviene que las llámpares cuezan demasiado, pues tienden a endurecer bastante).
Servir las llámpares, adornando con unas ramitas de perejil o perejil picado. 

0 comentarios: