VAMOS A PESCAR BALLENAS 4ª Parte

Las Orcas son los miembros de mayor tamaño de la familia de los Delfínidos, dentro del suborden de los Odontocetos (ballenas provistas de dientes), que a su vez forma parte del orden de los Cetáceos. Está clasificada con el nombre científico de Orcinus orca.

Se encuentra en los océanos de todo el mundo, de las regiones árticas frías a los mares tropicales cálidos. Es un animal sumamente versátil, siendo un depredador mortal que se alimenta de peces, tortugas, aves, focas, tiburones e incluso de otros cetáceos juveniles o pequeños. Es por este motivo que se encuentra en la cima de la cadena alimenticia marina, atacando incluso a ballenas, particularmente grises y azules. Son de gran tamaño. Son negras con manchas blancas.
COMO RECONOCERLA.- El miembro de mayor tamaño de la familia de los delfines y, posiblemente, el cetáceo que posee una distribución mundial más amplia. Las orcas habitan en todos los océanos, tanto en alta mar, como cerca de la costa; sin embargo, estos animales son más comunes en las aguas frías de ambos hemisferios (son las que tienen mayor posibilidad de alimentación), que en las aguas tropicales. Las orcas poseen una piel de color negro o castaño oscuro, con llamativas manchas blancas que van desde la mandíbula inferior hasta el vientre y por encima del ojo, y con una mancha de color blanco grisáceo justo debajo y detrás de la aleta dorsal.
Estos cetáceos sólo presentan dimorfismo sexual en lo referente al tamaño, pues los machos adultos pueden alcanzar una longitud corporal de 9,8 m mientras que las hembras llegan a medir 8,5 m. Todas las orcas poseen una aleta dorsal grande, situada en posición media a lo largo del lomo, pero sólo en el macho adulto la aleta continúa creciendo hasta que llega a tener la forma de una vela triangular de hasta 1,8 m de altura. Las aletas pectorales también son grandes y de forma ovalada y son diferentes a las de cualquier otro cetáceo del suborden de los Odontocetos.
El dimorfismo sexual existente en las orcas podría hacer alusión a una sociedad reproductora de tipo polígamo, con un macho como líder del grupo que se aparea con varias hembras. Sin embargo, los grupos de orcas que han sido estudiados tienden a ser muy estables durante toda su vida. Por consiguiente, es probable que el apareamiento no ocurra entre los miembros de un mismo grupo, sino entre los de distintos grupos, a fin de mantener al mínimo el cruzamiento entre individuos emparentados. Las orcas emplean un sistema de ecolocación que consiste en la emisión de sonidos a modo de golpecitos secos de alta frecuencia desde sus cabezas, que rebotan en sus presas o en otros objetos, y cuyos ecos permiten a estos cetáceos "ver" gracias al sonido. Se comunican entre sí mediante la emisión de una serie rápida de golpes secos que suenan a modo de chillidos.
Aletas : Una orca usa sus redondeadas aletas pectorales en forma de remos para guiarse y, con la ayuda de la aleta caudal, para detenerse. Las aletas pectorales contienen los principales huesos que se encuentran en las extremidades delanteras de los mamíferos terrestres pero están modificados y son más cortos.
La aleta dorsal de la espalda de una orca no contiene huesos. Consiste de denso tejido conectivo fibroso. La aleta dorsal de una orca macho es alta y triangular y puede alcanzar a medir 1.8 m (6 pies). En las hembras la aleta es más pequeña, midiendo solamente de 0.9 a 1.2 m (de 3 a 4 pies) y puede estar curvada hacia atrás un poco. Las aletas dorsales de algunas ballenas son de forma irregular, las cuales pueden desviarse hacia el lado izquierdo o el derecho.
QUE COME.- La alimentación de las orcas consiste en pescado, calamares, aves marinas (incluso pingüinos), pinnípedos y otros cetáceos; además, hay quien las ha visto cazando a una ballena azul, la mayor especie animal que existe. En la mayoría de las zonas de su distribución, las orcas se especializan en capturar a determinadas presas; por ejemplo, en las aguas del océano Pacífico situadas al noroeste de los Estados Unidos y Canadá, las poblaciones de orcas residentes se alimentan de salmón y de otros peces propios de la zona costera, mientras que las poblaciones transeúntes se alimentan de focas comunes y de marsopas. Las orcas pueden ser solitarias o pueden llegar a formar grupos de hasta 50 individuos. Estos animales tienden a cooperar en la caza, en especial cuando se alimentan de animales de sangre caliente como pingüinos, pinnípedos y cetáceos.
En distintos lugares del hemisferio sur, las orcas llegan a salir a la orilla unos instantes para capturar a las focas o a los leones marinos que se encuentran en la zona donde rompen las olas. Las orcas residentes en un lugar determinado pueden ocupar un área de cientos de kilómetros cuadrados, mientras que las transeúntes cruzan una zona rápidamente, y llegan a recorrer más de 1.000 km de la línea costera en cuestión de días.
Cuando van a la caza de mamíferos marinos, los cuales tienen un oído muy agudo bajo el agua, las orcas pueden mantenerse en silencio durante horas. Las orcas constituyen un animal mitológico para muchos pueblos indígenas, sobre todo para los nativos de la costa pacífica del noroeste de América. No han sido cazadas en exceso por el ser humano, aunque eran capturadas por algunos balleneros que operaban cerca de la costa. Algunos pescadores de bajura consideran a las orcas como competidores en el aprovechamiento de los recursos pesqueros. Estos cetáceos han sido capturados en aguas del Pacífico noroeste y de Islandia para exhibirlos como atracción en los acuarios.
Las orcas son los depredadores tope en la cadena alimenticia oceánica. Su dieta varía de una región a otra pero puede consistir de peces, calamares, focas, lobos marinos, aves acuáticas, otras ballenas, y a veces pingüinos y nutrias marinas. A menudo se compara a las orcas a una manada de leones o a un rebaño de lobos porque, al igual que estos animales, la manada caza cooperativamente. Ellas trabajan en conjunto pare encerrar y reunir la presa en un área pequeña antes de atacar. A veces estos poderosos depredadores se deslizan sobre barras de arena o bancos de hielo flotante pare perseguir a su presa. También se ha sabido que hasta emergen por debajo de los bancos flotantes de hielo pare tumbar a su presa al agua.
DONDE VIVEN.- Las orcas viven en grupos que se llaman manadas. Una manada puede tener menos de 5 o hasta 30 individuos: una mezcla de machos, hembras y ballenatos de varias edades. A veces algunas manadas pequeñas se juntan para formar grupos más grandes de 50 ballenas o más.
Una jerarquía social, o "la ley del más fuerte" existe dentro de cada manada. El miembro más dominante de la manada es una hembra adulta. Las ballenas establecen dominio de una manada y adquieren rangos mediante coletazos contra el agua, dándose cabezazos, tirando dentelladas y haciendo otros movimientos.
Investigadores han estudiado la dinámica en las manadas de las orcas. Pueden identificar unas ballenas de otras tomándoles fotos de sus aletas dorsales y notando las diferencias de la forma, tamaño relativo cicatrices y deformidades. La silla de montar atrás de la aleta dorsal es otra característica que ayuda a identificarlas.
En el Golfo de Alaska unos biólogos marinos observaron como un grupo de orcas se estaba dando un festín con un ballenato y estaban bloqueando la migración de un grupo de ballenas grises. La falsa creencia de que las orcas no se comen a otras ballenas parece ser falsa. Durante 102 días (en 4 años), los biólogos observaron siete ataques de orcas a ballenas grises durante su migración, incluyendo tres muertes. Las orcas cazan a las ballenas grises jóvenes en grupos de tres o cuatro, bien coordinadas, mordiendo a su presa en múltiples lugares para que se desangre y nadando encima de su orificio nasal para ahogarla.
 En varias ocasiones las madres de los ballenatos arremetieron con ferocidad contra las orcas en defensa de sus retoños, abortando con éxito la cacería. Estos biólogos han publicado un estudio sobre el efecto de la depredación de las orcas sobre otros cetáceos en peligro de extinción. Según ellos, las orcas cambiaron de dieta debido a la presión de los balleneros que esquilmaron sus presas, pasando de cazar a otras ballenas a cazar a leones marinos y otros mamíferos que el cambio climático ha puesto a su alcance. Gracias a las políticas de protección de los cetáceos, las orcas están volviendo a disfrutar de sus presas de siempre.
video
Y un vídeo con un poco de humor para terminar el articulo de la Orca

0 comentarios: